Cifosis y Lordosis



Descargar 105.62 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión15.06.2018
Tamaño105.62 Kb.
Vistas131
Descargas0
  1   2

Cifosis y Lordosis

El estado de equilibrio de la columna vertebral y sus extremos:


Cifosis y Lordosis


El equilibrio vertebral se conserva gracias a las curvas fisiológicas que presenta. Cuando la actitud del tronco se encuentra modificada por una curva anormal, en otras regiones de la columna se observan otras curvas en sentido opuesto, con el objeto de seguir manteniendo dicho equilibrio.
Estas curvas se conocen con el nombre de curvas de compensación y serán de carácter transitorio cuando la desviación anormal de la columna también lo sea o permanentemente cuando la curva anormal sea definitiva.
El estado de equilibrio de la columna vertebral es el resultado de una acción combinada en la que intervienen los discos vertebrales y su elasticidad, los músculos y los ligamentos. En la estación de pie se dirá que la columna esta en equilibrio, en el plano frontal, cuando el eje del tronco, determinado por la plomada, pasa por arriba por la protuberancia occipital externa y hacia abajo coincida con el pliegue inter-glúteo. La línea de las apófisis espinosas coincide con la dirección del hilo de la plomada.

En el plano sagital la columna vertebral esta en equilibrio cuando la plomada, bajada desde el tragus, pasa por la parte anterior del muñón del hombro y por el vértice del trocánter mayor.




¿SABES DE CUANTAS VERTEBRAS ESTA COMPUESTA TU COLUMNA?
La columna vertebral es una varilla flexible, constituida por ondulaciones curvilíneas, unidades funcionales óseas superpuestas, 24 huesos independientes, distribuidos según las regiones que ocupan en: 7 cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares, el sacro y el cóccix, mantenidas en equilibrio sobre la base sacra, que por su morfología está adaptada a una doble acción: 1. de movimiento, y 2. de sostén.
Las curvas dan a la columna vertebral: Resistencia y Elasticidad, de manera que la hacen 17 veces más resistente, que si fuera totalmente recta. Favorece la estática, llevando la vertical que pasa por el centro de gravedad al interior de la base de sustentación.

La columna tiene cuatro curvaturas fisiológicas en el plano sagital, que se denominan:

-Lordosis cervical de convexidad anterior

-Lordosis lumbar

-Cifosis dorsal de convexidad posterior

-Cifosis sacra
Si se observa la columna vertebral de perfil se apreciará, una curva cervical y otra lumbar, ambas de convexidad anterior, y dos curvas de convexidad posterior: la dorsal y la sacro-coccígea. Visto por detrás, un raquis normal, se presenta prácticamente, como una línea recta.

Los puntos de máxima curvatura:

-Curvatura cervical: entre las vértebras C6 y C7

-Curvatura dorsal: entre las vértebras D6 y D7

-Curvatura lumbar: entre las vértebras L4 y L3

-Curvatura sacra entre las vértebras S4 y S3
Cada vértebra está constituida por una masa compacta que forma su parte anterior, llamada cuerpo vertebral.
Los cuerpos vertebrales se hallan íntimamente unidos unos con otros por formaciones fibrocartilaginosas: los discos intervertebrales desempeñan además una importante función en la movilidad del raquis. También cada vertebra está constituida por una serie de prolongaciones (apófisis articulares, transversas, espinosas, laminas), que en su conjunto reciben el nombre de arco posterior.
La primera vertebral palpable es el Axis (2ª vértebra cervical. La lordosis normal cervical impide la palpación de las apófisis espinosas de las vértebras cervicales 3ª, 4ª y 5ª. Luego se palparán las apófisis cervicales de la 6ª y 7ª y de la primera dorsal, siendo la más sobresaliente la 7ª cervical. La palpación de la columna en su segmento dorsal pone en evidencia los relieves de las apófisis espinosas dorsales sin ninguna particularidad especial, hasta llegar a la 9ª, cuya apófisis espinosa es más saliente y de dirección horizontal.
En la región lumbar las apófisis son de mayor tamaño, horizontales y guardan cierta distancia entre una y otra.
La tercera apófisis lumbar es algo más saliente que la 2ª y la 4ª y esta algo más que la 5ª. También por palpación se podrá reconocer la cresta sacra.

La LORDOSIS es una de las tres curvas de la columna: dentro de la región lumbar y dorso-lumbar. La función básica de estas curvas es la de amortiguar los choques verticales. Es por lo tanto es una necesidad tenerlas, aunque algunas personas tienen alguna curva más o menos acentuadas, vistas de perfil incrementan o disminuyen el arqueamiento de alguna curva.



Ante un arqueamiento no deseado como el de una LORDOSIS, la carga excesiva puede crear un sufrimiento en este lugar: representando una lumbalgia por compresión interapofisiariana que puede dañar los cartílagos, creando fenómenos de artrosis, con dolores ligamentosos y musculares por vecindad, que pueden generar edemas, capaces de crear compresiones nerviosas, es por ello que pueden darse ciáticas, las cuales no ya de origen discal sino interapofisiario.
Se recomienda relajar en primer lugar los músculos del psoas (todos los involucrados en flexionar la cadera) para contrarrestar el arqueamiento hacia delante de la zona lumbar-lordosis (extensión lumbar y la flexión de cadera) y fortalecer los abdominales profundos que son algunos de los músculos estabilizadores profundos.
El hueso sacro, situado en la parte posterior de la pelvis, entre los dos huesos iliacos, sirve de base de sustentación para la columna lumbar y se continua hacia abajo con el cóccix. Su dirección de arriba abajo y de adelante atrás, determina con la quinta vértebra lumbar un ángulo de vértice anterior, conocido con el nombre de ángulo promontorio.
El cóccix, parte terminal de la columna vertebral, está formado por cuatro o cinco vértebras rudimentarias.

Los discos intervertebrales son en numero 23, tienen la forma de lente biconvexa. Su espesor varía de los 4mm en la región cervical hasta 15 mm de la región lumbar. Están formados por un anillo fibroso dispuesto alrededor de un núcleo gelatinoso llamado núcleo pulposo. Estos discos se interponen entre las dos caras vecinas de los cueros vertebrales recubiertas de cartílagos.

El conducto raquídeo está formado por la superposición de todos los agujeros vertebrales, se extiende hasta la extremidad inferior del sacro y encierra en su interior a la medula espinal con sus cubiertas y a las raíces raquídeas.

La medula espinal se extiende desde el agujero occipital hasta la primera vértebra lumbar, a partir del cual se continúa con la cola de caballo y el filum terminale, hasta llegar a la base del cóccix.

Postura: es la posición relativa o la disposición de cada porción del cuerpo en relación con los segmentos adyacentes y con respecto al cuerpo en su totalidad.
La buena postura es la eficiente y varía según el sujeto y la actividad.
Para cada individuo, la mejor posición es aquella en que los segmentos del cuerpo están equilibrados en la posición de menor esfuerzo y máximo sostén. Esta es una cuestión individual; Metheny.

La postura es una compleja situación en que intervienen como factores:
a) Los problemas de conservación del equilibrio total o parcial
b) La lucha constante contra la fuerza de gravedad
c) Interacción psicosomática
d) Los hábitos y expresión de actitudes y movimientos
Otros como las modas también inciden sobre la columna. No solo tiene que ver con las prendas de vestir de singular trascendencia (tacones altos) sino también las influencias de momentos psicológicos; a veces de carácter mundial. En este sentido nuestra época ofrece algunas características. Por ejemplo, la postura de abandono de la juventud y la expresiva postura de sexualidad con que las modelos tratan de realzar la excelencia de sus cuerpos.
Para cada individuo, la mejor posición es aquella en que los segmentos del cuerpo están equilibrados en la posición de menor esfuerzo y máximo sostén.

En la postura intervienen factores como:
a) Los problemas de conservación del equilibrio total o parcial
b) La lucha constante contra la fuerza de gravedad
c) Interacción psicosomática
d) Los hábitos y expresión de actitudes y movimientos

En una clase de PILATES con la inspección se obtendrán datos de la columna en general, y de las relaciones que guarda esta con los diferentes segmentos corporales.


La columna vertebral normal se presenta ocupando una ligera depresión situada en la línea media. Esta depresión es más profunda en la zona lumbar y se extiende desde el occipital hasta el sacro. El fondo de esta canaleta longitudinal está ocupado por las apófisis espinosas, a ambos lados hacen relieve las saliencias de los músculos vertebrales. El examen será mucho más fácil en sujetos delgados. En cierto individuos los músculos vertebrales se presentaran como cuerdas salientes (contractura) más visible en la región lumbar.
Se observara la relación entre ambos hombros, los que pueden presentarse simétricos o con diferentes alturas, también se examinaran las escápulas con detenimiento. Se verán la amplitud y simetría de ambos triángulos de la talla, los cuales están determinados por el tronco y el borde interno del miembro superior. Se comparan las alturas de ambas crestas iliacas y de los pliegues glúteos. Toda asimetría observada debe ser anotada durante la entrevista con el cliente. Se tomara nota también del estado de la piel, la coloración, manchas, cicatrices, etc.

Generalidades de la Cifosis
La cifosis es la deformación más frecuente de la columna vertebral. El origen de la palabra procede de un vocablo griego que significa bóveda, convexidad. Es una convexidad posterior de uno o varios segmentos de raquis, y alteraciones de las vértebras que adoptan una forma típica de cuña.

En la cifosis el núcleo se desplaza hacia atrás, se produce una separación en la parte posterior de los cuerpos vertebrales y una aproximación de la parte anterior. Originando una distribución desigual de la presión intradiscal. Aumenta la presión en los bordes anteriores de los cuerpos y los discos y disminuye en los bordes posteriores de los mismos. Se distienden los ligamentos, tendones y músculos situados en la convexidad y se retraen o acortan los situados del lado cóncavo de la curva.


Las cifosis pueden originar cuadros álgidos o ser asintomáticas. Las algias se localizan en el vértice más acentuado de la deformación. Esta deformación aparece aislada o en combinación con otras deformaciones como son la lordosis y escoliosis.

La cifosis puede originarse por las siguientes causas:
• Congénitas, posturales, enfermedad de Scheuermann, neuromuscular, traumática o quirúrgica, metabólica, irradiación, displasias del raquis, enfermedades del colágeno, tumores, mielomeningocele, otras.

Ejercicios correctivos: Según Blandine Calais y Germain Andrée Lamotte, existen dos grandes directrices de trabajo:
1. Mantener las vértebras alineadas en conjunto: buscando una calidad de amplitud máxima con la flexibilización longitudinal, estirando la columna por zonas utilizando la adherencia al suelo para fijar, a medida que avanzamos, cada región, independientemente, ofreciéndole al disco algunos minutos de alineamiento en descarga, fortalecimiento longitudinal y vertical de los músculos profundos y por último coordinación manteniendo el tronco alineado en la vertical.




Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos