Efectos Psicológicos y



Descargar 198.3 Kb.
Página2/4
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño198.3 Kb.
Vistas17
Descargas0
1   2   3   4
Catálogo: ?q=system -> files
files -> Formación de catequistas
files -> Conocimiento y moral en hume
files -> ProgramacióN


CONTENIDO


CONTENIDO------------------------------------------------------------- ---- 3

INTRODUCCIÓN-------------------------------------------------------- ---- 4



EFECTOS PSICOLÓGICOS ------------------------------------------ 5

Acordes, o Consonancias ---------------------------------------------- 6

Disonancias------------------------------------------------------- ------------ 10

Consonancias Melódicas ----------------------------------------------- 12

Contrapunto ------------------------------------------------------------------ 14

Ritmo ----------------------------------------------------------------------------- 14

Compases ---------------------------------------------------------------------- 15

Cambios Bruscos ----------------------------------------------------------- 17

Música Electrónica -------------------------------------------------------- 17

Instrumentos de Percusión -------------------------------------------- 19

Instrumentos Musicales ------------------------------------------------- 20

Efectos de Sonido ---------------------------------------------------------- 23



EFECTOS ESPIRITUALES -------------------------------------------- 24

Acordes ------------------------------------------------------------------------- 25

Himnos Especiales -------------------------------------------------------- 27

Himnos Congregacionales --------------------------------------------- 28

Asociaciones Mentales -------------------------------------------------- 29

Mundanalización de la Música Religiosa ------------------------ 35

Romanticismo Religioso ------------------------------------------------ 37

Música en la Oración ----------------------------------------------------- 38

Efectos de Sonido ---------------------------------------------------------- 38

Pretextos Comunes ------------------------------------------------------- 41



MINISTERIO DE LA MÚSICA ---------------------------------------- 42

Música en la Iglesia -------------------------------------------------------- 42

Cantos Congregacionales ---------------------------------------------- 42

Himnos Especiales -------------------------------------------------------- 43

Instrumentos Musicales ------------------------------------------------- 44

CONCLUSIÓN --------------------------------------------------------------- 49

FUENTES DE INFORMACIÓN -------------------------------------- 50


-


INTRODUCCIÓN

La música Cristiana posee un gran potencial psicológico y espiritual que la mayor parte de personas no conocen.


El caso es que, la música se usa a ciegas, de una manera imitativa, sin importar ni comprender los efectos que la mis-ma esté produciendo en las personas que la escuchan. Aun la mayor parte de compositores musicales, componen ciega-mente, sin comprender y, a veces, sin que les importe, lo que están causando en las personas que escuchan.
Muy pocos han comprendido la magnitud del potencial psicológico y espiritual que se esconde en la música que a diario se escucha.
Si cada compositor, cantante y director de himnos, com-prendiera tales efectos, éstos se explotarían hábilmente, para llevar beneficios profundos a los oyentes. Pero, por el contrario, probablemente, sin estar plenamente conscientes de ello, la música está produciendo enormes efectos perjudi-ciales a la salud mental, psicológica, emocional y espiritual de los oyentes, produciendo, a su vez, que éstos tengan problemas de insomnio, inseguridad, tensión muscular y nerviosa, sensualidad y otros. Esta situación, en vez de ayudar al cristiano, le perjudica gravemente.
Es por esto, que el presente escrito trata de presentar, en forma clasificada y concreta, los efectos psicológicos y espi-rituales principales de la música, tanto secular, como reli-giosa.

EFECTOS PSICOLÓGICOS

Unos científicos de un país muy desarrollado, realizaron un experimento muy interesante y significativo, siguiendo todas las normas del método científico experimental.


Ellos sembraron un terreno con determinadas plantas. El mismo, lo dividieron en dos partes iguales, para utilizar uno como grupo experimental, y el otro, como grupo testigo. Ambos eran de iguales características, y fueron tratados de igual manera en todos los aspectos, excepto por el elemento experimental.
El experimento consistió en colocar bocinas en la exten-sión de ambos pedazos de terreno. Sin embargo, al grupo experimental lo conectaron a un amplificador, que reprodu-cía constantemente música de conjuntos electrónicos moder-nos; mientras que las bocinas del grupo testigo, fueron co-nectadas a un amplificador que reproducía música clásica.
Los resultados fueron éstos: Las plantas que estuvieron expuestas a la música de conjuntos electrónicos modernos, se desarrollaron poco, y dieron mucho menos fruto; mientras que las otras que habían sido expuestas a música clásica, se desarrollaron bastante más, y dieron fruto mucho más abun-dante. Seguramente, las plantas expuestas a los sonidos de conjuntos electrónicos, fueron afectadas severamente por las frecuencias agudas, enarmónicas distorsionantes, cambios bruscos y la intensidad de la música moderna.
Después del experimento, aquellos sorprendidos científi-cos comentaron: "Si en las plantas, que no tienen sen-sibilidad emocional, el efecto de la música moderna causó tan graves consecuencias, cuánto más graves podrán ser las mismas en los seres humanos, que tienen gran sensibilidad emocional y psicológica".
De tal manera que, es muy relevante ofrecer a continua-ción, en forma detallada y clasificada, los principales efectos psicológicos de la música:

Acordes, o Consonancias


Se le llama acorde, o consonancia, a todo conjunto de sonidos que se ejecutan simultáneamente, y suenan en forma concordante, o agradable al oído. Su estructura básica, es la de una triada, que es el conjunto de tres notas, que se ejecutan a la vez. Muy comúnmente, a la triada se le duplica la nota tónica y, entonces, resultan cuatro notas.

Acordes Mayores:


Se denominan mayores, a aquellos acordes consonantes, compuestos por la primera, tercera y quinta nota de una tonalidad, en forma natural, es decir, sin accidentes que le modifiquen el sonido propio de la escala o tonalidad. Técnica-mente, se diría que, un acorde está compuesto por las notas tónica, media y dominante.
Sus efectos psicológicos son: Seguridad, tranquilidad y reposo. Esto significa que, cuando una persona escucha los acordes mayores, siente mucha seguridad emocional de sí mismo y, si antes del acorde mayor, se escuchó el acorde dominante con séptima bemol, o sea la segunda posición en una guitarra, entonces, el acorde mayor produce un fuerte sentir de reposo o descanso.
Ningún acorde puede ser mejor que éste, para usar en una iglesia, donde se desea lograr y mantener una sensación de paz y tranquilidad para el alma.

Acordes Menores:


Son aquellos acordes consonantes, compuestos por las mismas notas de un acorde mayor, excepto que la segunda nota está rebajada en medio tono.
Su efecto psicológico es: Tristeza. Esto es, espe-cialmente si se ejecuta en forma lenta. Por supuesto, si la ejecución se hace muy rápida, puede proveer efectos de alegría, con un sentir oriental, campestre, o rural.
Un himno compuesto en una tonalidad menor, y con velo-cidad lenta, es adecuado para especial, a cantarse antes, o después del mensaje, si sus palabras están encaminadas a producir constricción de espíritu por el pecado y deseos de arrepentimiento. Sin embargo, no sería muy adecuado para un himno congregacional de otro tipo, ni produciría ánimo para la lucha cristiana.

Acordes Mayores con Séptima Bemol:


Son aquellos acordes ligeramente disonantes, compues-tos por cuatro notas: La primera, tercera, quinta y la séptima rebajada en medio tono. A veces, se omite la tercera nota, pero jamás podría omitirse la séptima, o pierde su carac-terística esencial.

Su efecto psicológico es: Ligero desequilibrio emocional, que empuja, u obliga, a llegar al reposo. La forma como empuja hacia el reposo, es que hace sentir una fuerte nece-sidad de sonar u oír, inmediatamente después, un acorde mayor, que es el que produce descanso, o reposo. Este acor-de es muy positivo, porque fuerza a lanzarse al reposo, que es lo que necesita esta humanidad convulsionada. Sin embargo, si se llegare a ejecutar este acorde, y no se pasa inmediatamente a uno mayor o, por lo menos, a uno menor, su efecto psicológico es desequilibrante, porque deja una sensación de enorme inquietud e inseguridad. Por supuesto, su mejor efecto ocurre, si va seguido del primer acorde mayor de la escala, o sea el acorde tónico. Jamás se puede terminar una estrofa, de una composición musical, en un acorde con séptima bemol. Para un buen equilibrio emocional, todo párrafo musical, conviene que comience y termine en el acorde tonal aunque, en algunos casos, podría comenzar en un acorde mayor con séptima bemol, sin hacer sentir un mal efecto.

Acordes Mayores con Séptima Natural:


Son aquellos acordes mayores, a los cuales se les ha agregado una disonancia, la séptima nota de la escala, pero en su forma natural de la tonalidad, no bemol como en el caso anterior. No debería llamarse acorde, porque es enorme-mente disonante.
Éste es uno de los casos muy empleados por la música mundana, religiosa moderna y por la música campestre, sin embargo, es uno de los más perjudiciales a la salud mental, entre todos.
Su efecto psicológico es: Fuerte desequilibrio emocional, nerviosismo e intranquilidad.
Lamentablemente, la mayor parte de grupos musicales, mundanos y religiosos modernos, cantados y ejecutados con guitarra, terminan sus presentaciones con este acorde, y dejan una fuerte sensación de nerviosismo, altamente perju-dicial a la salud mental de los que escuchan. Es lo que más se debe evitar en una iglesia, puesto que los oyentes se van con intranquilidad psicológica, y tienen que auxiliarse de sedan-tes, y otros medicamentos, para poder dormir. Esto también explica una, de las varias razones, por qué los conjuntos electrónicos frecuentemente están asociados con el consu-mo de drogas estupefacientes, o fármacos. Es muy común que los guitarristas modernos terminen siempre con ese acorde perjudicial, que debe evitarse.

Acordes Mayores con Sexta Natural:


Son aquellos acordes mayores a los cuales se les ha agregado la sexta nota natural, lo cual los convierte en ligeramente disonantes. En la mayor parte de los casos, se usa para terminar un canto, como un remate, aunque también se usa en partes intermedias.
Aunque este acorde se sale de la técnica musical reconocida, y da la impresión de música con tendencia no clásica, sin embargo, produce psicológicamente una sensación agradable. Puede usarse ocasionalmente.

Acordes disminuidos:


Son aquellos acordes, ligeramente disonantes, en los cuales la primera nota es normal, pero la segunda y la tercera están ambas rebajadas en medio tono.
Su efecto psicológico es: Ligero desequilibrio emocional, que empuja hacia el reposo. Su efecto se parece al de un acorde mayor, con séptima bemol. Puede utilizarse adecua-damente en acordes de carácter pasadizo, o no duradero. Su efecto de desequilibrio es temporal, y puede ser minimizado a través de su combinación artística con otros acordes, especialmente si va seguido de un acorde mayor.

Acordes Aumentados:


Son aquellos acordes disonantes, en los cuales las dos primeras notas son normales, iguales a un acorde mayor, pero la tercera, está aumentada en un medio tono. No debería llamarse acorde, porque es sumamente disonante.
Su efecto psicológico es: Fuerte desequilibrio psíquico, con efectos psicosomáticos de tensión nerviosa y muscular. Su utilización debe evitarse por sus efectos perjudiciales, excepto si es un acorde pasadizo , o momentáneo.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos