El Gaucho Martín Fierro, seguido de La Vuelta de Martín Fierro



Descargar 8.49 Mb.
Página77/91
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño8.49 Mb.
1   ...   73   74   75   76   77   78   79   80   ...   91
966

Y sufrí, en aquel infierno,

esa dura penitencia

por una malaquerencia

de un oficial subalterno.
967

No repetiré las quejas

de lo que se sufre allá.

Son cosas muy dichas ya

y hasta olvidadas, de viejas.
968

Siempre el mesmo trabajar,

siempre el mesmo sacrificio,

es siempre el mesmo servicio

y el mesmo nunca pagar.

969

Siempre cubiertos de harapos,

siempre desnudos y pobres.

Nunca le pagan un cobre

ni le dan jamás un trapo.
970

Sin sueldo, y sin uniforme,

lo pasa uno aunque sucumba.

Conformesé con la tumba

y si no... no se conforme.
971

Pues si usté se ensoberbece

o no anda muy voluntario,

le aplican un novenario

de estacas... que lo enloquecen.
972

Andan como pordioseros,

sin que un peso los alumbre,

porque han tomao la costumbre

de deberle años enteros.
973

Siempre hablan de lo que cuesta,

que allá se gasta un platal…

¡Pues, yo, no he visto ni un rial

en lo que duró la fiesta!

974

Es servicio estrordinario

bajo el fusil y la vara,

sin que sepamos qué cara

le ha dao Dios al comisario.
975

Pues si va a hacer la revista,

se vuelve como una bala…

Es lo mesmo que luz mala

para perderse de vista.
976

Y de yapa cuando va,

todo parece estudiao:

va con meses atrasaos

de gente que ya no está.
977

Pues ni adrede que lo hagan

podrán hacerlo mejor:

cuando cai, cai con la paga

del contingente anterior.
978

Porque son como sentencia

para buscar al ausente

y el pobre, que está presente,

que perezca en la endigencia.
979

Hasta que, tanto aguantar

el rigor con que lo tratan,

o se resierta, o lo matan,

o lo largan sin pagar.
980

De ese modo es el pastel

porque el gaucho... ya es un hecho,

no tiene ningún derecho

ni naides vuelve por él.

981

La gente vive marchita.

¡Si viera! Cuando echan tropa,

les vuela a todos la ropa

que parecen banderitas.
982

De todos modos lo cargan

y al cabo de tanto andar,

cuando lo largan, lo largan

como pa' echarse a la mar.
983

Si alguna prenda le han dao,

se la vuelven a quitar:

poncho, caballo, recao,

todo tiene que dejar.
984

Y esos pobres infelices

al volver a su destino

salen como unos Longinos,

sin tener con qué cubrirse.
985

A mí me daba congojas

el mirarlos de ese modo,

pues el más aviao de todos

es un perejil sin hojas.
986

Aura poco, ha sucedido

con un invierno tan crudo,

largarlos a pie y desnudos

pa' volver a su partido.
987

Y tan duro es lo que pasa

que, en aquella situación,

les niegan un mancarrón

para volver a su casa.

988

¡Lo tratan como a un infiel!

Completan su sacrificio

no dandolé ni un papel

que acredite su servicio.
989

Y tiene que regresar

más pobre de lo que jue,

por supuesto a la mercé

del que lo quiere agarrar.
990

Y no avirigüe después

de los bienes que dejó…

De hambre, su mujer vendió

por dos lo que vale diez.
991

Y, como están convenidos

a jugarle manganeta,

a reclamar no se meta

porque ese es tiempo perdido.
992

Y luego, si a alguna estancia

a pedir carne se arrima,

al punto le cain encima

con la ley de la vagancia.
993

Y ya es tiempo, pienso yo,

de no dar más contingente;

si el Gobierno quiere gente,

que la pague y se acabó.
994

Y saco ansí en conclusión,

en medio de mi inorancia,

que aquí el nacer en estancia

es como una maldición.
995

Y digo, aunque no me cuadre

decir lo que naides dijo:

la Provincia es una madre

que no defiende a sus hijos.
996

Mueren en alguna loma

en defensa de la ley,

o andan lo mesmo que el güey,

arando pa' que otros coman.
997

Y he de decir ansí mismo,

porque de adentro me brota,

que no tiene patriotismo

quien no cuida al compatriota.
XXVIII
998

¡Se me va por dondequiera

esta lengua del demonio!

Voy a darles testimonio

de lo que vi en la frontera.
999

Yo sé que el único modo,

a fin de pasarlo bien,

es decir a todo "¡Amén!"

y jugarle risa a todo.
1000

El que no tiene colchón

en cualquier parte se tiende.

¡El gato busca el jogón!

Y ése es mozo que lo entiende.
1001

De aquí comprenderse debe,

aunque yo hable de este modo,

que uno busca su acomodo

siempre, lo mejor que puede.

1002

Lo pasaba como todos

este pobre penitente,

pero salí de asistente

y mejoré, en cierto modo.
1003

Pues aunque esas privaciones

causen desesperación,

siempre es mejor el jogón

de aquél que carga galones.



Compartir con tus amigos:
1   ...   73   74   75   76   77   78   79   80   ...   91


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad