Curso de derecho a la igualdad entre mujeres y hombres


Violencia de género: Aspectos conceptuales



Descargar 0.99 Mb.
Página5/11
Fecha de conversión12.09.2018
Tamaño0.99 Mb.
Vistas515
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Violencia de género: Aspectos conceptuales


Actividad 2. La persona instructora pedirá al grupo organizarse en equipos y leer un fragmento del artículo denominado “La violencia hacia la mujer en el contexto doméstico”, de Jorge Corsi.

Nota a la persona instructora: Muestre diapositiva 2.6

Una vez concluida la lectura, les pedirá realizar un resumen con las ideas centrales.

Para realizar el resumen, la persona instructora puede utilizar las siguientes preguntas guía:


  1. ¿Qué entendemos por violencia?

  2. ¿Qué entendemos por violencia de género?

  3. ¿Cuáles son las condiciones para que la violencia de género pueda ejercerse?



La violencia hacia la mujer en el contexto doméstico

Jorge Corsi

…la raíz etimológica del término violencia remite al concepto de fuerza. El sustantivo violencia se corresponde con verbos tales como violentar, violar, forzar.

A partir de esta primera aproximación semántica, podemos decir que la violencia implica siempre el uso de la fuerza para producir un daño. En un sentido amplio, puede hablarse de violencia política, de violencia económica, de violencia social, etc. En todos los casos, el uso de la fuerza nos remite al concepto de poder.

En sus múltiples manifestaciones, la violencia siempre es una forma de ejercicio del poder, mediante el empleo de la fuerza (ya sea física, psicológica, económica, política...) e implica la existencia de un "arriba" y un "abajo", reales o simbólicos, que adoptan habitualmente la forma de roles complementarios: padre-hijo, hombre-mujer, maestro-alumno, patrón- empleado, joven- viejo, etc.

La violencia implica una búsqueda de eliminar los obstáculos que se oponen al propio ejercicio del poder, mediante el control de la relación obtenido a través del uso de la fuerza.

La conducta violenta, entendida como el uso de la fuerza para la resolución de conflictos interpersonales, se hace posible en un contexto de desequilibrio de poder, permanente o momentáneo.

En el ámbito de las relaciones interpersonales, la conducta violenta es sinónimo de abuso de poder, en tanto y en cuanto el poder es utilizado para ocasionar daño a otra persona, Es por eso que un vínculo caracterizado por el ejercicio de la violencia de una persona hacia otra, se denomina relación de abuso.

Considerarnos la violencia como una situación en la que una persona con más poder abusa de otra con menos poder: la violencia tiende a prevalecer en el marco de relaciones en las que existe la mayor diferencia de poder.



El contexto cultural de la violencia de género

Para comprender el fenómeno de la violencia doméstica, resulta imprescindible comenzar por el análisis de los factores que la legitiman culturalmente. Desde siempre, creencias y valores acerca de las mujeres y de los hombres han caracterizado una sociedad patriarcal que define a los varones como superiores por naturaleza, y les confiere el derecho y la responsabilidad de dirigir la conducta de su mujer. Estas actitudes y valores, que echaron raíces a través de los siglos, se traducen en estructuras sociales particulares: por ejemplo, la división del trabajo, las políticas institucionales y la discriminación hacia la mujer.

Los estereotipos de género, transmitidos y perpetuados por la familia, la escuela, los medios de comunicación, etc., sientan las bases para el desequilibrio de poder que se plantea en la constitución de sociedades privadas, tales como las que están representadas por el noviazgo, el matrimonio o la convivencia .

Investigaciones llevadas a cabo en los últimos años, demuestran que, a pesar de los esfuerzos realizados por numerosas organizaciones, tendientes a difundir y promover ideas progresistas acerca de la igualdad entre los géneros, cierto núcleo de premisas, constitutivas de un sistema de creencias más amplio, siguen siendo sostenidas por amplios sectores de la población. Entre ellas, las más persistentes, son:



  • que las mujeres son inferiores a los hombres,

  • que el hombre es el jefe del hogar,

  • que el hombre tiene derechos de propiedad sobre la mujer y las/los hijos

  • que la privacidad del hogar debe ser defendida de las regulaciones externas

Un sistema de creencias sostenido en tales premisas, tiene como consecuencia inmediata la noción de que un hombre tiene el derecho y la obligación de imponer medidas disciplinarias para controlar el comportamiento de quienes están a su cargo.

Aun cuando se modifiquen las leyes, los comportamientos tienden a seguir siendo regulados por esta normativa cultural que legitima el uso de la fuerza como “método correctivo" y como instrumento de poder dentro de las relaciones privadas.

Distintos autores han señalado el valor de los mitos culturales acerca de la violencia hacia la mujer, como elementos perpetuadores del problema. Precisamente una de las características definitorias del mito es su resistencia al cambio; la fuerza del mito reside en que es invulnerable a las pruebas racionales que lo desmienten. En el caso de la violencia doméstica, los mitos cumplen tres funciones principales:

a. Culpabilizan a la mujer (mitos acerca de la provocación, el masoquismo, etc.).

b. Naturalizan la violencia ("el matrimonio es así”, "los celos son el condimento del amor").

c. Impiden a la víctima salir de la situación (mitos acerca de la familia, el amor, la abnegación, la maternidad, etc.).


Tanto los mitos como los estereotipos culturales, necesitan de un vehículo para encarnarse en pensamientos, actitudes o conductas. Dicho vehículo está representado por las instituciones que, dentro de la comunidad, son verdaderas transmisoras de los mensajes culturales antes apuntados.

Al terminar la lectura, en plenaria, pedirá al grupo que comente sus resultados y anotará en una hoja de rotafolio las ideas que considere más importantes a fin de que se tengan presentes durante el resto de la lección.

Es importante que la persona instructora esté alerta para ampliar los términos vertidos por el grupo a fin de que evite lagunas conceptuales en este subtema.

Nota a la persona instructora: para la próxima actividad, utilizar las siguientes definiciones:

Muestre diapositiva 2.7

  • Poder: El poder no es una categoría abstracta; el poder es algo que se ejerce, que se visualiza en las interacciones (donde sus integrantes lo despliegan). Este ejercicio tiene un doble efecto: opresivo, pero también configurador en tanto provoca recortes de la realidad que definen existencias (espacios, subjetividades, modos de relación, etcétera).

La palabra "poder" tiene dos acepciones popularmente utilizadas: una es la capacidad de hacer, el poder personal de existir, decidir y autoafirmarse. Es el poder autoafirmativo. Este poder requiere para su ejercicio una legitimidad social que lo autorice (y esta legitimidad sólo la han obtenido hasta hace muy poco los varones). La otra acepción: la capacidad y la posibilidad de control y dominio sobre la vida o los hechos de los otros, básicamente para lograr obediencia y lo de ella derivada. Es el poder de dominio. Requiere la tenencia de recursos (bienes, poderes o afectos) que aquella persona que quiera controlarse no tenga y valore, y de medios para sancionarla y premiarla.

La desigual distribución del ejercicio del poder de dominio conduce a la asimetría relacional. La posición de género (femenino o masculino) es uno de los ejes cruciales por donde discurren estas desigualdades de poder, y la familia/pareja, uno de los ámbitos en que se manifiesta. Esto es así porque nuestra cultura patriarcal ha legitimado la creencia de que el masculino es el único género con derecho al poder autoafirmativo: ser varón supone tener el derecho a ser individuo pleno con todos sus derechos (y derecho a ejercerlos). La cultura androcéntrica niega ese derecho a las mujeres.



  • Violencia: La violencia es un acto u omisión intencional. Es una conducta relacionada estrechamente con la libertad y, por tanto, con la voluntad. Está presente la voluntad de quien la ejerce y también la voluntad, nulificada, de quien la sufre. Así planteado, en un nivel abstracto, parece claro: una voluntad que se impone sobre otra.

  • Violencia de Género: Cuando hablamos de Violencia de Género nos referimos a todas las formas mediante las cuales se intenta perpetuar el sistema de jerarquías impuesto por la cultura patriarcal. Se trata de una violencia estructural que se dirige hacia las mujeres con el objeto de mantener o incrementar su subordinación al género masculino hegemónico.

La violencia de género adopta formas muy variadas, tanto en el ámbito de lo público, como en los contextos privados. Ejemplos de ella son, entre otras, todas las formas de discriminación hacia la mujer en distintos niveles (político, institucional, laboral), el acoso sexual, la violación, el tráfico de mujeres para prostitución, la utilización del cuerpo femenino como objeto de consumo, la segregación basada en ideas religiosas y, por supuesto, todas las formas de maltrato físico, psicológico, social, sexual que sufren las mujeres en cualquier contexto, y que ocasionan una escala de daños que pueden culminar en la muerte.

  • Violencia contra la mujer: De acuerdo con la Convención interamericana para Prevenir, Sancionar y erradicar la Violencia contra la Mujer. “Convención de Belem do Pará”… debe entenderse por violencia contra la mujer cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado.

Se entenderá que violencia contra la mujer incluye la violencia física, sexual y psicológica:

  1. que tenga lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la mujer, y que comprende, entre otros, violación, maltrato y abuso sexual;

  2. que tenga lugar en la comunidad y sea perpetrada por cualquier persona y que comprende, entre otros, violación, abuso sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada, secuestro y acoso sexual en el lugar de trabajo, así como en instituciones educativas, establecimientos de salud o cualquier otro lugar, y

  3. que sea perpetrada o tolerada por el Estado o sus agentes, donde quiera que ocurra.

Nota a la persona instructora: Para comenzar a abordar este subtema, comentará al grupo las implicaciones que tiene el ejercicio asimétrico de poder en las relaciones intergenéricas y se enfocará en que el grupo comprenda que el ejercicio de poder tiene dos efectos fundamentales, uno opresivo (uso de la fuerza para conseguir un fin y otro configurador (redefine las relaciones en una situación de asimetría y desigualdad).

Nota a la persona instructora: Muestre diapositiva 2.9 y 2.10

Para abordar este tema, se sugiere que considere las siguientes definiciones hechas por Jorge Corsi para su exposición.

Cuando hablamos de Violencia de Género nos referimos a todas las formas mediante las cuales se intenta perpetuar el sistema de jerarquías impuesto por la cultura patriarcal. Se trata de una violencia estructural que se dirige hacia las mujeres con el objeto de mantener o incrementar su subordinación al género masculino hegemónico.

La violencia de género adopta formas muy variadas, tanto en el ámbito de lo público, como en los contextos privados. Ejemplos de ella son, entre otras, todas las formas de discriminación hacia la mujer en distintos niveles (político, institucional, laboral), el acoso sexual, la violación, el tráfico de mujeres para prostitución, la utilización del cuerpo femenino como objeto de consumo, la segregación basada en ideas religiosas y, por supuesto, todas las formas de maltrato físico, psicológico, social, sexual que sufren las mujeres en cualquier contexto, y que ocasionan una escala de daños que pueden culminar en la muerte.

Cuando hablamos de Violencia Doméstica nos referimos a una de las formas de la Violencia de Género: la que se desarrolla en el espacio doméstico (concepto que no alude exclusivamente al espacio físico de la casa o el hogar). Entendemos por espacio doméstico al delimitado por las interacciones en contextos privados. De ese modo, puede caracterizar una relación de noviazgo, una relación de pareja, con o sin convivencia, o los vínculos con ex parejas. En tanto sub-forma de la Violencia de Género, sus objetivos son los mismos: ejercer control y dominio sobre la mujer para conservar o aumentar el poder del varón en la relación.

Cuando hablamos de Violencia Familiar o Violencia Intrafamiliar nos referimos a todas las formas de abuso de poder que se desarrollan en el contexto de las relaciones familiares y que ocasionan diversos niveles de daño a las víctimas de esos abusos. En este caso, los grupos vulnerables identificados por la investigación en este campo, son las mujeres, las/los niños y las personas mayores. Así como la violencia doméstica es una forma de violencia basada en el género, la violencia familiar tiene dos vertientes: una de ellas basada en el género y la otra basada en la generación. En definitiva, la violencia se dirige siempre hacia la población más vulnerable, definida culturalmente como la “más débil”. Por lo tanto, cuando estudiamos los problemas incluidos dentro de la Violencia Familiar, además de la violencia hacia la mujer, consideramos al maltrato infantil y al maltrato hacia personas ancianas.

Actividad 3:

La persona instructora, mediante la técnica lluvia de ideas, alentará al grupo para que comente y explique los tipos (formas) en que se ejerce la violencia de género y violencia contra las mujeres.

Nota a la persona instructora: Muestre diapositiva 2.11

Tipos de violencia, de acuerdo a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia



Violencia física: Cualquier acto que inflige daño no accidental, usando la fuerza física o algún tipo de arma u objeto que pueda provocar o no lesiones, ya sean internas, externas o ambas.

Violencia psicológica: Cualquier acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica, que puede consistir en: negligencia, abandono, descuido reiterado, humillaciones, restricción a la autodeterminación y amenazas, entre otras.

Violencia sexual: Cualquier acto que degrada o daña el cuerpo y/o la sexualidad de la víctima y que por tanto atenta contra su libertad, dignidad e integridad física.

Violencia económica: Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así como la percepción de un salario menor por igual trabajo, dentro de un mismo centro laboral.

Violencia patrimonial: Cualquier acto u omisión que afecta la supervivencia de la víctima. Se manifiesta en: la transformación, sustracción, destrucción o retención de objetos, documentos personales, bienes y valores, entre otros.

Nota a la persona instructora: Resaltará que el fenómeno de la violencia se reproduce en todos los espacios de la vida pública y privada, en detrimento de la vida y la integridad de las mujeres.

Violencia Laboral y Docente: Se ejerce por las personas que tienen un vínculo laboral, docente o análogo con la víctima, independientemente de la relación jerárquica, consistente en un acto o una omisión en abuso de poder que daña la autoestima, salud, integridad, libertad y seguridad de la víctima, e impide su desarrollo y atenta contra la igualdad.

Violencia en la Comunidad: Son los actos individuales o colectivos que transgreden derechos fundamentales de las personas y propician su denigración, discriminación, marginación o exclusión en el ámbito público.

Violencia Institucional: Son los actos u omisiones de las y los servidores públicos de cualquier orden de gobierno que discriminen o tengan como fin dilatar, obstaculizar o impedir el goce y ejercicio de los derechos humanos de las personas así como su acceso al disfrute de políticas públicas destinadas a prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia.

Una vez que hayan comentado sobre los tipos de violencia, la persona instructora podrá hacer una breve exposición sobre éstos para ampliar los conocimientos del grupo.

(La persona instructora debe tener en cuenta al momento de su exposición que los tipos de violencia no aparecen de forma independiente, sino combinados en ambientes donde se da una situación de superioridad y de abuso de poder por parte de los hombres).

En seguida. la persona instructora pedirá al grupo que, de forma individual, haga corresponder cada uno de los diferentes tipos de violencia de género con su definición correcta y, posteriormente, anote en el espacio correspondiente algunos ejemplos de cada uno de los tipos de violencia que se han revisado.

Nota a la persona instructora: Muestre diapositiva 2.12

Actividad 4: Identificando la violencia

Relacione cada uno de los diferentes tipos de violencia de género con su definición correcta

  1. Violencia física

__ Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así como la percepción de un salario menor por igual trabajo, dentro de un mismo centro laboral.

  1. Violencia en la Comunidad

__ Cualquier acto que degrada o daña el cuerpo y/o la sexualidad de la víctima y que por tanto atenta contra su libertad, dignidad e integridad física.

  1. Violencia Institucional

__ Cualquier acto que inflige daño no accidental, usando la fuerza física o algún tipo de arma u objeto que pueda provocar o no lesiones, ya sean internas, externas o ambas.

  1. Violencia sexual

__ Cualquier acto u omisión que afecta la supervivencia de la víctima. Se manifiesta en: la transformación, sustracción, destrucción o retención de objetos, documentos personales, bienes y valores, entre otros.

  1. Violencia económica

__ Cualquier acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica, que puede consistir en: negligencia, abandono, descuido reiterado, humillaciones, restricción a la autodeterminación y amenazas, entre otras.

  1. Violencia Patrimonial

__ Son los actos individuales o colectivos que transgreden derechos fundamentales de las personas y propician su denigración, discriminación, marginación o exclusión en el ámbito público

  1. Violencia psicológica

__ Cualquier acto u omisión de las y los servidores públicos de cualquier orden de gobierno que discriminen o tengan como fin dilatar, obstaculizar o impedir el goce y ejercicio de los derechos humanos de las personas así como su acceso al disfrute de políticas públicas destinadas a prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia.

A continuación anota los ejemplos de cada uno de los tipos de violencia de género:

1


Violencia física

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



2

Violencia psicológica o emocional

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



3

Violencia sexual

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



4

Violencia económica

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



5

Violencia patrimonial

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



Cuando el grupo concluya su trabajo, la persona instructora pedirá que se reúnan en parejas para compartir sus notas. Una vez concluida esta fase, en plenaria se revisará el primer ejercicio (definiciones) y, en seguida se pedirá a tres o cuatro participantes que compartan con el grupo algunos de sus ejemplos en torno a los tipos de violencia.

La persona instructora cerrará el ejercicio comentando al grupo la importancia de derribar el mito de que solamente es posible creer que las víctimas han sido violentadas cuando existen lesiones visibles (físicas) en los cuerpos de las víctimas.

Al concluir con el ejercicio anterior, pedirá al grupo que comente algunas ideas (mitos) que conozcan sobre la violencia de género (qué se dice respecto a las mujeres que la padecen). Si le es posible, debe anotar las ideas expuestas para trabajar con ellas.

Nota a la persona instructora: Muestre diapositiva 2.13



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos