Como poner limites y comunicar normas



Descargar 90.31 Kb.
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño90.31 Kb.








COMO PONER LIMITES Y COMUNICAR NORMAS

Índice
1) Normas y límites
Poner límites es…

Poner límites no es…

Tipos de límites: firmes y laxos.

Límites como requisito imprescindible en la “socialización”.

Qué hacer cuando nuestro hijo se ha acostumbrado a no hacer caso.

Qué sucede cuando no ponemos límites.

¿Por qué no debemos pegar?

Distinguir entre necesidades y deseos.
2) Estilos de comunicación. La forma de comunicar es tan importante como el contenido de lo que decimos.

Permisivo

Autoritario

Democrático
3) Tácticas de disciplina efectivas

El elogio y reconocimiento.

El premio: sistemas de refuerzo.

Límites efectivos.

Consecuencias naturales.

Coste de respuesta.

Tiempo fuera: ignorar como método.


  1. Normas y Límites

Un objetivo importante que podemos proponernos al ser padres es el de crear, alimentar y mantener una comunicación rica con nuestros hijos en la que exista un equilibrio entre ser permisivos o restrictivos en exceso.


Esto implica lo siguiente:


  • Establecer límites firmes y justos.

  • Establecer normas sencillas y comprensibles asegurándonos que nuestros hijos las conocen bien y saben las consecuencias de transgredirlas.

  • Proporcionar instrucciones y órdenes claras. Elogiar y estimular la cooperación.

  • Aplicar consecuencias a la mala conducta consistentemente.



1-a) Poner límites es…


  • Enseñar que todos tenemos los mismos derechos.

  • Enseñar que existen otras personas en el mundo.

  • Explicar, mostrar y demostrar con el ejemplo a los niños que sus derechos terminan donde empiezan los de los demás.

  • Decir sí siempre que sea posible y no siempre que sea necesario.

  • Sólo decir no a los hijos frente a un motivo concreto.

  • Ayudar al niño a ver el mundo como un lugar en el convivimos los seres humanos y otros seres vivos.

  • Enseñarles a distinguir entre necesidades y deseos.

  • Ayudarles a buscar un equilibrio entre nuestras necesidades y deseos y los de los demás.

  • Enseñarles a tolerar pequeñas frustraciones y a ser pacientes.




  • No confundir derecho a la intimidad con desatención y falta de supervisión.


1-b) Poner límites no es…


  • Pegar a los hijos para que obedezcan y se porten bien.

  • Hacer únicamente lo que Usted desea.

  • Ser autoritario; es decir, dar órdenes sin explicar su razón, por el propio interés y sin consistencia.

  • Gritar para que obedezcan.

  • Desatender a las necesidades reales de los niños sin justificación razonable.

  • Invadir la privacidad del niño.

  • Provocar traumas emocionales. Estos vienen producidos por falta de amor y cariño; por injusticias, violencia física y psicológica y humillaciones.



1-c) Tipos de límites
Los límites son un aspecto importante del proceso de socialización del individuo. Este proceso consiste en la adquisición de conocimientos, valores, lenguaje y habilidades sociales que permiten al niño su integración en la sociedad. Este proceso precisa de un “entrenamiento en obediencia sin el cual no puede realizarse correctamente.

Cualquier límite que establezcamos debe ser por el bienestar, la seguridad y el desarrollo del niño. Es esencial asegurarnos que el niño conoce exactamente las normas y lo que se espera de él. Es necesario preguntarnos si las normas que seguimos son justas y apropiadas a las circunstancias del niño. Si las entiende bien y si conoce bien lo que sucederá si las incumple.



1-d) Cuadro sinóptico de características de los límites firmes y los laxos.


Tipos de límites Características

LIMITES FIRMES

LIMITES LAXOS

Características



- Afirmaciones claras y directas.

- Palabras apoyadas con acciones.

- Se informa con precisión.

- Proporciona responsabilidad.



- Afirmaciones poco claras.

- Las acciones no apoyan las reglas.

- No se da información necesaria para tomar decisiones.

- Falta responsabilidad



Resultados probables



- Cooperación.

-Disminuye el desafío de los límites.

-Comprensión clara de las normas y expectativas.

- Respeto a la palabra de los padres



- Resistencia.

- Aumento del desafío de los límites.

- Escalada de desobediencia. Lucha de poder.

- Se ignoran las palabras de los padres.



Lo que aprenden los niños



-“No” significa “No”

- Se espera y exige que siga las normas.

- Las normas se aplican a mí como a todo el mundo.

- Soy responsable de mi propia conducta.

- Los adultos hablan en serio.


- “No” significa a veces “sí” o “quizá”

- No se espera que siga las normas.

- Las normas son para otros no para mí.

- Los adultos son responsables de mi comportamiento.

- Yo tengo mis propias normas.

- Los adultos no hablan en serio.




1-f) ¿Cómo actuar cuando nuestro hijo se ha acostumbrado a no hacer caso a nuestras órdenes o instrucciones?


  • Establezca contacto físico mientras le habla. (mano, hombros,..)

  • Mírele a los ojos.

  • Háblele con voz clara y firme.

  • Ponga cara seria.

  • Tenga cerca de alguien para que le respalde si el niño le ignora.

  • Insista en que le atienda y obedezca.


1-g) ¿Qué sucede cuando no ponemos límites a nuestros hijos?
Se produce un proceso en el que el menor pasa por varias etapas:


  • Descontrol emocional, histeria y ataques de rabia.

  • Dificultad creciente de aceptación de límites.

  • Trastornos de conducta: faltas de respeto; incapacidad de concentrarse; baja capacidad de esfuerzo, excitabilidad, bajo rendimiento escolar, agresividad, falta de control.


1-h) ¿Porqué No pegar a nuestros hijos?


  • Porque agredir a un niño es faltar a su derecho fundamental, que es el de ser tratado con respeto a su dignidad.

  • Porque pegar es demostrar una falta de límites propios.

  • Porque pegar es ineficaz. El menor aprende a temernos pero no a respetarnos.

  • Porque puede provocar el desarrollo de un trastorno psicológico. Ejemplo de la fobia social de “D”

  • Porque cuando entramos en ira y no somos capaces de auto controlarnos y actuar empleando la razón.

  • Porque cuando se empieza a pegar cachetes aparentemente inofensivos es frecuente pasar a mayores agresiones debido a que el niñ@ se insensibiliza y se rebela.

  • Porque tras pegar asoma la culpa y con ella se cede ante el niñ@ buscando una compensación. Esto le impide aprender de sus errores.

El castigo pensado, avisado y aplicado con firmeza pero con cariño, demuestra al niño que sus faltas o desobediencias no le interesan pues tienen consecuencias perjudiciales que le conviene evitar.

Si educamos a nuestros hijos desde la razón y la palabra, crearemos hombres y mujeres respetuosos con los demás y consigo mismos por convicción. Si lo hacemos desde la violencia en cualquiera de sus formas (ira, humillación, amenazas…) crearemos hombres y mujeres temerosos y sumisos con quienes consideran superiores a ellos; y agresivos y violentos con los más débiles. Respetarán las “reglas de convivencia” y vivirán movidos por el miedo y no por el respeto.


1-i) Necesidades y deseos
Para sentirnos seguros sobre el momento en el que debemos poner límites tenemos que distinguir las necesidades de los deseos.

Una necesidad es algo inevitable. Algo que si no es atendido puede ocasionar serios problemas en el desarrollo físico, intelectual, emocional o social del individuo.

U deseo es la atracción por tener ganas de realizar algo que puede o no ser importante para el desarrollo. Está más vinculado con el placer.

A. H. Maslow estableció una jerarquía de necesidades observando que las de orden superior solo surgen cuando las inferiores están ya cubiertas.


5- Necesidades de auto realización.

4- Necesidades de reconocimiento y prestigio.

3- Necesidades de amor y afecto.

2- Necesidades de seguridad (física, psicológica, social)

1- Necesidades fisiológicas (ligadas a la supervivencia)
Es responsabilidad de los padres preocuparse de que sus hijos tengan todas sus necesidades satisfechas. Sea cual sea su nivel.


2) Estilos de comunicación



Características

Estilo educatvo



Creencias de

los padres



Poder y control

Proceso de

Solución de problemas



Lo que aprenden

los niños.



Permisivo

-Los niños cooperan cuando entienden que la cooperación es lo correcto.

- Mi trabajo es servir a mis hijos y hacerles felices.

- Las consecuencias que desagraden a mis hijos no pueden ser efectivas.


Todo para los niños.

Solución de problemas por persuasión.

- Ganar-perder (los niños ganan)

- Los padres resuelven la mayoría de los problemas.


Las reglas son para otros. Hago lo que deseo.

- Los padres sirven a los niños.

- Los padres son responsables de solucionar los problemas a sus hijos.

- Dependencia. Falta de respeto. Egocentrismo.



Autoritario

Si no duele, los niños no aprenden.

Todo para los padres.

-Solución de problemas a la fuerza.

-Confrontacion

- Ganar-perder (los padres ganan)


- Los responsables de solucionar los problemas son los padres.

- A responder con ira, venganza, introversión, sumisión.



democrático

-Los niños son capaces de resolver los problemas por sí solos.

- Hemos de dejarles elegir y aprender de las consecuencias de sus decisiones.

- El alentar es efectivo para fomentar la cooperación.


- A los niños se les da tanto poder y control como puedan manejar.

- Cooperativo.

- Ganar-ganar (padres y niño ganan)

- Basado en el mutuo respeto.

- Los niños participan activamente en en la solución de problemas.



- Responsabilidad.

- Cooperación.

- A los niños hay que dejarlos elegir y aprender de las consecuencias de sus decisiones.

- Alentar o animar es un medio efectivo para promover la cooperación.

Responden desafiando reglas y autoridad.



3) Tácticas de disciplina
3-a) El elogio. “Allí donde ponemos la atención crece”

*Anécdota de la prisión.


Vivimos en una sociedad que critica mucho y elogia poco. Prueba de ello es el rubor con el que muchos reaccionamos ante halagos o reconocimientos de los demás. Por todo ello al educar a nuestros hijos debemos “pillar al niño” siempre que lo haga bien y … decírselo. En privado; delante de los demás; con palabras sencillas; expresando nuestro sentir. Tanto si es orgullo, como admiración o alegría de ver lo que han sido capaces de hacer.

Al elogiar a alguien conviene nombrar al niño y expresar con sencillez y concreción lo que nos ha gustado.


3-b) El coste de respuesta.
Como en el caso de los elogios ambos se basan en el aprendizaje operante que es el que se produce tras observar los resultados de nuestras acciones. En este caso si a una mala conducta del niño le sigue un castigo; una consecuencia que no le agrada, el niño aprende que cada vez que actúe así las consecuencias serán desagradables. Conviene advertir antes de aplicarlo e incluso en infracciones menores y con niños pequeños dar tres oportunidades antes de aplicar el castigo.
3-c) Consecuencias naturales y lógicas.
Una consecuencia natural es todo aquello que resulta de la acción o inacción de un niño en ausencia de la intervención del adulto. Ejemplo: un niño no desea coger el abrigo para salir a la calle en un día frío y se le permite que salga así para que pase frío y observe los resultados de su decisión.

La consecuencia lógica es un castigo a la medida de la falta cometida. Ante un hurto en una tienda; la consecuencia lógica sería devolver el objeto, pedir disculpas y perder un privilegio.


En ambas modalidades se fomenta la toma de decisiones, el sentido de la responsabilidad y el aprendizaje de los propios errores.
3-d) Técnicas de Tiempo fuera.
Esta técnica es una manera rotunda de ignorar al niño en ciertas circunstancias.

El objetivo principal de los padres es proporcionar una comunicación continua y expresarle cariño, apoyo y comprensión. Igual de importante es poner límites claros y consecuencias por la desobediencia de los hijos. Cuando los niños son agresivos y desobedientes muchos padres intentan darles unos azotes, sermonearles y expresar desaprobación. Todo esto resulta poco efectivo. De hecho, regañar, criticar, pegar y discutir son formas de atender a los niños y por tanto refuerzan el mal comportamiento.



El Tiempo Fuera es una forma extrema de ignorar, en la que se separa al niño de todo refuerzo positivo y en especial de la atención del adulto.
Algunos consejos a seguir para aplicar esta técnica son:


  • Ignorar al niño mientras esté en tiempo fuera.

  • Estar preparado para que su hijo ponga a prueba su resolución.

  • Hacer responsable al niño del desorden durante el Tiempo-Fuera.

  • Limitar el número de conductas en las que se usa y la frecuencia de esta técnica.

  • No confiar exclusivamente en el Tiempo Fuera. Combinarlo con otras técnicas.

  • Utilizar Tiempo-Fuera para descansar y reponer energía.

  • Acumular un buen fondo de elogio, cariño y apoyo.






Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad