Dibujos que hablan



Descargar 32.5 Kb.
Fecha de conversión29.01.2018
Tamaño32.5 Kb.

DIBUJOS QUE HABLAN

HACER FAMILIA - Por Alicia Cruzat.



Los niños siempre han usado el dibujo como un canal de comunicación entre ellos y su mundo exterior.

El dibujo es una de las formas de expresión más antiguas de la humanidad. En el caso de los niños, es un portal que permite la entrada al mundo infantil: su capacidad de expresar lo que ellos sienten, piensan o desean es lo que hace de éstos un verdadero tesoro. Como dice Nicole Bédard en su libro Cómo interpretar los dibujos de los niños: “A través del dibujo, el subconsciente del niño se transparenta permitiendo a los demás conocer y acceder a aspectos muy importantes de su vida y de sus relaciones que, de otro modo, permanecerían totalmente insospechadas”.



La interpretación de los dibujos

Cuando los niños son pequeños, es difícil entablar una conversación profunda porque no tienen el lenguaje ni la madurez suficiente para contarnos sus sentimientos y preocupaciones. Pero eso no quiere decir que no los tengan. Si un adulto quiere acceder a su mundo, debe hacerlo desde su propio lenguaje: el dibujo, que constituye un puente de comunicación entre el adulto y el niño. Pero… ¿cómo comprenderlos?


Existen ciertas pautas orientadoras, pero hay que tener claro que la interpretación no depende sólo de éstas, sino que de la experticia de la persona (sólo pueden interpretarlos quienes se han especializado en el tema), de la condición biográfica y familiar del niño, de su historia personal, del significado que éste le otorga al dibujo, del contexto en que está hecho, de la problemática que presenta, del proceso vivido y del objetivo que se plantee (evaluación diagnóstica, terapia).
Así y todo, estas pautas y la conversación que se puede establecer con el niño a través del dibujo, son un gran aporte porque ayudan a entender la cosmovisión del mundo infantil y a estar alerta en caso de ver algo que les llama la atención. Si es así, hay que derivarlo a un especialista.

¿Qué significan…? (según Guía Infantil)

> Posición del dibujo.Todo lo que dibuja en la parte superior del papel está relacionado con la cabeza, el intelecto, la imaginación, la curiosidad y el deseo de descubrir cosas nuevas. La parte inferior habla de las necesidades físicas y materiales. El lado izquierdo indica pensamientos que giran en torno al pasado, mientras que el derecho, el futuro. Si el dibujo se sitúa en el centro del papel representa el momento actual.
> Dimensiones del dibujo.Los dibujos con formas grandes muestran seguridad; los de formas pequeñas suelen estar hechos por niños que normalmente necesitan de poco espacio para expresarse, o niños reflexivos o con falta de confianza.

> Trazos del dibujo. Los continuos suelen denotar un espíritu dócil, mientras el borrado o cortado puede revelar a un niño algo inseguro e impulsivo.
> La presión del manejo. Una buena presión indica entusiasmo y voluntad. Cuanto más fuerte, mayor impulsividad o agresividad; cuanto más superficiales, puede ser por falta de voluntad o fatiga.
> Los colores del dibujo. El rojo representa la vida, el ardor, el activo; el amarillo, curiosidad y alegría de vivir; el naranjo, necesidad de contacto social y público e impaciencia; el azul, la paz y la tranquilidad; el verde, cierta madurez, sensibilidad e intuición; el negro representa el inconsciente; el marrón, la seguridad y planificación. El dibujo de un solo color puede denotar pereza o falta de motivación.

Tipos de dibujos

Pueden dibujar de tres formas distintas:

> Haciendo copias o reproducciones.

> Dibujando libremente. Cada vez adquieren más importancia para la psicología los dibujos hechos en forma autónoma porque son la expresión más pura del niño.

> Siguiendo instrucciones. Dentro de éstos, se encuentran los test proyectivos. Los más conocidos son: HTP, Test de la figura humana, Test de la familia kinética, Test del árbol, Test del dibujo de la familia y Test de una persona bajo la lluvia.

Interpretación
Estos dibujos fueron analizados por la psicóloga María Eugenia Corbalán. Los niños dieron su autorización para su publicación.

Niño bajo la lluvia

Dibujo de un niño de 7 años, disruptivo, inquieto, afligido, que se escapaba de la sala, inmanejable para los adultos y muy sensible. El dibujo de la persona bajo la lluvia evalúa cómo éste se maneja frente al estrés, qué recursos despliega para poder enfrentarlos y cómo percibe esta presión.
Su dibujo de la persona humana refleja cierta inmadurez. El paraguas es pequeño para lo que cae del cielo: son rocas. Las nubes, los granizos y las pozas de agua son gigantes. Hay riesgo de que se caiga en ellos. Se ve un niño bajo mucha presión: su percepción de mundo es amenazante, angustiante. Por otro lado, es un niño sensible que siente que los recursos que tiene para defenderse no están siendo útiles. También impulsivo: frente a estímulos externos no hay un proceso interno de reflexión.
Después de un año de terapia

Dibujo del mismo niño después de un año de terapia. Hay una figura más grande, más asertiva y un entorno menos amenazante. El niño se logra manejar: el paraguas es más útil. Está colocado a la izquierda porque es un tanto inmaduro, pero en definitiva, uno ve que aquí el contexto y su percepción del ambiente cambiaron. El tamaño del niño habla de una persona que se plasma mejor, que ocupa más espacio, que tiene una autoestima más elevada, que se siente con más poder, con más capacidades, con más recursos y con mucho menos amenazas.

Hoy día este niño está mucho más grande y en otro proceso.

Dibujo de un niño de 7 años

La consigna es: “Dibuja una familia de animales”. Él dibujó a su propia familia, y a todos iguales. Esto habla de una identidad familiar fuerte, de que todos van hacia el mismo objetivo. Él, que es el mayor, se identificó con el animal que está arriba de la mamá: todavía necesita la contención materna. El dibujo está concentrado abajo lo que hablaría de cierta inseguridad. El papá es el último, protege desde la retaguardia; pero a su vez, llama la atención que los hijos sean los que van guiando el camino. También hay contenidos de felicidad: están todos juntos y con la lengua afuera”.

Etapas del dibujo

 En la medida en que los niños van creciendo, sus dibujos también siguen algunas etapas.

> La etapa del garabato: de los 3 a los 6 años.

> La etapa del esquema: de los 6 a los 9 años.

> La etapa intermedia: de los 9 a los 12 años.

> La etapa de la reproducción fiel: de los 12 a los 14 años.



> La etapa de la representación espacial: a partir de los 14 años.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad