Entrevista



Descargar 0.9 Mb.
Página6/10
Fecha de conversión30.12.2018
Tamaño0.9 Mb.
Vistas650
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Fundamentación teórica: Las propuestas teóricas de la época se basaban en los conceptos de edad mental y coeficiente intelectual, para explicar las dificultades en la adquisición de la lectura. Filho afirmó que el alto índice de repitencia de los niños en primero básico se debía a la inmadurez. El concepto de madurez se construye, siguiendo a Arnold Gesell, como la posibilidad de realizar conductas que son exigidas por ejercicios tendientes al aprendizaje de cierto comportamiento. Según este autor la lectura es un comportamiento global y dinámico que involucra varias fases (Filho, 1960:51-53):


  1. imitar la conducta de ver signos escritos o impresos para hablar,

  2. requiere una capacidad de discriminación visual de los signos gráficos; debido a que la visión de las formas es movimiento, también se requiere memorización visual, pronunciación, atención dirigida y resistencia a la fatiga

  3. para que la lectura adquiera significado es necesario vocabulario y comprensión

  4. en la última fase de la lectura se requieren los movimientos de fonación.

  5. Para la escritura se agrega la capacidad de coordinación visomotriz manual, que se observa en la copia de figuras y una mayor resistencia a la fatiga.

En síntesis “la base para el aprendizaje de la lectura es la capacidad de movimientos finos, delicados, ya sea de los ojos o ya de los órganos de fonación, por un lado; de otro, consiste en la capacidad de condicionarlos en conductas de lenguaje externo e interno. Estas capacidades no se presentan en el niño sino como resultado de maduración y están sujetas, como se ha visto, a condiciones neurológicas definidas” (Filho, 1960:52-53). Filho sustenta la hipótesis que los diferentes niveles de madurez explican los distintos desempeños en el aprendizaje de la lectoescritura. Por lo tanto, es necesario agrupar a los niños en grupos homogéneos de acuerdo a su nivel de madurez, tal es el fin principal de los tests ABC.


Evaluación:

  1. Marco teórico: El concepto de lectura al que hace referencia, corresponde a la época, pero es limitado al contrastarlo con las teorías actuales. No incorpora los procesos de comprensión lectora, la interacción del lector con el texto, las habilidades psicolingüísticas ni el acercamiento holístico al proceso de lectoescritura. A si mismo las pruebas predictivas del aprendizaje de la lectoescritura se han visto cuestionadas por enfoques que adjudican mayor peso a los estímulos ambientales y la interacción social.

  2. Administración: Las instrucciones son precisas aunque se dirige al niño de usted, el tiempo de aplicación es corto y no se requieren muchos materiales. Se puede realizar con dos examinadores, cada uno con cuatro pruebas, pero no se puede alterar el orden de los subtests.

  3. Interpretación: La información que arroja es útil con respecto a las áreas y funciones evaluadas, en especial en el área psicomotriz, de memoria y atención. Se debe tener en cuenta que el cuento presenta palabras fuera de uso (muñeca de loza). La interpretación es sencilla de realizar.

  4. Estandarización: No existe estandarización para Chile. En Brasil se han hecho varios estudios estadísticos, el más importante en 1934 con 22.115 niños de 6 a 14 años, en escuelas del Distrito Federal, que produjeron las normas definitivas para la puntuación de 0 a 3.

  5. Presentación: El manual se presenta en un libro publicado, que explica claramente la fundamentación teórica, el tratamiento estadístico y el contexto de surgimiento y aplicación de los tests. El capítulo IV es la guía de examen, a partir del cual se puede elaborar la mayoría de los materiales, con excepción de la lámina con palabras. Existen algunas versiones abreviadas que circulan en las universidades, en general escritas a máquina y fotocopiadas.

Las características principales del test, predictivo y clasificatorio, no coinciden con los modelos actuales de evaluación. El concepto de lectura, escritura y madurez que se encuentran a la base, también se ha visto cuestionado. Por lo tanto, la interpretación del desempeño en las habilidades psicomotrices, de memoria, atención y lenguaje con relación al aprendizaje de la lectoescritura se debe realizar con extremo cuidado.




Test de Vocabulario en Imágenes – TEVI

Autor

Max, S. Echeverria, María Olivia Herrera y Miguelina Vega (1993)

Objetivo

Evaluar el nivel de comprensión de vocabulario pasivo que posee un sujeto hablante de español.

Destinatario

Niños entre 2 años y 6 meses y 16 años, hablantes de español

Estructura

Se presenta un set de 115 láminas distribuidos en 12 categorías de dificultad creciente. Cada lámina tiene 4 dibujos lineales, cada una representa categorías gramaticales (sustantivos, adjetivos y verbos), que están agrupados por clases. El sujeto debe seleccionar una imagen que corresponda al término expresado por el examinador.

Áreas evaluadas

Procesos Cognitivos/Lenguaje/Vocabulario pasivo




Conocimiento de vocabulario pasivo

Comprensión de vocabulario pasivo

Desarrollo lingüístico


Criterio de Validación

Estandarizado para Chile. Puntaje bruto se compara con la media por edad y se traduce a percentil.

Administración

Individual para menores de 8 años y con la posibilidad de ser colectivo para mayores. Contiene dos formas paralelas que se aplican indistintamente. Se requiere una sala tranquila, una silla y mesa por cada niño. Es un test verbal. Para niños menores registra el examinador. Para mayores el sujeto registra en su hoja de respuesta.

Tiempo estimado 20 minutos por niño.



Materiales

Manual de aplicación, set de 115 láminas, lista de estímulos, lápiz y un protocolo por niño.

Fuente: Echeverria, Max, Herrera, María; Vega, Miguelina (1993); Test de Vocabulario en Imágenes: TEVI, 2°ed., Concepción: Universidad de Concepción, 2 vol. Manual y láminas.

El TEVI fue elaborado en la Universidad de Concepción. El equipo de investigación estuvo compuesto por un psicolingüísta, una educadora de párvulos y una especialista en estadística. Existen varios tests similares en lengua inglesa. El TEVI se asemeja en particular al Peabody Picture Vocabulary Test de Lloyd Dunn y Leota Dunn de 1965. Sin embargo se diferencia pues no establece una correlación con el coeficiente intelectual (Echeverría et al, 1993:11).






Fundamentación teórica: el manual del instrumento no presenta una discusión teórica o clarificación de los conceptos utilizados. Se explica el diseño del instrumento y el tratamiento estadístico del mismo.
Evaluación:


  1. Marco teórico: el vocabulario pasivo es un elemento a considerar en la evaluación del lenguaje. Sin embargo el aspecto semántico debe comprender el vocabulario activo, y se debe incluir la evaluación de los aspectos sintáctico, fonológico y pragmático.

  2. Interpretación: sencilla.

  3. Administración: es simple, una vez que el niño comprendió las instrucciones solo se debe leer el estímulo y el niño señala la opción (a, b, c o d) elegida en la hoja de respuesta. El examinador no requiere mayor entrenamiento, con la única excepción de saber establecer el punto de inicio del test el cual depende de la edad.

  4. Estandarización: Se realizo un muestreo bietápico de 1336 sujetos entre 4 y 19 años, a los cuales se les aplico las dos formas del test y 123 menores de 4 años a los cuales se les aplicó sólo una forma, todos los niños asistían a instituciones escolares de la ciudad de Concepción.

  5. Presentación: El test se encuentra publicado en dos volúmenes. Un manual que contiene toda la información necesaria para su aplicación y el conjunto de ilustraciones. Las láminas son en blanco y negro, los dibujos son claros y fáciles de distinguir. Se debe fotocopiar el protocolo.

El instrumento mide lo que su objetivo declara, es sencillo de aplicar e interpretar. Es el único de su tipo en Chile que se encuentra estandarizado. La principal desventaja es su especificidad, lo que lo hace poco común como instrumento de evaluación psicopedagógica.




Prueba de Funciones Básicas – PFB

Autor

Neva Milicic y Olga Berdicewski (1974)

Objetivo

Evaluar algunas funciones psicológicas básicas relacionadas con el aprendizaje escolar. Diagnóstico precoz de habilidades para la lectura y escritura de niños que presentan algo riesgo de fracasar en el 1° años escolar para evitar problemas futuros de aprendizaje

Destinatario

Niños en último año de jardín infantil, de 5 años y seis meses a 7 años y seis meses

Estructura

58 ítems, dividos en tres subtests.

Áreas evaluadas

Procesos Cognitivos/Funciones Básicas

Coordinación visomotora

Análisis y síntesis a nivel gráfico

Precisión

Eficiencia motriz

Percepción de formas



Discriminación

Auditiva

Conciencia auditiva

Memoria auditiva

Sonido inicial

Sonido final



Lenguaje

Vocabulario

Criterio de Validación

Estandarizada para Chile.

El puntaje bruto obtenido se trasforma en percentiles, para cada subtest y para la prueba global. A partir del puntaje se establece si el niño tendrá un rendimiento bueno, regular o malo en el aprendizaje de la lectura y escritura.



Administración

Colectiva e individual. Grupos desde 8 a 30 niños, con ayudante. Se requiere una sala amplia, sin ruidos distractores. Se requiere una pizarra y plumón para los ejemplos.

Prueba de lápiz y papel, y verbal, con ítems de tipo objetivo

Tiempo estimado es de 48 minutos. Se puede realizar un recreo después de la prueba de discriminación auditiva.


Materiales

Cuadernillos, papel y lápiz. Caja de fósforo semi-llena, lápiz pasta de material plástico, botón no metálico de 2 cms. de diámetro, llave de 7 cms. de largo, moneda metálica de 2 cms. de diámetro, peineta plástica de 12 cms. de largo y 2 cms. de ancho, frasco de vidrio de 2 cms. y medio de altura y 1 cm. y medio de diámetro, una cuchara de té de metal. Reloj.

Fuente: Berdicewski, Olga y Milicic, Neva (1979); Manual de la Prueba de Funciones Básicas: para predecir rendimiento en lectura y escritura; Santiago: Galdoc, (11°ed., 1995) 119 págs. Cuadernillo de adquiere en forma independiente, de la misma editorial, 16 págs.

La Prueba de Funciones Básicas, junto con el Test ABC y el Metropolitan Readiness Test, constituyen las pruebas más conocidas en Chile para evaluar la madurez para el aprendizaje escolar siendo la única diseñada en Chile. Con casi treinta ediciones, es una prueba clásica de uso masivo, en especial en los jardines infantiles. Neva Milicic es psicóloga, docente de la Pontificia Universidad Católica de Chile y autora de varios instrumento de evaluación, libros para niños e investigaciones.






Fundamentación teórica: La Prueba de Funciones Básicas se diseña reconociendo el fenómeno de la inmadurez de los niños para el aprendizaje escolar, el cual ocasiona fracaso escolar. Se aclara que la prueba no aborda el concepto de madurez escolar, que incluye aspectos emocionales, sino el de madurez para la lectura. La PFB aísla tres funciones psicológicas específicas que permiten el aprendizaje de la lectura y escrita: la discriminación auditiva, el lenguaje y la coordinación visomotora. Las autoras citan numerosas investigaciones que muestran la relación entre distintas funciones psicológicas y el aprendizaje de la lectura. La coordinación visomotora se define como la “ligazón existente entre los movimientos y los procesos perceptivos, que permiten la acomodación de los primeros a los datos entregados por los sentidos” (Berdicewski y Milicic, 1979:17), esta función es especialmente importante para el aprendizaje de la escritura. La discriminación auditiva implica “la agudeza auditiva, la capacidad de apreciar y diferenciar semejanzas entre sonidos, sintetizarlos, y ser capaz de asociar estos sonidos a una imagen visual” (Berdicewski y Milicic, 1979:18). En la prueba, debido a su administración colectiva, se mide el lenguaje comprensivo, en especial vocabulario.
Evaluación:

  1. Marco teórico: El enfoque madurativo asume que existen diversos factores previos al aprendizaje de la lectoescritura que deben estar preparados, si no se encuentran en óptimo estado, ocasionarán dificultades en el aprendizaje. Sin embargo “los enfoques basados en la psicología cognitiva ponen en grave aprieto las asunciones de que los factores psicomotores o lo sensoriales, oculomotores o auditivos o de tipo perceptivo, jueguen un papel en los orígenes de las dificultades de aprendizaje de la lectura” (García, 1995:187), es decir, que el énfasis se ubica en los procesos psicolingüísticos que sustentan la lectura. Estas propuestas teóricas no son excluyentes, más bien la mirada cognitiva amplia los elementos a observar en el niño y se concentra en el área del lenguaje para diagnosticar e intervenir psicopedagógicamente.

  2. Administración: Requiere un conocimiento profundo de la prueba, familiaridad con las instrucciones, comodidad para manipular los objetos que deben ser reconocidos en la discriminación auditiva, manejo de grupos y reconocimiento de los estados de fatiga de los niños. La administración colectiva permite la aplicación a gran cantidad de niños en corto tiempo, lo cual resulta extremadamente útil.

  3. Interpretación: La asignación de puntos considera el logro y no logro de la tarea, 1 o 0 puntos. Debido a que es una prueba de ítems objetivos, la corrección es sencilla. Además el manual posee un anexo con ejemplos de puntuación para el subtest de coordinación visomotora. El puntaje bruto se traduce a percentiles y luego en una tabla se determina si el aprendizaje en lectura o escritura será bueno, regular o malo.

  4. Validación: Se realizó una aplicación experimental piloto con 370 sujetos, que permitió el análisis de los ítemes. La segunda aplicación, para elaborar las normas, se realizó en 1974 con 986 niños de ambos sexos, de colegios fiscales y particulares del gran Santiago. La muestra es estratificada, pues se controlo las variables de edad, sexo, nivel socioeconómico y experiencia en el jardín, los individuos que componen cada estrato se eligen al azar.

  5. Presentación: El manual y los cuadernillos se encuentran publicados. Las ilustraciones son atractivas para la edad del destinatario de la prueba. Los cuadernillos no están siempre disponibles pues se agotan.

Entre las ventajas de la PFB se encuentra la fundamentación teórica explicita, la posibilidad de administración colectiva, la estandarización para niños chilenos y la buena presentación del material. Es sencilla de administrar e interpretar. Sin embargo se debe prestar atención a los conceptos de madurez y cuestionar la predicción de la calidad del aprendizaje lectoescrito que se encuentra en el marco teórico. En especial, el subtest de lenguaje no presenta la riqueza que una evaluación del lenguaje puede tener.




Prueba de Comprensión Lectora de Complejidad Lingüística Progresiva – CLP

Autor

Felipe Alliende, Mabel Condemarín y Neva Milicic (1982)

Objetivo

Medir la comprensión lectora principalmente en las etapas correspondientes a los 8 años de educación general básica

Destinatario

Niños que cursen de 1° a 8° básico.

Estructura

Dividida en 8 niveles de lectura, cada uno tiene un cuadernillo. Existen dos formas A y B, con un total de 16 cuadernillos. Cada nivel consta de 4 a 6 subtest.

Áreas evaluadas

Instrumental/Lectura/Comprensión Lectora

Operaciones

Traducir los signos escritos a sus correspondientes signos orales

Dar a cada palabra el sentido correcto dentro del texto y retener su significado

Descubrir, retener y manejar las relaciones que guardan entre sí los diversos elementos del texto y determinar sentidos globales


Áreas

Área de la palabra

Área de la oración o frase

Área de párrafo o texto simple

Área del texto complejo



Criterio de Validación

Estandarizada para Chile.

El puntaje obtenido permite ubicar el rendimiento según percentiles, puntaje T y Z.



Administración

Individual y colectiva.

Prueba de lápiz y papel con ítems objetivos.

Tiempo estimado 45 minutos.


Materiales

Cuadernillos, lápiz, goma y reloj.

Fuente: Alliende, Felipe; Condemarín, Mabel; Milicic, Neva (1990); Prueba C.L.P. Formas Paralelas – Manual para la aplicación de la prueba de comprensión lectora de complejidad lingüística progresiva: 8 niveles de lectura; Santiago: Ediciones Universidad Católica de Chile (5° ed., 1996) 147 págs. Manual, los 16 cuadernillos se adquieren en forma independiente de la misma editorial.

El C.L.P. es una de las pruebas de comprensión lectora más utilizadas en Chile. Fue elaborada por docentes del Departamento de Educación Especial de la Pontificia Universidad Católica de Chile.






Fundamentación teórica: La prueba C.L.P. reconoce la posibilidad y necesidad de evaluar la comprensión lectora, tanto para detectar las dificultades como para comprobar los avances. El concepto de comprensión lectora que se encuentra en el diseño del test busca “determinar, por una parte, ciertos niveles de complejidad surgidos del texto mismo, tomando en cuenta todos los factores lingüísticos en juego, y, por otra, destinar textos específicos a grupos de lectores que participen de algunas características comunes: edad cronológica semejante, idéntico nivel de escolaridad, idéntica etapa de aprendizaje de la lectura, etc.” (Alliende, Condemarín, Milicic, 1990:19). De esta forma, esta concepción reconoce tanto la importancia de las características del texto como los aportes del lector para producir el significado del texto.
Evaluación:

  1. Marco teórico: Concibe la lectura como un proceso de aprendizaje extendido en el tiempo, que sobrepasa la mera decodificación. Al desmenuzar las distintas habilidades para la comprensión lectora se constituye en una buena guía para el trabajo de educación y estimulación de la comprensión lectora.

  2. Administración: El manual contiene las instrucciones precisas para administrar el test. La aplicación colectiva requiere dominar los tiempos para avanzar en la prueba.

  3. Interpretación: Siendo una prueba objetiva la interpretación es sencilla.

  4. Validación: se realizaron pruebas pilotos, aplicaciones experimentales para el análisis de los ítems y una aplicación para la determinación de normas. Es última se realizó a una muestra de 1271 niños de los ocho cursos de la educación básica en establecimientos educacionales del Área Metropolitana de Santiago. La muestra fue de elección razonada, contemplando las variables de sexo, curso y nivel socioeconómico de los alumnos. El puntaje bruto se traduce a percentil, puntaje Z y puntaje T.

  5. Presentación: El manual y los cuadernillos se encuentran editados. Se encuentran ampliamente disponibles en las librerías y a precios accesibles. Excelente presentación y legibilidad.

El sustento teórico que presenta el manual es detallado y sólido. Se describe las habilidades esperadas para cada nivel de comprensión lectora. Es un test sencillo de administrar e interpretar. Los textos se encuentran muy bien construidos, a nivel sintáctico y semántico, y con una clara graduación de la complejidad. Debido a contener formas paralelas, resulta muy útil para la confirmar avances producto de la acción pedagógica o intervención psicopedagógica. El C.L.P. se ha constituido en uno de los instrumentos más utilizados en los establecimientos educacionales chilenos.





Evaluación Cognitiva Escolar

Autor

Arturo Pinto, Paulina Domínguez (1988)

Objetivo

Determinar el nivel el estadio de desarrollo cognitivo de niños según la teoría piagetana

Destinatario

Niños de 4 a 14 años

Estructura

Consta de 6 áreas con pruebas de progresiva complejidad para determinar el estadio de pensamiento (preoperacional, intermedio, operacional) y 1 área para las operaciones formales

Áreas evaluadas

Funciones Cognitivas/Pensamiento

Clasificación

Prueba de Clasificación de Flores

Prueba de Clasificación Múltiple



Seriación

Prueba de Seriación Simple

Conservación

Prueba de Correspondencia: Fichas

Prueba de Correspondencia Continúa: Líquidos

Prueba de Longitud


Numéricas

Prueba de Igualdad de Cantidades

Prueba de Comprensión Auditiva

Prueba de Adición y Multiplicación


Espaciales

Prueba de Correspondecia Espacial Óptica

Prueba de las Tres Perlas

Prueba de Imagen, de la Voltereta

Prueba de Rotación del Cuadrado



Lenguaje

Prueba de los por qué lógicos

Prueba de la Noción de Hermanos

Prueba de la Noción de país

Prueba de Relatos: Comprensión Verbal



Operaciones

Formales

Prueba de la Flotación de los Objetos

Prueba del Equilibrio de la Balanza

Prueba Proposicional de Combinatoria

Prueba Proposicional de Probabilidades



Criterio de Validación

Análisis cualitativo. El desempeño en las pruebas permite ubicar al niño en un estadio de pensamiento.

Administración

Individual, excepto la prueba de comprensión verbal para 2 niños.

Prueba manipulativa, verbal y de lápiz y papel.



Tiempo de administración depende de la edad y pruebas a realizar




Materiales

20 tarjetas (4 objetos coloreados, 8 flores, 8 margaritas – 4 amarillas y 4 de distintos colores), cuadrados, círculos, rectángulos y zetas (8 de cada figura, 4 grandes azules, 4 chicos azules, 4 grandes amarillos, 4 chicos amarillos), 10 barritas de madera de distinto tamaño con 1 cm. de diferencia entre ellas, conjunto de 10 y 12 fichas de distinto color, 2 recipientes cilíndricos de tamaña regular, 1 vaso largo, 1 vaso bajo, 4 vasos pequeños, agua coloreada azul y roja, 2 cables flexibles de distinto color y longitud (10y 15 cms.), 8 fichas rojas y 14 fichas azules, semillas o bombones, 6 objetos verdes, 6 hojas de árbol de distinto color, 3 bolitas de tres colores diferentes, un tubo, 3 bolitas de distinto color insertadas en un alambre, tubo, 3 lápices de los colores de la bolitas, 2 hojas blancas, 1 tubo de cartón de 15 cms. con un extremo rojo y otro azul, 2 hojas blancas, 1 lápiz rojo y 1 azul, 1 cuadrado azul de 10 cms., uno rojo, tachuela, 3 hojas blancas, 1 hoja con modelos correctos y erróneos, hojas con frases para completar. Tiesto con agua, objetos (llave, clavo, clip, aguja, alfiler de gancho, madera, corcho, algodón, objetos de igual volumen y distinto peso (cubos de madera y fierro), balanza y pesas, texto escrito.

Fuente: Pinto, Arturo; Dominguez, Paulina, (1988); Evaluación Cognitiva Escolar (de 4 a14 años); Santiago: CPEIP (7° ed., 2000) 116 págs. Manual.


El pensamiento de Jean Piaget ha tenido enorme influencia en la pedagogía, la psicología y la psicopedagogía. Basado en la observación y experimentación, Piaget articula su teoría sobre el conocimiento desde el punto de vista biológico (Rosas y Sebastián, 2001:12). Uno de aspectos más conocidos de su teoría se refiere a las etapas que atraviesa el ser humano en su desarrollo cognitivo. En su investigación Piaget diseño situaciones problemáticas, cuya resolución requiere que el sujeto haga evidente los conceptos, operaciones y estructuras que se utilizan. Estas experiencias son descritas en sus libros, y agrupadas se las denomina pruebas piagetanas. Existen varias adaptaciones de estas pruebas, las más conocidas en Chile son la primera parte de la Prueba de Comportamiento Matemático de Olea, Ahumada y Líbano (1985), las pruebas de Mariana Chadwick e Isabel Tarky (1990) y la Evaluación Cognitiva Escolar que se reseña a continuación.

Manual para la
Fundamentación teórica



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos