Estrategias para leer más y mejor



Descargar 52.26 Kb.
Fecha de conversión14.11.2018
Tamaño52.26 Kb.
Vistas81
Descargas0


II CONGRESO INTERNACIONAL MASTER DE EDUCACION

EDITORIAL MASTER LIBROS


Educando en tiempos de cambio”


Mesa Redonda 5: Lecto escritura y aprendizaje interactivo




Título de la participación : Lectura y escritura herramientas para la vida.

Autora : Gloria Lena Vílchez Zamalloa
Resumen

A partir de la experiencia de la autora, se desarrolla el valor de la lectura y escritura como herramientas que contribuyen a mejorar la relación con otros: comunicarse, expresarse, entretener, informar, investigar, hacer algo... Desde esta perspectiva, niñas y niños desarrollan competencias para: hablar, opinar, describir, leer - comprender y producir textos; es decir, desarrollan competencias comunicativas para la vida.


La autora esgrime estos argumentos desde el enfoque constructivista, comunicativo y textual trae una serie de beneficios a docentes y alumnos que gracias a este enfoque logran alcanzar óptimos niveles en comprensión de lectura y producción de textos.
Introducción

Hace algunos años en el Proyecto ”Tránsito a la Primaria”1 aplicamos un cuestionario con la intención de indagar sobre las expectativas, necesidades e intereses de la colectividad, formulamos algunas preguntas claves como ¿Qué esperan de la escuela primaria?, ¿Cuáles son los aprendizajes fundamentales que deben lograr niñas y niños en este nivel?, entre otras; las respuestas que emitieron la mayoría de los encuestados (padres de familia, directores, maestros y personas de la comunidad) coincidieron en señalar que: “la escuela primaria debe enseñar a leer, escribir y aplicar las cuatro operaciones en la vida diaria”, “que los aprendizajes fundamentales en este nivel eran la comprensión de lectura, la escritura y redacción clara y el manejo de las cuatro operaciones”... El año pasado en el Proyecto “Escuela Organización que aprende”2 volvimos a formular preguntas similares y las respuestas también fueron semejantes; la exigencia a la escuela primaria sigue siendo la misma y los docentes sabemos eso; por otra parte, los resultados de evaluaciones nacionales e internacionales señalan que los estudiantes de primaria y secundaria presentan serias dificultades en comprensión lectora y producción de textos, no alcanzan los niveles esperados, por todo esto, creo que es oportuno cuestionarnos y reflexionar ¿Por qué sigue existiendo un abismo entre propósitos y resultados?; ¿por qué los maestros no logramos un buen nivel de lectura y escritura en nuestros niños y niñas?; ¿por qué buscamos causas fuera de la escuela y no revisamos nuestras prácticas? ¿en qué estamos fallando?...


Las causas posiblemente son múltiples y algunas no las podemos resolver los maestros, sin embargo, puedo asegurar sin temor a equivocarme que a pesar de los cambios curriculares impulsados por el Ministerio de Educación desde 1994, la mayoría de los docentes continúa utilizando enfoques y métodos tradicionales o “mixtos” (tradicional disfrazado) para la enseñanza aprendizaje de la lectura y escritura, además un gran número de ellos desconocen los avances logrados por la psicolingüística y la pedagogía en materia de lectura y escritura.
Está probado que, las prácticas tradicionales en la enseñanza de lectura y escritura, que inciden en el uso de métodos silábicos y en la automatización de habilidades de decodificación y lectura oral producen una lectura lenta, monótona, titubeante, retardando la comprensión hasta en cuatro años.
Sin embargo, esto no significa que desconozca los esfuerzos que despliegan muchos maestros y maestras que intentan innovar sus prácticas de aula y manifiestan deseos genuinos de cambio y algunos han conseguido verdaderas transformaciones de las mismas, pero, la mayoría todavía hace algún intento por cambiar y pronto cede a las presiones y críticas de los padres de familia y a las exigencias de los directivos y debido a sus propias inseguridades vuelve a sus prácticas tradicionales, pues estas no exigen mayor esfuerzo y satisface aún a muchos padres y directores poco informados y con resistencia a aceptar cambios.
Lograr cambios profundos en cuanto a las metodologías utilizadas para la enseñanza aprendizaje de la lectura y escritura, posiblemente, demore algunos años más, por esto, creo que, eventos como el II CONGRESO INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN MASTER LIBROS, EDITORES “Educando en tiempos de cambio” cobra especial importancia, ya que contribuyen brindando el soporte teórico metodológico que los maestros y maestras necesitan para sentirse seguros y decidan emprender la transformación de sus prácticas de aula.
En algunos proyectos piloto como es el caso de “Tránsito a la primaria” y el Proyecto “Primaria” se pudo comprobar que con prácticas innovadoras en el aula, niñas y niños logran mejores niveles de comprensión lectora y producción de textos que con las metodologías tradicionales. En este proyecto, a partir de principios y postulados de diversas experiencias e investigaciones nacionales e internacionales creamos un modelo pedagógico propio constructivista comunicativo y textual.
Decimos que este enfoque es constructivista, comunicativo y textual, porque el lector construye los significados del texto a partir de sus experiencias previas y los esquemas y motivaciones personales. Es comunicativo, porque el lenguaje oral y escrito sirven primordialmente para la comunicación y es textual, porque, la unidad lingüística con significado completo es el texto auténtico que se usa en la vida cotidiana.
Este modelo pedagógico permite que en las aulas fluya la comunicación oral y escrita con propósitos y destinatarios reales (con interlocutores verdaderos), en ellas, leer y escribir sirve para comunicar, expresar, entretener, informar, investigar, hacer algo... Así, niñas y niños desarrollan competencias para: hablar, opinar, describir, leer - comprender y producir textos; es decir, desarrollan competencias comunicativas para la vida.

¿QUÉ IMPLICA COMPRENDER LA LECTURA Y ESCRITURA COMO PROCESOS INTERACTIVOS?
En el enfoque constructivista, comunicativo y textual , la lectura se concibe como un proceso psicolingüístico complejo de transacción entre texto y lector, a través del cual, éste construye activamente una representación del significado. Entonces, la compresión del texto, surge como producto de la negociación texto-lector, en un contexto determinado. Esta construcción se origina cuando el lector activa sus conocimientos previos y los contrapone con la información del texto, utilizando para ello un conjunto de estrategias cognitivas y afectivas y autorregulando permanentemente el proceso.
Goodman señala “... al concebir la lectura como un proceso de transacción damos un paso adelante al enfoque interaccionista... En ese proceso el lector construye el sentido del texto a través de distintas transacciones con el material escrito y sus propios conocimientos sufren transformaciones, por lo tanto, en una perspectiva transaccional, tanto el sujeto que conoce como el objeto a conocer se transforman durante el proceso de conocimiento.”3 Esta teoría surgió como consecuencia de los avances de las investigaciones de la psicolingüística y de la psicología cognoscitiva, dicho autor reconoce haber ampliado la perspectiva de Rosenblatt (1996), quien se inspiró a su vez en la concepción de Dewey acerca de que "el sujeto que conoce y el objeto a conocer cambian durante el conocimiento"

Asumir esta concepción de lectura implica:


  • Aceptar que el significado del texto no existe de antemano, éste empieza a existir durante la transacción. El significado está en el lector y en el escritor, no en el texto.

  • Aceptar el papel activo que cumple el lector que utiliza un conjunto de estrategias cognitivas y afectivas para comprender.

  • Aceptar que la comprensión se produce por la conjunción dinámica de tres factores: texto, lector y situación comunicativa.

  • Aceptar que la alfabetización es una habilidad básica, que se va desarrollando progresivamente en la interacción con la diversidad textual. Cuestiona la idea de que aprender a interpretar y a producir lenguaje escrito es un asunto concluido al lograr la decodificación. Por el contrario, la diversidad de textos, propósitos, destinatarios, situación comunicativa inherente; plantean nuevos desafíos y exigen continuar aprendiendo a leer y escribir, durante toda la vida.

¿CUÁLES SON LAS NUEVAS PERSPECTIVAS EN LA INVESTIGACIÓN METODOLÓGICA DE LOS PROCESOS DE LECTURA Y ESCRITURAR?

Para los docentes que se animen a innovar sus prácticas de enseñanza aprendizaje en lectura y escritura trabajándolas de manera seria como investigación acción, se abre un mundo de posibilidades de crecimiento profesional y satisfacción personal, puesto que, este nuevo modelo exige la formación permanente del docente, que lo llevará a mejorar sus capacidades de lector y productor de textos; así como, de renovar sus prácticas de aula, favoreciendo con ello el aprendizaje efectivo de sus alumnos y alumnas.

Por otra parte, para los docentes de escuelas estatales, el Programa de Emergencia Educativa brinda la oportunidad de mejorar sus prácticas con asistencia del MED y los Órganos Intermedios quienes contarán en breve con una Propuesta Pedagógica con este enfoque, que ofrece un conjunto de estrategias metodológicas para desarrollar las tres capacidades fundamentales: Comunicación oral, comprensión lectora y producción de textos.

¿CUÁLES SON LOS APORTES DEL MODELO CONSTRUCTIVISTA?

Considero que el mayor aporte de este enfoque es propiciar el desarrollo de estrategias cognitivas para construir el significado del texto; comprender este proceso exige a los maestros y maestras mirar la lectura como “objeto” de conocimiento, abordando cada tipo de texto de distinta manera, según el propósito que se tenga y utilizando las estrategias cognitivas que mejor se ajusten a sus características, así como, al tema tratado. No es lo mismo leer una novela o un cuento, que un texto informativo de carácter científico.

Este modelo exige a los docentes la planificación de situaciones auténticas de comunicación para que leer y escribir no sigan siendo actividades artificiales y descontextualizadas, la didáctica permite recrear situaciones de la vida dentro y fuera del aula, para dar sentido a estos aprendizajes.

Por otra parte, es necesario planificar el aprendizaje de las estrategias que permiten la comprensión, seleccionándolas según la tipología textual, no solo en Comunicación Integral, si no también en las otras áreas curriculares.



Estrategias cognitivas que propician comprensión:


  • Establecer un propósito antes de leer:

El lector antes de leer, necesita reflexionar sobre la intención que lo mueve, está probado que, la construcción del significado es más eficaz, cuando está dirigida por un objetivo preciso que la guía. Estos pueden ser: entretener, obtener información, profundizar un tema, estudiar, comunicar entre otros.

  • Activar los conocimientos previos en relación al tipo de texto, contenido y situación comunicativa en la que se lee el texto.

  • Detectar la estructura del texto: Externa e interna; en los textos expositivos, informativos y argumentativos se habla de patrón del texto y en los narrativos de estructura narrativa.

  • Aplicar estrategias de muestreo, que permiten al lector seleccionar la información relevante, útil y necesaria, de tal manera que el aparato perceptivo del lector no se recargue.

  • Hacer predicciones permite al lector anticipar el contenido del texto.

  • Hacer inferencias resulta imprescindible para comprender y /o interpretar información no explícita, que se deduce del contenido del texto así como de las experiencias previas del lector. Para algunos estudiosos las inferencias constituyen el núcleo mismo de la comprensión, porque permiten procesar no sólo la información impresa en el papel, si no también, aquello que el lector conoce acerca de algo.

  • Identificar ideas principales en la información del texto discriminando las ideas esenciales, que resumen el contenido del texto.

  • Determinar ideas secundarias y detalles que completan o mejoran la explicación de alguna idea principal.

  • Usar organizadores gráficos facilita el análisis de la estructura del texto, la comprensión y retención de lo leído, porque estos contribuyen a ordenar y jerarquizar las ideas principales y secundarias y establecer relaciones entre ellas.

  • Imaginar el contenido del párrafo leído, permite formar imágenes del contenido.

  • Activar procesos de autocontrol permite, monitorear y controlar el proceso comprensivo, detectar errores de interpretación y hacer los reajustes necesarios.



¿QUÉ ROL CUMPLEN EL TEXTO, EL CONTEXTO Y EL LECTOR EN ESTE ENFOQUE?
El Texto, con sus características y estructura influye en la comprensión de su contenido y motivación de su lectura. El texto cuya estructura es clara y precisa facilita la predicción y comprensión. Por otra parte, la organización adecuada de los contenidos brinda claves lingüísticas (vocabulario y estructura interna) y no lingüísticas (dibujos, fotografías, tipos y tamaños de letras, márgenes, títulos o subtítulos etc.) que permiten al lector centrar el interés en lo relevante y desechar la información trivial o redundante, facilitando con ello la comprensión.
El Lector, enfrenta al texto con sus conocimientos, experiencias, habilidades lingüísticas, esquemas, estrategias cognitivas y afectivas, asumiendo una determinada postura, con el propósito de desentrañar el significado de sus mensajes.

  • Papel de los conocimientos y experiencias: Cuando el lector activa su bagaje de conocimientos y experiencias, es capaz de realizar inferencias, dirigir el análisis e interpretación de la realidad, comprender el mundo y organizar los recuerdos que susciten la lectura.

  • Postura del lector: El lector frente a un texto asume distintas posturas, no es lo mismo leer un texto informativo de ciencias, que un cuento o un poema; siempre hay una postura predominante, aunque en ocasiones se alternen estas; las posturas claramente diferenciadas son dos: la eferente y la estética.

  • Cuando se lee un texto informativo la postura es eferente (del latín efferre, conducir fuera) en este tipo de texto la atención está centrada predominantemente en la información que se extrae y retiene luego de la lectura.

  • En cambio, al leer un cuento o un poema la postura es estética, en este tipo de texto, el lector se dispone a disfrutar, saborear cada palabra, escena o situación activando sus emociones, sentimientos e imaginación.


Situación Comunicativa: La lectura como acto eminentemente comunicativo debe darse en un contexto determinado, con destinatarios auténticos y propósitos precisos. Una receta es leída en el aula para ser preparada, una carta para enterarse y responder, un cuento para compartir y disfrutar, etc.

La diferencia entre prácticas tradicionales de lectura y escritura con el modelo actual estriba en el enfoque comunicativo y contextualizado de este último.



¿ES POSIBLE APLICARLO A LA REALIDAD PERUANA? ¿QUÉ EXPERIENCIAS SE HAN OBTENIDO EN NUESTRO MEDIO?
A finales del año 92, tuve la oportunidad de diseñar y poner en marcha el proyecto “Tránsito a la Primaria”, conjuntamente con Teresa Arellano (matemáticas), bajo la dirección de Francisco Basili, Oficial de Educación de UNICEF, en este proyecto piloto, decidimos dar énfasis a Lenguaje, Matemáticas y a la formación personal de niños y niñas. Así, a lo largo de cuatro años de trabajo con maestras y maestros voluntarios de Chorrillos construimos una propuesta pedagógica seleccionando las estrategias metodológicas que en las aulas resultaron útiles y pertinentes en relación al enfoque constructivista, comunicativo y textual, el 96 la propuesta fue sistematizada a través de la Guía Metodológica de Comunicación Integral, la misma que fue distribuida a todas las escuelas estatales del país, hasta por cuatro años consecutivos.
Los resultados logrados en este proyecto de investigación - acción y otros desarrollados en zonas rurales por el MED / UNICEF impulsaron los cambios curriculares de Articulación Inicial – Primaria y después de toda la Primaria. Los Programas Curriculares vigentes de Comunicación Integral mantienen este enfoque.
Años después, se continuaron desarrollando experiencias de investigación en distintos contextos, siempre con este enfoque, logrando resultados satisfactorios en comprensión lectora y producción de textos, como el Proyecto “Primaria”, “Abriendo puertas”, “Escuela Organización que Aprende”, entre otros.
Como se ha podido apreciar la puesta en marcha del enfoque constructivista, comunicativo y textual trae una serie de beneficios a docentes y alumnos que gracias a este enfoque logran alcanzar óptimos niveles en comprensión de lectura y producción de textos.

Referencias Bibliográficas:
Agüera, Isabel (1992) Estrategias para una lectura reflexiva, Ed. Narcea, Madrid - España.

Cassany Daniel (1998) Describir el escribir” Ed. Paidos comunicación. España.

Castillo Frida, Luna María y Vílchez Gloria (1° edición 1996, 2° 1997, 3° 1999 Y 4° 2000) Area Comunicación Integral 1° y 2° grados Guía para docentes - Ministerio de Educación.

Ferreiro, E. - Gómez, M. (1988) Nuevas perspectivas sobre los procesos de lectura y escritura. México: Siglo XXI.

Goldin D, Castorina J. A y Torres R.M (1989) Cultura escrita y educación – Conversaciones con Emilia Ferreiro. Ed. Fondo de Cultura Económica. México.

Goodman, Keeneth (1989) El Lenguaje Integral: Un camino fácil para el desarrollo del Lenguaje. Ed. Venezolana.

Goodman, Kenneth. (1996) La lectura, la escritura y los textos escritos: una perspectiva transaccional sociopsicolingüística. En Revista Textos en contexto II. Buenos Aires: Lectura y Vida.

Inostroza de Celis, Gloria (1997) Aprender a formar niños lectores y escritores. UNESCO, Editorial Dolmen Educación, Chile.

Jolibert, J. - Gloton, R. (1999) El poder de leer: técnicas, procedimientos y orientaciones para la enseñanza y aprendizaje de la lectura. Barcelona: Gedisa.

.Jolibert, Josette, (1995) Formar niños lectores de textos. Ed. Universitaria, Chile.



Jolibert, Josette, Irene Cabrera, Gloria Inostroza, Ximena Riveros (1996) Transformar la formación docente inicial. E. Aula XXI, UNESCO, Santillana. Chile.

León, José A. La vertiente interactiva y sus implicaciones educativas, en Prensa y Educación. Un enfoque cognitivo.

Lerner, Delia. ( 2001) Leer y escribir en la escuela. lo real, lo posible y lo necesario. méxico: fondo de cultura económica.

Lerner, Delia. ( 2001) La autonomía del lector. Un análisis didáctico. En Revista Lectura y Vida, Año 23, 3.

Perriconi Graciela y Galán María del Carmen, (1995) Cómo formar chicos lectores Ed. Ateneo – Argentina.

Piaget Jean, (1959, 4° reimpresión 1977) La formación del símbolo en el niño. México F.C.E.

Pinzás G. Juana, (1995) Leer pensando. Introducción a la visión contemporánea de La lectura. Serie fundamentos de lectura. Perú, 1995.

Smith Frank, (1989) Comprensión de la lectura: análisis psicolingüístico de la lectura y su aprendizaje. México: Trillas.

Solé Isabel (1998) Estrategias de lectura Ed. GRAÓ - España

1 Desarrollado por MED / Cooperación Perú UNICEF, proyecto que impulsó los cambios curriculares articulando los niveles de Educación Inicial y Primaria, 1993-1997.

2 Proyecto ejecutado por la DINEIP/ convenio Andrés Bello, en cinco escuelas piloto, 2002 - 2004

3 GOODMAN, Kenneth. La lectura, la escritura y los textos escritos: una perspectiva transaccional sociopsicolingüística. En Revista Textos en contexto II. Buenos Aires: Lectura y Vida. (1996)






Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos