El Mercurio



Descargar 48.8 Kb.
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño48.8 Kb.

El Mercurio

8 de agosto

Investigación de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica:

El conflicto "trabajo-familia" afecta la salud mental y física de las profesionales chilenas

Las que perciben más conflicto entre sus roles tienen más síntomas depresivos y reportan más dolencias corporales. Así lo indica un estudio en 206 mujeres de estratos medios y altos, y de buen nivel educacional.





En Chile, la participación femenina en el mundo del trabajo es de 40%, una de las más bajas de América Latina. Uno de los factores que explicaría esta exigua presencia femenina es la dificultad para conciliar los roles familiares y de trabajadora.

Un nuevo estudio realizado por psicólogos de la Universidad Católica -y financiado por la Dirección de Investigación de ese plantel (DIPUC)- revela que el conflicto que viven las madres trabajadoras está trayendo consecuencias para su salud física y mental.

"A mayor percepción de conflicto trabajo-familia de parte de las mujeres, se da también una mayor autopercepción de síntomas angustiosos y depresivos", describe el psicólogo laboral Eduardo Barros, quien encabeza la investigación.

Además, se encontró una relación directa entre la percepción del dilema familiar-laboral con la presencia de diversas dolencias físicas, como dolores de cabeza y musculares, y problemas gástricos, entre otras, y más consultas médicas.

Los resultados son llamativos sobre todo porque se escogió una muestra de mujeres con un buen nivel socioeconómico y educacional -todas tenían estudios superiores- y que contaban con ayuda doméstica en sus hogares: el 90% tenía al menos una nana.

El estudio se realizó en una muestra de 206 madres -con hijos menores de 12 años- que trabajaban contratadas por alguna empresa, cumpliendo un horario. Sus ingresos familiares fluctuaban entre los $400.000 y más de $2.000.000 mensuales; el 73% ganaba más de $1.500.000 al mes.

A pesar de contar con ayuda doméstica, el 45,6% de estas mujeres reportó un alto nivel de conflicto a la hora de conciliar los distintos roles. Y el 30,9% mostró un bajo nivel de conflicto.

El psicólogo Eduardo Barros -quien realizó el estudio junto a la psicóloga María Cecilia Barros- explica que para medir la percepción de "conflicto trabajo-familia" se usaron cuestionarios ya aplicados con éxito en estudios internacionales en esta materia. Además, se utilizaron instrumentos para medir la percepción de la propia salud física y mental.

Al asociar las distintas variables, se encontró una correlación entre la percepción del mencionado conflicto y los síntomas de problemas de salud física y mental.

Además, se aplicó un indicador indirecto de salud mental: el índice de cuán satisfecha se siente la persona con su vida. Y el nivel de insatisfacción apareció asociado con la mayor percepción de conflicto.

La insatisfacción apareció también en la evaluación que hacen las mujeres de su propio desempeño laboral: las que experimentan más conflicto entre sus roles sienten que su trabajo es menos satisfactorio y que su desempeño está siendo menos bueno que en etapas anteriores.

Una variable que incidió en los resultados fue la de la extensión de la jornada laboral. El 70% de la muestra cumplía jornada completa en su trabajo; y el 30%, jornadas parciales. Este último grupo mostró un menor nivel de conflicto que quienes cumplían jornada completa.

Eduardo Barros explica que, para conformar la muestra, no fue fácil encontrar a mujeres profesionales que tuvieran jornada parcial. "Este tipo de trabajo es bastante escaso, lo que es lamentable porque, claramente, reporta beneficios a las mujeres que lo tienen".

Agrega que la forma en que se presentan las ofertas laborales para las mujeres no está reforzando que ellas ingresen a este mercado. "No les es fácil tomar la decisión de trabajar porque están percibiendo no sólo que podría afectar a sus familias sino también a su salud". Según Barros, los resultados son preocupantes, ya que las consecuencias negativas que este conflicto trae para la salud de las mujeres pueden llevar, en el largo plazo, a un mayor ausentismo laboral femenino.

Desafío social

El estudio advierte entre sus conclusiones que la muestra escogida podría representar a un grupo que cuenta con más recursos para contrarrestar las consecuencias negativas de este conflicto. Por ello, agrega, éste podría mostrar efectos aún más negativos en los sectores socioeconómicamente menos favorecidos.

Eduardo Barros agrega que las consecuencias adversas de este problema podrían llegar a afectar no sólo a las personas sino también a las empresas, por el ausentismo laboral femenino, y a la larga, a la sociedad en su conjunto:

"Las mujeres que viven esta situación pueden llegar a desarrollar dolencias más serias en el largo plazo", advierte. Y agrega que estos resultados invitan a favorecer las condiciones para que las mujeres puedan compatibilizar estos roles, sobre todo en el ámbito de la flexibilidad de los horarios.

Menos saludables

El estudio mostró que las mujeres que tienen un mayor nivel de conflicto trabajo-familia presentan conductas menos saludables que el resto de las participantes de la encuesta.

Por ejemplo, tienden a alimentarse peor (consumen más comida rápida); tienen una percepción negativa sobre su peso (se sienten con sobrepeso), y toman más café en el trabajo.

Además, fuman más y realizan menos actividades recreativas; perciben que duermen menos y con un sueño menos reparador.

TITULADAS

EL 77,7% de las mujeres que participaron en el estudio cuenta al menos con educación universitaria completa. El 28%, con estudios de posgrado.

"La percepción de este conflicto se expresa en sentir que se tiene poco tiempo para la familia y en que, aun cuando se está en casa, se sigue pensando en el trabajo".

El Mercurio


9 de agosto

Salud física y mental:

Manejar el estrés y las emociones negativas ayuda a prevenir distintas enfermedades

Altos niveles de ansiedad y estrés se han asociado a problemas alérgicos, de la piel, del sistema cardiovascular, a patologías neurológicas e incluso cáncer.






Se estima que un tercio de los chilenos que consultan en salud primaria por algún dolor físico -de espalda, cabeza o músculo-esqueléticos- tienen detrás algún trastorno emocional que está causando la molestia. Y si bien es difícil establecer una causalidad directa, cada vez hay más pruebas de que el estrés, la depresión y los estados ansiosos, así como la falta de redes sociales y afectivas, están aumentando el riesgo de enfermarse.

"Hay evidencias de la relación entre el estrés y las enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide, y también con infecciones de tipo viral. Además, es claro el vínculo entre estrés y enfermedades cardiovasculares", dice el doctor Daniel Pacheco, médico internista de la Clínica Santa María.

El estudio Interheart, por ejemplo, hecho en 2007 en siete países latinoamericanos -incluido Chile-, muestra que el estrés permanente aumenta dos veces el riesgo de infarto en la mujer y tres veces en el hombre.

Asimismo, enfermedades infecciosas, alérgicas y neurológicas son algunas de las consecuencias del desequilibrio que la angustia y el estrés provocan sobre el sistema inmune, el que reacciona atacando al propio cuerpo o favoreciendo el desarrollo de estas patologías.

Más vulnerables

Los factores psicológicos y de la calidad de vida también se han asociado con el surgimiento de algunos cánceres. "Pero éste es un tema más controversial. No está tan claro", dice Pacheco.

El inmunólogo Fernando Morgado, autor del libro "De fantasmas y demonios", reconoce que se requieren estudios más precisos al respecto, pero es uno de los convencidos del vínculo entre emociones y tumores.

"El cuerpo humano está preparado para destruir las células cancerosas mediante las células llamadas 'natural killers' (NK, o asesinas)", precisa.

Las NK son células encargadas de destruir cualquier célula anormal que surja en el cuerpo. Por eso, junto a los linfocitos T y linfocitos B forman parte del sistema inmune.

"Está experimentalmente comprobado que situaciones de estrés agudo o sostenido disminuyen las NK, haciéndote más vulnerable a infecciones o al desarrollo de algún cáncer. En el de mama está absolutamente comprobado", agrega el médico, quien abordó el tema en el seminario "El poder de las emociones", realizado el jueves.

En personas con cáncer se ha visto que, por lo general, antes de enfermarse han pasado por un período de estrés prolongado o han tenido patologías menos graves, como colon irritable, jaquecas o lumbago.

Algo no está bien

Para escribir el libro "Yo (no) quiero tener cáncer", la psico-oncóloga Jennifer Middleton examinó las fichas de más de mil pacientes, y reconoció haber visto como denominador común aspectos como duelos no elaborados y rabias no expresadas, además de un menor entusiasmo general en esas personas.

Con las enfermedades autoinmunes, en las que el organismo produce anticuerpos contra sí mismo, pasa algo similar, advierte el doctor Morgado: "Es como un intento de suicidio biológico; el cuerpo se ataca, pero como una forma de señalar que algo no está bien".

En otras palabras, lo que está pidiendo es un cambio en el estilo de vida, lo que puede ir desde adoptar una alimentación más sana hasta descansar más o dejar de hacer cosas que generan tensión. "Tratar de ser feliz, aunque cueste", dice Morgado.

De hecho, las endorfinas que se liberan en estados de felicidad o cuando se hace ejercicio contribuyen a evitar el deterioro orgánico y a reforzar el sistema inmune. Y cuando la enfermedad ya está presente, la recomendación es no resignarse y ser optimista. "Y dar la pelea", dice el doctor Morgado.

"Una emoción que se ha demostrado que aumenta las células NK es la rabia; entonces, si tienes un cáncer, por ejemplo, enrábiate contra él. Canaliza esa emoción para salir adelante y superar la enfermedad".

Satisfacción y bienestar

Un estudio dado a conocer en marzo por la Clínica Las Condes y Adimark aporta antecedentes locales al vínculo entre factores psicológicos y la salud de las personas.

Según la encuesta, realizada a 410 adultos, hombres y mujeres, en Santiago, el 87% de las personas que reportan un buen estado de salud se sienten satisfechas con su vida y sólo el 1,1% se siente insatisfecho. Por el contrario, el 38% de los que dicen sufrir ya sea tanto problemas físicos como emocionales está insatisfecho con su vida, y sólo el 26% está satisfecho.

Sus autores plantean que factores como la autoestima, el optimismo y la contención familiar se asocian a un mejor estado de salud.



La Nación

6 de agosto

"Bullying": Uno de cuatro escolares argentinos le tiene miedo a sus compañeros









Uno de cada cuatro estudiantes argentinos de edades entre 10 y 18 años admitió que le tiene miedo a sus compañeros de estudios, de acuerdo a los resultados de una encuesta sobre violencia escolar.









El sondeo, realizado por el Observatorio de la Convivencia Escolar de la Universidad Católica Argentina (UCA), revela que esa proporción se eleva a uno de cada tres estudiantes entre los alumnos de 12 a 15 años.

El informe pone de manifiesto el alcance en Argentina del fenómeno del "bullying" o acoso entre compañeros que ocurre en el interior de las escuelas, casi siempre a espaldas de los adultos porque quienes lo sufren rara vez lo manifiestan o lo hacen cuando la agresión ya lleva largo tiempo.

"La violencia verbal directa (insultos, burlas) se da en todas las edades, pero a medida que van creciendo se transforma en más indirecta (murmuración). Entre los más chicos la violencia es más física directa (golpes) pero en la adolescencia se incrementa el esconder o romperse los útiles u otras pertenencias", indicó el coordinador del Observatorio, Alejandro Castro Santander.

El 46 por ciento de los 6.000 escolares encuestados admitió haber sufrido "a veces" la violencia indirecta, mientras un 11 por ciento dijo que la padeció "mucho".

En las edades más tempranas es más frecuente la agresión física directa y la verbal, mientras que en el secundario (escuela media) se transforma en indirecta -murmuraciones, amenazas, robos- y social -rechazo y aislamiento-.

El 32 por ciento de los consultados admitió sufrir a veces agresiones físicas y el 62 por ciento agresiones verbales.
Visto el fenómeno desde el otro lado, un 62 por ciento reveló haber maltratado a sus compañeros "a veces" y un 6 por ciento "continuamente".

Los maestros y padres son los últimos en enterarse del problema pues, ante los reiterados hechos de violencia, el 57 por ciento de los niños se calla y, del resto, el 70 por ciento se lo comunica a sus amigos, sólo después a los padres y finalmente al docente.

"Esto hace que se incremente su invisibilidad y sea tan difícil de prevenir", señala el informe sobre esta problemática.

Pese a que los maestros son la última persona a las que recurren las víctimas de la agresión escolar, un 97 por ciento de los docentes manifestó que actualmente existen situaciones de violencia en las escuelas.

La Nación

6 de agosto












Ministra pide reconsiderar expulsión de Música


A través de una carta, Jiménez le sugiere al rector del Darío Salas que le permita a la niña terminar el año en el liceo. Familia de alumna apeló ayer a resolución.

Mientras Ruth Cavieres, la mamá de María Música, la joven que lanzó un jarro de agua a la ministra de Educación, Mónica Jiménez, apeló ayer a la decisión adoptada por el Liceo Darío Salas de cancelar la matrícula a la estudiante, la secretaria de Estado le envió una carta al director del liceo Darío Salas, Julio García, para pedirle que le permita a la adolescente terminar el año escolar en dicho establecimiento.

La ministra Jiménez señala en la misiva que "como ministerio respetamos la medida disciplinaria" que se adoptó en contra de la escolar, luego que con un jarro le arrojara agua a la cara a la secretaria de Estado, pero que como Gobierno somos responsables de garantizar el derecho a la educación de todos los niños y jóvenes de Chile, "con todo respeto me permito sugerir a la comunidad (...) que reconsidere la medida". Ello, subraya la misiva, "entendiendo, eso sí, que la alumna tiene que comprometerse a respetar las reglas de convivencia que el propio liceo se ha dado".

Hasta ahora, Música Sepúlveda, de 14 años, está suspendida del colegio desde el momento en que el Consejo de Profesores adoptó por mayoría de votos (58,6%) la decisión de caducar su matrícula, por lo que permanecerá sin ir a clases mientras dure el proceso de apelación.
A la familia de la estudiante le corresponde ahora esperar la resolución que tomará un Consejo Especial del liceo compuesto por profesores directos de la joven y docentes de otras áreas.

En caso que esa instancia determine confirmar la cancelación de la matrícula, la joven tendrá que abandonar el Darío Salas e incorporarse de inmediato en otro establecimiento para terminar su año escolar.

En todo caso el abogado de la joven aseguró que si la cancelación de la matrícula de la alumna es llevada a cabo y no da resultado, interpondrán un recurso de protección. Argumentan, entre otros aspectos, la desproporción entre el hecho y el castigo.

Terra


4 de agosto

Descubren tres genes nuevos de la esquizofrenia

Se trata de los vínculos genéticos más fuertes con la enfermedad mental hallados hasta el momento.

Los resultados, de dos estudios independientes publicados en la revista Nature, también confirmaron la relación de la condición con una variación genética ya conocida y podrían llevar a nuevos tratamientos para la condición que afecta a alrededor de una de cada 100 personas, señalaron los autores.

"Este es, si se quiere, el comienzo de una nueva era en el campo", manifestó David St. Clair, psiquiatra de la University of Aberdeen, en Escocia, que participó en ambos estudios.

"Una vez que comprendamos qué están haciendo las mutaciones, pueden desarrollarse nuevos medicamentos y enfoques, como medidas preventivas. Esto allana el camino a nuevos métodos de clasificación y diagnóstico de las personas con la enfermedad", añadió Clair.

La esquizofrenia, que se caracteriza por alucinaciones, ilusiones y problemas para pensar, es mucho más común entre los hombres que entre las mujeres y suele diagnosticarse en la adolescencia tardía o en el inicio de la edad adulta.

Si bien los antipsicóticos como Seroquel de AstraZeneca y Zyprexa de Eli Lilly and Co pueden ser útiles, este tipo de medicinas no cura la enfermedad mental y puede causar efectos colaterales incómodos e incluso un peligroso aumento de peso.

En los estudios, los expertos analizaron los genes de entre 6.000 y 10.000 personas de todo el mundo. La mitad de esos individuos padecía esquizofrenia.

El equipo halló una mutación en el cromosoma 1, dos en el cromosoma 15 y confirmó una variante asociada con la condición en el cromosoma 22. Estos cambios pueden aumentar el riesgo de desarrollar esquizofrenia hasta 15 veces, indicaron los expertos.

Los resultados también sugieren que las variaciones, si bien son extrañas, se producen a una tasa mucho mayor que otras mutaciones poco comunes: alrededor de 1 de cada 10.000 personas en lugar de 1 cada 10 millones, dijo St. Clair.

"Son más comunes que la variación extraña promedio", señaló el experto en una entrevista telefónica. "Ahora estamos observando a ver si hay factores ambientales que afecten la tasa en que estas variaciones alcanzan a la población", agregó.

En cada caso, ciertos genes están eliminados o borrados del cromosoma. También se encuentran en algunas personas con autismo u otros desórdenes psicológicos, lo que sugiere que serían condiciones que pueden estar relacionadas, indicaron los autores.

El próximo paso es determinar cómo estas faltas afectan el funcionamiento cerebral, según los expertos, entre los que se encuentran científicos de CODE genetics en Islandia y del Broad Institute of MIT y la Universidad de Harvard en Massachusetts, Estados Unidos.

"Este trabajo abre un camino completamente nuevo para pensar la esquizofrenia y finalmente sugerirá senderos para la investigación de terapias para el bienestar de los pacientes y familias que sufren esta terrible enfermedad", expresó Pamela Sklar, del Broad Institute, quien dirigió uno de los estudios.


 






El Mostrador

6 de Agosto de 2008


Padres de estudiante expulsado por bullying pierden en la Suprema
El máximo tribunal confirmó el recurso de protección que ya había rechazado la Corte de Apelaciones y que pretendía que el joven afectado se mantuviera en el Colegio Alemán de Santiago, del cual había sido expulsado luego de los maltratos que ejerció, por Internet y físicamente, a un compañero suyo.

La Tercera Sala de la Corte Suprema ratificó este miércoles el rechazo a un recurso de protección presentado por los padres de un adolescente que fue expulsado del Colegio Alemán de Santiago bajo el argumento de haber realizado acciones de maltrato en contra de un compañero de curso.

En fallo unánime, los ministros Héctor Carreño, Pedro Pierry, Sonia Araneda y los abogados integrantes Ricardo Peralta y Óscar Herrera, confirmaron el fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago que rechazó la acción cautelar en favor del menor de iniciales T.V.B., quien amenazó de muerte y trató de "negro, maricón y comunista” a un compañero de curso por asistir al Conservatorio de Música.

En el fallo, los magistrados estiman “que la calidad de estudiante que adquiere al ser matriculado en un establecimiento educacional no otorga al alumno un derecho de propiedad sobre la misma, por cuanto de dicha calidad o condición no deriva un derecho que los recurrentes hayan incorporado a su patrimonio y que imponga al Colegio recurrido la exigencia de renovar la matrícula del estudiante".



"En efecto, el sistema de matrícula no produce un derecho incorporal de los alumnos a permanecer y continuar sus estudios en el establecimiento al que han ingresado”, sostuvo el fallo del máximo tribunal.

Agregó que “adicionalmente, la mantención de la matrícula del estudiante en referencia estaba supeditada al cumplimiento de las disposiciones estatutarias y reglamentarias que aceptó y a las cuales se encontraba sujeto, de manera que habiendo incurrido en los graves hechos que se describen en la sentencia que se revisa, el Colegio se encontraba revestido de la atribución de cancelar la matrícula y ordenar el retiro del menor de su establecimiento, tal como lo contempla la normativa que lo rige”.
Catálogo: noticias -> archivos
archivos -> Experiencias personales con la tricotilomaníA
archivos -> Hola me llamo Almudena y soy de un pueblo de Alicante
archivos -> Iii congreso Internacional Universitario de Ciencias de la Salud y el Deporte
archivos -> José Manuel Pérez Quesada
archivos -> Iii congreso Internacional Universitario de Ciencias de la Salud y el Deporte
archivos -> Síndrome Mioclónico el drama de una rara enfermedad a los dos meses de vida, la pequeña Francisca empezó a sufrir convulsiones. Hace apenas unas semanas sus padres supieron el diagnóstico del extraño mal que la afecta: epilepsia mioclónica severa de la
archivos -> Programa preliminar II congreso hispanoamericano de la medicina del futbol
archivos -> Programa preliminar II congreso hispanoamericano de la medicina del futbol


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad