Borrador de la comisión de educación celebrada el 30 de octubre de 2014



Descargar 103.63 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión12.04.2019
Tamaño103.63 Kb.
Vistas33
Descargas0
  1   2   3   4






BORRADOR DE LA COMISIÓN DE EDUCACIÓN CELEBRADA EL 30 DE OCTUBRE DE 2014

Se abre la sesión a las dieciséis horas.
La señora PRESIDENTA: Se abre la sesión.

Buenas tardes, señorías.

En primer lugar, aprobación, en su caso, del acta de la sesión anterior.

¿Se puede dar por aprobada? (Asentimiento).

Muchas gracias, doy por aprobada el acta de la última sesión.

Entramos en el punto siguiente: comparecencia del director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, don Enrique Gómez Bastida, para informar sobre el balance y retos del futuro de la agencia, a petición del Gobierno.

Le doy la bienvenida y la palabra, señor director, para que pueda exponer aquellas cuestiones relacionadas con el tema de su comparecencia. Dispone usted del tiempo que necesite.

El señor director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (Gómez Bastida): Señora presidenta de la Comisión de Educación y Deporte del Senado, señorías, como algunos han manifestado la limitación de tiempo, tratará de ser breve y centrarme en los puntos que pueden ser más importantes.

Inicialmente, iba a centrar mi comparecencia en tres puntos: las novedades que existen en la normativa internacional, con la implementación de un nuevo código mundial, que entrará en vigor el 1 de enero de 2015, las principales novedades que conlleva y los posibles cambios normativos que puede implicar en la normativa nacional; los trabajos desde la creación de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, con la entrada en vigor en el mes de julio de 2013 de una nueva Ley Orgánica, la 3/2013, de 20 de junio, de protección de la salud del deportista y la lucha contra el dopaje en la actividad deportiva y fundamentalmente, como Cámara territorial, quiero referirme a los proyectos de colaboración que actualmente están en marcha y que en el futuro seguirán fortaleciéndose con las distintas comunidades autónomas en los diferentes ámbitos de competencia.

Como algunos se tienen que marchar, prefiero dejar los dos primeros puntos para las preguntas y si alguien tiene especial interés en conocer las novedades las iré refiriendo respecto de la normativa internacional en los proyectos de colaboración con las comunidades autónomas.

La agencia se constituye como un órgano de asesoramiento, de consulta y de colaboración con todos los poderes públicos. Por tanto, cualquier tipo de colaboración con la Administración autonómica pasa por implementar, en sus políticas de control de dopaje, cualquier tipo de medida que ellos quieran implementar dentro de sus competencias y adaptarse al trabajo que hace la comunidad antidopaje internacional. Ese trabajo de la comunidad internacional se basa, como explica siempre el anterior presidente y el actual presidente de la Agencia Mundial Antidopaje, en dos conceptos: en la salud del deportista y la protección de los derechos de los deportistas limpios. Toda nuestra normativa nacional se inspira en estos mismos dos conceptos y se van desgranando una serie de medidas ,y a partir de ahí los diferentes convenios de colaboración o proyectos de acuerdos de colaboración que estamos desarrollando con las diferentes entidades privadas, fundamentalmente organismos públicos.

La Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte surge en julio de 2013 y aunque hereda la estructura de la antigua Agencia Estatal Antidopaje en personal e incluso en departamentos, estando pendiente la aprobación del real decreto de desarrollo de su estructura para poder afrontar todas sus competencias, supone un cambio radical de concepto y también de denominación. Esta denominación se debe a que pasamos de un sistema de lucha contra el dopaje dividido entre varios organismos y entidades −como es el Consejo Superior de Deportes, la comisión de control y seguimiento de salud en el deporte y las federaciones deportivas− a que todas esas competencias, que antes estaban dispersas, se concentren en un único organismo de carácter público, que es la agencia, de forma que nosotros hacemos la planificación de los controles, ejecutamos los controles, controlamos los resultados, incoamos los procedimientos sancionadores de los deportistas de nivel nacional, -el nivel internacional es competencia de las federaciones internacionales-, y desarrollamos lo que antes ya existía, que era todo el asesoramiento técnico que antes desarrollaba la Agencia Estatal Antidopaje.

Dentro de ese asesoramiento técnico, ¿qué es lo que tratamos de desarrollar? Una de las medidas que el nuevo código mundial trata de implementar es la de potenciar, no solamente un ámbito represivo en sanciones, un reforzamiento de la investigación o la capacidad de hacer más controles o más dirigidos, que se llaman controles inteligentes: tipo analítica, dónde, cuándo, a quién, en qué pruebas, qué deportes son de mayor riesgo, qué modalidades, en qué momento de la temporada, etcétera, sino un sistema educativo de prevención del dopaje, en donde colaboramos con las comunidades autónomas no solamente porque la ley lo prevea de esta forma, sino por dos motivos más: porque corresponde a las comunidades autónomas en el marco de sus competencias exclusivas, tanto en educación como en sanidad como en deportes, y ya les digo cuáles son nuestros tres puntos de contacto con las comunidades autónomas y cuáles son las líneas de colaboración, como la proximidad que tiene la gestión de la Administración autonómica de cara al ciudadano, que es mucho más próxima a lo que puede tener una agencia estatal, que al fin y al cabo consta de 40 personas en plantilla, con una sección de apoyo técnico y económico, con lo cual nuestras capacidades son muy limitadas. No solamente porque la ley nos lo diga y no solamente por las competencias, sino porque es bastante improbable que tengamos éxito en ningún tipo de proyecto si no nos basamos en todos los poderes públicos y en los órganos gestores del deporte, como pueden ser las federaciones, las asociaciones de deportistas, los sindicatos, las asociaciones de médicos deportivos, ligas, etcétera.

He mencionado sanidad, deportes y educación y ahora voy a empezar por la última, por educación. Cuando se habla de un sistema de educación de prevención del dopaje −nosotros tomamos este término como traducción literal− hay que decir que no es un sistema educativo, sino que es un sistema de información y formación, con lo cual no solamente son ciclos de conferencias, de manuales, sino que tenemos que implementar otras medidas, es decir, tenemos que implicar en nuestro proyecto, que es el proyecto de la comunidad internacional antidopaje, a todas y cada una de las comunidades autónomas. Anteriormente nosotros teníamos firmados una serie de convenios con todas, excepto con dos, y ahora mismo, con la nueva legislación y las nuevas competencias, estamos obligados a una renovación completa de todo eso para adaptar las nuevas medidas que nos permitan soportar esas colaboraciones, con lo cual justo antes del verano propusimos a todas las comunidades autónomas la renovación de sus convenios, incluyendo las dos que anteriormente no habían firmado el convenio por diferentes motivos que no vienen al caso y que probablemente yo tampoco puedo informarles de ello de forma detallada, ya que corresponde a un período anterior.

Los convenios van dirigidos a las consejerías de salud y de educación. En cuanto a salud, que es de lo que estoy hablando, se trata de dos proyectos distintos: un proyecto de información y un proyecto de formación. En relación con el proyecto de información, tengo que decir que la capilaridad que tiene el sistema sanitario en España, por encima de cualquier otro sistema que tengamos, es enorme, con lo cual se puede difundir cualquier tipo de contenido, fundamentalmente riesgos para la salud por el consumo de sustancias peligrosas en el deporte. Estamos hablando de un destinatario muy general, y no pensemos solamente en culturismo y gimnasios, sino en todos aquellos aficionados a pruebas extremas que están fuera de todo tipo de control médico y que sin ningún tipo de asesoramiento adquieren medicamentos de una forma irregular a través de internet y de oficinas de farmacia que los dispensan de forma ilegal y lo que buscan, al fin y al cabo, es una mejora del rendimiento en un tiempo récord compitiendo consigo mismos y en pruebas cada vez más extremas. Se trata de una serie de problemáticas que aunque parezcan fuera de la realidad, son así y el ejemplo que ponemos es el de tres ingresos hospitalarios en los últimos dos meses por fallos hepáticos en un mismo hospital de la provincia de Cádiz.

En cuanto a la información, ¿cómo tenemos que distribuirla? A los profesionales sanitarios de referencia que cada uno pueda tener en la cabeza, como es el farmacéutico. Hemos empezado una experiencia piloto en la provincia de Cádiz, con su colegio oficial y apoyados en la Junta de Andalucía, fundamentalmente con su servicio de inspección sanitaria, de forma que se pueda difundir información al ciudadano normal sobre esos riesgos, sobre los riesgos de la combinación de medicamentos, compra de medicamentos a través de internet o fuera de cualquier cauce legal, caer en la tentación de superar una serie de limitaciones físicas naturales y ,sobre todo, el consumir lo que no se conoce, como pueden ser determinados suplementos nutricionales, esos productos que están dirigidos a la disfunción eréctil, a adelgazar, a incrementar la fuerza, a incrementar el rendimiento, a incrementar la recuperación y que contienen en su composición, con cierta frecuencia, medicamentos sin declarar y que producen esos fallos hepáticos de los que les he hablado anteriormente.

¿Qué contiene esa información? No dejan de ser folletos informativos y la información que se le da al propio farmacéutico para que pueda informar de esto. Esa información consiste en comunicar la red de alertas que existe, un teléfono de denuncias, es decir, yo he tenido este problema con esto o tengo un teléfono de consulta de la agencia antidopaje o de cualquier otro organismo con competencias, como puede ser el servicio de inspección sanitaria, el Colegio Oficial de Farmacéuticos, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios o la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Al mismo tiempo, tenemos la red de médicos de atención primaria, que es el mismo proyecto que tenemos con las consejerías de salud de las comunidades autónomas, y lo haremos también implicando a los consejos generales de colegios oficiales de profesionales y a los colegios provinciales para informar de este tipo de riesgo. Y esto respecto de la sociedad en general y los riesgos de consumo.

Pero tenemos un cliente, que es el deportista de alto nivel o de alto rendimiento. Y aquí tenemos un problema, que es la falta de información. Hablo de gran parte de nuestros positivos, de nuestros resultados y de nuestras sanciones. A nivel internacional sí está cuantificado en un 65%, y nosotros quizá lo superemos este año; es lo que la Agencia Mundial Antidopaje denomina positivos accidentales, es decir, alguien que acude a un profesional sanitario que no tiene un médico del deporte, un médico especializado, como pueden ser deportes donde los recursos económicos son limitados, pero que, sin embargo, sí tienen representación internacional, tanto en juegos olímpicos como en otras pruebas de carácter internacional de alto nivel en su deporte, y que no tienen un seguimiento constante y uno se encuentra un positivo porque el médico de atención primaria desconoce que es un deporte de alto nivel, desconoce sus restricciones, y desconoce que hay una serie de sustancias prohibidas que pueden dar un resultado adverso ante un control de dopaje. Y cuando hablamos de un resultado adverso, de un positivo en deportistas de alto nivel, hay que pensar en todo lo que conlleva, que, al fin y al cabo, no es solo perderse una competición, sino que el periodo normalmente va a ser de tres meses y dos años. Y lo que conlleva es que lógicamente ha perdido un sueño. Un deportista de alto nivel se ha entrenado desde una edad muy temprana para conseguir una serie de resultados. Es el sueño que cada uno tiene en su profesión. Se compite por un sueño, se pierde una serie de becas, una serie de patrocinadores y una serie de recursos, y la carrera profesional queda cortada. Ahora mismo estamos en un ciclo preolímpico y una sanción de dos años por un positivo accidental supone que esa persona no va a competir en los próximos juegos olímpicos y no va a saber si va a tener una nueva oportunidad. Para nosotros sí es un tema importante reducir esa tasa de positivos accidentales.

Y los positivos accidentales se producen por dos vías: por los suplementos nutricionales que les decía antes y por desconocer la composición. ¿Y qué es lo que hacemos? Trataremos de implementar durante el próximo año, y ya estamos trabajando en ello, un sistema de acreditación de suplementos nutricionales, suplementos seguros, suplementos testados, tanto en su fase de producción como en su fase de distribución, de forma que se pueda identificar con un sello cuáles han seguido un protocolo de actuación, de fabricación, de buenas prácticas que determine que está libre de contaminaciones, y que al mismo tiempo ha sido testado de forma aleatoria con varias muestras –cinco muestras por cada uno de los lotes que se liberan de ese producto− de forma que el deportista tenga una seguridad de un 99% de que el producto que consume es seguro.

Pero su principal problema no son siquiera los suplementos nutricionales que puedan ser contaminados, sino desconocer los trámites administrativos. Lógicamente un deportista no es que no pueda consumir nada; puede consumir todo, siempre que sea dentro de un tratamiento médico autorizado, y eso no es una receta médica. Y este es el problema que tenemos con los médicos de atención primaria, que en ocasiones pueden prescribir un anticonceptivo a una deportista que quizá no sabe que ese anticonceptivo en concreto da un resultado positivo, y que puede ser objeto de sanción. Y o bien se le olvida decir a su médico que es una deportista de alto nivel, o cuando se lo dice, este le responde que con la receta médica vale.

Pues bien, nosotros, a través de la consejería de salud y de los colegios profesionales, tratamos de difundir información. Así, cuando alguien tenga como paciente a un deportista de alto nivel o a un deportista de alto rendimiento que sea susceptible de competir a nivel nacional, que sepa que puede estar sometido a controles antidopaje, y hay que tener en cuenta que el medicamento que se prescribe puede tener sustancias prohibidas. Y para saberlo, se pone a su disposición, y también a la del paciente, una aplicación de móvil muy sencilla en la que se puede consultar, bien con un código nacional, bien con el código de barras, bien con el nombre de los principios activos, es decir, la composición, si puede dar positivo en un control. Así de sencillo. Es una herramienta de fácil acceso que, sin embargo, no estaba implementada anteriormente. Y al mismo tiempo, se trata de informar, a través de los colegios profesionales y de las consejerías de sanidad, cuáles son los trámites administrativos de los que tiene que ser consciente y de los que tiene que informar a sus pacientes en el caso de ser deportistas de alto nivel sometidos a controles. Y esto en cuanto a información sobre salud.

Pero vuelvo a repetir el tema de los suplementos nutricionales. Nosotros necesitamos el apoyo de las consejerías de salud por una cuestión, que es la extracción de muestras. Si consideramos suplementos nutricionales como efectos de riesgo que pueden dar lugar a positivos involuntarios, y por encima de un positivo, a un riesgo grave para la salud del deportista y de cualquier persona que practique deporte y que se indique en un gimnasio, en un centro de fitness por un monitor que consuma suplementación, debemos dar una serie de garantías, y quizá el sistema de acreditación o el sistema de alertas puede ser suficiente, pero quizá tengamos un problema de cómo difundirlo. Y nosotros difundimos esa información. ¿Pero por qué considero que es insuficiente? Porque tenemos que ser proactivos en la detección. Yo no puedo esperar a ser informado por un servicio en farmacovigilancia, por un sistema de sanidad, de que tengo un ingreso en el hospital –podemos acceder a esa información desagregada, sin datos personales−, sino que hacemos una búsqueda. Teniendo en cuenta que la mayor cantidad de este tipo de sustancias se comercializan por internet, desarrollamos un programa de comercio electrónico, tal y como prevé la ley, de forma que nosotros podamos detectar perfiles sospechosos, hacer compras y analizarlos, y poder generar un sistema de alertas, y por supuesto, de retiradas. ¿Y quién realiza la retirada? Lógicamente la consejería de salud a través de la Subdirección General de Salud Pública. Eso es lo que estamos conveniando y tratando de firmar antes de final de año o del primer trimestre del año 2015 para poder desarrollar todo este tipo de prácticas con las consejerías de salud.

Hemos hablado de sanidad. Ahora educación. En educación nosotros tenemos un programa de deporte escolar con financiación de Unesco, proyecto de lucha contra el dopaje ,que se llama Vive sin trampas. Y este es el segundo año en que está cofinanciado. Lo financiamos nosotros, lo financia Unesco y lo financian las comunidades autónomas que lo solicitan. Nosotros tenemos una percepción de resultados, que consideramos positiva, pero tenemos también una serie de problemas, que es la limitación a los centros escolares a los que llegamos, que normalmente es uno o dos por comunidad autónoma, y ni siquiera en todas, con lo cual el número de profesores implicados en este tipo de cuestiones es limitado. El proyecto en el que colaboramos es Formación en valores.

Y a pesar de que nosotros y las comunidades autónomas consideramos que Vive sin trampas es positivo, se desarrolla en paralelo con una serie de programas de formación en valores en diferentes áreas, no solo en dopaje, y por supuesto, no solo en deporte, sino, como digo, en diferentes ámbitos de la vida, pues, al fin y al cabo, valores en el deporte son valores para una sociedad o valores para la vida, con lo cual es un programa de formación.

¿Y qué pretendemos cambiar a través de los convenios? Pues pretendemos modificar nuestro modelo de trabajo de Vive sin trampas. Es decir, que puede ser de interés en aquellos centros escolares de secundaria que estén especialmente sensibilizados con la práctica deportiva, pero queremos llegar a un mayor número, con lo cual tratamos de colaborar con las comunidades autónomas y con las consejerías de educación implementando un modelo. Es decir, los profesores de gimnasia, los profesores de educación física tienen que desarrollar actividades de este tipo en cada uno de los centros. Y además, queremos crear un módulo para esta asignatura, formar a los profesores para que ellos puedan implementarlo en la medida de lo posible, dentro de jornadas específicas que ya se desarrollan en la comunidad autónoma, en los centros o dentro de sus asignaturas.

Y aquí vuelvo a tener una limitación. Esto es formación en valores, con lo cual hay una parte que puede afectar a la antigua Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte o a la antigua Agencia Antidopaje, pero aquí hay una parte que se nos escapa, y es que al final nosotros tenemos un cliente, por llamarlo de alguna forma, que vuelve a ser el deportista de alto nivel o alto rendimiento, y en última instancia, el ciudadano que practica deporte de forma asidua, que puede estar sometido a un riesgo en determinadas circunstancias.

¿Por qué queremos seguir trabajando con las consejerías de Educación en este ámbito? Pues muy sencillo. ¿Quiénes van a ser los futuros técnicos deportivos?, ¿quiénes van a ser los futuros entrenadores?, ¿los futuros profesores de gimnasia? Pues los licenciados en INEF. Vamos a trabajar con ellos. Vamos a tratar de facilitar medios que inicialmente sean descargables de nuestra página web cogiendo el modelo que propone la Agencia Mundial Antidopaje, como no puede ser de otra forma. ¿Que hay profesores de la licenciatura de INEF que quieren utilizarlos? Por supuesto, que lo hagan. Pero vamos a implementarlo en todos los centros de formación de licenciados en INEF, y para ello tenemos que colaborar con las consejerías de educación.

Ese es un modelo que nosotros estamos replicando no solamente con INEF, sino que si hablamos de técnicos deportivos tenemos que hacerlo, por la formación que dan, con la subdirección general de alta competición. Y las federaciones deportivas durante el año 2015 van a dar una o dos horas de formación sobre lucha contra el dopaje y protección de la salud; es decir, normativa y en qué situación estamos, qué obligaciones tienen tanto el técnico, como la federación, el deportista o el médico federativo.

Continuamos con deportes que, fundamentalmente, es el ámbito en el que nos movemos con preferencia, teniendo en mente las principales medidas que prevé la Ley Orgánica 3/2013. Esas medidas estarán centradas en deportistas de alto nivel y deporte de alto rendimiento. La colaboración ya existe y no hacen faltan convenios. En la puesta en marcha de parte de esas medidas no hace falta conveniar. El convenio no deja de ser una herramienta, no deja de ser un soporte jurídico para dar un formato o una continuidad en el tiempo a una serie de cuestiones que ya están en marcha. Hablo fundamentalmente de los ciclos de conferencias y también de la firma de compromisos éticos.

Esas dos actividades, que son las principales que se realizan con las direcciones generales de deporte y sus órganos homólogos en cada una de las comunidades autónomas, tienen como destinatario no solamente al deportista, sino a todo su personal de apoyo. El personal de apoyo, tal y como lo define el código mundial y nuestra propia normativa, es toda aquella persona que tiene relación con el deportista en su ámbito de actuación, en su trabajo diario, que es la práctica del deporte; o sea, médicos, entrenadores y cualquier otra persona, incluso los padres o tutores, que pueden velar por la práctica deportiva en condiciones de seguridad y atendiendo al alto rendimiento que se pueda prestar.

¿Cómo lo hacemos? Tenemos varios modelos. A las comunidades autónomas se les oferta según sus posibilidades y su nivel deportivo. No todas las comunidades autónomas tienen como deportes preferentes los mismos. Cataluña tiene, por poner un ejemplo, prácticamente todas las federaciones de un determinado deporte y, sin embargo, otras comunidades autónomas tienen desarrollado deportes de otro tipo como el piragüismo o el remo. Hay comunidades autónomas que han apostado tradicionalmente por fomentar el atletismo o deportes de equipo de otro tipo. Y esto a nosotros nos supedita el trabajo porque no todos los deportes ni todas las modalidades deportivas tienen el mismo riesgo de dopaje. No es lo mismo el dopaje que puede haber en tiro con arco que el que puede haber en ciclismo que está mucho más marcado por el dopaje de forma histórica, sobre todo por los medios de comunicación y por los casos habidos en el pasado. Lógicamente, es diferente. Lo es también, por el nivel de los deportistas de alcance internacional o por la implementación de los deportes. Los deportes de hielo tienen un alto riesgo. El skeleton puede ser un deporte que tiene un cierto riesgo y, sin embargo, la implementación en España es baja, con lo cual el esfuerzo va a ser menor.

¿Qué diseñamos entonces? Diseñamos un ciclo de conferencias fundamentalmente técnicas que, a día de hoy, están siendo para deportistas de alto rendimiento y de alto nivel. Asimismo, para médicos y técnicos se da una misma conferencia únicamente para informar de las novedades del código, de las obligaciones y de las diferencias de la normativa internacional y nacional que, al fin y al cabo, es algo bastante complejo para nosotros y para un deportista mucho más.

Este sistema tiene sus resultados, pero a veces es difícil, surgen problemas; problemas de los que luego hablaré y que se resumen básicamente en cómo comunicarle al deportista que tiene determinadas obligaciones o cómo cumplir la normativa. Por cumplir la normativa no quiero decir que un deportista no quiera cumplirla, sino que no la conoce en detalle. Cuando nos dirigimos a él vía carta o vía correo certificado el problema es que a veces utilizamos un lenguaje técnico. Cuando me llega a mí una carta de Hacienda entiendo normalmente que tengo que pagar, pero el resto del contenido normalmente no lo entiendo de una forma suficientemente clara. Eso le pasa al deportista y nos pasa a todos en cualquier ámbito de la vida en la relación con la Administración; y esta información tenemos que facilitársela.


Catálogo: legis10 -> publicaciones -> borrador -> senado
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 1 de octubre de 2014
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 18 de febrero de 2015
senado -> Borrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el miércoles 13 de mayo de 2015
senado -> Borrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el díA14 de octubre de 2015
senado -> Borrador de la comisión de presupuestos celebrada el díA 23 de septiembre de 2015
senado -> Borrador de la comisión de sanidad celebrada el díA 7 de abril de 2015
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 25 de marzo de 2015
senado -> Borrador incompleto de la sesión de la comisión de justicia celebrada el díA 3 de marzo de 2015
senado -> Borrador de la sesión de la comisión de interior celebrada el jueves, 24 de abril de 2014
senado -> Se reanuda la sesión a las nueve horas. El señor presidente: Señorías, buenos días


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos