Colegio Presbiteriano David Trumbull Departamento de Historia Tercero medio diferencial



Descargar 47 Kb.
Fecha de conversión15.06.2018
Tamaño47 Kb.

Colegio Presbiteriano David Trumbull

Departamento de Historia

Tercero medio diferencial

Profesora: Gabriela Matta González


  1. CIUDADANÍA SEGÚN ARISTÓTELES

Una ciudad es un cierto número de ciudadanos (…) llamamos ciudadano de una ciudad al que tiene la facultad de intervenir en las funciones deliberativa y judicial de la misma

La polis aparece para los griegos como el espacio ordenado y delimitado, seguro y regulado, que le da sentido a sus acciones y a las relaciones con sus semejantes. Los espacios públicos en Atenas y otras ciudades griegas, son importantes por ser el lugar en dónde se expresaban e interactuaban los ciudadanos

La identidad ateniense se define en función de su pertenencia a su ciudad

1. Conviene que el estado se ocupe de suministrar una educación homogénea e igualitaria a los ciudadanos.

Al respecto cabe destacar que tanto la Psicología como la Sociología contemporáneas hacen hincapié respectivamente en el hecho de que el desarrollo adecuado de la mente y los valores es producto de una apropiada educación-socialización de todos los miembros de la ciudadanía. En este sentido, organismos internacionales como la ONU. Aconsejan a los países en vías de desarrollo invertir en “educación” y en “investigación y desarrollo”, como única vía para alcanzar el “Estado de bienestar”.

2. Conviene que dentro del Estado la distribución de las funciones sea adecuada.

Aristóteles sostiene que el éxito de una sociedad justa se debe en parte a que se dé a cada cual lo que verdaderamente merece. Hoy denominamos “meritocracia” al poder del mérito. El cumplimiento de esta recomendación es muy desigual en las sociedades contemporáneas, es muchas de las cuales prevalecen el favoritismo, el nepotismo y el enchufismo. El convencimiento de Aristóteles es, sin embargo, que sólo es justo aquel Estado en el que la distribución de funciones atiende al mérito, es decir, es justa.



3. Conviene que el Estado se cuide de que el número de ciudadanos sea el adecuado, ni demasiado elevado ni demasiado bajo.

Los urbanistas contemporáneos se dedican a calcular cuál sería en la actualidad el número de habitantes de una ciudad ideal: en torno a ciento cincuenta mil es una de las cifras propuestas. Cifras concretas aparte, lo cierto es que los problemas y conflictos de las grandes urbes se duplican comparados con los de las más pequeñas: contaminación, violencia, inseguridad, etc.



4. El Estado debe preocuparse del bienestar material y espiritual de la felicidad en sima, de los ciudadanos.

Cuestiones de justicia aparte, cuando ello no ocurre aumenta el desarraigo y proliferan los grupos violentos que, como destaca “la sociología del conflicto”, pueden poner incluso en peligro el “Estado de ciudadanía”.



5. Resulta sumamente conveniente que en el Estado gobiernen las personas de mayor edad.

Se trata de una recomendación en estrecha consonancia con la ética platónica, pues la gente mayor, al ser necesariamente más experimentada, suele encarnar las principales virtudes, tanto las morales como las racionales. Las sociedades occidentales contemporáneas no parecen, sin embargo, seguir a Aristóteles en este punto: la juventud es un valor y la vejez una molestia; el anciano más que un pozo de sabiduría es hoy un pensionista que consume y no produce ya, es decir, “carne de residencia”.

Link Artículo Ciudadanía Aristóteles:

http://www.revistainterforum.com/espanol/articulos/022904soc-ciudad-ciudadano.html



  1. Espacio público

Se llama espacio público al lugar donde cualquier persona tiene el derecho de circular, en oposición a los espacios privados, donde el paso puede ser restringido, generalmente por criterios de propiedad privada, reserva gubernamental u otros. Por tanto, espacio público es aquel espacio de propiedad pública, "dominio" y uso público.

Entiéndase dominio en sentido estricto, ya que este no esta afectado a la generalidad de las personas.

En el aspecto legal, podemos decir que el espacio público moderno proviene de la separación formal entre la propiedad privada urbana y la propiedad pública. Tal separación normalmente implica reservar desde el planeamiento, suelo libre de construcciones (excepto equipamientos colectivos y servicios públicos) para usos sociales característicos de la vida urbana (esparcimiento, actos colectivos, transporte, actividades culturales y a veces comerciales, etc).

En cuanto al uso, el espacio público es el escenario de la interacción social cotidiana, cumple funciones materiales y tangibles: es el soporte físico de las actividades cuyo fin es satisfacer las necesidades urbanas colectivas que trascienden los límites de los intereses individuales. Se caracteriza físicamente por su accesibilidad, rasgo que lo hace ser un elemento de convergencia entre la dimensión legal y la de uso. Sin embargo, la dinámica propia de la ciudad y los comportamientos de sus gentes pueden crear espacios públicos que jurídicamente no lo son, o que no estaban previstos como tales, abiertos o cerrados, por ejemplo espacios residuales o abandonados que espontáneamente pueden ser usados como públicos. Existen también espacios de propiedad privada pero de uso público como los centros comerciales que son espacios privados con apariencia de espacio público.

El espacio público tiene además una dimensión social, cultural y política. Es un lugar de relación y de identificación, de manifestaciones políticas, de contacto entre la gente, de vida urbana y de expresión comunitaria. En este sentido, la calidad del espacio público se podrá evaluar sobre todo por la intensidad y la calidad de las relaciones sociales que facilita, por su capacidad de acoger y mezclar distintos grupos y comportamientos, y por su capacidad de estimular la identificación simbólica, la expresión y la integración cultural.

El espacio público supone, pues, dominio público, uso social colectivo y diversidad de actividades, características entre las que existe gran cantidad de posibilidades hasta llegar al extremo del espacio virtual en Internet, que se configura actualmente como un espacio público no físico pero de gran importancia.

El espacio público abarca, por regla general, las vías de circulación abiertas: calles, plazas, carreteras, parques, así como ciertos edificios públicos, como estaciones, bibliotecas, escuelas, hospitales, ayuntamientos u otros, cuyo suelo es de propiedad pública.

Tipos de espacios públicos:



  • Edificios públicos: La Moneda, el Congreso, Tribunales de Justicia)

  • Lugares de encuentro masivo(Teatros, estadios)

  • Lugares abiertos (plazas, parques, calles)

  • Espacios públicos en el sector rural (playas, caminos, bordes costero y lacustre)



  • Redactar un breve ensayo, comparando la concepción clásica y la definición actual de ciudadanía; se discute el concepto clásico de ciudad con su propia vivencia actual como habitantes de la ciudad contemporánea, y reflexionar sobre los grados de participación que se dan en la ciudad.



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad