Características del lenguaje y tratamiento en niños autistas



Descargar 99.86 Kb.
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño99.86 Kb.
Vistas172
Descargas0

Características del lenguaje y tratamiento en niños autistas


qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnm




Características del lenguaje y tratamiento en niños autistas
Jiménez González Calira

Sobrino García Sandra




TRASTORNOS AUTISTA:

Definición y características generales

La definición de autismo ofrecida por Kanner en 1943 sigue estando vigente en la actualidad, y se compone tres núcleos que caracterizan al trastorno: trastorno cualitativo de la relación, alteraciones de la comunicación y el lenguaje y falta de flexibilidad mental y comportamental.

Estas tres dimensiones se incluyen en los manuales diagnósticos que se emplean hoy día, el DSM-IV y la CIE-10. Según el primer manual las manifestaciones del trastorno son las siguientes:


  1. Un total de 6 (o más) ítems de (1),(2) y (3), con por los menos dos de (1), y uno de (2) y de (3):

  1. Alteración cualitativa de la interacción social, manifestada al menos por dos de las siguientes características:

  1. Importante alteración del uso de múltiples comportamientos no verbales, como son el contacto ocular, expresión facial, posturas corporales y gestos reguladores de la interacción social.

  2. Incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros adecuados al nivel de desarrollo.

  3. Ausencia de la tendencia espontánea para compartir con otras personas disfrutes, intereses y objetivos ( p. ej. No mostrar, traer o señalar objetos).

  4. Falta de reciprocidad social o emocional.

  1. Alteración cuantitativa de la comunicación manifestada por al menos una de las siguientes características:

  1. Retraso o ausencia total del desarrollo del lenguaje oral (no acompañado de intentos para compensarlo mediante modos alternativos de comunicación , tales como gestos o mímica)

  2. En sujetos con un habla adecuada, alteración importante de la capacidad para iniciar o mantener una conversación con otros.

  3. Utilización estereotipada y repetitiva del lenguaje o lenguaje idiosincrático.

  4. Ausencia de juego realista espontáneo, variado, o de juego imitativo social propio del nivel de desarrollo.

  1. Patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, manifestados por lo menos mediante una de las siguientes características:

  1. Preocupación absorbente por uno o más patrones estereotipados y restrictivos de interés que resulta anormal, sea en su intensidad, sea en su objetivo.

  2. Adhesión aparentemente inflexible a rutinas o rituales específicos, no funcionales.

  3. Manierismos motores estereotipados y repetitivos p.ej. sacudir o girar las manos o los dedos…)

  1. Retraso o funcionamiento anormal por lo menos en una de las siguientes áreas, que aparee antes de los 3 años de edad:

  1. Alteración social

  2. Lenguaje utilizado en la comunicación social

  3. Juego simbólico o imaginativo

  1. El trastorno no se explica mejor por la presencia de un trastorno de Rett o de un trastorno desintegrativo infantil.

Además, estas características recogidas en el manual pueden ir asociadas a otras, tales como: retraso mental (el 75% tiene un CI de 35-50); alteraciones en el desarrollo de las habilidades cognitivas y un perfil irregular sea cual sea el CI; en niños con buen funcionamiento, en muchas ocasiones, el lenguaje expresivo es superior al receptivo o auditivo; gran gama de síntomas comportamentales, tales como rabietas, hiperactividad, impulsividad, ámbitos atencionales muy breves agresividad, comportamientos autolesivos; respuestas extravagantes ante estímulos sensoriales (elevado umbral del dolor, hipersensibilidad ante el tacto, olores o sonidos, etc.); pueden existir problemas alimenticios (dieta muy limitada); irregularidades en el sueño (balanceo nocturno, despertar recurrente); alteraciones del humor o afectividad (llorar o reír sin motivo, ausencia de reacciones emocionales); ausencia de miedo ante peligros reales, o temor excesivo a objetos no dañinos; y en la adolescencia o edad adulta aquellos con buen nivel pueden deprimirse al tomar conciencia de sus déficits.


Consideraciones metodológicas para el trabajo con niños con autismo.

La principal característica de estos niños es el déficit en las relaciones sociales, por lo que es fundamental que se fomenten actividades de interacción social, pero teniendo en cuenta que el contacto físico no puede ser excesivo, y debe ser previo aviso ya que es fundamental que el sujeto sepa en cada momento lo que va a ocurrir.

Las actividades deben ser rutinarias por su inflexibilidad hacia el cambio. El sujeto con autismo en ocasiones puede tener asociado un déficit intelectual, por lo que las explicaciones deben ser claras, sencillas, con palabras justas y destacando las ideas importantes. Además, como su principal canal de acceso a la información es el visual, se le acompañaran estas explicaciones de imágenes o pictogramas.

Las explicaciones han de colocarse según la sucesión natural en el tiempo.

Siempre hay que reforzar aquellas conductas apropiadas que realice el niño, ignorando las conductas inadecuadas, salvo aquellas que impliquen un peligro para los compañeros o para él mismo.

El maestro debe conceder al alumno el tiempo necesario para la asimilación y la comprensión de las actividades que se vayan a realizar.

Debido a la posible hipersensibilidad a la luz, se debe mantener el espacio con una luz que no sea demasiado intensa, sin variaciones bruscas. Además se debe evitar la utilización de objetos con colores llamativos que puedan crear irritabilidad en los niños autistas.

El maestro debe cuidar el lenguaje que emplea ya que su comprensión es muy literal, por lo que es conveniente reducir el uso metáforas y de frases con doble sentido. O explicarle claramente el significado real de la expresión utilizada.

Es importante que se intenten eliminar las estereotipias de estos alumnos, pero en algunas ocasiones el maestro debe dejar que las realice como método de relajación.

LA IMPORTANCIA DEL FEED- BACK EN LA COMUNICACIÓN CON EL NIÑO.

La interacción niño- adulto se caracteriza por una adaptación recíproca de ambos interlocutores a las capacidades comunicativas del otro. Las primeras manifestaciones de adaptación son el feed-back en dos formas:



Situación 1:

  • El niño es activo y creativo.

  • Elige lo que va a aprender, explora su mundo.

  • Dos de cada tres veces el niño toma la iniciativa de la interacción comunicativa.

  • El adulto responde dando feed-back.

Situación 2:

  • El niño es imitativo.

  • La iniciativa parte del adulto.

  • El adulto interactúa para enseñarle algo al niño.

  • El feed-back ocurre con menos frecuencia.

De ambas situaciones la primera es más frecuente y enriquecedora para el aprendizaje del niño. Los niños más comunicativos, tienen a su vez más interacciones y más Feed.-back, mientras que los niños menos comunicativos tienen menos situaciones de interacción y menos modelos. Los niños autistas pertenecen al segundo caso y se encuentran con una doble barrera: por un lado su propia discapacidad les limita la comprensión de muchas situaciones comunicativas, y por otro la falta de iniciativa hacia la comunicación con el adulto disminuye las situaciones comunicativas respecto a otros niños.



LOS GESTOS PRELINGÚÍSTICOS EN PERSONAS CON AUTISMO/TGD.

ALTERADO

CASI SIEMPRE AUSENTE

Comprensión de gestos naturales.

Gestos con función de interacción social y atención conjunta

Uso de gestos naturales de petición

rechazo.


Protodeclarativos en periodo

prelingüístico.



Retraso en el uso de gestos de contacto y especialmente de gestos distales.

Conductas paraverbales adecuadas para

regular interacciones sociales.


CARACTERÍSTICAS DEL LENGUAJE EN NIÑOS AUTISTAS:

Aunque los estudios dan resultados variables aproximadamente el 50% de las personas diagnosticadas de autismo y /o con trastorno del espectro autista son no verbales. Es decir, presentan ausencia total de emisiones vocálicas o mutismo funcional (producen vocalizaciones pero sin intención comunicativa).

De las personas autistas verbales el 75% presenta alguna alteración en su lenguaje, predominando como característica general la ecolalia y la inversión pronominal.

Las alteraciones del lenguaje y la comunicación constituyen parte del autismo. La comprensión teórica de las alteraciones autistas del lenguaje puede clarificar la naturaleza de los déficits primarios de los trastornos de este espectro, además de ayudar a los psicólogos y neurocientificos a refinar sus teorías además de sobre el lenguaje humano, sobre las condiciones neurobiológicas, cognitivas y socioemocionales que dificultan su desarrollo adecuado.

Las primeras descripciones detalladas acerca del lenguaje en personas con autismo fueron publicadas por Leo Kanner en los años 40.Estas investigaciones destacaron:



  • La existencia de alteraciones notorias ene l desarrollo del lenguaje de todas estas personas.

  • La gravedad y heterogeneidad de estas dificultades ya alteraciones tanto en la forma expresiva como receptiva del lenguaje.

  • La imposibilidad de determinar características exclusivas de este trastorno.

La semejanza entre algunas de estas alteraciones y las que se pueden encontrar en las disfasias receptivas del desarrollo, ha llevado a muchos autores a intentar realizar una continuidad etiológica entre ambos trastornos. Pero hay que partir de la idea de que estas alteraciones no son exactamente las mismas en ambos trastornos. Además el autismo no es solo una disfasia o una alteración del lenguaje si no que se relaciona con alteraciones severas y precoces de la interacción y comunicación.

Riviere clasifica las formas que suele adoptar el lenguaje en sujetos con trastornos del espectro autista en cuatro niveles de alteración: que se resumen en la siguiente tabla:

Las alteraciones recogidas en esta clasificación, sugieren que las dificultades que tienen las personas con autismo impiden en mayor o menor medida, el desarrollo normal y la adquisición de patrones necesarios para la adquisición del lenguaje en el llamado “periodo crítico”. De tal manera que no llegan a darse algunos hitos como por ejemplo:


  • El desarrollo de las habilidades pre lingüísticas que en condiciones normales, entre los 11 y los 14 meses del niño dan lugar a las protopalabras y a adquirir un primer vocabulario.

  • La expansión y diversificación rápidas de un vocabulario a partir de los 18 meses.

  • A partir de los 18-20 meses la construcción de frases y combinaciones sintácticas productivas.

  • Entre los 3-4 años la adquisición de los dispositivos lingüísticos que caracterizan el lenguaje de referencia mental.

  • La capacidad de ajustar el contenido y la forma de los mensajes a los interlocutores además de la capacidad de realizar contribuciones espontáneas relevantes en las conversaciones (clarificaciones). Alrededor de los tres años.

  • El desarrollo de la capacidad de entender y utilizar el uso figurado del lenguaje, tales como peticiones indirectas, ironías…A partir de los 3-4años.

  • El desarrollo de la función autorreguladora del lenguaje alrededor de los cuatro años.

La mayoría de las personas con autismo no hacen contacto visual y su atención es deficiente. A menudo, son incapaces de usar gestos como una forma primaria de comunicación, como por ejemplo en el lenguaje a señas, o como complemento de la comunicación verbal apuntando a un objeto que desean. Algunas personas con autismo hablan en un tono de voz alto o en forma similar a autómatas o robots. Comúnmente no son receptivos al habla de otras personas y no pueden responder a sus nombres propios. Como resultado, se piensa equivocadamente que algunos tienen problemas de capacidad auditiva. El uso correcto de los pronombres es también un problema para las personas autistas

Las características del lenguaje en el niño autista pueden resumirse en:




  • Déficit en la codificación: dificultad para transformar las ideas (lo que se quiere decir) en un código adecuado, en este caso el habla.

  • Disprosodia: es la alteración en el ritmo de la palabra como consecuencia de una disminución o incremento grande en la velocidad del habla. Algunos autores la incluyen dentro de las disfemias

  • Jergafasia: Alteración del lenguaje caracterizada por la utilización inadecuada de las palabras.

  • Ecolalia: Alteración del lenguaje que consiste en la repetición involuntaria de una palabra, silaba o frase que se ha pronunciado antes.

  • Verborragia: excesivo lenguaje.

Trastornos del lenguaje en niños autistas:




  • Agnosia auditiva verbal

La agnosia auditiva verbal fue descrita por Rapin. Los niños con este problema presentan dificultades para decodificar aquellas señales que reciben por vía auditiva. Mientras que los niños difásicos con este problema si presentan intención de esta comunicación a través de gestos o dibujos el niño autista no presenta este tipo de conductas. Por el contrario, el niño utiliza al adulto como un objeto, manipulado para satisfacer sus deseos. Es típico constatar cómo el niño coge de la mano a su madre, dirigiéndola a su objetivo, sin mediar ninguna mirada, ni cualquier otra interrelación comunicativa.


  • Síndrome fonológicosintáctico

Tienen un lenguaje que solo entienden las personas mas cercanas; el lenguaje que utilizan se caracteriza por una pobreza semántica y gramatical además de una pésima vocalización pesar de que al comprensión esté mas o manos alterada, se entiende como un trastorno expresivo. En su lenguaje expresivo es muy común observar las. Ecolalias, repite lo mismo o lo que oye (frases o palabras) insistentemente.


  • Síndrome léxico sintáctico

En estos casos la afectación reside principalmente en la capacidad para evocar la palabra adecuada al concepto o a la idea. Debido a que se añaden dificultades pragmáticas, es difícil establecer los límites de este trastorno, tanto con respecto al síndrome semántico- pragmático, como con el fonológicosintáctico.


  • Mutismo selectivo

Este trastorno se caracteriza, porque a pesar de tener la capacidad de hablar, en determinados momentos o contextos no utilizan un mínimo lenguaje.


  • Síndrome semántico pragmático

El autista no sólo presenta trastornos referidos a aspectos formales del lenguaje (sintaxis, léxico, fonología, prosodia), sino que el uso social o comunicativo del mismo también suele estar alterado. En el aspecto pragmático interviene de manera notoria el aspecto social además del lingüístico, por lo que los niños con autismo es muy normal que presenten serias dificultades en este área del lenguaje.

  • Turno de la palabra.

Esta dificultad hace referencia, a la capacidad de saber cuando uno debe intervenir o dejar de intervenir en una conversación. Esta capacidad esta regida por patrones que el niño con autismo tiene muchas dificultades para interpretar.


  • Lenguaje figurado.

El lenguaje figurado o formas lingüísticas figuradas, que se utilizan en el lenguaje corriente, se refiere a: metáforas, dobles sentidos, significados implícitos y formas de cortesía. El niño autista presenta serias dificultades para comprender un lenguaje figurado, con estas características, ya que para ello se requiere una interpretación más allá de las palabras, es decir, una interpretación no de lo que se dice, sino de lo que se quiere decir. También en este caso están involucradas habilidades lingüísticas y habilidades sociales.


  • Trastornos de la prosodia

Trastornos en la entonación y al ritmo que se aplica al lenguaje. El niño con autismo puede presentar alteraciones del tono, siendo este demasiado agudo o grave, o continuo sin exclamaciones, interrogaciones…o del ritmo (taquilalia o bradilalia).


  • Clarificaciones:

En una conversación es necesario cerciorarse de la comprensión de la misma por parte del interlocutor, por lo que hay que repetir algunas ideas con otras palabras, utilizar lenguaje figurado, realizar giros…por otra parte cuando se es el receptor es necesario tener las herramientas necesarias para pedir aclaraciones o dar opiniones en ciertos momentos de la conversación. En las personas con autismo es muy corriente que no pidan aclaraciones ni den opiniones, cuando son el emisor realizan el discurso como si fuera para ellos mismos no adaptándolo al receptor.


  • Hiperlexia:

Es un trastorno de la lectura que consiste en leer con una gran capacidad, a veces incluso demasiada para la edad del sujeto, pero no entienden lo que están leyendo. Esta dificultad conduce al fracaso escolar y si el problema no es detectado el niño no puede recibir la ayuda adecuada. Este trastorno se da con mayor frecuencia en niños autistas de funcionamiento elevado.


Enfoque Comparativo (Niños normales. Niños autistas y primates)

Investigación acerca del desarrollo del lenguaje y la intención comunicativa en niños normales, niños autistas y primates.



NIÑOS NORMALES:

  • Hacia los cuatro años, son capaces de comprender que las creencias falsas de otras personas determinan sus conductas. Los niños de tres años parecen comprender aspectos limitados de los deseos y creencias de los demás. Por otra parte los niños de 2 años realizan juego simbólico. La capacidad de fingir se basa en la misma capacidad que la teoría de la mente, desacoplar las representaciones para formar meta- representaciones.

  • Hacia los 8-12 meses son capaces de realizar interacciones triangulares, ponen en relación tres elementos (normalmente él, un adulto y un juguete).

Características de las acciones comunicativas entre los 8-12 meses:

  • La topografía se muestra abierta para ser complementada por otra persona.

  • Conductas de atención conjunta. Antes, durante o después de un gesto el niño realiza contacto ocular con el adulto.

  • Dos dominios de la comunicación gestual_ protoimperativos (quiero algo) o protodeclarativos (mira eso…)

  • El desarrollo de la comunicación pre-verbal va acompañado de otros aspectos cognitivos. (inteligencia sensorio motriz).

Desarrollo:

  • 1º Añocomunicación intencional.

  • 2º Añojuego de ficción.

  • 3º Añocomprensión de deseos y creencias.

  • 4º Añoteoría de la mente (y creencias falsas).


NIÑOS AUTISTAS:

La mayoría de los niños autistas son incapaces de pasar la prueba de falsa creencia. También tienen la gran dificultad en el juego simbólico. Los niños autistas tienen dañadas sus capacidades de metarrepresentación. Además presentan déficits en las conductas comunicativas pre lingüísticas.

 Patrón típico de la comunicación pre verbal en niños autistas:


  • Desarrollan gestos de contacto. El acto de señalar es muy raro en ellos.

  • Dificultad en la coordinación del contacto ocular con otros gestos y acciones.

  • Solo producen protoimperativos. (rara vez protodeclarativos).

  • Posible déficit en los dominios de comprensión causal, sensoria motriz y la imaginación.

Está demostrado que solo los gestos protodeclarativos son precursores de la teoría de la mente.

PRIMATES NO HUMANOS:

Nadie ha demostrado que tengan teoría de la mente .No desarrollan juego simbólico. El gorila estudiado ofrecía y entregaba objetos, seguía instrucciones, aceptaba o rechazaba ayuda…el gorila era capaz de entrar en interacciones comunicativas con el adulto.

Peculiaridades de su conducta comunicativa:


  • Señalar y mostrar objetos no aparecen en su repertorio comunicativo.

  • Los gestos de contacto eran lo más frecuente: Llevar de la mano a un humano hacia un lugar u objeto, llevar la mano del humano a un objeto y empujar…

  • Los gestos de contacto solo se empleaban para hacer peticiones.

Como se ve, puede haber cierta semejanza entre la pautas de los primates y los niños autistas.
La hipótesis del protodeclarativo como precursor de la teoría de la mente.

Los protodeclarativos implican meta representación, y su meta sería compartir la experiencia de un acontecimiento, compartir interés…

Mientras que las peticiones no implicarían más que representaciones simples de acontecimientos físicos, los protodeclarativos requieren una forma más compleja de representación.

Las representación tienen dos órdenes, el 1º orden en el que piensas en algo y un 2º orden en el que piensas que piensan algo los demás. Este segundo orden serian las meta representaciones que siguen este esquema:

Protodeclarativos-juego simbólico-teoría de la mente

Meta representaciones.


PAUTAS PARA LA INTERVENCIÓN

    • La intervención debe centrarse en la comunicación, y la intención comunicativa ya sea de forma oral, gestual o utilizando otro sistema de comunicación. Nos centraremos en que el sistema elegido sea el más óptimo para el alumno y sus circunstancias.

    • La intervención se iniciará por la función comunicativa atendiendo en un primer momento a los protoimperativos. La dificultad surge cuando tratamos de enseñar al niño las funciones sociales del lenguaje. Para ello una vez superada la fase de petición se buscará la comprensión de los roles sociales a través de juegos de turnos y acciones sociales planificadas.

    • Las conductas ritualizadas podrían utilizarse, con cuidado, a favor del tratamiento y establecer rutinas sociales y comunicativas.

    • El contexto debe facilitar el uso espontáneo de la comunicación. En la medida de lo posible hay que combinar la espontaneidad del ambiente con la planificación requerida por el niño con autismo.



TRATAMIENTO:

Al ser una patología que abarca tantas características diferentes se hace imposible dar una receta que sirva para todos los niños con autismo. Nosotras hemos basado nuestro tratamiento en el Programa de Benson Shaeffer que engloba dos términos: Habla signada y comunicación simultánea.

Este programa se basa en enseñar signos como estrategia comunicativa siendo el signo un instrumento mediador del lenguaje.

Al niño se le ofrece una información lo más completa posible, para que asocie determinados elementos significativos (palabra y signo).

Su aprendizaje y utilización no entorpece, ni dificulta la aparición del lenguaje, sino todo lo contrario, lo favorece. Este sistema, así como otros sistemas aumentativos, potencian el habla dando significado, al hecho de comunicar, para el usuario del sistema.

Enseñanza de gestos naturales:

Como se ha visto anteriormente las personas con autismo tienen un gran retraso y alteraciones importantes en el uso de los gestos naturales prelinguisticos. La enseñanza específica de estos gestos va a ser muy relevante en la intervención temprana de los trastornos lingüísticos y comunicativos de las personas con autismo.

Es fundamental comenzar cuanto antes el tratamiento y en el caso de detectar déficits en las reacciones gestuales comunicativas previas al lenguaje, la enseñanza de estos debe ser un objetivo previo al aprendizaje de signos lingüísticos o comunicativos.

En personas de bajo nivel cognitivo va a favorecer también las bases para la adquisición de un sistema aumentativo de comunicación.


INTERVENCIÓN DIRECTA

Empezaremos el tratamiento enseñando al niño cómo relajarse y afrontar las dificultades en situaciones que le creen estrés; las cuales dificultan la adquisición, desarrollo y correcta utilización del lenguaje como instrumento social.

Una vez identificadas las situaciones que le producen estrés al niño recrearemos algunas de ellas en el aula, de forma controlada, para proporcionarle las herramientas necesarias para afrontar dichas situaciones. Antes de esto le enseñaremos a identificar las señales previas a la situación queremos corregir. Estas señales vendrán determinadas por las características del propio sujeto, siendo comunes a todos el aumento del pulso, la salivación…

Ecolalia:

La ecolalia implica un análisis muy limitado del imput lingüístico, de la comprensión del sujeto. Es de carácter mecánico y es producto de una desarmonía. Teniedo esto en cuenta hay que partir de una serie de claves en su intervención:



  • Proporcionar información por adelantado.

  • Evitar hablar en exceso.

  • Relacionar las emisiones con el contexto inmediato.

  • Emplear los signos y símbolos visuales de apoyo que sean precisos.

  • Proporcionar al alumno formas adecuadas de comunicarle a los demás cuándo no entiende algo como: “no se, no lo entiendo”.

  • Proporcionar modelos verbales completos y evitar en todo momento la recuperación de palabras mediante modelos incompletos.

  • Enseñar específicamente cuándo hay que repetir y cuándo no.

  • Empezar a trabajar situaciones concretas con una estructura clara y pautada. (roll-playing).



Cuando la ecolalia es autoestimulatoria o de evasión:

Un ejemplo de pauta sería sustituir una actividad frustrante por una actividad placentera, si al niño le gusta dibujar, puede llevar encima una pequeña libreta para ponerse a dibujar en los momentos de estrés.

Ejemplo de actividad: “Jugamos a situaciones cotidianas” Vamos a la compra.

Durante el transcurso de esta nos toca esperar la cola para pagar los alimentos que queremos comprar. Una vez que llegamos a la cola y vemos que el niño empieza a ponerse nervioso comenzaremos a recordarle como debe afrontar este tipo de situaciones con ayuda verbal continua, en un principio seremos nosotras, o el adulto que este presente, el que le facilite el cuaderno para que poco a poco sea él el que saque el cuaderno.


Cuando la ecolalia es funcional:

Para extinguir la ecolalia funcional después de relajarse deberá tener las herramientas adecuadas para responder con otra emisión mas adecuada al estimulo recibido. En el caso de enfrentarse a una pregunta que no entiende, en vez de responder ecolálicamente, podrá responder con una frase estándar que el hayamos proporcionado previamente. Por ejemplo, en la siguiente situación: En clase el profesor/a le realiza la siguiente pregunta :”¿Si tienes tres caramelos y te quito dos, cuantos te quedan? A lo que el respondería. “Perdón, No lo he entendido,”.




AGNOSIA UDITIVA VERBAL:

Nos basaremos en un sistema de lenguaje visual y permanente en el tiempo; dependiendo del nivel cognitivo del alumno, utilizaremos un sistema pictográfico o uno gestual para acompañar la palabra hablada. Ejemplo: en el caso que utilicemos un sistema pictográfico como SPC se le mostrará la imagen, de mayor contenido, al mismo tiempo que la palabra o frase, si le ofrecemos una galleta, pronunciaremos la palabra y le enseñaremos su fotografía o pictograma correspondiente.

En el caso de utilizar un sistema gestual, mucho más efectivo, se realizará el signo de galleta tantas veces como sílabas, o golpes de voz tiene la palabra.
SÍNDROME FONOLÓGICO SINTÁCTICO Y LÉXICO SEMÁNTICO:

Basándonos en el sistema anterior, iremos avanzando de forma progresiva, desde emisiones holofrásicas, hasta frases más complejas ayudándonos del sistema aumentativo de comunicación que utilice el niño.


SINDROME SEMÁNTICO PRAGMÁTICO:

En este sentido va a ser muy importante que el entorno mas cercano del niño favorezca la necesidad en el niño de usar el lenguaje, como medio para conseguir aquello que necesite o desee. Para esto deberá evitarse la sobreprotección y no adelantarse a sus necesidades dejándole que se exprese.

Utilizando el mismo sistema que en los apartados anteriores iremos introduciendo el carácter social del lenguaje comenzado por los protoimperativos. De este modo empezará a comprender la funcionalidad del lenguaje.

Ej: Ante una situación en la que el adulto observe que el niño quiere agua, no se la proporcionará hasta que el niño, dentro de sus posibilidades, manifieste la necesidad. Se apreciarán y premiarán todas las intenciones comunicativas del niño dándole poco a poco cada vez más herramientas para las mismas peticiones.



TURNO DE PALABRA.

Esta dificultad la afrontaremos mediante juegos de roll-playing, en los que se escenificarán distintas situaciones comunicativas en las que interviene cotidianamente el alumno. Es muy importante la colaboración activa de los compañeros de aula del alumno. Progresivamente se le irán dando pautas para identificar cuándo es su turno de palabra y cuándo debe respetar el de los demás, más tarde se generalizará lo aprendido necesitando además la colaboración del resto del profesorado y la familia del alumno. Para facilitar esto tanto el alumno como el resto de participantes dispondrán de una serie de pautas para llevar a cabo esta tarea de forma adecuada.

Ejemplo: En un primer momento, cuando sea su turno de palabra, se dirá su nombre. Progresivamente se irá extinguiendo la ayuda.


LENGUAJE FIGURADO:

Este aspecto se tratará cuando el lenguaje comprensivo lo permita. Ante la dificultad de entender frases hechas y con doble sentido para todos los autistas, se explicará el sentido y el contexto en el que se utilizan las más comunes. Aumentando el número de estas según lo vaya necesitando.


TRASTORNO DE LA PROSODIA:

Para el tratamiento de esta alteración utilizaremos ejercicios de juegos rítmicos y emisiones musicales mas graves o mas agudas para ir introduciendo poco a poco emisiones vocálicas, primero sin sentido (papa, titi, meme…) y después ir aumentando la dificultad. Primero con palabras y después con frases, también se utilizarán este tipo de ejercicios para que a través de la música el alumno vaya observando y aprendiendo las entonaciones correctas para cada una de las intenciones comunicativas (afirmaciones, interrogaciones…).



BIBLIOGRAFÍA:

  • Marc Monfort, Adoración Juárez Sánchez El Niño que habla. El Lenguaje oral en el preescolar. Ed CEPE.

  • Rivière, A. (1998). Educación del Niño Autista, en Mayor, J., Manual de Educación Especial. Anaya. Madrid.

  • Martos, J y Rivière, A Autismo: comprensión y explicación actual. Edita: Ministerio de trabajo y asuntos sociales. Madrid.

  • Riviére, A. Martos, J. El Niño pequeño con autismo .APNA. Ministerio de trabajo y asuntos sociales.

  • J.M.Gorospe Arocena.M Garrido Gallego.J.Vera Gminenez.J.Malaga Gerrero. (1997). Valoración de la deficiencia y la discapacidad en los trastornos del lenguaje, el habla y la voz. Edita: Ministerios de trabajo y asuntos sociales. Madrid.



Página



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos