Conducta y personalidad La relación entre el hombre y su medio



Descargar 30.95 Kb.
Fecha de conversión20.08.2018
Tamaño30.95 Kb.
Vistas58
Descargas0

Conducta y personalidad

La relación entre el hombre y su medio

El ser humano se encuentra inserto en un medio social y natural desde que nace. Durante toda su vida estará en contacto con dicho medio. Por lo tanto el ambiente lo influirá y estimulará. Los objetos, seres, con los que entre en contacto mostrarán al niño cómo es el mundo en el que nació. Este medio puede tener diferentes características: hostil, amigable, confiable, agresivo, protector, etc. La relación entre el sujeto y su medio es entonces bidireccional: el medio influye sobre el hombre y éste sobre el medio. El ser humano es un sujeto activo, actuante. Esta interacción se presenta en dos aspectos:



  • Las características que poseemos, comportamientos, gustos preferencias, dependen del ambiente en que nacimos. De haberlo hecho en otro tiempo o lugar seguramente serían diferentes.

  • El hombre es activo transformador del medio adaptándolo a sus necesidades. Crea un mundo social y cultural.

Esta interacción o intercambio, se presenta en acciones del hombre como búsqueda de equilibrio, entre las necesidades que tiene el sujeto y las posibilidades que tiene el medio. El equilibrio que logra es dinámico llamado homeostasis, una vez logrado se rompe, y al surgir una nueva necesidad implicará nuevas acciones.

La conducta: Las conductas son las acciones del hombre en relación con el medio, que se manifiestan como búsqueda de equilibrio. Estas no son siempre visibles, se manifiestan en: expresiones del cuerpo, relaciones sociales, expresiones mentales. La conducta se manifiesta siempre en las tres, pero dominará más una que otra. Es el instrumento de vínculo con otros seres, una forma de adaptación al medio. Esto no significa una actitud pasiva, al contrario, muchas veces para lograr satisfacer las necesidades es necesario modificarlo, actuar sobre él.

La personalidad: Las conductas son parte del sujeto que las realiza, están referidas a su persona. Representan acciones típicas del sujeto, son una expresión de sí mismo. En el modo de resolver una situación podemos reconocer al sujeto que la realiza. Las conductas expresan la personalidad, que no es visible sino a través de estas.

Las conductas son observables, la personalidad no lo es. Las conductas se pueden analizar, controlar, experimentar sobre ellas. La personalidad puede ser deducida, interpretada por teorías.



Características de la conducta: Retomamos la idea de que la conducta no se puede aislar ni del medio ni de la personalidad del sujeto que la lleva adelante.

  1. Solo puede entenderse en relación con el medio en que se manifiesta 2) Implica conflicto

  1. Es una acción re adaptadora 4) Es un intercambio con el ambiente

Motivaciones de la conducta: Es común creer que somos totalmente dueños de nuestros actos, pero esto no es así. Sin que el sujeto lo perciba, impulsan su conducta factores para él desconocidos, de origen inconsciente. Olvidar el nombre de las personas puede ser una casualidad, pero olvidar el nombre de la misma persona siempre, tal vez no lo sea. Los errores también pueden no ser casuales.

Lo inconsciente:

El médico austríaco Sigmund Freud descubrió a través de sus investigaciones la existencia de un plano inconsciente en el psiquismo humano. Elaboró dos explicaciones teóricas de lo que llamó Aparato Psíquico. Éste hace referencia a la mente humana desde la teoría psicoanalítica.



  • Según la primer teoría freudiana (1900), el aparato psíquico está divido en tres niveles, el consciente, el preconsciente y el inconsciente. Estas estructuras coexisten y se interrelacionan entre sí.

  • Según su segunda teoría, el Ello, el Yo y el Superyó son instancias, las cuales son descritas desde la segunda tópica o teoría propuesta por Freud en 1923 para comprender el funcionamiento de la psiquis.

Sigmund Freud, se vió interesado en entender el dilema de los síntomas que no tenían una explicación científica que los explicara. Como resultado de su investigación, se topó con un funcionamiento psíquico escondido tras los síntomas físicos. Concibió en cada individuo la existencia de un aparato psíquico cuya base es un inconsciente lleno de deseos y necesidades que conforman el mundo interno propio de cada sujeto. Por fuera de este inconsciente se encuentra un mundo externo, pleno de estímulos, con los que el individuo interactúa constantemente.

Freud redujo todas las emociones y sentimientos en dos afectos principales: el placer y el displacer. El placer se produce por la satisfacción de la necesidad y del deseo propio, mientras que el displacer por la frustración producida por la no realización de dicho deseo.

Es a través del principio de placer que, el aparato psíquico regirá su funcionamiento. De este modo, el aparato psíquico intentará mantener en equilibrio el nivel energético que tiende a desequilibrarse por medio de los estímulos provenientes tanto del interior como del exterior que le generan conflictos.

Esto es una ley del aparato psíquico, denominada principio de homeostasis. Es a través de ella que, el aparato psíquico intenta nivelar la cantidad de placer y displacer, manteniendo estas cantidades en equilibrio.



  • Los elementos componentes del aparato psíquico: Consciente; Preconsciente; Inconsciente.

El sistema consiente: De afuera hacia adentro, puede ubicarse como el primer sistema, la cáscara, la corteza entre el mundo exterior y el preconsciente. Este sistema tiene como función registrar la información proveniente de los dos mundos, el interno y el externo. Siendo su principal responsabilidad, la de percibir los estímulos provenientes de ambos.

Las funciones inherentes a este sistema son las relacionadas con el razonamiento, el pensamiento y el recuerdo o la rememoración. Es el consciente el que tiene el dominio y el control de ellos. Se asocia con la consciencia, entendida como el acto psíquico por medio del cual el individuo se percibe a sí mismo como alguien diferenciado del mundo que lo rodea. Este sistema relaciona directamente al sujeto con el mundo exterior a través de la percepción.

La consciencia se ubica en el presente, por lo que el sujeto es consciente en el acto de todas las experiencias que está viviendo a través de la percepción de la realidad. Este sistema se rige por el placer, el cual va a procurar alcanzar por todos los medios. El consciente tiene un carácter moral, y es entre los tres niveles, el que va a demandar orden a los otros dos sistemas con los que se relaciona. Es el relacionado con la percepción y la memoria. No porque sea capaz de memorizar, (esto le corresponde al sistema preconsciente), sino porque entre sus funciones está la de rememorar.

El sistema preconsciente podría ubicarse entre los otros dos sistemas. En él se hallan los pensamientos o vivencias que dejaron de ser conscientes pero que pueden volver a serlo mediante el esfuerzo de ésta en rememorarlos. Es en este sistema donde se encuentran los pensamientos que no están en la consciencia pero tampoco en el sistema inconsciente dado a que no han sido sometidos a ninguna censura. Es decir, los pensamientos alojados en este sistema han sido despojados de la consciencia porque ésta se encuentra percibiendo constantemente. Es de este modo como la información que llega a través de las percepciones dejará de estar en el sistema consciente para pasar al sistema preconsciente, pudiendo pasar de un sistema a otro sin mayores inconvenientes. Este sistema por lo tanto, contiene elementos que provienen del mundo exterior y de la consciencia. También aquellos que avanzan desde el inconsciente hacia la consciencia, actuando como filtro para impedir el paso de los que puedan llegar a ocasionarle algún daño.

El sistema inconsciente es aquel que contiene todos los pensamientos y percepciones que han sido rechazados por la conciencia y en los cuales ha operado una censura. Estos contenidos son mayormente los representantes de aquellos elementos reprimidos en la infancia. Refieren a todo aquello que ha sido negado por la represión, en tanto le generan displacer a la consciencia. Es de este modo como el sistema inconsciente se rige por el principio de placer.

Estos elementos intentan acceder a la consciencia generando una fuerza o especie de tensión psíquica la cual es limitada o frenada por medio de la censura.

Este sistema se describe como el espacio donde yacen los impulsos, los sentimientos, los deseos y los recuerdos reprimidos en tanto entran en conflicto con la moral de la consciencia. Siendo por ello que estos elementos son inaccesibles para ésta.

El inconsciente se caracteriza por ser atemporal. No tiene noción de pasado o futuro, sino más bien siempre es presente. Todo lo que ocurre en él es de carácter actual.

La represión es un concepto que designa el mecanismo o proceso psíquico del cual se sirve un sujeto para rechazar representaciones, ideas, pensamientos, recuerdos o deseos y mantenerlos en el inconsciente. De acuerdo con la teoría de Sigmund Freud, los contenidos rechazados, lejos de ser destruidos u olvidados definitivamente por la represión, al hallarse ligados a la pulsión mantienen su efectividad psíquica desde el inconsciente. Lo reprimido constituye para Freud el componente central del inconsciente. Como decía Freud: "Lo reprimido se sintomatiza".

Manifestaciones del inconsciente: Sueños, Actos Fallidos ("equivocaciones", olvido), Síntomas neuróticos.

Proporcionan datos que permiten conocer los contenidos que no llegan a la conciencia. Si bien el inconsciente se hace escuchar a través de los sueños, olvidos, chistes o síntomas, no es fácil comprender sus mensajes. Tampoco es necesario desentrañarlo, excepto en aquellos casos que expresan conflictos emocionales capaces de perturbarnos en algún sentido.



Los sueños: Hay quienes recuerdan mejor sus sueños y quienes afirman no recordarlos nunca. Para Freud los sueños fueron la "pista" más apropiada para llegar al conocimiento del inconsciente. En su obra la interpretación de los sueños demostró cómo, de acuerdo con su teoría, los sueños son la realización de deseos. Los deseos que se realizan en los sueños son deseos inconscientes y estos no siempre son coincidentes con lo que deseamos de forma consiente. Esos deseos aparecen disfrazados en lo que soñamos y por lo tanto no es fácil conocerlos. En el sueño se distingue entre un contenido manifiesto, que es el relato de lo que soñamos, y un contenido latente que se refiere al real significado que tiene ese sueño.

Los actos fallidos: Se llaman actos fallidos a aquellos olvidos de nombres o palabras, equivocaciones al leer, escribir o hacer algo, a las sustituciones y los errores que cometemos en la vida diaria y que se deben a causas desconocidas y surgen involuntariamente, son una expresión normal de la vida de cualquier persona. Ocasionan situaciones risueñas o desagradables. Muchas veces cometemos actos fallidos en los cuales no es relativamente fácil reconocer el deseo inconsciente que estamos expresando a través de ellos. Son las acciones que ejecuta el sujeto a pesar de haber querido actuar de otra manera. Pueden ser errores al hablar o al escribir, olvidos o pérdidas involuntarias de objetos. Par que sean verdaderamente actos fallidos y expresiones del inconsciente deben ser reiterados y significativos, es decir repetirse o tener un sentido. Ponen de manifiesto las verdaderas intenciones del sujeto.

Ejemplo de acto fallido: en una reunión de despedida de un jefe, un empleado dice: “tenemos el placer de despedirlo como Ud. se merece” en lugar de decir “tenemos el deber de despedirlo como Ud. se merece”.



Los síntomas neuróticos: Todo síntoma es señal de algo. En el caso de los síntomas neuróticos, la señal está indicando algún desajuste psíquico y la imposibilidad de satisfacerlo. Los síntomas neuróticos, al igual que los sueños y los actos fallidos y algunos chistes, son otras de las manifestaciones del inconsciente, pero tanto los sueños como los actos fallidos forman parte de la vida normal, mientras que los síntomas neuróticos indican algún grado de patología. Algunos ejemplos de síntomas neuróticos: Una persona que jamás sale de su casa sin volverse varias veces para comprobar si es que a cerrado bien la puerta; Un chico que cada vez que debe rendir un examen queda afónico.

Las barreras que separan cada instancia se llaman “censuras”. Encontramos una primera censura que separa lo inconsciente de lo pre consciente; luego existe una segunda censura que regula el paso de las representaciones del pre consciente a la conciencia. Decir separa significa que no permite el paso de los elementos, y regula que permite el paso cuando es necesario. Hay recuerdos que pueden acceder a la consciencia voluntariamente sin esfuerzo y otros que son más costosos. La conciencia funciona como adaptadora al medio social y tiende a defenderse de representaciones que la perturben o causen displacer.



  • La estructura del aparato psíquico en la segunda tópica Freudiana: Yo; Ello y Súper Yo

A medida que Freud avanzaba en sus investigaciones, en 1923 realiza una reformulación de la teoría del aparato psíquico presentada hasta el momento.

Esta nueva teoría o segunda tópica, viene a complementarse a la anteriormente propuesta. Freud presenta entonces al aparato psíquico dividido en tres instancias:



El Ello: Esta instancia está constituida por los impulsos de origen instintivo, rigiéndose por el principio de placer (búsqueda de satisfacción inmediata del impulso). Es decir, representa el instinto. El Ello es todo inconsciente, pero sólo una porción del mismo es poseedora de elementos reprimidos, pues en el resto, es donde se hallan los elementos de carácter hereditario e innato. La vida psíquica del recién nacido es totalmente inconsciente, no razona y exige satisfacción de sus tendencias, como el alimento, el calor del cuerpo de la madre, el afecto. La fuerza que gobierna la conducta que tiende a la satisfacción se llama libido. A medida que crece el bebé se desarrolla e integra al mundo social, se adapta al medio. Se va diferenciando de su ello y surge el yo.

El Yo: Es el encargado de imprimir una copia de la realidad. El Yo es quien viene a representar a la conciencia o a lo consciente de la tópica anterior. Se encuentra en relación de dependencia respecto al Ello y al Superyó. Es la instancia psíquica encargada de defender al sujeto ante la percepción de algo desagradable, poniendo en marcha el proceso de represión. El Yo actúa como mediador entre el sujeto y la realidad proveniente del mundo exterior y, entre el Ello y el Superyó. Al estar en contacto con la realidad el Yo se presenta como adaptativo. Siendo responsable de mantener el organismo en equilibrio. Se rige por el principio de realidad para asegurar el éxito en la vida social.

El yo es débil y para controlar al ello necesita del súper yo.



El Superyó: El Superyó es la tercera instancia componente del aparato psíquico, resultante de una separación del Yo. Aparece como crítico y juez censurándolo, como fuerza que colabora con la represión del ello. Es la parte inconsciente de la personalidad que controla las actividades conscientes. El Superyó representa las ideas de auto-conservación, la conciencia moral, la autocrítica, la culpa y el autocastigo entre otras. Su misión es ir en contra de la gratificación de los impulsos que rompan con la ética y moral del sujeto. Es la base de todas prohibiciones y de todas las obligaciones sociales y culturales. Es una instancia formada a partir del complejo de Edipo, donde el niño logra realizar las identificaciones con los progenitores, con sus exigencias y prohibiciones. Esta instancia es entonces representante de los ideales a los que el Yo aspira ser.

De esta manera el yo sirve a tres amos, al ello con sus impulsos, al súper yo con sus reglas y exigencias y al mundo exterior con sus estímulos. Debe equilibrar estas tres fuerzas

Al finalizar su teoría, Freud realiza una síntesis donde los elementos y las instancias psíquicas quedan integrados.

El hombre al nacer trae tendencias instintivas que podrían calificarse como impulsos de búsqueda de placer. Dichas tendencias exigen satisfacción. El hombre es un ser social y para poder vivir en sociedad e integrarse a ella se ve obligado a sacrificar estas tendencias de búsqueda de placer. La familia, que es el primer grupo social al que pertenece el hombre. A través de la educación irá moldeando su conducta según las normas del grupo. Se favorecerán las conductas sociables y se limitarán las no sociables. Así el sujeto quitará de su conciencia recuerdos o experiencias que le resulten molestos o perturbadores para adaptarse a su grupo. Las “olvida” en forma involuntaria. En realidad no las olvida ni las destruye, continúan presentes en el inconsciente como autodefensa de la conducta que no las tolera en el consciente. Desde el inconsciente pueden controlar la conducta originando trastornos mentales.



Actividades:

  1. Explicar cuál es la relación entre el inconsciente y la conducta

  2. Teniendo en cuenta la primera explicación que Freud hace sobre el aparato psíquico diferenciar:

Preconsciente de inconsciente/Primera de segunda censura/Consciente y mundo exterior

  1. ¿De qué forma pueden diferenciarse el aspecto energético y el estructurante de la conducta?

  2. Elaborar un esquema que integre ambas explicaciones de Freud.

  3. Explicar la siguiente frase de: "Cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños sería tomado por loco" — Sigmund Freud

  4. Explicar el siguiente ejemplo:

Un joven, vendedor de productos eléctricos debe viajar a otra ciudad para promover en ella dichos productos. Por ese motivo se dirige a la estación de trenes y compra un boleto. Al subir al tren observa a los demás pasajeros que viajan con él, al guarda y las características de la estación. Escucha el silbato de la estación que indica que inicia el viaje. En ese momento una sensación de angustia y temor se apodera de él. Se siente incómodo por esta situación y trata de sobreponerse. Pero le resulta muy difícil, cada vez que comienza un viaje le ocurre lo mismo y lo peor es que no puede explicarse por qué ni puede remediarlo.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos