Diccionario enciclopédico de armas y



Descargar 2.5 Mb.
Página6/43
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño2.5 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   43

AUTOINFLAMACIÓN: Fenómeno que se caracteriza por la deflagración espontánea de la pólvora de un cartucho por el calentamiento excesivo de la recámara como consecuencia de los sucesivos disparos anteriores inmediatos. La temperatura crítica en estos casos se sitúa aproximadamente en 270 º C. La prueba que ha de superar cualquier arma es un mínimo de 100 disparos en rápida secuencia de tiro semi-automático, sin que se produzca dicho fenómeno.
autoloader: palabra anglosajona que significa De carga automática. Cualquier arma de fuego que se recarga a sí misma luego de que es disparado un cartucho almacenado en su recámara; los mecanismos típicos de carga automática se basan en el retroceso o en los gases de la pólvora combustionada o en una combinación de ambos para funcionar.
automatic ejectors: palabra anglosajona que significa Extractores automáticos. Piezas metálicas impulsadas por resortes que expulsan los cartuchos o vainas de la recámara una vez que se abre la acción, generalmente presentes en las escopetas.
AUTOMÁTICO / A: Término que describe la acción del arma que aprovecha la energía producida por el primer disparo para alimentar la recámara, y volver a disparar de nuevo sucesivamente mientras no se libere el disparador o la munición se acabe.
Avancarga: Arma que es cargada desde la boca del cañón.
Avispero: Arma de fuego, corta, que cuenta con un número de cañones superior a dos, disparándose sucesivamente.
Azagaya: Una azagaya es un arma arrojadiza primitiva y ligera que se lanza con la mano (como una jabalina) o con la ayuda de un propulsor, y que generalmente tiene la punta de asta de cérvido, un astil de madera y, quizá, también, unas plumas en la parte final para estabilizar el vuelo, como se hace con las flechas.
La punta de la azagaya es, generalmente, el único resto que encuentran los arqueólogos en las excavaciones, pues el astil de madera se pudre con el paso del tiempo. Por esta razón, la palabra azagaya es empleada, en arqueología, para referirse indistintamente a las lanzas completas o a las puntas de cuerna de este tipo de armas de caza.
Las azagayas son particularmente características del Paleolítico superior europeo y, dado que han ido evolucionando con el tiempo, es posible asignar uno o varios modelos característicos para cada una de las culturas de esta fase de la Prehistoria:
Auriñaciense: Azagayas de base hendida y azagayas losángicas
Gravetiense: Azagayas de base biselada y azagayas fusiformes
Solutrense: Azagayas con la zona central aplanada (también las hay biseladas y fusiformes)
Magdaleniense: Junto a las anteriores, aparecen las azagayas de ranuras (probablemente par incrustar microlitos), azagayas de base bifurcada y azagayas profusamente decoradas.
Azcona: De origen incierto, quizás vasco.  Arma probablemente arrojadiza, como un dardo.  Su moharra (Punta de la lanza, que comprende la cuchilla y el cubo con que se asegura en el asta)  es generalmente de forma lanceolada
Azde: La adze era una herramienta típica de carpintero con una fina cuchilla similar a la de un hacha; utilizada para hacer estrías. Los Maoris de Nueva Zelanda utilizaban estos azdes (llamadaos toki) como armas de guerra. Los suyos estaban hechos de jade o hueso, muy elaborados, y sujeto a un puño de madera
B

B (Licencia de armas): Personal: Particulares Autoridad concesión: Director General Guardia Civil. (Subdirector General de Operaciones por delegación). Vigencia: Tres años, debiendo ser visadas bienal y anualmente para los mayores de 60 años y 70 años respectivamente. Armas que ampara: Un arma de la 1ª Categoría. Otras consideraciones: Licencias para defensa personal, teniendo las mismas carácter restrictivo.


bac: palabra anglosajona que significa (Abrev.) Browning Arms Company.http://www.browning.com/
BACS: Siglas anglosajonas que significan de Brocock Air Cartridge System (Sistema de Cartuchos de Aire Brocock).
BACKSTOP: palabra anglosajona que define los elementos que se sitúan por seguridad detrás de un blanco con el fin de evitar que el proyectil pueda seguir su trayectoria.
backstrap: palabra anglosajona que significa Parte trasera o lomo de la empuñadura de un revólver o pistola.
bag: sandbag palabra anglosajona que significa Bolsa. Bolsa de cuero o material sintético rellena con arena usada para apoyar la culata o guardamanos de un arma sobre una superficie rígida.
Bagh Nakh: Arma de origen Indio.  Barra con cuatro o cinco cuchilla curvas enganchadas; al final de cada cuchilla hay un anillo para poder meter los dedos con la barra en la palma de la mano; a veces se le enganchan cuchillas de puñal.
Baikal Firearms: FSUP "Izhevsky Mekhanichesky Zavod" BAIKAL, es uno de los fabricantes más grandes del mundo en escopetas. En el transcurso desde la creación de la empresa rusa Baikal, se han diseñado sobre los 10 millones de unidades para caza y uno 3.000.000 millones para la exportación.  La elección apropiada de los modelos y una buena calidad en la creación de las piezas deja al cliente más exigentes, satisfecho.
Por los expertos dedicados en su diseño, las escopetas de IMZ ofrecen una gama completa de calidades y prestaciones para los consumidores, ofreciendo una mezcla  de escopetas caras unidas a un precio competitivo. http://www.baikalinc.ru/eng/prod/rifle/.
BALA: (proyectil) de una pistola, rifle o escopeta (armas de fuego). Termino mal utilizado para referirse al conjunto de la bala junto con el casquillo .denominando así a la munición de arma rayada que en realidad su termino correcto es cartucho Una bala puede estar hecha de plomo, plomo aleado con otros metales (e.g., estaño o antimonio); un interior de plomo recubierto de una capa de cobre, cupro-níquel, latón o hierro; o con muy poca frecuencia, hechos con otro metal, tal como latón sólido. A veces las balas de plomo están recubiertas con un parche de papel. Las primeras balas conocidas fueron de forma esféricas. El cartucho, en conjunción con el arma, está diseñado para que la bala salga por el cañón a una determinada velocidad y que su trayectoria sea la deseada. Para las armas de un calibre medio se le suele llamar proyectil, aunque realmente proyectiles son todas las balas. La bala debe de salir por la boca de fuego del cañón sin deformaciones anormales, y manteniéndose en la trayectoria que le corresponda, alcanzar el objetivo. Por tanto, tiene una misión fundamental, y de la perfección alcanzada en su fabricación, forma, peso, dimensiones y distribución de masas, dependerá la precisión de una munición.
Componentes de la bala.
La Envuelta.
: Es el componente o elemento que agrupa a los restantes, que en las balas ordinarias es el núcleo. Los fabricantes han realizado cantidad de estudios sobre los materiales a emplear, siendo hoy general el uso del latón 90/10 (90 % de Cobre y 10% de Zinc). Le sigue el llamado "bimetal", que es una fina capa de acero cubierta, como un sándwich, por dos capas de latón 90/10.
El Núcleo.: En las balas ordinarias, prácticamente sólo se usa plomo antimonioso. Esto es una aleación de plomo y antimonio, siendo este último de un 2 a un 4% como proporción más usual. Aunque las hay que llegan al 10 y 11 %. Se le añade el antimonio al plomo para que sea mas compacto y no se deforme, y para que sea algo más ligero.  En cartuchería especial el núcleo está formado por varios componentes, siendo su forma acorde con el uso que se le dé a la bala. Las perforantes tienen el núcleo de acero o carburo de tungsteno, las trazadoras llevan un compartimiento que va relleno de la sustancia que dejará marcada su trayectoria, las KTW que llevan un núcleo de metal duro (cobre, bronce, tungsteno) y una envuelta de teflón, balas que van divididas en dos mitades, en forma de flecha... en fin en el mundo de la cartuchería de todo se encuentra.
TIPOS DE BALAS: Por la función que se le dé a la bala se denominan: ordinarias, deportivas, perforantes, incendiarias, trazadoras, etc.  Por la forma del cuerpo de la bala se le clasifica en lisas, ranuradas, moleteadas y entalladas.
Se pueden clasificar por los elementos que las componen y por su forma geométricas.
Por elementos se clasifican en balas de un elemento, macizas o huecas (plomo, latón, cobre, acero, plástico, etc.); de dos elementos, las que tienen envuelta y núcleo, que son las más comunes; y de tres o mas elementos, siendo éstas desarrolladas por los diferentes fabricantes teniendo usos y formas de lo mas variopinto y de difícil subclasificación.
-  Por la forma geométrica pueden ser esféricas, cilíndricas, cilíndrico-cónicas, cilíndrico-ojivales, cilíndrico-ojivales agudas y tronconicas-cilíndrico-ojivales (aerodinámicas). Atendiendo a su punta pueden ser de punta roma, plana, hueca y blandas. Por la forma del culote: Talonadas, huecas, troncónicas y perforadas.
Como clasificación mas usual se emplea la que distingue a las balas blindadas y semiblindadas
-  Otras: Las variedades son innumerables y se pueden clasificar en distintos tipos-Tipos:
Explosivas:
balas que al llegar a su destino explotan. Puede producirse dicha explosión con un retardo pirotécnico (mechas y similares) o con una espoleta de impacto. Este tipo de balas sólo se utiliza en armas pesadas -.50 BMG o superior- debido a la complejidad de poner en un reducido espacio carga suficiente y los mecanismos necesarios.
Trazadoras: su uso principal es en ametralladoras para corregir el tiro del arma. Las cintas suelen contener una bala trazadora por cada cinco. Normalmente dejan una estela luminosa al quemarse una sustancia especial que llevan en la parte posterior o entre la envuelta y el núcleo, pero existen en otros tipos. Algunas no empiezan a dejar la estela hasta transcurrido un cierto espacio (50 a 100 metros, según modelo) para que el enemigo no pueda localizar el arma. Otras dejan una estela de humo, más visible durante el día. Y para operaciones especiales, las hay que dejan una estela sólo visible con visores nocturnos o de infrarrojos.
Incendiarias: parecidas a las trazadoras, su misión es provocar incendios en el objetivo. Raramente se construyen si no es en combinados como perforante-incendiaria. Existen dos formas de iniciarla: con retardo pirotécnico (al consumirse algún tipo de mecha o la carga trazadora en los combinados) o con espoleta de impacto (sólo práctico en los calibres mayores).
Perforantes: Bala de acero u otro metal duro. Deben llevar una envuelta o al menos una franja de forzamiento de metal blando para coger las estrías.
Perforantes de núcleo duro: bala convencional o trazadora que lleva un núcleo de material duro como acero templado, o carburos sinterizados. Tras el impacto, pierden la envuelta mientras el núcleo indeformable atraviesa el objetivo.
Subcalibradas - Sabot: la bala es más pequeña que el calibre del arma. El menor peso que la bala convencional le proporciona velocidades iniciales muy altas. Este núcleo está rodeado de una envuelta parcial de plástico ("Sabot") que asegura la estanqueidad mientras la bala circula por el cañón y que cae al suelo apenas sale del mismo. Se utiliza para proporcionar capacidad perforante o para proporcionar alta velocidad para disparos lejanos.
Marcador / Spotter: bala que produce un fogonazo de magnesio muy visible al impactar en el blanco. Generalmente son además trazadoras. Su uso se limita al entrenamiento de tiro, tanto de armas convencionales como con subcalibres de lanzacohetes o cañones.
Marcador / Spotter económico: bala de entrenamiento, cargada con cierta cantidad de bicarbonato u otros polvos inertes. Al impactar producen una nubecilla de polvo y dejan una mancha.
Núcleo desequilibrado: balas con el núcleo formado por dos materiales de distinta densidad (plomo y aluminio o plástico) de modo que al dispararse vuelan en precario equilibrio. Al impactar, la parte posterior más pesada adquiere un momento y gira introduciéndose en el blanco de lado o girando. Se pensaron para producir las grandes heridas de las balas expansivas sin contravenir la convención de Ginebra. El mismo efecto se produce con ciertos diseños aún con el núcleo de un solo metal.
Frangible: Balas formadas generalmente por polvo compactado (polvo de cobre, de carbón...). Su objetivo suele ser anular amenazas terroristas en entornos peligrosos (aviones, refinerías, centrales nucleares...) y consiguen penetrar en el cuerpo humano pero se destruyen sin causar daños si impactan sobre superficies duras. Algunas variedades se usan para entrenamiento, dejando una marca de polvo en el blanco.
Balas macizas: generalmente las balas macizas que no son de plomo, son perforantes. Suelen ser de acero y llevar una banda de forzamiento. Pero hay otras que están construidas en latón o cobre (como la 8x50R del Lebel). Su función es obtener una bala más perforante que las blindadas normales pero más deformable que las perforantes. En algunos casos también se hicieron balas de cobre macizo para abaratar su manufactura.
Balas corta-alambradas: Fueron pensadas para los fusiles Máuser y muy usadas durante la primera guerra mundial, En lugar de bala convencional, llevan un trozo de hierro dulce subcalibrado. Su vuelo es totalmente errático y se desequilibran fácilmente, con lo que es relativamente sencillo acertar en una alambrada a distancias no demasiado altas. Por su voluminoso diseño, debe extraerse el cerrojo para introducirlas en la recámara. No es posible su introducción en los cargadores.
Balas de señales - bengalas: Como los corta alambradas, están pensadas para usarse en fusiles tipo Máuser y su longitud obliga a desmontar el cerrojo para introducirlos en la recámara.
Balas de plomo sin envuelta: Están prácticamente en desuso, aunque son imprescindibles en todas las armas de avancarga. También fueron empleadas en los cartuchos tipo Lefaucheux y en la mayoría de cartuchos diseñados para pólvora negra. A menudo se engrasan. En la actualidad, y fuera del ámbito del tiro con armas históricas, sólo se usan en la munición tipo "wadcutter" y en escopetas de cañón liso.
Su principal defecto es que el plomo es demasiado blando, por lo que en su recorrido por el cañón del arma deja residuos que deben limpiarse regularmente. Además, el polvo de plomo que se produce es tóxico a largo plazo.
Por la misma razón, en algunas armas automáticas, puede deformarse al golpear con la rampa de alimentación perdiendo precisión o incluso encasquillando el arma. Las formas muy aerodinámicas no pueden realizarse en la práctica, porque las puntas aguzadas se abollan o rompen con demasiada facilidad.
Estos problemas suelen reducirse empleando el plomo en aleación con otros metales, como el antimonio, para aumentar su dureza. Por último, entre sus desventajas, añadir que con el advenimiento de la pólvora sin humo se descubrió que los proyectiles de alta velocidad que además giran muy rápido pueden llegar a "desintegrarse" debido a que el plomo no es capaz de soportar la enorme fuerza centrífuga a que es sometido.
Entre sus ventajas, citar que cualquiera puede producir sus propias balas con una inversión ínfima. También la mayor deformabilidad del plomo hace que este tipo de balas sea muy apropiado para la caza o incluso la defensa personal.
Balas con envuelta completa (FMJ, Full Metall Jacketed): El siguiente paso fue cubrir un núcleo de plomo con un metal más duro pero suficientemente blando como para adaptarse a las estrías del cañón sin desgastarlas demasiado. En general se usa el cobre o el latón.
Esta envuelta protege el núcleo de plomo y evita que se deforme durante el transporte o en la alimentación del arma. Esto permite también el uso de formas más aerodinámicas. Además, apenas deja residuos en el cañón y no necesita lubricación.
Su otra ventaja es al mismo tiempo su inconveniente: se deforma menos al impactar, aumentando su capacidad de penetración pero disminuyendo la capacidad de transferir energía al blanco. Por esta razón no deben usarse en la caza.
El material de las envueltas pueden ser de latón, cobre, acero pulido, cromado, o cobreado; la  forma: aerodinámica, troncocónica, o cilindro esférica; las ranuras de engarce: de ninguna a dos y la terminación de la parte posterior: plomo no visible, liso o cónico.
Balas expansivas: Son un tipo intermedio entre las dos anteriores, reuniendo lo mejor de ambos. Su uso en la guerra está prohibido por la convención de Ginebra. Existen varios tipos:
-Semi blindadas: la envuelta no cubre la punta con lo que se facilita la deformación controlada de la bala. Pueden tener la punta hueca o no.
-Balas DUM-DUM: es la variante más antigua de bala semiblindada con líneas de precorte. Se desarrollaron en el arsenal indio de Dum-Dum a finales del S. XIX para aumentar el poder del .303 British. Simplemente eran balas normales con unos cortes en la punta para facilitar la deformación al romperse la envuelta. La envuelta solía romperse dejando esquirlas y heridas terribles. Fueron la causa de que se prohibiese las balas expansivas en la guerra. Al usarse balas militares que no tenían envuelta en la parte posterior, a veces ocurría que la envuelta quedaba atascada en el cañón aunque saliese el núcleo de plomo. El siguiente disparo podía provocar la explosión del arma.
-Con falsa ojiva: bala semiblindada, generalmente de punta hueca, pero con un suplemento de metal hueco que cubre la punta para dotar al conjunto de mejor aerodinámica y facilitar la alimentación en armas semiautomáticas.
-Con Ojiva plástica: balas de punta generalmente hueca con falsa ojiva plástica. Según su diseño en concreto, puede mejorar la aerodinámica de una bala hueca o penetrar en el núcleo hueco durante el impacto para aumentar y controlar la deformación de la bala. Algunas como las ACTION son balas macizas de latón con una perforación. El inserto plástico parece servir sólo para facilitar la alimentación del arma.
-Otros: hay decenas de variantes, que en general no son más que variantes de las anteriores con nombres registrados por las distintas casas comerciales.
Balas especiales: trazadoras, perforantes, incendiarias, explosivas, macizas: Generalmente son balas aerodinámicas con envuelta completa. Muy a menudo combinan varias características (perforante-incendiaria, trazadora-perforante...) y como es lógico aumentan su complejidad a medida que aumenta el calibre y por tanto el espacio disponible.
VER PROYECTIL
Baleyn: Palabra medieval utilizada para nombrar a los huesos de ballena que se utilizaban para hacer armas y armaduras durante el siglo 14.
Balín: Bala de menor calibre que la ordinaria de fusil.
Balín Diábolo: La munición diabolo, también conocida como wadcutter, es tal vez la mas popular y extendida debido principalmente a su bien comportamiento en casi todas las modalidades de tiro y un precio ajustado. Este tipo de balín es idóneo para entrenamientos ya que la mayoría de ellos están bien acabados y proporcionan bastante precisión. Los modelos específicos para competición están controlados individualmente tanto en su tamaño como en su peso. Los pesos de los diabolos se suelen ajustar al tipo de arma, así las carabinas utilizan los más pesados que generalmente superan los 7.5 hasta los 8.0 grains y los más ligeros para pistolas. La longitud varía en 1 o 2 Mm. o más para los modelos de carabina. Balísticamente hablando, pierden velocidad rápidamente ya que su coeficiente aerodinámico es muy alto (1.17) pero por contra su forma plana los hace idóneos para el tiro a dianas de papel ya que producen un orificio perfecto. El nivel de impacto es moderado aunque pueden utilizarse para siluetas con pistola. En algunas aleaciones duras los niveles de penetración son notables Balín Punta Esférica o Domed: Munición específica para uso multipropósito. Combina la alta precisión de los diabolos convencionales con un refuerzo en la parte superior en forma de semiesfera. En algunos casos el componente de esta semiesfera es diferente del cuerpo del diabolo, por lo que pueden encontrarse en el mercado distintas durezas según el nivel de impacto que se requiera. Algunos modelos de altas prestaciones para competiciones de campo tienen toda la punta maciza. En pruebas prácticas y debido a la especial dureza de la cabeza del balín se ha demostrado que igualan y superan en determinados casos en penetración a los balines terminados en cono o flecha "spitz". Igualmente el coeficiente balístico de estos proyectiles puede ser muy alto en comparación con los balines spitz gracias a su elevada densidad seccional. Son ideales para el tiro a silueta tanto en carabina como en pistola. En armas potentes se utilizan como munición de caza.
Balines Conicos: Los balines cónicos son la munición más primitiva que se usa en armas de aire comprimido, son muy populares porque se usan todavía en las casetas de feria o atracciones de puntería. Los coeficientes prácticos de esta munición son muy bajos especialmente por su bajo peso y escasísima precisión. Hay que tener en cuenta que la fabricación de este tipo de balines raramente está sujeta a estrictos controles de calidad y las irregularidades entre uno y otro pueden ser muy grandes. Antiguamente se llego a realizar una versión "Mágnum" de este tipo de balines, si bien la denominación es del todo equivoca pues no superaban los 6.5mm de longitud y a pesar de su mayor peso eran muy imprecisos.
Balines Expansivos: Denominación aplicada a los balines de punta hueca o llamados "hollow point", realizados con aleaciones blandas que les confieren un poder de deformación muy alto. El principio en el que se basan es en una zona hueca que esta diseñada como punto de ruptura artificial en el momento del choque. Al impactar contra el blanco se produce una deformación controlada muy rápida que hace que el orificio de salida sea mucho mayor que el de entrada. Con armas potentes este efecto puede comprobarse fácilmente disparando a un bloque de pastilina o arcilla, el efecto inicial es una buena penetración para abrirse la parte frontal como si fueran pétalos de manera que la penetración se detiene a costa de un ensanchamiento del agujero producido. Su aplicación esta orientada en la caza y el control de alimañas, en los países en los que esta autorizada esta practica Balista: Balística es la ciencia que define hasta dónde puede llegar un proyectil (balas o perdigones), y con cuánta fuerza. Por otro lado, conceptualmente, el término balística posee un amplio contenido que resulta conveniente poder analizar paso a paso. En primer lugar, por balística podemos entender el poder de impacto que puede llegar a registrar un disparo realizado con una munición determinada. En este sentido, la balística queda condicionada por dos grandes conjuntos de factores: los internos u objetivos, estrechamente relacionados con las características propias del arma utilizada; y los externos o ambientales, vinculados a las condiciones atmosféricas reinantes en el momento del disparo y al tamaño del objetivo que se pretende abatir.
Dentro de los factores internos que condicionan la balística debemos tener en cuenta los siguientes elementos:
- La velocidad y el peso del proyectil utilizado en el disparo
- El grado de deformación que puede experimentar la bala en el momento en que impacta contra el objetivo
- La forma de la bala y de su punta (dura o expansiva)
- La estrecha relación entre el diámetro y el peso de la bala.
Sólo atendiendo a estos condicionantes internos y a los externos mencionados anteriormente podremos conocer el poder de impacto de un tipo de munición determinada. Por otro lado, como regla general, el tirador debe tener en cuenta que los calibres menores son más veloces que los pesados en disparos a corta distancia. Por el contrario, si la distancia aumenta, los calibres pequeños resultan menos eficaces que los más pesados.
El poder de impacto se expresa en kilográmetros, una medida que se obtiene tras restar a la velocidad de la bala en el momento del impacto (expresado en metros/segundo) su peso (en gramos). Esta cifra se multiplica por el diámetro de la bala (en milímetros) y el total obtenido se divide por 800. Tras esta operación se obtiene un número entre 2 y 10 que representa el poder de impacto del cartucho a diferentes distancias. Esta cifra, expresada en kilográmetros, elevada al cubo marca el peso del animal que puede ser abatido con el cartucho analizado a una distancia determinada.
La balística es un elemento inexorable y siempre indica al tirador qué tipo de munición deberá emplear en función de la pieza que quiera abatir y de la distancia a la que quiera disparar. Por ejemplo, el calibre .222 Remington (5,6x43mm) es uno de los más utilizados para la caza del corzo. Se trata de un cartucho ligero, poco potente, pero muy preciso. Según las tablas de balística, el poder de impacto del .222 oscila entre los 3,5 kilográmetros en disparos a 100 metros de distancia y los 2,7 en tiros a 200 metros. Elevando estas cifras al cubo observamos que el tirador, en condiciones normales, podrá abatir un corzo de casi 43 Kg. con un tiro a 100 metros, mientras que el peso del animal se reduciría a los casi 20 Kg. con un disparo realizado desde 200 metros.
Uno de los elementos más importantes de la balística son las tablas de tiro. Se trata de unos documentos fundamentales para que los disparos resulten eficaces. Entre otras variantes, estas tablas indican la velocidad, la energía y la trayectoria de un cartucho determinado. En este sentido, por lo general, un cartucho ligero y poco potente como el .222 Remington resulta muy veloz y eficaz en los primeros metros, pero poco a poco va perdiendo precisión y energía en el momento en el que aumentan las distancias. Todo lo contrario de lo que ocurre con los cartuchos más potentes, que siempre son más lentos pero que cuentan con una energía progresiva. Por ejemplo, el popular .300 Winchester Mágnum cargado con 168 grains (10,9 gramos de plomo), en un tiro a 200 metros, va a una velocidad de 850 m/s y tiene una energía de 3900 julios. Esto supone un poder de impacto de unos 7 kilográmetros a 200 metros. Por tanto, el tirador podrá abatir a un ciervo de unos 350 kilogramos con total suficiencia.
Es fundamental en balística el ajuste del arma. Esta operación se lleva a cabo para compensar la caída de la bala durante su trayectoria. Por ejemplo, un calibre .222, en un disparo centrado, a unos 200 metros presenta una caída de aproximadamente 3cm por debajo del punto de impacto inicial. Por tanto, para hacer blanco, el tirador deberá apuntar unos 3cm por encima de su objetivo
Podemos dividirla en: Balística Interna, Balística Externa, Balística de Efectos o Terminal y Balística Forense (Balística Identificativa).


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   43


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad