en los conflictos de grupo



Descargar 362 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión19.01.2018
Tamaño362 Kb.
Vistas141
Descargas0
  1   2   3   4   5   6
Catálogo: library -> files -> psicopedagogia
psicopedagogia -> Curso de Problemas Emocionales y de Conducta en el Aula
library -> Plan de Estudios de los Centros de Bachillerato Tecnológico 2010
library -> Plan maestro
library -> Bare bones 101
library -> Analisis de contenidos y mensajes
library -> Flacso-sede guatemala programa centroamericano de postgrado

APLICACIONES DIDÁCTICAS EN EDUCACIÓN INFANTIL © Educaguia.com






3


2

3.1 EN LOS CONFLICTOS DE GRUPO



OBJETIVOS


  • Descubrir cómo se relacionan los niños con los adultos y otros niños para ayudarle a desarrollar la expresión de sus sentimientos y emociones, así como la aceptación y el respeto a las emociones y sentimientos de los demás.

  • Conocer las pautas de comportamiento del niño en las actividades de juego, rutinas,... para ayudarle a establecer vínculos fluidos de relación con los adultos y con sus iguales que le sirvan para el desarrollo de las capacidades de relación interpersonal y de la inserción social.

Podemos considerar este capítulo como una continuación del anterior. Para entender cómo sería la intervención educativa en los conflictos de grupo antes es necesario tratar los siguientes aspectos:



  • Las relaciones entre iguales.

  • La escuela como institución socializadora.

  • La función del centro de Educación Infantil en la prevención e intervención con niños de alto riesgo social.

  • Los principales conflictos de la vida en grupo.

  • Orientaciones para una adecuada intervención educativa.

No vamos a tocar las relaciones con los padres, puesto que ya lo hemos hecho en el capítulo anterior.

RELACIONES ENTRE IGUALES.



Clásicamente, se ha considerado que las personas que rodean al niño van moldeando de forma progresiva sus habilidades y características sociales. Dichas personas actúan como factores externos que contribuyen al desarrollo del niño. Inicialmente, se consideró que el determinante más importante era la madre. Pero posteriores observaciones han comprobado que son igualmente importantes el padre, los hermanos, los compañeros, el profesor... e incluso el propio niño. Todas las personas con quienes permanentemente interactúa el niño son elementos básicos en la red social.

Las personas son agentes de la socialización del niño, pero su acción viene limitada por el marco y la estructura de las instituciones. La familia, la escuela, la clase, la pandilla o el grupo de amigos, el estado, los medios de comunicación... son marcos más amplios cuyas características y reglas implícitas o explícitas socializan al niño en una dirección determinada. Por ejemplo, el número de hermanos, el orden de nacimiento o el hecho de que falte uno de los padres por emigración, muerte, divorcio, separación o abandono va a condicionar las relaciones que se establezcan entre los otros miembros.

La acción de las personas e instituciones (agentes y agencias de socialización respectivamente) sobre el niño depende de las funciones que cumplen. Pueden citarse como funciones sociales a desarrollar durante los primeros años la protección frente a peligros físicos, la satisfacción de necesidades biológicas, la educación, el afecto, el apego, el juego y la interacción, la exploración... De forma que más importante que quién ha de cumplir determinada función es que la función se cumpla.

Tradicionalmente se le ha otorgado un papel secundario a la influencia de las relaciones entre iguales para el desarrollo del niño y la niña al no resultar tan relevante como las relaciones madre-hijo. Sin embargo, en los últimos años le ha correspondido un gran protagonismo debido, fundamentalmente, a la importancia que estas relaciones tienen para conformar una personalidad bien desarrollada.

Al hablar de relaciones entre iguales lo estamos haciendo focalizando nuestro pensamiento en niños a partir de los 3 años o enmarcados escolarmente en el ciclo 3-6 de Educación Infantil, sin excluir por ello relaciones previas que han sido origen de estas manifestaciones sociales. Por otra parte, estas relaciones se van a configurar de una u otra forma dependiendo de otros acontecimientos sucedidos con anterioridad. Por ejemplo, se ha comprobado que existe relación entre el éxito en las interacciones sociales entre compañeros de la misma edad (preescolares) y la relación que en su día mantuvo en un apego seguro hacia su madre.

Las relaciones entre iguales en los niños y las niñas de Educación Infantil tienen características que las hacen diferentes de las relaciones anteriores que eran, fundamentalmente, diádicas y que giran en torno a los objetos como vehículos de interacción social, establecimiento de turnos en la comunicación y reciprocidad de papeles muy rudimentaria. Las relaciones posteriores, poliádicas, tienen implicaciones morales, aceptación de normas, etc.

Además de las generalizaciones realizadas hasta ahora, cabe señalar las siguientes características generales en las relaciones entre iguales:



  1. Las actividades asociativas y de colaboración entre los niños de Educación Infantil son tanto más frecuentes cuanto más edad tienen.

  2. El tamaño de los grupos en que interaccionan las niñas y los niños de Educación Infantil se va incrementando con la edad. Dejan de ser diádicas para convertirse en poliádicas, exigiendo mayores competencias comunicativas.

  3. Los niños y niñas se suelen agrupar en torno a preferencias y a semejanzas personales compartidas: sexo, características físicas, etc.

  4. La amistad para ellos queda reducida al compañero de juego, a compartir los mismos gustos o a la realización de las mismas actividades.

  5. Las relaciones sociales entre niños de Educación Infantil se ven afectadas por el progresivo incremento en el conocimiento social de sus compañeros y de los contextos sociales.

  6. Las relaciones entre iguales constituyen la mejor forma de entrenamiento y aprendizaje de las habilidades sociales; además, son un factor importantísimo para la configuración de aspectos relevantes de la personalidad del niño (autoestima/autoconcepto).

  7. La aparición de episodios agresivos en Educación Infantil no hay que interpretarla con intencionalidad de hacer daño a las personas, sino como deseo de mantener la posesión de objetos o la continuidad en la realización de actividades agradables o placenteras.

Los comportamientos sociales encuentran su primer marco de socialización en las relaciones entre los iguales. Analizaremos a continuación el papel socializante de los hermanos, el de los compañeros y finalizaremos con una descripción de procesos implicados en estas relaciones.

Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos