Ficha de información básica



Descargar 1 Mb.
Página10/17
Fecha de conversión11.12.2018
Tamaño1 Mb.
Vistas72
Descargas0
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   17
Catálogo: newsite -> images
images -> Resumen para las 20 hojas
images -> Sexualidad y prevención: un desafortunado acoplamiento escolar
images -> Indice Temático
images -> Radiografía del País uruguay
images -> Violencia social y violencia de género

Objetivo:


Desarrollar habilidades de negociación ,con el fin de facilitar la resolución pacífica de conflictos



TALLER 15
SENTIDO DE LAS CRISIS Y FALSAS SALIDAS A LOS CONFLICTOS


Objetivo:


Analizar las diferentes actitudes que se asumen ante el conflicto para comprender su incidencia en la relación y en la solución del mismo.


FUNDAMENTOS Toda crisis nos ofrece una oportunidad para volver a nacer, para renovar nuestra concepción de nosotros mismos como individuos, para elegir la clase de cambio que debe ayudarnos a crecer y para realizarnos a nosotros mismos de manera más completa. Estas posibilidades, que existen en toda crisis, hallan su expresión más perfecta en la lengua china. El carácter escrito que en chino significa crisis, está compuesto de dos símbolos iguales, uno de los cuales significa peligro y otra oportunidad. Todos sabemos que la crisis entraña un peligro, por cuanto nos enfrenta a situaciones radicalmente diferentes de las ordinarias par nosotros, pero con demasiada frecuencia olvidamos que la crisis entraña también una oportunidad de cambio y de crecimiento o desarrollo personal. De la inseguridad, la angustia y el dolor que experimentamos frente al peligro y a lo desconocido, podemos salir con vitalidad y coraje renovados. Podemos renacer con nuevas fuerzas.
Para atravesar una crisis y salir de ella con un vigor personal acrecentado y una sensación de renovación, sin embargo, debemos ante todo aprovechar la crisis en beneficio propio. Cuando concentramos nuestra atención sobre todo en el peligro inherente a la crisis, en lugar de atender a sus posibilidades para el crecimiento, hacemos más difícil la superación de esa misma crisis, y el miedo y la desesperación nos impide aprovechar la oportunidad de desarrollo implícita en ella. La crisis nos sitúa en una posición desde la cual no podemos retroceder a nuestro estado anterior. La crisis no tiene marcha atrás, con ella nuestro mundo ha sufrido una modificación irrevocable.
Llegados a este punto crítico solo nos queda una opción: para poder capear la crisis no tenemos más remedio que cambiar. Viene a ser algo así como verse arrojado a un río sin saber nadar: no queda más remedio que aprender a nadar. Y el pánico en una situación como ésta, constituye, la peor de las reacciones posibles. Si hemos llegado a un punto desde el cual es imposible volverse atrás, no tenemos más remedio que seguir adelante. Avanzar hacia aquello que no nos es familiar, hacia la nueva posición, todavía desconocida, que deberemos adoptar, es ya dar un paso en dirección del crecimiento, del desarrollo.
La fuerza que nos empuja hacia esta nueva dirección, es justamente la oportunidad que nos depara la crisis: la oportunidad para un cambio y un crecimiento renovadores. La crisis constituye una parte inevitable del ser humano, pero cada crisis que enfrentamos y que resolvemos nos hace más fuertes y nos prepara mejor para resolver en el futuro otras crisis inevitables.
Muchos ante una crisis dicen que han fracasado y por tanto llegan a la conclusión de que es inútil intentar algo más. Se han convencido que una crisis demuestra su incapacidad par triunfar. Hacen de una crisis una causa de inacción, cuando debería ser justamente una causa de acción, una motivación para cambiar y crecer y no para sumirse en el miedo y el sentimiento de fracaso paralizante. Toda crisis entraña un riesgo, si nos negamos a aceptarla, no sólo perdemos lo que teníamos antes sino también el futuro. La crisis es un tiempo de prueba pero también un tiempo de renovación. Al responder al desafío de una crisis nos mostramos a la altura de la vida, y, aún más, a la altura de nosotros mismos y de nuestras mejores posibilidades.
Solución creativa de los conflictos.
El orden y el consenso no son el punto de partida, sino un logro. La armonía es el resultado de adaptaciones (no siempre fáciles) que suponen comprender, ceder, tolerar y perdonar. No se trata de eliminar los conflictos sino de aprender a vivir con ellos y de aumentar la capacidad de afrontarlos y manejarlos en tal forma que ayuden a madurar las relaciones. los conflictos son algo potencialmente creativo.

Todo depende de que los miembros de la familia aprendan a sacar partido de esas situaciones y hagan de las “espinas” que se clavan en la relación un punto de crecimiento en lugar de convertirlas en punto de ruptura.


Las rupturas familiares son el resultado de la incapacidad o de la falta de voluntad para buscar y poner por obra otras soluciones mejores.

Todo conflicto familiar tiende a resolver mal o bien, ya que ningún conflicto tiene duración infinita. Termina en uno de estos patrones de resolución, de acuerdo con los procesos que se empleen. Los tres primeros deterioran la relación o hasta pueden destruirla. El cuarto es el único favorable al mantenimiento y crecimiento de la relación. .


Patrones de resolución de conflictos (salidas falsas)


  1. La ley del aguante: Es también la ley del avestruz, que esconde la cabeza en la arena y creo que como no ve ya pasó el peligro, es “hacerse el de la vista gorda frente al problema, soportar con resignación, no reclamar sino más bien evadir hablar del asunto y de este modo, poco a poco se van acumulando los problemas y se hacen cada vez más difíciles de resolver.




  1. Jalisco nunca pierde Una de las partes resulta vencedora y la otra perdedora. Es el resultado de un proceso denominado “autoritario”. La situación no se genera por el triunfo de la razón sino del poder, que a veces puede echar mano aún de la intimidación para lograr sus propósitos.




  1. La ley del escape: Es el resultado del proceso denominado “Estratégico”.

Las partes resuelven silenciar aquellos aspectos de la relación los cuales no quieren hacer esfuerzos para conciliar los puntos de vista contradictorios, porque eso exigiría revisar posiciones, ceder, reconocer la razón que asiste al otro. Prefieren no volver a hablar del asunto, como si el silencio resolviera o atenuara los desacuerdos o contribuyera a sanar las heridas causadas. Este patrón de comportamiento es enormemente dañino para las parejas y para las familias: la relación se restringe, se empobrece, y se crean, “zonas de silencio” verdaderos campos minados, que alimentan nuevos conflictos que van a resolverse de idéntica manera. Se genera algo de paz entre los contendores, pero es una paz a un precio muy elevado. De todos modos una paz precaria, poco duradera. En la medida que este proceso se repite como hábito y se amplía a nuevos campos, los miembros de la familia se van sintiendo cada vez más extraños entre sí y las relaciones familiares se vuelven cada vez más difíciles. Otra forma de escape es creer que la solución no está en nosotros sino en algo externo y a veces mágico, por eso se acude a yerbateros, brujos, velas, aguas de esto o aquello, novenas, en fin, la lista sería interminable y en cada región los métodos son diferentes.



  1. Piedra va y piedra viene : Los dos se enfrentan procurando mutuamente lastimarse, cada uno sabe “ cual es talón de Aquiles” del otro. “ yo no me dejo….yo tampoco. Parece que hubiese empezado una pelea, y habrá round cada vez que se encuentren y muchas personas continúan coexistiendo bajo un mismo techo. en otros casos este proceso termina en disolución. Las partes comprometidas en el conflicto, al dejarse arrastrar por la corriente en direcciones opuestas, rompen la relación en forma temporal o definitivamente, tratando al otro como extraño, negándose toda comunicación o alejándose del hogar familiar.


Proceso METODOLÓGICO:
a. Lectura de motivación PARÁBOLA LAS GUITARRAS
Los miembros de un grupo musical estaban próximos a una gran presentación y decidieron mandar afinar sus guitarras. Se contactó con varios afinadores por medio de las páginas amarillas y se confió la tarea al más barato. Este llegó a los pocos minutos y puso enseguida manos a la obra.

Sosteniendo bien la guitarra, comenzó a tirar de las cuerdas y a tensarlas.

“¡Uy! ¡Ay! ¡Oh!”, Chilló la víctima infortunada.

Las otras guitarras lo oyeron, vieron lo que estaba ocurriendo y quedaron todas aterradas. Una de ellas susurró a sus amigas:

“Miradle. Es un sádico. Parece que disfruta haciendo sufrir a la gente”

Todas las guitarras comenzaron a temblar de miedo; pero el afinador no se dio por enterado y continuó su trabajo implacable, sin que pareciera importarle nada.

Entretanto, en el último rincón, semioculta detrás de un cojín, Adela, una de las guitarras más pequeñas, estaba muerta de miedo e intentaba deliberadamente no moverse:

“Te lo ruego Señor, no permitas que me encuentre. Sálvame de este torturador y haré cuanto me pidas”.

La oración de Adela parece que fue escuchada. El afinador no reparó en ella, que permanecía inmóvil detrás del cojín:

“Gracias, Señor, por librarme”, dijo con voz entrecortada la pequeña guitarra, agradecida.

Por la tarde llegaron los músicos, listos para su próxima intervención. Apenas comenzaron a probarlas se quedaron encantados:

“¡Son fantásticas ahora! No creía que pudieran emitir un sonido tan bueno”. Por supuesto, las guitarras se sintieron muy alabadas y orgullosas de si mismas.

Entonces uno de los guitarristas descubrió a Adela, que asomaba por encima del cojín. Apenas pulsaron sus cuerdas todos gruñeron. Luego se echaron a reír.

“¡Qué graznido! Esta si que es una basura de guitarra. Creo que prescindiremos de ella por esta noche al menos”. Cogieron todas las otras guitarras y bajaron. La pobre Adela se quedó sola. Se sentía ofendida y comenzó a gritar: “Nadie me quiere. Soy inútil”


b. Aprendiendo de la experiencia
a. Reflexión personal

Se entrega a cada participante el siguiente cuestionario:

Recuerde algún momento de su vida en que tuvo que atravesar un conflicto grave.

¿Qué pensaba? ¿Qué sentía? ¿Cómo actuaba?

* ¿Hoy, para qué cree que le sirvió esa experiencia? ¿Qué aprendió?

* ¿Qué recursos personales le permitieron superar esa crisis?¿Qué descubrió? ¿Que aprendió de usted misma?

* ¿Qué actitudes le permitieron superar ese conflicto?

* ¿Qué apoyos externos tuvo en aquel momento que le permitieron salir de la crisis?


Plenaria El facilitador recoge los aportes de los participantes y hace ver el sentido de los conflictos en la vida personal y de pareja y la necesidad de asumir algunas actitudes y de buscar algunos apoyos externos para superarlo.


c. Juego de roles Después de haber explicado en forma general las tres salidas falsas al conflicto el facilitador pide a los participantes que conformen grupos de máximo 5 personas, asigna a cada uno de los grupos un estilo de solución de conflictos, da un tema e invita a que cada grupo lo dramatice de acuerdo con el estilo que le correspondió.

Algunos ejemplos de conflicto.

Él no es cumplido para pagar el arriendo

Ella va todos los días a la casa de los papás.

Es muy frío, no tiene detalles con ella

Los domingos en la tarde se va con los amigos a jugar.


Análisis

Después de haber representado en varias ocasiones cada estilo, el facilitador invita a los participantes a una lluvia de ideas teniendo como base las siguientes preguntas:

¿Qué le pasa al conflicto en cada uno de los casos?

¿Qué le ocurre a las personas que los actúan?

¿Qué sucede a la relación?

¿Al hacer un balance de estos tres estilos, qué aprendemos?



¿Qué actitudes deberíamos evitar al buscar una solución a un conflicto?
Reflexión personal: Se invita a cada persona a identificar el estilo de manejo de los conflictos , a expresar claramente cómo le afecta y a definir qué actitudes se compromete a cambiar para mejorar la comunicación en los momentos de crisis.
d. yo actúo como un ...
Se forman pequeños grupos y se les entrega un juego de las tarjetas anexas donde aparecen unos animales y su estilo de manejar los conflictos, se les pide que lo observen, lo lean y lo comenten, simultáneamente se invita a los participantes a ir analizando con cual o cuales se identifican. Al finalizar el análisis grupal cada mujer deberá comentar aquellas con las que se identificó, las compañeras le ayudarán a encontrar alternativas para asumir actitudes más positivas.
TALLER 16
PAUTAS DE NEGOCIACIÓN Y RESOLUCIÓN PACÍFICA DE LOS CONFLICTOS


Compartir con tus amigos:
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos