Documento de trabajo para la conformación del nuevo programa institucional de tutoríAS



Descargar 411.21 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño411.21 Kb.
  1   2   3   4   5


PRESENTACIÓN
Este documento de trabajo que hoy se somete ante el Comité Institucional de Tutorías para su discusión y enriquecimiento, antes de presentarlo a la comunidad universitaria, tiene como objetivo final el actualizar nuestro Programa Institucional de Tutorías (PIT) dentro del contexto evolutivo por la que hemos transitado en los últimos cinco años, con lo cual pretendemos articular los esfuerzos cotidianos que ésta Dirección, las Facultades y la Escuela de Bachilleres realizamos en materia de tutoría. Como se recordará, la primera versión formal del PIT surgió en el año 2003, incorporándose básicamente a los compromisos institucionales que nuestra Universidad asumió ante las diferentes versiones del Programa Integral de Fortalecimiento Institucional de la Secretaría de Educación Pública (PIFI). A cinco años de su creación creemos que las condiciones iniciales se han modificado, tanto en los contextos nacional, regional, estatal e institucional, propiciando un ambiente más halagüeño para el fortalecimiento de la labor tutoríal. Por un lado, el análisis de nuestra Universidad que se realizó al inicio de la gestión del M. en A. Raúl Iturralde Olvera, permitió la redefinición de nuestro Plan Institucional de Desarrollo (PIDE), revaloró la necesidad de articular las labores sustantivas de nuestra Universidad en torno a la atención integral de nuestros estudiantes dentro de su modelo académico, determinó la readecuación de la normatividad de nuestra institución incluyendo por primera vez la tutoría, propició desde la administración central la búsqueda de apoyos a la labor de tutorías e impulsó acciones innovadoras como la creación de un portal de tutorías, la conformación de un grupo colegiado de apoyo al PIT y la apertura de programas tales como el de Estilos de Vida Saludables, que permitan la canalización y atención de nuestros estudiantes. Aunado a lo anterior, las políticas federales y estatales en sus respectivos programas sectoriales de educación, plantean la necesidad y la posibilidad de apoyar la labor de las IES en materia de tutorías; en el ámbito regional, la ANUIES, conformó en el mes de febrero una Red de Tutorías en la región a la cual pertenece la UAQ (centro-sur), se realizó el primer foro estatal sobre docencia y tutorías a mediados de abril y el primer foro interno de tutorías en la UAQ, pensamos que han retroalimentado positivamente este rubro. Desde nuestro punto de vista, las condiciones anteriormente señaladas nos abren un abanico amplio de perspectivas y oportunidades para fortalecer la labor tutorial, sin embargo, no soslayamos la necesidad de una amplia discusión interna que permita a la comunidad universitaria ubicar en su justa dimensión nuestra problemática actual y sobre todo que nos posibilite encontrar la proyección que merece la labor turorial. Para ello estamos incluyendo en la presente propuesta, tanto información estadística como documental que refuercen nuestros puntos de vista, así como documentos tales como: la propuesta de un reglamento de tutorías que permita normar las relaciones entre los diferentes actores que en el PIT participamos, dejando abierta la discusión para dar sugerencias que incidan incluso en la asignación de estímulos y permitan la apertura de diversas formas de apoyo a la labor tutorial, entre otras más que pudieran surgir de la participación responsable y comprometida de todos los sectores universitarios.
Dr. Carlos Isaac Silva Barrón

Director de Desarrollo Académico
Antecedentes
Contexto Internacional.

Las Instituciones de Educación superior requieren implementar acciones que les permitan incidir en los programas educativos que diseñan los gobiernos a partir de la implementación de programas de diseño y evaluación de los sistemas educativos; la gran mayoría de ellos influenciados por las recomendaciones que emiten organismos internacionales tales como UNESCO, OCDE, BID.

En lo que corresponde al ámbito de la educación superior, es importante retomar los principios marcados en “La conferencia mundial sobre la educación superior”. “La educación superior en el siglo XXI Visión y Acción”3 celebrada en octubre de 1998 en las que se dimensiona la importancia que tiene la educación superior para contribuir al desarrollo social, económico y cultural así como para la construcción de un futuro promisorio para todos los pueblos.

Se considera indispensable que las nuevas generaciones sean competentes y tengan acceso al conocimiento como un compromiso ineludible para no ser excluidos de la denominada Sociedad del Conocimiento. En este encuentro se define a la educación superior como aquella que “comprende todo tipo de estudios de formación así como aquellos que forman para la investigación a nivel postsecundario, impartidos por una Universidad o establecimientos de enseñanza debidamente acreditados por las autoridades competentes del Estado como centros de enseñanza superior”.

La educación superior ante los retos que presenta la sociedad actual se enfrenta a desafíos de entre los cuales destaca el financiamiento. Pese a que existen recomendaciones por parte de la UNESCO de que las naciones destinen al menos el 8% del PIB al rubro de educación, pocas son las que lo cumplen; por lo que las desigualdades se marcan y se cierran oportunidades no solamente para cubrir la educación superior, sino hasta la básica. En cuanto a la igualdad de condiciones, las oportunidades de acceso, la calidad de la enseñanza, la infraestructura, la formación docente y la profesionalización de la enseñanza enfrentan limitantes de financiamiento que al no ser atendidas contribuyen a que las diferencias sociales sean más notorias y por lo tanto la calidad de vida de las naciones no corresponda a las condiciones que la sociedad actual ha ido propiciando para unos cuantos.

En la búsqueda de incrementar los índices de eficiencia terminal, egreso y calidad en las IES, los organismos rectores del sistema educativo nacional han implementado una serie de políticas encaminadas precisamente a instrumentar acciones que propicien el crecimiento de los índices antes mencionados.

La educación superior tiene también el reto que representan las oportunidades emanadas del uso de nuevas tecnologías para que a partir de ellas, los miembros de sus comunidades sean capaces de producir, organizar, generar y difundir el conocimiento y la organización del mismo en beneficio de la sociedad en su conjunto como una manera justa de garantizar el acceso equitativo a cualquier sistema de enseñanza.

Si bien por un lado la expansión de la educación superior ha logrado acceso para más ciudadanos se contrasta con el hecho innegable de que las diferencias no sólo son entre países mas adelantados y los menos adelantados; más aún, contrastadas con el hecho de que la estratificación económica ha hecho a los países pobres más pobres y a los ricos más ricos es cada vez menos posible que acorten las distancias entre naciones desarrolladas y las menos desarrolladas.

A partir de las evaluaciones realizadas por los diferentes organismos internacionales en donde es notorio el rezago en la calidad educativa de nuestro país, la OCDE recomienda al gobierno mexicano el establecimiento de políticas educativas tendientes a elevar el nivel de educación para hacerlo competitivo en el contexto internacional.
Contexto Nacional

El gobierno mexicano a través de la Secretaría de Educación Publica (SEP) busca los mecanismos para atacar el problema y es así que con el apoyo de la ANUIES se implementa un programa de tutorías que busca eficientar y elevar la calidad de la educación.

Los programas de tutorías en las Instituciones de Educación Superior (IES), surgen principalmente a partir de la propuesta: “La Educación Superior en el Siglo XXI. Líneas Estratégicas de Desarrollo”, que elaboró en el año 2000 la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES). Uno de los 14 programas estratégicos delineados en ese documento fue el denominado Programa de Desarrollo Integral de los Alumnos, cuyo objetivo central consistió en “apoyar a los alumnos del Sistema de Educación Superior con programas de tutorías y desarrollo integral, diseñados e implementados por las IES, de suerte que una elevada proporción de ellos culmine sus estudios en el plazo previsto y logre los objetivos de formación establecidos en los planes y programas de estudios”.4

La ANUIES sistematizó diversas aportaciones de las IES y publicó en el 2000 el texto “Programas Institucionales de Tutorías. Una Propuesta de ANUIES para su organización y funcionamiento en las IES”. El año pasado la ANUIES sistematizó la información de una encuesta aplicada en el 2003 a 47 IES de todo el país. Si bien es cierto que la UAQ no participó en dicho estudio, dado que en ese año apenas estaba implementando su propio Programa Institucional de Tutorías (PIT UAQ), es importante que tomemos en cuenta las experiencias de las instituciones participantes y las recomendaciones realizadas por la ANUIES en el 2006 en la publicación titulada “La Incorporación de los Programas de Tutoría en la Instituciones de Educación Superior”.5 (Ver anexo: Recomendaciones ANUIES).

En este documento, elaborado por Alejandra Romo López, junto con un grupo de especialistas, se reporta lo que las instituciones, en contextos diferentes, llevan a cabo en materia de tutoría. Entre otros rasgos, resalta que la implantación de los programas de tutoría en las instituciones educativas empieza a ser una práctica generalizada. Muestra de ello fue encontrar, en el 2003, que en siete de cada diez instituciones están operando programas de tutoría; en dos de cada diez instituciones se prevé ponerlos en marcha y sólo en una de cada diez instituciones no se tiene contemplado operarlo.

La tutoría, tal como se ha venido implantando en las IES mexicanas, está dando muestras de la aparición de nuevas formas de relacionar a los estudiantes con sus profesores, lo que en poco tiempo nos permitirá hablar de la generación de una nueva cultura en la educación superior. Esta manifestación debe alertar a autoridades, funcionarios, profesores y estudiantes de los nacientes compromisos en el ejercicio de las respectivas responsabilidades, orientados a mejorar la comunicación, a enriquecer el trabajo de cada uno y a posibilitar la transformación cualitativa de los servicios de este nivel educativo. Naturalmente, todo eso requerirá de cambios en la organización curricular, en las estrategias de enseñanza, en la infraestructura de apoyo, en las normas, probablemente, pues, por otro lado, los programas de tutoría han generado grandes expectativas de impacto en el desempeño de los estudiantes, en la actividad de los profesores y en las dinámicas de las instituciones, en general.

En la organización académica, la tutoría ha logrado una posición que no puede dejarla al margen de los procesos de planeación institucional, más allá de decisiones y veleidades de carácter político. Es, fundamentalmente, objeto de un tratamiento académico, técnico, dirigido a una población demandante de servicios educativos de calidad, no de posiciones ni privilegios. Por eso, quienes tomen la decisión de participar en un Programa institucional de tutoría, deberán tener conciencia de que se exigirá de ellos, coordinadores y profesores, un sólido compromiso moral y un esfuerzo en tiempo y en dedicación para hacer posible una formación integral y de calidad.

En su afán por reforzar el desarrollo académico de las IES en nuestro país, la ANUIES implementó desde el año pasado una convocatoria anual de apoyo, denominada Programa de Apoyo a la Formación Profesional (PAFP), cuyo objetivo es estimular la mejora continua de los procesos de formación de los estudiantes de licenciatura. Su intención primordial es la de impulsar la articulación armónica y la complementariedad de distintos componentes educativos que inciden significativamente en la formación de los estudiantes de licenciatura, apoyando el fortalecimiento y mayor impacto del sistema institucional de tutorías, entre otras acciones. Nuestra Institución envió una propuesta titulada “Configuración y consolidación del modelo de formación universitaria de licenciatura de la UAQ” la cual recibió apoyo financiero que sustenta muchas de las acciones que se están realizando sobre tutorías.

Dentro del Programa Sectorial de Educación 2007-2012, presentado el año pasado por la Secretaría de Educación Pública se ha planteado como uno de sus objetivos “Elevar la calidad de la educación para que los estudiantes mejoren su nivel de logro educativo, cuenten con medios para tener acceso a un mayor bienestar y contribuyan al desarrollo nacional”. Para la educación superior se han definido las siguientes líneas de acción y estrategias, relacionadas con la actividad tutorial:

Fomentar la operación de programas de apoyo y atención diferenciada a los estudiantes, para favorecer su formación integral y mejorar su permanencia, egreso y titulación oportuna.



  1. Contribuir al impulso de programas de tutoría y de acompañamiento académico de los estudiantes a lo largo de la trayectoria escolar para el aprendizaje y rendimiento académico.

  2. Promover programas para que los alumnos terminen sus estudios en los tiempos previstos en los programas académicos, para incrementar los índices de titulación.

  3. Apoyar la realización de programas de regularización para estudiantes de nuevo ingreso con deficiencias académicas, así como de programas orientados a desarrollar hábitos y habilidades de estudio.

  4. Promover actividades de integración de los estudiantes de nuevo ingreso a la vida social, académica y cultural de las instituciones de educación superior, y fortalecer los programas de apoyo a la formación integral de los estudiantes.

  5. Favorecer la simplificación de los procedimientos administrativos y de los trámites necesarios para la titulación, registro de título y expedición de cédula profesional.

  6. Apoyar la instrumentación de acciones para facilitar la transición de la educación superior al empleo o, en su caso, al posgrado.

  7. Fomentar la realización de estudios para conocer mejor las características, necesidades, circunstancias y expectativas de los estudiantes, para desarrollar políticas de atención.


Contexto Regional

El 26 de febrero del 2008, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), convocó a las Instituciones Educativas de la Región Centro Sur del País, que incluye a los estados de Guerrero, Hidalgo, México, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala, a crear su Red de Tutorías. La reunión se realizó en la Sala de Consejo Académico del Edificio Central en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, en la ciudad de Pachuca.


El objetivo central de la reunión fue el de formalizar la creación de una red de colaboración en materia de tutorías, la cual permitirá retroalimentar experiencias y establecer interacciones que propicien el fortalecimiento de los diferentes aspectos que guarda la actividad tutorial en las Instituciones de Educación Superior de la Región Centro Sur de la ANUIES. La responsabilidad de la coordinación de la red quedó a cargo de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo con el auxilio de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, por acuerdo unánime de las 15 instituciones presentes.
En el mes de mayo se llevo a cabo la primera reunión formal de trabajo de esta red en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, donde se trabajó en el diseño de una base de datos para recabar información acerca del estado que guardan las tutorías en cada una de las IES de la región centro sur de ANUIES. Dicha información se está recabando en estos momentos y se discutirá y analizará en la próxima reunión de trabajo que tendrá como sede a la Universidad Autónoma de Querétaro a principios del mes de agosto.
Contexto Estatal

En el Programa Sectorial de Educación del Estado de Querétaro 2004-2010 dentro del subsistema de educación superior, se señala que la equidad es uno de sus objetivos estratégicos que fortalezca las posibilidades de acceso, permanencia y la terminación de estudios de la población en general. Para ello se definen básicamente dos estrategias y cuatro líneas de acción:

1. Fortalecer los servicios de apoyo al estudiante que contribuyan a que permanezcan y concluyan sus estudios.

2. Fortalecer los programas que permitan el acceso, la permanencia y la terminación de estudios de la población en condiciones de desventaja.



  1. Generar mecanismos para que las Instituciones de Educación Superior Públicas fortalezcan sus programas de apoyo al estudiante.

  2. Gestionar ante la Federación y otros organismos nacionales e internacionales recursos a efecto de incrementar servicios de apoyo al estudiantes.

  3. Generar políticas que motiven equidad en las Instituciones de Educación Superior.

  4. Fortalecer y diversificar los programas de becas para alumnos de escasos recursos.

Durante el mes de abril, por primera ocasión en nuestra entidad, se realizó el Primer Foro Estatal en Docencia y Tutoría, organizado por la Universidad Tecnológica de Querétaro, donde se presentaron las fortalezas y oportunidades de las IES estatales, así como la necesidad de fortalecer la colaboración interinstitucional en torno a la actividad tutorial a través de una red estatal.
Justificación

Desde la visión federal y estatal, la educación es considerada como estrategia fundamental para el desarrollo nacional, para lo cual se han propuesto iniciativas, programas e instituciones, como la ANUIES, que pretenden transformar cualitativamente el sistema educativo tales como PNE, PIFI, PIFOP y PRONABES principalmente.

El PIDE 2007-2012 señala como objetivo principal o primer desafío la consolidación y mejoramiento de la calidad educativa, estableciendo como Política la consolidación del Modelo Educativo Universitario (Ver anexo Resumen del Modelo Educativo Universitario), de tal manera que se atiendan las necesidades académicas, profesionales y sociales de los estudiantes y al mismo tiempo buscar el mejoramiento de la gestión institucional.6
Para lograr estos objetivos se proponen, a su vez, varias estrategias y metas a alcanzar, una de ellas es la de contar con “Programas educativos pertinentes y competitivos7 dirigiendo los programas educativos hacia:


  • el logro de competencias profesionales,

  • desempeños sociales

  • el desarrollo integral de los estudiantes,

Lo anterior Mediante:



    • programas de formación y orientación,

    • movilidad y esquemas de vinculación con el entorno que promuevan la experiencia profesional con responsabilidad social.

    • la activa participación de los profesores en programas de habilitación y actualización; y

    • la participación de los alumnos en los procesos formativos.

Así mismo, se establecen las siguientes metas a alcanzar dentro de esta estrategia.


“1.2.1 Orientar los programas educativos al dominio de competencias profesionales, dominio de los campos de conocimiento, con bases humanistas, que apunten a alcanzar estilos de vida socialmente productivos, saludables, seguros y éticos, proporcionando servicios educativos de calidad y de apoyo integral a los estudiantes, en lo académico, lo cultural y lo social.
1.2.2. Consolidar los programas institucionales de tutoría, movilidad, orientación vocacional y profesional y de seguimiento de egresados que contribuyan al aumento de eficiencia terminal e incorporación al empleo.
1.2.3 Incrementar el grado de habilitación del profesorado, su actualización y profesionalización, según criterios de desarrollo institucional, participando en programas de habilitación y actualización disciplinaria, de formación docente e investigación, en los que se integrarán la formación disciplinaria, pedagógica, humanista, y de transferencia de la experiencia profesional.
1.2.4 Generar una estructura y organización académico-administrativa que favorezca la pertinencia y la competitividad de los programas educativos.”8
Los principios que se busca desarrollar en estos programas son el humanismo; el de equidad y el de cambio. Los problemas que quieren atender son la iniquidad en el acceso a las oportunidades de educación, el rezago educativo de la población y la insuficiente vinculación con los sectores social y productivo. Por ello la visión de la educación muestra una cara diferente, se piensa en esquemas de aprendizaje más que de enseñanza se habla de aprender durante toda la vida, de desarrollo de productos a través de la creación científica y la innovación de esquemas diferentes de educación (abierta y a distancia).
Por todo lo anterior, el Programa Institucional de tutorías dentro del contexto institucional se sitúa como una herramienta operativa que permita contribuir a la consolidación del modelo académico; buscando contar con programas educativos, pertinentes y competitivos, es decir que coadyuven al logro de competencias profesionales, desempeños sociales y al desarrollo integral de los estudiantes; mediante programas de formación y orientación, movilidad y esquemas de vinculación con el entorno que promuevan la experiencia profesional con responsabilidad social, la activa participación de los profesores en programas de habilitación y actualización y la participación de los alumnos en los procesos formativos.
Evolución del PIT (2002-2005)
El Programa Nacional de Educación (PNE) 2001 – 2006 establecía la necesidad de que el país contara con un “sistema de educación superior con mayor cobertura y mejor calidad”9, que respondiera a las necesidades de desarrollo del mismo, atendiendo a la formación disciplinaria, científica, tecnológica y humanística, así como al desarrollo de habilidades y valores, con solidez académica y eficiencia en la organización y utilización de los recursos.
Así mismo definía: “Un programa educativo de buena calidad cuenta con una amplia aceptación social por la sólida formación de sus egresados; altas tasas de titulación o graduación; profesores competentes en la generación, aplicación y transmisión del conocimiento, organizados en cuerpos académicos; currículo actualizado y pertinente; procesos e instrumentos apropiados y confiables para la evaluación de los aprendizajes; servicios oportunos para la atención individual y en grupo de los estudiantes; infraestructura moderna y suficiente para apoyar el trabajo académico de profesores y alumnos; sistemas eficientes de gestión y administración; y un servicio social articulado con los objetivos del programa educativo.”10
Por otro lado, el acercamiento con los alumnos, como parte natural de la actividad docente, había permitido conocer, de manera informal, diversas problemáticas a las que se enfrentan, como lo son: la falta de recursos económicos, desnutrición, enfermedades, problemas de aprendizaje, desintegración familiar, etc. y que dan como resultado un bajo desempeño académico, reprobación, rezago, deserción, baja eficiencia terminal, y un bajo índice de titulación, por lo que surgió la inquietud y la necesidad de atender a la población estudiantil en esos aspectos, al principio, como esfuerzos individuales y aislados de algunos profesores que se ofrecían a escuchar a los alumnos y darles alguna orientación, recomendación e incluso apoyo de tipo económico.
Además, “Los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), al evaluar diferentes programas educativos, hicieron señalamientos como la necesidad de sistematizar información acerca de la trayectoria estudiantil, recomendando que se establecieran las tutorías como un sistema que recupere la información sobre la evolución académica de los alumnos y se atienda a los bajos índices de retención y titulación, se genere información sobre los programas académicos, la legislación universitaria, etc; se propongan acciones que orienten el desarrollo de la creatividad del alumno, la necesidad de desarrollo físico y mental y el auto estudio, se elaboren programas de apoyo a alumnos de alto rendimiento, de atención especializada, o disciplinaria y de vinculación con el medio familiar, etc. entre otros.”11

En el Plan Institucional de Desarrollo (PIDE) 2000-2010, se propuso, entre otras cosas, elevar la calidad e los programas educativos, fortaleciendo las actividades de su planta docente, actualizando y creando programas educativos con calidad y pertinencia social, atendiendo a sus estudiantes de manera sistematizada.


Otro aspecto importante en el (PIDE) 2000-2010, fue la de transitar hacia un nuevo modelo académico flexible y centrado en el aprendizaje.
En ese tenor, y tonel objeto de organizar e implementar la tutoría en la UAQ, se iniciaron diversas acciones:
En el 2001 a través de la Secretaría Académica se gestionaron dos cursos sobre Implementación de Programas de Tutorías con duración de 20 horas, impartido por ANUIES, a raíz de los cursos, las Facultades de Ciencias Naturales (Biología), Enfermería, Ciencias Químicas y Escuela de Bachilleres implementaron actividades tutoriales no sistematizadas y la Facultad de Informática al reestructurar sus programas educativos al sistema de créditos, trabajaron a la par un programa de tutorías operando en términos de asesoría para la carga académica del estudiante.
Posteriormente en Febrero del 2002, se convocó al primer Diplomado de formación de tutores, impartido por profesores de la Universidad de Guadalajara, integrándose a este diplomado, personal de la Dirección de Planeación y Desarrollo Institucional, de la Dirección de Desarrollo Académico y 35 docentes de las facultades de: Ciencias Naturales, Ciencias Políticas y Sociales, Ciencias Químicas, Enfermería, Filosofía, Ingeniería, Lenguas y Letras, Medicina y Escuela de Bachilleres.
Como resultado de éste Diplomado, se integró el Comité Institucional de Tutorías (CIT) con un representante de cada una de las 13 Facultades y la Escuela de Bachilleres, el cual elaboró 7 propuestas de programas de tutoría académica.
La Dirección de Desarrollo Académico retomó estas ideas en el subproyecto “Programa Institucional de Tutorías” incluido en el Proyecto Transversal “Fortalecimiento a la Docencia, Atención a estudiantes (Tutoría) y Seguimiento de Egresados” a cargo de la Secretaría Académica, como parte del Programa Integral de Fortalecimiento (PIFI 2.0) elaborado en el 2002 y que ha servido como documento base hasta el 2008.
A través de este Comité se realizaron las siguientes acciones:

  • Elaboración del programa transversal del PIT dentro del PIFI 2.0 y PROGES 3 y 3.1

  • Diseño e implementación del programa de capacitación de tutores, módulo I, II y III impartiendo 12 cursos, con la participación de 373 docentes.

  • Diseño del curso de inducción a alumnos de nuevo ingreso a la licenciatura y escuela de bachilleres con la participación de autoridades universitarias.

  • Planeación e implementación del curso de sensibilización para los docentes en las diversas facultades y escuela de bachilleres.

  • Asistencia y participación en los Consejos Académicos de las Facultades y Escuela de Bachilleres en donde fueron aprobados los programas de tutorías.

  • Elaboración de un curso de hábitos de estudios, en coordinación con la Dirección de Servicios Académicos y un equipo interdisciplinario dentro del proyecto de Educación a Distancia.

  • Elaboración de los trípticos con información del PIT y de los servicios institucionales.

  • Elaboración del tríptico “Para ser un buen estudiante” entregados a los estudiantes de nuevo ingreso.

  • Elaboración de tríptico titulado “¿No sabes que carrera elegir?” que se entrega a estudiantes de bachillerato

  • El PIT fue difundido en los diversos canales de televisión y radio de la ciudad de Querétaro y en la Revista universitaria.

  • Avances de un 80 % de los manuales del tutor presentado por una comisión de docentes de la Facultad de Contaduría y Administración.

  • En lo referente al PIT/SIIA se elaboró un documento con apoyo de la coordinación de sistemas efectuándose una prueba piloto con integrantes del Comité Institucional de Tutorías lo que permitió realizar las modificaciones pertinentes a los cuestionarios y actualizar las bases de datos, además se está trabajando en el análisis de los indicadores que permitan mejorar la labor tutorial.

  • La coordinación de sistemas desarrolló un módulo de captura de calificaciones parciales así como lo referente al seguro facultativo que apoya al módulo de tutorías.

  • Se creó un subprograma de consulta psicológica y orientación vocacional en la Dirección de Desarrollo Académico.

  • En el 2004, se desarrolló y concluyó el diplomado a distancia “Gestión e Instrumentación del Programa Institucional de Tutorías”, impartido a distancia por la ANUIES.


Evolución del PIT (2006-2008)

El Programa Institucional de Tutorías en la Universidad Autónoma de Querétaro (PIT) surge formalmente en el año 2003 dentro del marco de las propuestas realizadas por nuestra institución ante la SEP, a través del Programa Integral de Fortalecimiento Institucional (PIFI 2.0). A partir de ese momento se empiezan a establecer una serie de lineamientos y acciones tendientes a cubrir los compromisos adquiridos. Se estableció un Comité Institucional de Tutorías con la representación de cada una de las Facultades y de nuestra Escuela de Bachilleres, se inició una amplia difusión del programa, se empezó la capacitación docente de los profesores de tiempo completo, se aprueba y empieza a operar un programa de tutorías en la mayoría de las Facultades y en la Escuela de Bachilleres, se buscan espacios de canalización de los alumnos en función de su problemática, etc. Sin embargo, todos esos esfuerzos iniciales no han logrado aun consolidarse, motivo por el cual la administración del Sr. Rector M. en A. Raúl Iturralde Olvera, iniciada en enero del 2006, se replanteó en base al análisis de la situación real del PIT, llevar a cabo una serie de acciones, ubicar claramente las áreas de oportunidades de la situación nacional, regional y estatal relacionadas con la tutoría e impulsar decididamente las acciones derivadas de la versión actualizada del PIT. A pesar de las limitaciones presupuestales de nuestra Institución, se han seguido desarrollando una serie de actividades tendientes a fortalecer el PIT destacando las siguientes:



  • Aprobación del Plan Institucional de Desarrollo de la UAQ 2007-2012, donde se define claramente nuestro modelo educativo, así como la atención integral al sector estudiantil, donde las actividades relacionadas con tutorías juegan un papel crucial.

  • Incorporación de disposiciones normativas y definiciones relacionadas con la tutoría a la legislación universitaria del 2007, tanto en el Estatuto Orgánico como en el Reglamento de Estudiantes de la UAQ. Lo cual nos permitirá fundamentar la participación en la actividad tutorial.

  • Realización del Primer Diplomado para la Formación de Docentes Tutores 2007 donde se capacitaron 36 docentes de todas las DES y de la Escuela de Bachilleres.

  • Realización del Ciclo de Conferencias "Experiencias sobre tutorías en otras instituciones nacionales e internacionales de educación superior", donde se tuvo la oportunidad de realimentar con otras experiencias nuestra actividad tutorial.

  • Incorporación formal de cuatro Grupos Colegiados de profesores debidamente capacitados en el Diplomado anteriormente mencionado, para el apoyo de las actividades de innovación, difusión, capacitación y evaluación del Programa Institucional de Tutorías de la UAQ.

A finales del año pasado se empezó a trabajar de manera coordinada con el Programa de Estilos de Vida Saludable de la Secretaría de Extensión, lo cual ha potenciado el aspecto de canalización de los estudiantes al instrumentarse los espacios físicos y los programas correspondientes para su atención en aspectos preventivos de salud, atención psicológica, orientación pedagógica, nutricional, actividad física


Incorporación formal a las actividades del Programa Institucional de Tutorías de la UAQ de estudiantes tutores a partir del siguiente semestre (julio-diciembre 2008), con la intención de que los alumnos de semestres avanzados y con un buen rendimiento escolar, que han tenido una participación exitosa en el PIT, den asesorías a sus compañeros de semestres inferiores.
A partir del presente semestre, se ofertarán cursos propios de capacitación en tutorías al personal académico de las DES, tanto de manera presencial como a distancia con el apoyo de la Coordinación de Modalidades Educativas y Tecnologías para el Aprendizaje (META). Esto potenciará la participación de un mayor número de profesores de tiempo completo debidamente capacitados en el PIT que estamos actualizado.
Durante el presente semestre se actualizará el Programa Institucional de Tutorías acorde a la evolución de las condiciones existentes actualmente en ese rubro. Se pretende incluir el reglamento y la normatividad necesaria para que el PIT articule las acciones centrales con las de cada una de las que realizan nuestras diferentes Facultades y Escuela de Bachilleres. También se definirá el perfil del tutor y las alternativas que se puedan presentar dentro de las actividades propias de cada Facultad o de la escuela de Bachilleres.
Dentro del primer semestre del 2008 se realizó el primero de dos foros internos de auto evaluación de la actividad tutorial de nuestra institución, con la intención de darnos un panorama real del las brechas que aun existen entre nuestras Facultades y Escuela de Bachilleres en el rubro de tutorías y nos permita detectar las áreas de oportunidad para planificar al futuro. (Ver anexo de Evaluación por parte de Asesores Externos, SIGMA)
Se buscará la articulación con el programa de movilidad estudiantil de la Dirección de Cooperación y Movilidad Académica, para asignar profesores tutores que den seguimiento a la movilidad nacional o internacional que realicen los alumnos.
Se actualizará la información de cada DES en el Portal de Tutorías y se abrirá un espacio virtual en el servidor de la UAQ para reforzar la labor de tutoría, lo cual a su vez nos permitirá evaluar y dar seguimiento a esa actividad de manera continua.
Se realizará un Programa de Capacitación y de acciones conjuntas entre la Dirección de Desarrollo Académico, otras instancias de la administración central y las DES, tanto con tutorías como con formación docente

Dentro de ese contexto y como parte de las áreas de oportunidad que hemos encontrado en los ámbitos federal, regional y estatal, que sin duda potenciarán el reforzamiento de la labor en tutorías que realizamos en la UAQ, podemos señalar las siguientes:


1. En el ámbito Federal
a. Acuerdo 279 de la Secretaría de Educación Pública (SEP) tomado en el año 2000, donde se establecen los trámites y procedimientos relacionados con el reconocimiento de validez oficial de estudios del tipo superior. Incluye dentro del su artículo 11 la realización de actividades de tutoría, de parte del personal académico de tiempo completo. (Ver anexo)
b. La Educación Superior en el Siglo XXI. Líneas Estratégicas de Desarrollo elaborado por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) en el año 2000. Uno de los 14 programas estratégicos delineados en ese documento fue el denominado Programa de Desarrollo Integral de los Alumnos, cuyo objetivo central consistió en apoyar a los alumnos con programas de tutorías y desarrollo integral.
c. Lineamientos dentro del Programa de Mejoramiento del Profesorado de la SEP (PROMEP), para asignar perfil deseable a los Profesores de Tiempo Completo de las IES que realicen actividades de tutoría.
d. Recomendaciones realizadas por la ANUIES en el 2006 después de analizar de la tutoría en su publicación titulada “La Incorporación de los Programas de Tutoría en la Instituciones de Educación Superior”.
e. Lineamientos dentro del Programa Integral de Fortalecimiento Institucional 2007 (PIFI 2007), para proponer acciones tendientes a fortalecer la actividad tutorial de las IES. La administración central de la UAQ consiguió recursos para incorporar a los estudiantes en el Programa Institucional de Tutorías durante el presente año, después de haber aplicado su solicitud en el 2007.
f. Convocatoria de la ANUIES en el 2007 para asignar recursos económicos que permitan reforzar las actividades sobre tutorías al interior de las IES. La administración central de la UAQ consiguió recursos para las actividades que realizará en apoyo de la tutoría durante el presente año.
g. Apoyo de la SEP 2007 para la consolidación de la Instituciones de Educación Superior. La administración central de la UAQ consiguió recursos para las actividades que realizará en apoyo de la tutoría durante el presente año.
h. Programa Sectorial de Educación de la Secretaria de Educación Pública 2007-2012. Primer Objetivo. Estrategia 1.15. Siete líneas de acción ligadas con tutorías.
2. En el ámbito regional
a. Reciente conformación de la Red de Tutorías de la Región Centro Sur de la ANUIES, donde participará activamente la UAQ coordinando las acciones de gestión.
3. En el ámbito estatal
a. Programa Sectorial de Educación del Estado de Querétaro 2004-2009, Dentro de los Objetivos Estratégicos del Subsistema de Educación Superior, el Objetivo Particular III.1 contempla dos estrategias con cuatro líneas de acción relacionadas con la actividad tutorial.
b. Realización de Foro Estatal en Docencia y Tutoría por parte de la Universidad Tecnológica de Querétaro, donde se valorará las fortalezas y oportunidades de las IES estatales, así como su posible interacción en torno a la actividad tutorial.
Posible cierre:
El escenario que se ha venido conformando tanto a nivel nacional, regional y estatal, seguramente favorecerá de manera importante el desarrollo de la tutoría de nuestra universidad.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad