Ficha de información básica



Descargar 1 Mb.
Página12/17
Fecha de conversión11.12.2018
Tamaño1 Mb.
Vistas74
Descargas0
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17
Catálogo: newsite -> images
images -> Resumen para las 20 hojas
images -> Sexualidad y prevención: un desafortunado acoplamiento escolar
images -> Indice Temático
images -> Radiografía del País uruguay
newsite -> Señor Alberto Elias Beltràn Procurador general suplente
images -> Violencia social y violencia de género

Objetivo:


Analizar los estilos de comunicación y su incidencia en los conflictos para construir una propuesta de comunicación que permita la solución pacífica de los mismos.


FUNDAMENTOS
Virginia Satir en su libro Relaciones Humanas en el núcleo familia” plantea que la mayoría de personas utilizamos algunos de estos cuatro estilos de comunicación: APLACAR, CULPAR, SUPERRAZONAR, DISTRAER como alternativo propone una COMUNICACIÓN ABIERTA.

Todo proceso de comunicación contiene cuatro elementos: TU, EL OTRO/S, EL TEMA, CONTEXTO

La comunicación defensiva tiende a eliminar o anular uno o más de estos cuatro elementos.
APLACADOR : Al ser sobre complaciente - se niega el yo , la propia individualidad elimina tu parte.

CULPABILIZADOR: Al criticar, agredir o insultar anulas el componente de la otra persona.

SUPER RAZONABLE Intelectualizando y computando todo eliminas tanto el tú como el yo.

IRRELEVANTE : Silencioso, destructor, eliminas los cuatro elementos.



ELIMINADO ACTITUD EJEMPLO
TU Complaciente Ay” ! perdóneme, por

Sumisa favor. Que bruto soy siempre

Aplacadora hago estas torpezas por la

calle, que pena con Usted.


OTRO Crítica no sea bruto; no puede

Insultante fijarse por donde anda ?

Acusadora Cómo son de descuidados

estos jóvenes.

TU Y OTRO Súper razonable Quiero ofrecerle mis disculpas. Accidentalmente

Tuve contacto con su pierna derecha. No fue mi intención

molestarlo.

TEMA Distrayente cuidado con los reponeros

CONTEXTO Irrelevante en la otra cuadra, de paso , qué hora tiene ?.


  1. Por otra parte, estos modos de comunicación se caracterizan por tener mensajes de doble nivel (una cosa digo verbalmente y otra con paralenguaje).

Cuando existe interacción con otra persona que reacciona también con mensajes de doble nivel, los

resultados suelen ser hirientes y pocos satisfactorios.

Este tipo de mensajes aparecen cuando una persona sostiene los siguientes puntos de vista :


  1. Se subestima y cree que es malo porque se siente así.

  2. Temer herir los sentimientos de los demás.

  3. Se preocupa por las represalias que pueda tomar el otro.

  4. Teme la ruptura de las relaciones.

  5. No desea imponerse.

  6. No da ninguna importancia a la persona o propiamente a la interacción.

Veamos más de cerca algunos modelos universales de respuesta que utiliza la gente, para evitar la amenaza del rechazo.



  1. Aplacar De tal manera que la otra persona no se enoje

Niñez : no seas exigente.

  1. Culpar Para que la otra persona te crea fuerte (si se aleja será por su culpa y no por la tuya).

Niñez : “No dejes que nadie te menosprecie, no seas cobarde”.

  1. Super Razonar Trata de enfrentarse a la amenaza como si fuera inofensiva y establece su propio valor

empleando palabras altisonantes.

Niñez : “No tomes la vida tan en serio. Diviértete. A quién puede importarle ?



  1. Distraer Ignora a amenaza comportándose como si no existiera.


COMUNICACIÓN ABIERTA O FLUIDA
En esta reacción todos los elementos del mensaje van en la misma dirección :

  • La voz dice palabras que concuerdan con la expresión fácil, la posición del cuerpo, y el tono de voz.

  • Las relaciones son fáciles, libres y honestas.

  • Este estilo de comunicación abierta, franca, suaviza rupturas, elimina desacuerdos..

  • La respuesta abierta es franca sea como sea.

Si una persona abierta dice “Me agradas” su voz es cálida y mira de frente. Si sus palabras son : “Estoy enojadísima contigo” su voz es dura y tiene la cara contraída, el mensaje es sencillo y directo.

  • Otro aspecto es que representa la verdad de la persona en ese determinado momento.

  • Hay una integración, Fluidez, inspira confianza, se sabe cual es la situación con ella y se siente uno bien en su presencia.

A estas alturas te habrás dado cuenta que ésta no es una especie de receta mágica, sino que la respuesta abierta en realidad significa una forma de contestar a personas reales, en situaciones reales, que te permita estar de acuerdo porque así lo sientes, y no porque así lo crees que debe ser, estar en desacuerdo porque así es, y no porque vaya a perder el respeto de los demás, utilizar tu celebro libremente pero no a costa del resto de tus reacciones ; lo que logra la respuesta franca es hacer posible que vivas como una persona íntegra, real, en contacto con tu cabeza, corazón, sentimientos y todo el cuerpo.
Hace falta valor, coraje, nuevas convicciones y habilidades para convertirse en una persona que sepa responder francamente.
PROCESO METODOLÓGICO

I parte

Juego de roles: Divididos en grupos de a 4, el facilitador le entrega a cada miembro del grupo las características de un estilo diferente de comunicación ( que aparecen en el cuadro que está en la parte inferior) Enunciará situaciones de conflicto relacionadas con la vida conyugal o la vida del grupo, pedirá a cada persona que asuma el papel de contendor comunicándose con el estilo que le correspondió, ante el pequeño grupo en el cual en lo posible se nombrará un observador. Luego les pide que intercambien papeles, da un nuevo ejemplo de conflicto y se sigue este proceso hasta que todos hayan podido vivenciar los 4 estilos. El facilitador insistirá en que cada uno tome conciencia de qué experimenta cuando se comunica con cada estilo o cuando lo escucha.
El facilitador hace una plenaria después de cada ejemplo para pedir a un voluntario que exprese su respuesta, al finalizar los 4 casos, invitará a compartir acerca de qué se siente con cada estilo y qué ocasiona.

Luego invitará a una reflexión personal: ¿Cómo se sintió asumiendo cada papel? ¿Con cuál se identifica?



1.CONCILIADOR

Habla siempre en tono aplacador tratando de agradar para que el otro no se enoje. Busca aprobación, disculpándose sin disentir jamás. Habla como si no pudiera hacer nada por si mismo. El debe gratitud a todo el mundo y es responsable de lo que resulte mal. Habla en forma aduladora, sufrida y servil. Dice si a todo sin importar lo que siente o lo que piensa.



2.ACUSADOR

En todo encuentra fallas es dictador, un amo, actúa como un ser superior. Es gritón, tiránico, insulta o censura todo. Esta más interesado en darse importancia en enfrentarse a la realidad busca el otro le crea fuerte y el tenga miedo.






3.SUPER RAZONADOR

Es exageradamente correcto y razonable, no manifiesta ningún sentimiento no reacciona. Es calmado, frío, imperturbable y distante. Utiliza palabras abstractas y rebuscadas aunque no esté muy seguro de su significado; en vez de escuchar está preocupado en elegir las palabras adecuadas para responder. Supone que no puede equivocarse jamás. Podría compararse con un diccionario o una computadora.




4.IMPERTINENTE

Lo que dice o hace jamás corresponde a la ocasión. Sus palabras siempre son irrelevantes, ignora las preguntas de los demás y responde con otra sobre un tema diferente. Con su comportamiento evade el conflicto. No asume sus opiniones, la expresa como si fuera de otros. Da la sensación de ser confuso, inseguro, de girar sin rumbo fijo.





II parte : El facilitador invita a c ada grupo a construir una nueva propuesta de comunicación que permita la solución de los problemas en forma pacífica. Cada grupo deberá hacer un dibujo que lo represente, le dará un nombre y hará una descripción de las características. Lo aplicarán a los 4 casos antes dramatizados.
El facilitador en la plenaria recogerá los aportes de los grupos e integrará los elementos que cada uno de ellos presente complementándolos con la visión propuesta en los fundamentos como comunicación abierta o fluida.

.


TALLER 18
VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

Objetivo:


Reconocer las diferentes manifestaciones de violencia que se dan al interior de la familia.


FUNDAMENTOS
Factores desencadenantes de situaciones de maltrato
Factores de tipo social:


  • Una cultura que acepta el maltrato como una forma de educar. Cuando desde las creencias populares hemos acuñado refranes como “ la letra con sangre entra o “ quien bien te quiere te hará llorar” entablamos un tipo de relación con los demás en donde el maltrato se vive como educativo en ejercicio del propio bien del otro.




  • Aceptación de la supremacía del hombre y su poder. La cultura patriarcal plantea como expectativa de relación entre hombre y mujeres el que estas deben ser complacientes y estar supeditadas al hombre.




  • Aceptación de las diferencias por género en demostrar afecto. En concordancia con lo anterior los hombres son fuertes, enérgicos, no muestran sus sentimientos y las mujeres son sensibles, afectuosas y tiernas.




  • Aislamiento social.: el vivir incondiciones de marginalidad y no tener acceso ni a la educación, ni a otros servicios básicos plantea un estilo de vida que no permite a las familias vislumbrar formas diferentes de relación.




  • Stress crónico: Cuando la necesidad de sobrevivir o mantener un cierto nivel de vida consume todas las energía de la familia se crea una situación de stress permanente que fácilmente hace que la resolución de cualquier situación se convierta en un evento de violencia.


Proceso METODOLÓGICO:
manifestaciones de la violencia en la vida familiar:
El facilitador comenta a los participantes que cada ser humano, desde el momento en que existe, tiene una serie de derechos. Cualquier acción tendiente a impedir el ejercicio de estos derechos constituye un ACTO VIOLENTO. Luego pide a los participantes que comenten manifestaciones de violencia que se dan en la familia. A continuación encontrará algunos ejemplos:


  • Cuando negamos a los hijos la oportunidad de participar en las decisiones que afectan su vida.

  • Cuando no pagamos lo justo a quienes trabajan para nosotros.

  • Cuando nos dejamos envolver por la presión del medio y ante la más mínima agresión nuestra respuesta es violenta.

  • Cuando hacemos prevalecer la fuerza y el poder sobre la razón.

  • Cuando recurrimos a la mentira para esconder nuestros errores.

  • Cuando manifestamos la inconformidad y desacuerdo a los hechos violentos y a la vez concluimos que no podemos hacer nada.

  • Cuando reaccionamos con agresividad y nos exaltamos fácilmente ante situaciones cotidianas que podrían ser manejadas con serenidad, creando un ambiente tenso.

  • Cuando usamos un lenguaje violento para corregir a los hijos diciéndoles "bruto, torpe".

  • Cuando se grita o golpea a los hijos creyendo que sólo entienden así.

  • Cuando estamos pendientes de las fallas de los hijos y no de sus cualidades.

  • Cuando transigimos con la violencia de los niños y no establecemos freno lo bastante firme a sus acciones hostiles, como ser crueles con los animales, agredir a los padres, destruir la propiedad ajena, robar cosas en las tiendas.

  • Cuando se desconfía del otro con base en suposiciones y chismes.

  • Cuando el padre o la madre despilfarra el dinero sin que nadie le pueda pedir cuentas porque él es el jefe de la familia y se le otorga un poder absoluto.

  • Cuando se les prohíbe que vean a sus amigos.

  • Cuando tenemos preferencia por uno de nuestros hijos y le exigimos a unos más que a otros o pasamos desapercibidos en uno comportamientos que en otro reprochamos, o celebramos y aplaudimos los éxitos de uno, en tanto que ignoramos los del otro.

  • Cuando ante una falta real que merece una represión severa, preferimos hacernos los ciegos y sordos para evitar un mal rato.

  • Cuando intervenimos en la intimidad de los hijos y les negamos la posibilidad de crear su propio mundo afectivo.

  • Cuando se recurre a la fuerza para elegir sus amistades, espiamos sus cosas personales, los interrogamos sobre sus actividades sin que antes se haya propiciado una relación de confianza.

  • Cuando los hijos observan conductas similares en sus padres. Ven que su papá espía a su mamá, que no admite que ella tenga opiniones diferentes a las de él, o por el contrario percibe que su mamá está siempre descalificando las actividades, relaciones e ideas de su esposo.

  • Cuando las ideas de los hijos son violentamente aplastadas y sus opiniones son juzgadas como torpes y fuera de lugar.

  • Cuando como padres esperamos que sea el profesional que imaginamos desde antes que naciera. Este suele ser uno de los más fuertes actos de violencia contra una persona, pues equivale a negarle el derecho a vivir su vida.



ALTERNATIVAS METODOLÓGICAS

  • Divida a los participantes en cuatro grupos, a cada uno entréguele una parte del cuadro “ las cuatro D del maltrato emocional ” que aparece adelante:

- Desprecio.

- Desapego.

- Dominación

- Dependencia.


Pídale a cada grupo que comenten cómo se manifiestan estas actitudes, las causas, las consecuencias para las relaciones familiares. El facilitador orienta la plenaria procurando que los grupos presenten sus conclusiones a manera de coplas, noticieros, letanías, avisos clasificados, telegrama, etc.

Finalizando esta parte el orientador sistematiza los resultados en una síntesis sustentándola con sus aportes.


Las cuatro “d” del maltrato emocional


DESPRECIO

“siempre”, “ nunca”

  • Lo critican con ira, con frustración.

  • Desahogan su ira o frustración con el hijo,

porque alguien tiene que pagar los

“platos rotos”



  • No valoran sus logros.

  • Son padres perfeccionistas que alimentan

esperanzas irracionales con los hijos.

percibido por él como deficiente y como

fracaso por parte de los padres.



DESAPEGO



  • Ignorar al niño

  • No acariciarlo

  • No mostrar interés por su desarrollo.

  • Ser indiferentes.

  • No dedicarle tiempo.

  • No compartir sus actividades.

  • No lo escuchan

  • No res respetan sus valores.

DOMINACIÓN

  • Los padres amenazan constantemente al niño.

  • Lo chantajean continuamente.

  • Inhiben su curiosidad natural.

Convencen al niño de que es despreciable,

perverso o cobarde.



  • Acaban con su autoestima, le hacen sentir

culpable.

DEPENDENCIA

  • Inhiben su autonomía: “por sí solo no puede” ..

  • “NO” es la regla de oro para educarlo.

  • Proyectan sus propios temores sobre el

niño.

  • No confían en él.

  • No le dan autonomía, ni libertad pero le

exigen gran responsabilidad.


Compartir con tus amigos:
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos