El Gaucho Martín Fierro, seguido de La Vuelta de Martín Fierro



Descargar 8.49 Mb.
Página46/91
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño8.49 Mb.
1   ...   42   43   44   45   46   47   48   49   ...   91

581

Esos horrores tremendos

no los inventa el cristiano:

"Ese bárbaro inhumano",

sollozando me lo dijo,

"me amarró luego las manos

con las tripitas de mi hijo".

IX

582

De ella fueron los lamentos

que en mi soledá escuché.

En cuanto al punto llegué

quedé enterado de todo;

al mirarla de aquel modo

ni un istante tutubié.
583

Toda cubierta de sangre

aquella infeliz cautiva,

tenía dende abajo arriba

la marca de los lazazos:

sus trapos hechos pedazos

mostraban la carne viva.
584

Alzó los ojos al cielo

en sus lágrimas bañada;

tenía las manos atadas,

su tormento estaba claro;

y me clavó una mirada

como pidiéndomé amparo.
585

Yo no sé lo que pasó

en mi pecho en ese istante;

estaba el indio arrogante

con una cara feroz:

para entendernos los dos

la mirada fue bastante.
586

Pegó un brinco como gato

y me ganó la distancia;

aprovechó esa ganancia

como fiera cazadora,

desató las boliadoras

y aguardó con vigilancia.
587

Aunque yo iba de curioso

y no por buscar contienda,

al pingo le até la rienda,

eché mano, dende luego,

a este que no yerra fuego

y ya se armó la tremenda.
588

El peligro en que me hallaba

al momento conocí;

nos mantuvimos ansí,

me miraba y lo miraba;

yo al indio le desconfiaba

y él me desconfiaba a mí.



589

Se debe ser precavido

cuando el indio se agazape:

en esa postura el tape

vale por cuatro, o por cinco.

Como el tigre es para el brinco

y fácil que a uno lo atrape.
590

Peligro era atropellar

y era peligro el juir

y más peligro seguir

esperando de este modo,

pues otros podían venir

y carniarme allí entre todos.
591

A juerza de precaución

muchas veces he salvado,

pues en un trance apurado

es mortal cualquier descuido…

¡Si Cruz hubiera vivido

no habría tenido cuidado!
592

Un hombre junto con otro

en valor y en juerza crece;

el temor desaparece,

escapa de cualquier trampa:

entre dos … no digo a un pampa;

a la tribu, si se ofrece.
593

En tamaña incertidumbre,

en trance tan apurado,

no podía, por de contado,

escaparme de otra suerte

sino dando al indio muerte

o quedando allí estirado.
594

Y como el tiempo pasaba

y aquel asunto me urgía,

viendo que él no se movía,

me fui medio de soslayo

como a agarrarle el caballo

a ver si se me venía.

595

Ansí fue, no aguardó más

y me atropelló el salvaje;

es preciso que se ataje

quien con el indio pelée.

El miedo de verse a pie

aumentaba su coraje.
596

En la dentrada no más

me largó un par de bolazos:

uno me tocó en un brazo;

si me da bien me lo quiebra,

pues las bolas son de piedra

y vienen como balazo.
597

A la primer puñalada



Compartir con tus amigos:
1   ...   42   43   44   45   46   47   48   49   ...   91


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad