"Condenan a una psicóloga por un diagnostico tardío" Abuso y mala praxis



Descargar 44.59 Kb.
Fecha de conversión13.08.2018
Tamaño44.59 Kb.

Samanta G. Amadei - LU 319375540 Psicología Ética y de los Derechos Humanos

2° Parcial – Domiciliario Cát. II Rovaletti - 1° Cuat. 2013 – Com. 6





Para esta instancia de evaluación se trabaja una publicación reciente del diario Página 12 la cual se titula “Condenan a una psicóloga por un diagnostico tardío” Abuso y mala praxis.

En breves palabras el caso expone que una psicóloga diagnosticó el abuso sexual en una menor después de 2 años de tratamiento. Al parecer la terapia había comenzado en 1998, cuando la niña tenía cuatro años y nueve meses, los síntomas que presentaba eran llanto, tristeza, soledad en el colegio y conducta caprichosa. Según el fallo, fue en febrero del 2000 que la terapeuta actuó en función de sospechar que la niña estaba siendo abusada por su padre durante el régimen de visitas. Como consecuencia de esto, se la derivo a la niña a una ginecóloga y se indicó la necesitad de una asistencia legal, como suspender las visitas programadas con su progenitor.

El tribunal condenó a la psicóloga por mala praxis y al padre como autor penal del delito de abuso sexual del menor agravado por vínculo.
A continuación se despliega el análisis del caso.
1) Distinga el conflicto jurídico del conflicto ético. El caso ¿Plantea un único conflicto ético o pueden reconocerse varios conflictos interrelacionados? Si son varios, especifíquelos: ¿pertenecen al mismo ámbito o a ámbitos diferentes? (conflictos familiares, laborales, clínicos, profesionales, etc.) Identifique los sujetos implicados en cada caso
En este caso se plantean una serie de conflictos jurídicos y éticos que merecen ser analizados.

Por un lado se condena a la psicóloga por mala praxis considerando que tardo demasiado tiempo en diagnosticar el caso, aquí aparece el conflicto de orden jurídico ya que no existe ninguna ley ni normativa que estipule un tiempo determinado para dar un diagnóstico diferencial de un hecho especifico. Esto mismo es explicado por otros profesionales del área en el mismo artículo, ellos sostienen que es muy difícil diagnosticar este tipo de casos y más cuando el menor tiene poca edad y le cuesta mucho expresarse verbalmente; si bien un elemento diagnostico puede ser el juego o el dibujo, no siempre se da.

Cabe explicar aquí que la psicología jurídica tiene dos tipos de intervención. Una es cuando el profesional dejó de atender al paciente pero igual es citado por el juez para dar su informe técnico; Y la otra, se refiere al profesional que esta en plena terapia, el paciente se ve envuelto en asuntos legales y el profesional es llamado a dar testimonio como experto.

En el artículo se explica que la psicóloga sospecho del padre de la niña (mas allá del tiempo que tardo en hacerlo) en plena terapia con ella, lo cual indica que esta intervención jurídica corresponde al segundo caso. Enseguida la profesional derivó a su paciente a un especialista, en este caso a una ginecóloga, e hizo la denuncia pertinente para que se interrumpieran las visitas programas entre la niña y el abusador. El artículo no amplía mucho la información con lo cual se podría pensar que por lógica la psicóloga fue llamada a dar testimonio ante al juez para determinar el hecho de interrumpir las visitas.

Por otro lado, se pueden percibir una serie de conflictos éticos al juzgar el proceder en sí de la terapeuta, ya que para poder dar un diagnostico acertado en el menor tiempo posible es necesario realizar interconsultas y citar a los padres también para conocer los antecedentes de ambos y los motivos de separación. Es importante conocer el perfil de los padres para determinar si alguno es proclive a la violencia. El diagnóstico tiene una importante implicancia ética ya que puede beneficiar, manipular, desacreditar o castigar al paciente. El diagnostico va a estar muy influido por la convicción que tiene el psicólogo sobre la teoría psicopatológica que practica. La principal consecuencia de esta relatividad en el diagnostico de acuerdo al marco teórico que se esté utilizando, es que implica un gran riesgo ético; por tal razón, hay que confrontarlo continuamente con la realidad y con otras disciplinas, para que no resulte un estigma social para el paciente.

Dos años de tratamiento parece un tiempo prolongado como para darse cuenta. Es un padecimiento que será difícil de superar por parte de la niña y de su familia. Es un destino perverso, provocado por un padre perverso.

Ferrer explica que un conflicto moral se da cuando “El agente moral se encuentra en una encrucijada moral, donde el sujeto tiene que elegir entre dos o más alternativas, pero ninguna de ellas está libre de problemas éticos. Esto supone una situación de perplejidad subjetiva” por lo cual, considero que la psicóloga se encontró frente a un conflicto de este tipo al momento de tener que decidir si romper o no el secreto profesional, y comunicar a la madre de la niña la sospecha de abusando sexualmente por parte del padre biológico,

ya que la ruptura del secreto profesional como así también de la confidencialidad son quebrantamientos de la intimidad que se debían resguardar. Se deben tener conocimiento fehaciente de que corre riesgo la integridad física del mismo paciente, o de terceros, para poder romper el secreto profesional. En oposición a esto, la no ruptura, en este caso particular, hubiera causado más daño aun en la integridad psíquica y física de su paciente, con lo cual se puede pensar que la psicóloga obró teniendo en cuenta el principio de beneficencia como guía de sus valores éticos.



Otro punto a destacar y tener en cuenta es que no siempre la familia responde con una denuncia frente a la sospecha de abuso del menor. Puede darse la negación por parte del circulo familiar, el “no querer creer” que esté pasando lo que el profesional sospecha y se interrumpa la terapia. Como también puede ocurrir que exista cierto encubrimiento de uno de los padres sobre el otro o de ambos padres sobre un tercero implicado, como cómplices del delito. Todas estas consideraciones pueden crear conflictos éticos en el profesional que debe decidir como manejar la situación para que sea lo mas beneficioso posible para su paciente. Es conciente de que debe actuar rápido, aunque no tenga hechos concretos que determinen la acusación, y ante la mínima sospecha debe proteger al menor y velar por él.


  1. ¿Existe alguna información relevante que el caso NO nos brinda y deberíamos investigar? ¿cuál? ¿Qué preguntas deberíamos hacer y a quien para obtener esa información?




  • Falta información sobre los elementos que utilizó la terapeuta para dictaminar su diagnóstico, ya que no se sabe si fueron juegos, dibujos u otras didácticas las que implementó. Podría suceder que no se realizaron tests que evidencien dicha problemática, o que se tomaron otros que no aportaban datos validos sobre este hecho particular. Es crucial preguntar a la psicóloga sobre ello.




  • Tampoco dice nada sobre la cantidad de sesiones por mes, ni la duración de las mismas como para determinar realmente si hubo o no mala praxis, ya que generalmente (aunque no siempre) los niños se expresan en conductas, o con su cuerpo, con lo cual lleva un proceso más largo detectar un abuso y mas aun si estas conductas son realizadas fuera del ámbito terapéutico como por ejemplo, la regresión o la no retención de esfínteres. Con lo cual es importante conocer cuánto tiempo pasaba la niña con su psicóloga. Esta serie de interrogantes se deben consultar al profesional implicado.



  • Tampoco es claro si existió un consentimiento informado de ambos padres para que la niña asistiera a terapia. Aquí se puede preguntar a ambos progenitores si hubo consentimiento de los dos y de la niña para asistir a terapia.




  • No se conoce el motivo de consulta al retomar la terapia luego de haber dejado un tiempo, ni se sabe porqué fue que se suspendió entre medio. Esto debería estar registrado en la historia clínica del paciente por parte del profesional, aunque también la justicia puede tomar declaración de los padres sobre estos hechos para que sean tenidos en cuenta luego en el juicio. Si esto ultimo ocurrió tampoco lo podemos saber leyendo el artículo.




  • No hay dato alguno sobre los antecedentes del padre, ni del motivo de separación de la pareja, o del tiempo que llevaban separados, si la separación se produjo poco antes de comenzar la terapia, es muy probable que los síntomas de retraimiento, soledad, tristeza, que presentaba la niña como motivo de primer consulta hayan sido atribuidos por la psicóloga al hecho de separación de sus padres, y no como indicios de un problema subyacente. Para conocer esta información por un lado, se puede chequear en la comisaría si existe algún tipo de antecedente de alguno de los padres. Y por otro, se debe indagar en ambos progenitores los motivos y el tiempo de separación.




  • No se proporciona información sobre el tipo relación que la niña tenía con el padre, lo cual es importante, ya que se trata de una niña pequeña, que aún está forjando su personalidad y sus valores. No necesariamente tiene que saber que el abuso que su padre le practicaba es algo incorrecto. Podría ser probable que la niña lo tome como algo natural. Considero esto como dato importante a la hora de realizar una terapia ya que podría haber antecedentes de violencia familiar o de abusos sexuales previos a la terapia que podrían haber sido encubiertos por la misma madre. Se debe preguntar al padre específicamente como describe su relación con su hija.




  • El artículo no dice si la psicóloga realizó alguna interconsulta con otros profesionales de su área o de otra disciplina sobre el caso. Habría que preguntarle a la terapeuta concretamente si lo hizo o no.




  • No se explica bajo qué premisas se dictamino la condena de la psicóloga de mala praxis. Esta información se puede conocer por medio del ámbito jurídico, solicitando el legajo del caso por ejemplo. Ya que no se explica bien en el articulo el motivo de la condena, parecería que solo se basan en el tiempo que demoro el diagnostico pero falta información para considerar si es o no valido este plazo de tiempo.




  1. Analice el caso tomando en consideración los siguientes elementos:

  • El canon moral que guía la acción.

  • Los principios y las reglas éticas que se ven involucradas en el mismo.

  • Las consecuencias relevantes que se deben tener en cuenta.

Considero que el canon moral que guía la acción de la terapeuta es el de de Aristóteles, según el cual el agente moral debe elegir las acciones virtuosas, contemplando diversas posibilidades de acción, razonando correctamente, es decir, articulando el razonamiento con el deseo, para dar lugar a la acción, la cual en este caso sería la ruptura del secreto profesional. En este sistema, no habría acciones buenas o malas en sí mismas, sino que las consecuencias determinan la moralidad de la acción. Como en el presente caso, la consecuencia generada por la acción de la ruptura del secreto profesional es buena, ya que genera el bienestar de la menor al promover que se termine el abuso al que la somete su padre biológico, se consideraría que por ello la acción es moral.

Este caso no sigue, en cambio, en canon que plantea el deontologismo Kantiano donde el imperativo categórico es el deber en sí mismo, como buena voluntad poseedora de un valor absoluto que no está supeditado a ningún fin ulterior, sino que sería más bien una acción con un fin que apunta al bienestar del paciente, apoyado por el principio de beneficencia, al informar el abuso al que es sometido la niña por el padre.

Entre los principios que se ven involucrados en este accionar, en base al principialismo de Beauchamps y Childress, se aprecia el respeto por la autonomía, ya que se trabaja con un menor se debe tener previamente a la terapia en consentimiento informado de ambos padres para poder tratar a la niña, y además, tener también el consentimiento de la niña para acudir a las sesiones. Se le debe informar al niño lo que se va a hablar con los padres y el contenido de la conversación, como así también se les debe hacer una devolución a los padres sobre los avances que se observan en la terapia del niño. En el caso analizado, falta información como para determinar si la psicóloga cumplió con lo antes mencionado pero sí se puede ver que ante la presunción de abuso informó a la madre de su paciente (como exige el principio de autonomía) y así se efectuó la denuncia. También se puede afirmar que la psicóloga respeto el principio de beneficencia esto es contribuir al bienestar, promover el bien y la realización del paciente. Proteger y defender sus derechos (que en el caso de la niña no estaban siendo respetados por su propio padre), y rescatar a la persona en peligro. En el momento que la terapeuta derivó a su paciente a una ginecóloga e interrumpió el régimen de visitas con su padre, claramente intento promover el bienestar de la niña ante la suposición de abuso sexual que percibió. También comunicó sus sospechas de abuso sexual, beneficiando con esto a la niña, y aunque tuvo que romper el pacto de confidencialidad, el fin fue mucho más importante, ya que es mantener la integridad de su paciente menor de edad.

Asimismo, se respeto el principio de justicia haciendo valer los derechos de la niña de no ser abusada y haciendo responsable a la justicia, mediante la denuncia del padre, para que intervenga en beneficio de la menor.

Seguramente en el juicio, la profesional alegó en su defensa que nunca quiso hacer un daño intencional a su paciente, sin embargo la condena fue por mala praxis con lo cual debemos suponer que el juez asumió que no respeto el principio de no-maleficencia y que perjudicó a la niña por no haber hecho su diagnóstico en un plazo menor de tiempo.



En cuanto a las consecuencias respecto de la profesional, ya que se pone en juego su rol como tal por mala praxis. Se puede decir que en el caso de que sus sospechas sobre abuso no fueran reales y se rompe el secreto profesional para comunicarlo a la familia o hacer la denuncia, la consecuencia podría ser gravísima y penalizada. En ese caso si correspondería hablar de mala praxis con lo cual la terapeuta debe ampararse de la acusación presentando toda la información relevante, los informes, resultados, estudios y test realizados, evidencias encontradas y momento cronológico en la aparición de síntomas o indicios de abuso sexual, para no dar lugar a que la acusaciones siga su curso. Otra consecuencia a tener en cuenta es el impacto que tendrá tanto para la madre como para toda la familia de la menor, enterarse que la pequeña ha sido abusada, con lo cual se debe proceder a informar de la manera más clara posible, para evitar malos entendidos que lleven a pensar que la psicóloga no tiene pruebas suficientes sobre ello y se la acuse por injurias o calumnias. En resumen, es de suma importancia, que el profesional analice previamente como va a ser informada la sospecha de abuso, a quienes, en que ámbito, con que pruebas y el curso de acción que tomará de ahí en adelante. Todo esto siempre teniendo presente que lo debe hacer en el plazo más urgente posible para salvaguardar la integridad del paciente.


  1. ¿Qué normativas específicas del área se hallan involucradas? Justifique su respuesta

El artículo analizado se encuentra en el ámbito de la praxis de la psicología, con lo cual, el espacio de reflexión en el que se intenta responder a estos conflictos es la psicoetica. Esta área, está conformada por 3 normas éticas básicas en la relación psicólogo- persona a saber: Confidencialidad, Veracidad, Fidelidad. En este caso, se hallan involucradas las tres normas. La confidencialidad, con respecto a los datos íntimos y personales de la menor, basados en la reserva de los hechos conocidos en el ejercicio de la profesión. El profesional deviene confidente obligado del paciente, y entonces el secreto aparece como un compromiso tácito que este adquiere al relacionarse con él. En el caso analizado, no fue respetado esto, pero con justa causa, ya que respetar la confidencialidad de la niña le habría llevado a seguir sufriendo abusos en lugar de protegerla. En cuanto a la fidelidad, se basa en el compromiso que adquiere el psicólogo que adopta el código deontológico como regla de acción, es decir que se adopta un compromiso implícito de prestar los servicios profesionales con competencia y respetando el código ético. En este caso en particular, y por tratarse de un menor, la terapeuta le debe fidelidad tanto a la niña como a sus padres que previamente debieron ser parte de un compromiso informado al iniciar el tratamiento de su hija. El articulo nada dice de este compromiso y por el contrario pareciera que fue decisión únicamente de la madre la de que su hija asista a terapia. De todos modos la psicóloga actuó conforme a la regla de fidelidad con la madre de su paciente ya que en cuanto hubo sospechas de abuso (independientemente del tiempo que tardaron en aparecer) se lo comunicó en seguida. Pero, siguiendo la lógica ética de la regla, no fue fiel a la pequeña, ya que está la promesa tacita, al basarse en el código de ética, de que se guardara el secreto sobre lo ocurrido en el ámbito terapéutico, y como se sabe, esto no ocurrió. Aunque justificado el accionar de la terapeuta por seguir el principio de beneficencia y proteger a su paciente. Por último, la norma de veracidad y consentimiento es derivada del principio de autonomía de las personas, es decir, se le debe suministrar toda la información al paciente. En este caso, como estamos tratando con una menor, la patria potestad la tienen sus padres, con lo cual, es a la madre de la niña a quien le debemos toda la información relevante hallada durante la terapia o suministrada por la pequeña, mas aun cuando se trata de problemas graves como ser el abuso sexual de su hija. En cuanto al código de ética de psicólogos de Buenos Aires, se respeta el principio general de Responsabilidad social, el cual establece que el psicólogo debe trabajar y mitigar el sufrimiento humano, a su vez que ningún principio ni norma del código de ética es violado, ya que en apartado de secreto profesional 5.07 que establece sus límites, se deja asentado que cuando se trate de menores de edad, los padres o personas a su cargo deben ser informados para el mejor tratamiento, siempre y cuando esto sea imprescindible al efecto indicado. Por otro lado, en el Código de Ética de la F.e.P.R.A. también se establece como límite del secreto profesional, cuando lo exija el bien del propio consultante, o para evitar la comisión de un delito.


  1. ¿Consultaría este caso con un comité? ¿Por qué? ¿Con qué tipo de Comité? ¿Quiénes deberían ser los integrantes?

Partiendo de la base de que el caso habla de abuso sexual de un menor y que además entra en juego la reputación del profesional implicado considero que este caso merece ser analizado por un comité de ética.

En esta situación particular se puede recurrir a un comité de asuntos profesionales ya que son estos los que se encargan de crear espacios de discusión y reflexión respecto de los dilemas éticos surgidos en el quehacer profesional. También de difundir la normativa que regula el ejercicio y la actividad profesional del psicólogo a fin de esclarecer incumbencias y combatir el ejercicio ilegal de la profesión. Y al mismo tiempo trabajan en la recepción y tramitación de causas vinculadas a demandas disciplinarias, entre otras funciones.

Creo que la deliberación de este tipo de casos debe hacerse de forma interdisciplinaria, colectiva, multidisciplinaria, plural e intersubjetiva ya que confluyen conflictos morales, éticos, judiciales. Debe ser un espacio donde cada uno de los integrantes aporte su punto de vista del problema, donde se puedan incluir los interese de todos los afectados, y se contemplen la mayor cantidad de perspectivas diferentes planteándose probablemente desacuerdos morales que al fin y al cabo ayudaran a llegar a una decisión consensuada y deliberada de manera justa, a la vez que cada uno tendrá en cuenta aspectos que quizás no fueron contemplados por los demás. También creo, debe darse importancia a las diferentes subjetividades. Por eso pienso que es necesario que este comité sea integrado por un equipo multidisciplinario, donde pueda haber un dialogo entre disciplinas diferentes, donde se puedan reconocer recíprocamente las competencias de cada uno, donde tal ves se produzcan desacuerdos morales y cada uno defienda su propia posición moral, pero que al fin y al cabo se pueda llegar a una decisión consensuada y justamente deliberada.

Debería estar integrado por al menos uno de cada uno de los profesionales sugeridos a continuación:


  • Psicólogo especializados en niños

  • Psiquiatra especializados en niños

  • Médicos: Especialista en ginecología y Especialista en pediatría.

  • Abogado penalista, para plantear los temas legales y penales.

  • Filósofos, para aportar conocimiento sobre principios y normas morales. Especializado en códigos y normativas de la bioética.



  1. Plantee al menos dos cursos de acción posible y viable para resolver el conflicto.

Las situaciones de abuso intrafamiliares no son de fácil diagnóstico. Cada caso es diferente y particular, y que muchas veces se lucha hasta con la propia familia, que tapa todo, a propósito o de manera completamente inconsciente.

Entonces cuál es la mejor manera de proceder en estas situaciones. Si es evidente que se está cometiendo un delito contra un menor de edad, el psicólogo está obligado a hacer la denuncia en las defensorías de menores. Ahora, si la situación no es tan evidente pero hay sospechas que surgen a través de los dibujos o los juegos de los niños, se puede citar a los padres para evaluarlos a ellos o hacer una interconsulta con otros profesionales.

Un posible curso de acción, podría ser respetar el secreto profesional, mantener la regla de confidencialidad y de fidelidad al paciente, por considerar que no se tengan pruebas fehacientes del hecho y derivar el caso a un profesional en psicología que se especialice en niños.

Personalmente creo que en una situación así, y en primer lugar, yo citaría a los padres para una entrevista previa a la terapia de la niña con el fin de conocerlos y estar al tanto de la historia familiar a fin de tener otra perspectiva de la conducta de la niña, y de la relación familiar en el ámbito cotidiano. Una vez iniciada la terapia, y la historia clínica de la pequeña, utilizaría diferentes elementos para determinar un diagnostico en ella aplicando juegos, dibujos, observando su conducta en el tiempo que dure la sesión. Si hubiera algún indicio o sospecha de abuso enseguida haría una interconsulta con otro profesional de mí área que se especialice en niños y que tenga mayor cantidad de años de ejercicio profesional, con lo cual más experiencia, para conocer su opinión. Si este segundo profesional coincide con mi sospecha, entonces hablaría con la madre de mi paciente y la derivaría a un ginecólogo para confirmar la presunción. Con el resultado médico positivo se iniciarían las acciones legales correspondientes. Desde mi lugar de terapeuta, haría una denuncia en la defensoria de menores y además en la comisaría. Por último recopilaría toda la batería de pruebas psicodiagnosticas que use a lo largo de la terapia y las adjuntaría a la historia clínica, guardando todo como evidencia en caso de ser citada a declarar.

El presente trabajo se apoya en la siguiente bibliografía:




  • Franca-Tarragó, O. Ética para psicólogos, introducción a la psicoetica. 1996




  • Franca-Tarragó, O. Introducción a la ética profesional. 2003




  • Ferrer, J. J. y Álvarez, J. C. Para fundamentar la bioética. 2003




  • Código de ética de psicólogos de Buenos Aires. Sección Secreto Profesional, Apartado 5.07.

Para ver online o descargar PDF: http://www.psicologos.org.ar/docs/Etica.pdf


  • Código de ética de la Fe.P.R.A.

http://www.fepra.org.ar/


Catálogo: docs -> resumenes -> resumenes%20obligatorias -> resumenes%20etica -> resumenes%20de%20filpo
resumenes%20de%20filpo -> Psicología Ética y de los Derechos Humanos Cátedra Rovaletti 1 Cuatrimestre 2012
resumenes%20de%20filpo -> Psicología Ética y de los Derechos Humanos Cátedra Rovaletti 1 Cuatrimestre 2012
resumenes%20etica -> Evaluacion psicologica y etica – Beatriz Cattaneo
resumenes%20etica -> Práctico XI meta-código de ética de la federación de psicólogos de la república argentina. Traduccion: liliana blejchbord
resumenes%20etica -> Competencia profesional
resumenes%20de%20filpo -> Defina la Psicoética y mencione la relación que guarda con la Ética y la Bioética
resumenes%20de%20filpo -> Trabajo digno, sin violencia laboral
resumenes%20de%20filpo -> Surge como disciplina en suelo norteamericano. Revolución bioética


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad