Bibliografías de bibliografíAS



Descargar 1.17 Mb.
Página1/12
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño1.17 Mb.
Vistas109
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12
Catálogo:

ESCALA AYUDANTESGRUPO B ANEXO UNIVERSIDAD COMPLUTENSE MADRID
___________________________________________________________________________________________________


5. TEMARIO ANEXO DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID



Febrero 2006



1. BIBLIOTECOECONOMÍA GENERAL Y UNIVERSITARIA.


    1. CONCEPTO Y TIPOS DE BIBLIOTECAS. RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LAS BIBLIOTECAS.


Ver tema 1.1 MCU


    1. BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS. CONCEPTO, FUNCION Y SERVICIOS. LA INTEGRACION DE LAS BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS EN EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACION SUPERIOR (EEES). LA BIBLIOTECA UNIVERSITARIA COMO CENTRO DE RECURSOS PARA EL APRENDIZAJE Y LA INVESTIGACION (CRAI).


VER 1.4 MCU
ANEXO: INTERNET Y OBIB

  1. LA INTEGRACION DE LAS BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS EN EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACION SUPERIOR (EEES).

El 25 de mayo de 1998, los Ministros de Educación de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido firmaron en la Sorbona una Declaración instando al desarrollo de un "Espacio Europeo de Educación Superior". Ya durante este encuentro, se previó la posibilidad de una reunión de seguimiento en 1999, teniendo en cuenta que la Declaración de la Sorbona era concebida como un primer paso de un proceso político de cambio a largo plazo de la enseñanza superior en Europa.

Se llega así a la celebración de una nueva Conferencia, que dará lugar a la Declaración de Bolonia el 19 de junio de 1999. La Declaración de Bolonia sienta las bases para la construcción de un "Espacio Europeo de Educación Superior", organizado conforme a ciertos principios (calidad, movilidad, diversidad, competitividad) y orientado hacia la consecución entre otros de dos objetivos estratégicos: el incremento del empleo en la Unión Europea y la conversión del sistema Europeo de Formación Superior en un polo de atracción para estudiantes y profesores de otras partes del mundo.



Son 6 los objetivos recogidos en la Declaración de Bolonia:

  • La adopción de un sistema fácilmente legible y comparable de titulaciones, mediante la implantación, entre otras cuestiones, de un Suplemento al Diploma.

  • La adopción de un sistema basado, fundamentalmente, en dos ciclos principales.

  • El establecimiento de un sistema de créditos, como el sistema ECTS.

  • La promoción de la cooperación Europea para asegurar un nivel de calidad para el desarrollo de criterios y metodologías comparables.

  • La promoción de una necesaria dimensión Europea en la educación superior con particular énfasis en el desarrollo curricular.

  • La promoción de la movilidad y remoción de obstáculos para el ejercicio libre de la misma por los estudiantes, profesores y personal administrativo de las universidades y otras Instituciones de enseñanza superior europea.

  • La Declaración de Bolonia tiene carácter político: enuncia una serie de objetivos y unos instrumentos para lograrlos, pero no fija unos deberes jurídicamente exigibles. La Declaración establece un plazo hasta 2010 para la realización del espacio europeo de enseñanza superior, con fases bienales de realización, cada una de las cuales termina mediante la correspondiente Conferencia Ministerial que revisa lo conseguido y establece directrices para el futuro.



  • La primera conferencia de seguimiento del proceso de Bolonia tuvo lugar en Praga en mayo de 2001. En ella, los Ministros adoptaron un Comunicado que respalda las actuaciones realizadas hasta la fecha, señala los pasos a seguir en el futuro, y admite a Croacia, Chipre y Turquía, como nuevos miembros del proceso.

Los comunicados de Praga (2001) , Berlin (2003) y Bergen (2005) , correspondientes a las reuniones de ministros (www.bologna-bergen2005.no ), hacen balance de los progresos realizados hasta cada fecha, incorporan las conclusiones de los seminarios internacionales realizados y establecen directrices para la continuación del proceso.

La próxima reunión tendrá lugar en Londres en 2007.



La integración del sistema universitario español en el Espacio Europeo de Educación Superior requiere de propuestas concretas que desarrollen los distintos elementos conceptuales definidos en las declaraciones europeas y recogidos por la LOU. En especial, resultan decisivas las medidas que deban adoptarse sobre el sistema europeo de créditos, la estructura de las titulaciones, el Suplemento Europeo al Título (SET) y la garantía de la calidad. Asimismo, es necesario para que las propuestas sean viables y generen confianza en la comunidad universitaria, respaldar los programas que las promuevan y a los criterios y ritmos con que ha de llevarse a cabo la adaptación del sistema vigente de enseñanzas y títulos oficiales.


  • LA IMPLANTACION DEL SISTEMA DE CRÉDITOS EUROPEOS: El sistema de créditos europeos, conocido como ECTS (European Credits Transfer System) establece en 60 créditos el volumen de trabajo total de un estudiante a tiempo completo durante un curso académico. Por lo tanto, un semestre equivale a 30 créditos y un trimestre a 20 créditos. Las programaciones de cada una de las materias que conformen el plan de estudios de una titulación oficial deberán acogerse a esta unidad de medida integrando en la asignación de los créditos que a cada una le correspondan las clases docentes teóricas y prácticas, la preparación y realización de exámenes, horas de estudio que precisen, y los trabajos que los alumnos deban realizar para alcanzar los objetivos formativos de dichas materias.

  • LA ADAPTACION DE LAS ENSEÑANZAS Y TITULOS OFICIALES UNIVERSITARIOS: La propuesta que se somete a consideración de las universidades y administraciones educativas de las Comunidades Autónomas es la de armonizar la estructura cíclica de las enseñanzas universitarias con el esquema propugnado por la Declaración de Bolonia y que está vigente en gran parte de los Estados de la Unión Europea y extracomunitarios: Un primer nivel de grado que dará lugar a la obtención de un título con cualificación profesional en el mercado laboral europeo, y un segundo nivel de postgrado, para cuyo acceso será necesario haber superado el primero, y que podrá dar lugar a la obtención del Título de Master y/o Doctorado. La obtención del título de Master requerirá haber completado entre un mínimo de 60 y un máximo de 120 créditos europeos.

  • EL SUPLEMENTO EUROPEO AL TÍTULO: UN ELEMENTO DE TRANSPARENCIA: El Suplemento Europeo al Título es una iniciativa europea auspiciada por el Consejo de Europa, la UNESCO y la Asociación Europea de Universidades. Constituye un elemento de transparencia ya que su objetivo fundamental es hacer comprensibles y comparables los títulos universitarios en Europa por medio de una información académica y profesional relevante para la sociedad, la universidad y los empleadores.

  • ACREDITACIÓN ACADÉMICA Y CALIDAD: La consecución del objetivo de lograr que Europa se convierta en lugar de referencia en el ámbito de la formación universitaria para estudiantes de todos los países, pasa necesariamente por una garantía de la calidad fundamentada en mecanismos y procesos de evaluación, certificación y acreditación.




  1. LA BIBLIOTECA UNIVERSITARIA COMO CENTRO DE RECURSOS PARA EL APRENDIZAJE Y LA INVESTIGACION (CRAI).

  • HACIA LA BIBLIOTECA DIGITAL

Se viene gestando desde hace unos años el nuevo concepto de Biblioteca Digital. Éste hace referencia sin embargo a varias realidades, conexas entre sí.


De entrada, existen varias denominaciones para referirse a la nueva forma que la Biblioteca está tomando: biblioteca electrónica, híbrida, virtual, digital, etc.
Sea como sea, la situación en la BU actual refleja una combinación de soportes, básicamente el papel y el electrónico, que conviven y se complementan. Por ello es más propio hablar de biblioteca híbrida, tal y como la denomina el estudioso Peter Brophy. Esto da lugar a nuevas formas de trabajar, nuevas herramientas de trabajo, etc.
La web de la BU se está convirtiendo poco a poco en una biblioteca virtual desde la que los miembros de la comunidad universitaria pueden acceder a un número creciente de servicios: acceso remoto a BD, petición de reservas y prórrogas en los préstamos, solicitud de P.I., búsquedas en el OPAC, etc.
En todo caso, no es previsible que en los años venideros la BU se convierta en Biblioteca Digital de forma íntegra. De hecho, muchos expertos vaticinan aún larga vida al papel.


  • LOS CENTROS DE RECURSOS PARA EL APRENDIZAJE Y LA INVESTIGACIÓN


La Enseñanza Superior actual se encuentra en proceso de cambio impulsado por el interés de la UE de construir una Europa basada en el Conocimiento, el uso de las TIC, la Alfabetización digital y el aprendizaje a lo largo de la vida.
De este interés europeo, surge el Espacio Común Europeo de Enseñanza Superior que como expresa la Declaración de Bolonia (1999) tiene como fin que en el 2010 se produzca la convergencia en esta materia, unificando titulaciones y facilitando la libre circulación de estudiantes, profesores y profesionales por toda Europa.
Las Universidades están adaptándose a estos cambios. Además de esta convergencia en las titulaciones, supone también una convergencia tecnológica y organizativa (gestión), de cara a conseguir un nuevo modelo de enseñaza basado en el aprendizaje, y no en la docencia (como el actual).
Las BU se ven afectadas especialmente con estos cambios, ya que en este nuevo sistema cobran una mayor importancia, ampliando su concepto, funciones y servicios y pasan a ser un Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación (CRAI).
Los primeros CRAI en Europa se fundan en los últimos años en diversas universidades británicas.
En España, REBIUN define un CRAI como “un entorno dinámico en el que se integran todos los recursos que dan soporte al aprendizaje y la investigación en la universidad” (REBIUN 2003)
Así, propone una nueva definición de BU, que sería: “un Centro de Recursos para el Aprendizaje, la Docencia y la Investigación y las Actividades relacionadas con el funcionamiento y la gestión de la Universidad /Institución en su conjunto”.

De esta definición podemos deducir que un CRAI:




  • Hace que la biblioteca adquiera mayor importancia y se establezca como Centro de la actividad universitaria



  • Ofrece todo tipo de recursos documentales (en cualquier soporte)

  • Está al servicio del aprendizaje (para aprender a aprender  tanto materias curriculares como la llamada Alfab. Digital)



  • Sirve de soporte a la investigación facilitando recursos documentos propios o externos

Además de los servicios habituales de biblioteca presencial y biblioteca digital, ofrecerá:





    • servicios producción multimedia y edición electrónica,

    • servicios de TI

    • actividades de soporte a la docencia y el aprendizaje

Por otro lado, no se limitará a ofrecer su fondo y recursos propios sino que ha dar prioridad, a la creación de nuevos consorcios y al refuerzo de los existentes, para ofrecer más y mejores servicios.




CONCLUSIÓN BU SIGLO XXI
Las BU, en proceso de adaptación a la convergencia europea y a las exigencias de la Sociedad de la Información y del Conocimiento, adquieren gran relevancia y se plantean como un Centro Integral de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación.
Tendrán que disponer de un buen fondo, ofrecer buenos servicios, e ir más allá siendo un Centro que ofrezca los recursos y herramientas necesarias para el autoaprendizaje, meta a la que se dirige el nuevo modelo de Enseñanza Superior.
Será imprescindible para ello la Formación en el uso de las TI, en la recuperación pertinente de información y en la elaboración de materiales propios.
Nada de esto puede realizarse hoy sin que las bibliotecas trabajen en sistemas de cooperación y sin una planificación que permita evaluar todos los procesos y servicios de la biblioteca en términos de calidad siguiendo las normas y directrices nacionales e internacionales.

    1. LAS BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS EN ESPAÑA. ORIGEN, EVOLUCION Y SITUACION ACTUAL.




  1. Tema 1.4 de MCU (creo que es suficiente). Es que los apuntes de Eugenio Tardón se refiere al periodo 1985-1995




    1. LA BIBLIOTECA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID: EVOLUCION HISTORICA, SITUACION ACTUAL Y TENDENCIAS DE FUTURO.


VER WWW.UCM.ES


  1. INTRODUCCIÓN

  2. RESEÑA HISTORICA

  3. NORMATIVA LEGAL

    1. Plano jurídico externo a la UCM

    2. Estatutos de la UCM

    3. Reglamentos de la Biblioteca

  1. ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN.

    1. Servicios Centrales

    2. Bibliotecas de Centros

    3. Archivo Histórico

  1. SITUACION ACTUAL.

    1. Espacio y equipamientos

    2. Fondos

    3. Servicios

  1. BIBLIOTECA DIGITAL COMPLUTENSE: EL FUTURO.



  1. INTRODUCCIÓN

Los servicios de información científica encomendados a la Universidad han sido siempre, son actualmente y, lo seguirán siendo en el futuro, sus bibliotecas.


El concepto básico sobre el que descansa la Biblioteca en su configuración como un sistema bibliotecario único articulado en dos ejes claves:
· La documentación e información científica y técnica como elemento esencial de la tarea docente e investigadora de la Universidad.
· El concepto de servicio público de calidad accesible a toda la comunidad universitaria y abierto a entornos cooperativos regionales, nacionales e internacionales, más amplios.
La Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid (BUC), por tanto, se define como un centro prestador de SERVICIOS que, con una ORGANIZACIÓN Y ESTRUCTURA adecuadas, teniendo presente la INNOVACIÓN TECNOLÓGICA, como factor estratégico de desarrollo y, gestionando RECURSOS suficientes, acompaña el quehacer humano, intelectual y científico de quienes, se enfrentan a la Universidad del siglo XXI.


  1. RESEÑA HISTORICA

La BUC es, por la importancia de sus fondos, una de las más importantes bibliotecas universitarias del país y del panorama bibliotecario nacional después de la Biblioteca Nacional.


La Biblioteca Complutense nace en 1499 cuando el cardenal Cisneros, promotor del desarrollo de la cultura humanista en España, funda el primer Colegio de la futura Universidad de Alcalá de Henares, el Colegio Mayor de San Ildefonso.
Desde sus orígenes, puso Cisneros el mayor ahínco en formar una rica y amplia biblioteca. Con este objetivo, se enviaron emisarios a toda Europa en busca de códices, se adquirieron las novedades científicas de la época y se dotó a la primitiva Librería de unas Constituciones para su mejor gobierno, arreglo y buen orden.
La Universidad de Alcalá y su biblioteca languidecen a lo largo del siglo XVII. Pero con Carlos III y la época de la Ilustración, se produce un notable progreso en la historia de la enseñanza española, sus instituciones y sus centros bibliotecarios. Se pueden destacar los siguientes hitos:
· Creación del Real Colegio de Cirugía y Medicina de San Carlos y fundación de su Biblioteca que logró atesorar, a lo largo de los años, ricas colecciones de importancia capital en el ámbito biosanitario.

· Fundación de los Reales Estudios de San Isidro y la creación de su Biblioteca Pública que heredaba, a su vez, la rica colección formada por los jesuitas.

· Reconocimiento de los estudios superiores de Farmacia con la creación en 1806, del Real Colegio de Farmacia de San Fernando que pronto tuvo una biblioteca adecuada a su función.

· Institucionalización de los estudios de Veterinaria y de Bellas Artes, con la creación del Real Colegio de Veterinaria y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.


En 1836 se crea en Madrid la Universidad Central, que en un primer momento, se denominó Universidad Literaria, a partir de la fusión de la antigua Universidad de Alcalá con todas las instituciones educativas antes mencionadas y la conversión de todas sus bibliotecas en una sola: la Biblioteca de la Universidad Complutense, pudiéndose hablar, por primera vez, a partir del Plan Pidal de 1845, de una unidad funcional.
Durante la segunda mitad del siglo XIX, la Biblioteca lucha por la reorganización y homogeneización de sus estructuras en el contexto de una gran inestabilidad socio-política y con las arcas exhaustas. A finales del siglo, queda configurada por los siguientes centros:
· Biblioteca de Jurisprudencia y Teología (Universidad de Alcalá)

· Biblioteca de Filosofía (Reales Estudios de San Isidro)

· Biblioteca de Medicina (Colegio de San Carlos)

· Biblioteca de Farmacia (Colegio de San Fernando)

· Museo de Ciencias Naturales (con dos secciones: Jardín Botánico y Ciencias Naturales)
En el primer tercio del siglo XX la Biblioteca Complutense se contagia del incipiente ambiente cultural progresista de la época e influida por los movimientos bibliotecarios tanto extranjeros como españoles

emprende un vigoroso proyecto que incluía ambiciosos edificios, nuevos reglamentos, exposiciones, ampliación de servicios, etc.


En 1930 la Universidad pasa a denominarse Universidad de Madrid. En 1927 se había aprobado el Plan de Obras de la Ciudad Universitaria, siendo la Facultad de Filosofía y Letras la primera que se trasladó durante el curso 1932-33 y su biblioteca lo haría en 1935. Todo ello quedó truncado por la Guerra Civil, en la cual, algunos de nuestros más valiosos códices desaparecieron.
La postguerra es un tiempo de reconstrucción, estando la Biblioteca integrada por los Centros de : Filosofía y Letras, Ciencias, Derecho, Medicina, Farmacia y Veterinaria. En 1968 la Universidad se denomina Complutense por la necesidad de distinguirse de los nuevos centros creados en la ciudad.
La década de mediados de los 70, y principios de los 80 significa la recuperación de la autonomía universitaria y la devolución de su gobierno a la propia Universidad lo que se traduce en un nuevo intento de crear una Biblioteca rica y moderna.
Se crean nuevos centros, se desdoblan otros y se va configurando un entramado de servicios bibliotecarios en los diferentes campus con un objetivo claro: satisfacer las necesidades de la comunidad universitaria complutense del siglo XXI.


  1. NORMATIVA LEGAL

La Biblioteca está regulada por un marco legal que le afecta en tres niveles:




    1. Plano jurídico externo a la UCM

· Constitución Española de 1978, que en su Art. 27 reconoce la autonomía de las universidades.

· Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades (LOU).

· Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid y Ley Orgánica 9/1992, de transferencia de competencias a las Comunidades Autónomas, así como el Real Decreto 942/1995, de 9 de junio, sobre traspaso de funciones y servicios de la Administración del Estado a la Comunidad de Madrid, en materia de universidades.

· Real Decreto 582/1989, que aprueba el Reglamento de las Bibliotecas Públicas del Estado y el Sistema español de Bibliotecas, del que forman parte las bibliotecas universitarias



    1. Estatutos de la UCM

En el Real Decreto 861/1985, de 24 de abril, modificado parcialmente por el Real decreto 1555/1991, de 11 de octubre, se aprueban los Estatutos de la Universidad Complutense de Madrid, y en ellos la biblioteca se constituye como un servicio central de la Universidad, dirigido por un Vicerrectorado.


En el Art. 141.4 de los Estatutos se define a la Biblioteca como ”una unidad funcional al servicio de la docencia e investigación de la comunidad universitaria, integrada por el conjunto de bibliotecas homologadas y por todos los fondos bibliográficos, documentales y audiovisuales de la Universidad, cualquiera que sea el lugar donde se custodien o el concepto bajo el que se adquieran”.



    1. Reglamento de la Biblioteca.

El actual Reglamento fue aprobado por Junta de Gobierno el día 25 de enero de 1979 y está pendiente de revisión. Existe, además, un Reglamento para uso y conservación de los fondos antiguos y valiosos de la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid, aprobado por Junta de Gobierno el día 18 de diciembre de 1992 y el Reglamento del Archivo de la Universidad Complutense, aprobado el 17 de mayo de 1978, que afecta a la Biblioteca pues de ella depende el Archivo Histórico.




  1. ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN.

La BUC se configura como un sistema bibliotecario único con la siguiente estructura descentralizada coordinada:




    1. Servicios Centrales

La organización de los Servicios Centrales está marcada por tres procesos:


1. Interno (hacia dentro) en relación con las colecciones que se poseen (adquisiciones, catalogación, organización, desarrollo y mantenimiento) y la gestión de recursos. Esta área es marcadamente técnica, está desarrollada en la actualidad por:
· Unidad de Gestión de las Colecciones, encargada de ejecutar la política de adquisiciones y de desarrollo y gestión de las colecciones de la BUC.

· Unidad de Normalización y Proceso Técnico, encargada de la gestión y mantenimiento del catálogo de la BUC.


2. Externo (hacia fuera) que indica la salida de la BUC hacia el exterior y la respuesta a la demanda de los usuarios. Es el área de acceso a la información y documentación. Esta área tiene un marcado carácter de servicio y es desarrollada por:
· Servicio de Préstamo Interbibliotecario, encargado de la obtención de los documentos que no se encuentran en BUC y del suministro a otras Bibliotecas de documentos de la BUC.
· Servicio de Tecnologías de la Información y Sistemas Bibliotecarios, encargado del desarrollo tecnológico de la BUC, tanto del sistema de gestión interna como de los servicios de información.
· Unidad Bibliográfica y Documental de Tesis.
Para la ejecución y desarrollo de estos procesos técnicos y servicios se necesita una infraestructura desarrollada por el Servicio de Administración.
3. Evaluación del comportamiento de la calidad de los procesos y de los servicios de la BUC. Este área es desarrollada por :
· Unidad de Evaluación, Estudios y Sistemas de Calidad.
Finalmente, la condición de la BUC como Biblioteca de gran tradición y la posesión de una importante colección de patrimonio histórico bibliográfico y documental, justifica el desarrollo dentro de los Servicios Centrales de un área especial de Fondo Histórico Bibliográfico que, actualmente es desarrollada por la Biblioteca Histórica “Marqués de Valdecilla”. Asimismo la incorporación de España a la Unión Europea ha hecho desarrollarse la documentación europea y la demanda de ésta por la comunidad universitaria, por ello ha surgido la Biblioteca Europea.


    1. Bibliotecas de Centros.

Sin incluir la Biblioteca Histórica y la Biblioteca Europea, existen actualmente:


· Bibliotecas de Facultad (20)

· Bibliotecas de Escuelas Universitarias (6)

· Bibliotecas de Institutos Universitarios (2)

· Bibliotecas de Escuelas de Especialización Profesional (1)

· Bibliotecas de Centros de Documentación (1)


    1. Archivo Histórico

Contiene toda la documentación generada por la antigua Universidad Central o Universidad de Madrid, a partir de 1836, en que es trasladada la de Alcalá de Henares, (antigua Complutense) a la primera citada.




  1. SITUACIÓN ACTUAL

Las líneas estratégicas para los próximos años son:


· Adecuar el sistema de financiación de la Biblioteca Universitaria a sus objetivos

· Disponer de recursos humanos altamente cualificados para proporcionar el mejor servicio.

· Aumentar y mejorar la infraestructura de la Biblioteca.

· Conservar, organizar y mantener las colecciones de la Biblioteca.

· Proporcionar servicios bibliotecarios eficientes y de calidad

· Considerar como un factor estratégico de desarrollo a las tecnologías de la información.

· Realizar la proyección externa de la Biblioteca mediante el desarrollo de programas de cooperación con otras instituciones.


    1. Espacio y equipamientos

Las instalaciones del conjunto de las bibliotecas que conforman la BUC han cambiado de manera sustancial en los últimos años. Algunas se han construido recientemente, otras se han reformado y actualmente existen una serie de proyectos de construcción de nuevas bibliotecas .


En lo que se refiere a equipamiento ha habido una creciente modernización, debido en parte, al proceso de automatización: PC’s, terminales de ordenador, lectores de CD-ROM, sistemas antihurto, sistemas de autopréstamo, etc.
Se ha creado la Biblioteca Histórica “Marqués de Valdecilla” que asegura la correcta conservación de un patrimonio histórico bibliográfico y documental de gran valor que entre otros impresos cuenta con aproximadamente 5.000 manuscritos, 725 incunables y unos 75.000 impresos de los siglos XVI al XVIII.


    1. Fondos

La BUC también dispone de una colección de fondo moderno apropiado a las funciones de la Universidad (la docencia y la investigación):


· Docencia : libros de texto, manuales, bibliografía básica y todo tipo de material bibliográfico de apoyo a la enseñanza.
· Investigación : revistas, monografías, bases de datos, obras de referencia, tesis doctorales y otros documentos.
A estas colecciones hay que sumar las que muchas bibliotecas, por el carácter específico de sus disciplinas han ido formando de fondos especiales entre los que hay materiales impresos (mapas, diarios, tests, etc.), audiovisuales (microformas, videos, discos) y electrónicos (discos ópticos, CD-ROM’s, etc.). Todo ello supone la superación del concepto tradicional y la tendencia a la formación de Mediatecas.
Con la puesta en servicio del Catálogo en Línea de Acceso Público vía Web (CISNE) facilita la consulta a los fondos de todas las bibliotecas de la UCM a cualquier usuario con conexión a Internet.


    1. Servicios.

Los servicios que proporciona la BUC son:


Lectura en Sala

Puestos de lectura utilizados por todos los alumnos, profesores y personal de administración y servicios de la UCM.


Préstamo domiciliario

La gran mayoría de los libros de la Biblioteca pueden solicitarse en préstamo a domicilio, siendo la única condición para utilizar este servicio tener la tarjeta chip de la UCM o el carné vigente de la BUC.


Referencia e Información

Los bibliotecarios de la UCM tienen como misión prioritaria la difusión de la información bibliográfica y científica, ayudando, en todo momento, a cualquier usuario que desee conocer los recursos de información de la BUC, los de otras bibliotecas, información sobre temas concretos, información acerca de los servicios y funcionamiento en general, etc.


Préstamo Interbibliotecario

La BUC ofrece, a través de su servicio de Préstamo Interbibliotecario (P.I.) la posibilidad de obtener documentación (original o reproducida) que, no estando en sus bibliotecas, esté disponible en cualquier otra biblioteca o centro tanto nacional como internacional.


Formación de Usuarios

En todas las bibliotecas que conforman la BUC se imparten los cursos de formación necesarios para que los usuarios aprendan a utilizar tanto su propia biblioteca como las fuentes de información imprescindibles que van a tener que manejar a lo largo de sus estudios.


Carné de la BUC

Para utilizar los servicios de la BUC es necesario estar en posesión del carné de la UCM (tarjeta chip) o del carné de la BUC, en los casos, en los que no se posea el carné de la UCM.




  1. BIBLIOTECA DIGITAL COMPLUTENSE: EL FUTURO

La Biblioteca de la Universidad Complutense está haciendo un gran esfuerzo por adaptarse a las tecnologías de la información y a las demandas de sus usuarios, cada vez más habituados a manejar información en soporte electrónico y acceder a la misma desde cualquier ordenador.


La construcción de la Biblioteca Digital Complutense tiene varias vertientes:
1. Automatización de los procesos bibliotecarios tradicionales, como catalogación y circulación

2. Adquisición y puesta a disposición de la comunidad universitaria de contenidos (información) en formato digital (revistas, bases de datos, tesis...)

3. Creación de un portal que sirva de cauce para la publicación y difusión de la información generada por la propia universidad (revistas, tesis, trabajos de investigación, artículos...)

4. Digitalización del patrimonio histórico bibliográfico para su preservación y conservación.


Todo ello sin descuidar la adquisición, conservación, proceso y difusión de la información que se edita en soporte papel, que sigue siendo mayoritaria frente a la edición electrónica.
Estamos en lo que se ha dado en llamar Biblioteca Híbrida, que se ha diseñado para aunar en su espacio todo tipo de tecnologías, al tiempo que, como biblioteca, se mantiene en funcionamiento. También está pensada para explorar la integración de sus sistemas de servicios en contextos electrónicos. Deberá integrar el acceso a cuatro tipos de recursos, mediante el uso de tecnologías digitales e incorporando diferentes “medias” o soportes:

· Recursos tradicionales: cualquier recurso no digital (en papel, documentos audiovisuales en soporte magnético, etc.)

· Recursos de transición: recursos tradicionales que han sido digitalizados mediante OCR u otras técnicas.

· Nuevos recursos: recursos informativos creados expresamente para el entorno digital. Es una variada y compleja gama de recursos, formatos, tecnologías y sistemas de acceso.

· Recursos futuros: recursos digitales normalizados que, en datos y acceso, forman una unidad.
Los precios de los recursos de información, las licencias bajo las que se comercializan, los derechos de autor, la adaptación de los bibliotecarios a las nuevas tareas y la imprescindible colaboración entre bibliotecas, son algunos de los retos a los que se enfrenta, en estos momentos, la biblioteca de la Universidad Complutense.

La Biblioteca Digital Complutense comprende una serie de recursos de información, en soporte digital, accesibles desde cualquier ordenador conectado a la red de datos de la UCM.

Entre ellos:
Revistas electrónicas

Bases de datos, algunas elaboradas por la BUC, como Compludoc

Tesis doctorales leídas en la UCM

Fondo bibliográfico histórico biomédico de los siglos XV a XVIII Proyecto Dioscórides



    1. PLANIFICACION, ORGANIZACIÓN ESPACIAL Y EQUIPAMIENTO DE BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS.


tema de Eugenio Tardón.

  1. INTRODUCCIÓN

  2. PLANIFICACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN DE EDIFICIOS

  3. ORG. ESPACIAL Y PRINCIPIOS BÁSICOS DE CONSTRUCCIÓN

  4. MOBILIARIO Y EQUIPAMIENTO: LA MEMORIA DE NECESIDADES

  5. PRINCIPALES PROBLEMAS EN LAS INSTALACIONES DE LAS BUS



  1. INTRODUCCIÓN




  • EVOLUCIÓN DEL CONCEPTO DE BIBLIOTECA

El concepto de biblioteca ha evolucionado desde su consideración como guarda y custodia de libros (en los centros de poder), a la idea actual de servicio público cuya misión es la difusión de la información que almacena. La bca existe para cumplir un conjunto de requerimientos educativos, informativos, etc., por lo

que es necesario que existan los edificios que proporcionen estas funciones.
Las BUs españolas consideran en su mayoría que la bca es un servicio de apoyo a la docencia e investigación, una definición compatible con la más internacionalizada de bca como combinación orgánica de personal, colecciones e instalaciones con el objetivo de transformar la información en conocimiento. Para ello, hay de desarrollar unos servicios que requieren de un ámbito espacial donde llevarse a cabo.


  • PUNTO DE PARTIDA DE LA PLANIFICACIÓN Y NECESIDAD DE COLABORACIÓN

El punto de partida se sitúa en los objetivos de carácter cultural e investigador que tiene la biblioteca, no en su concepción de lugar para leer.


Las operaciones de planificación, organización espacial y equipamiento son tareas complejas y costosas que requieren realizar un estudio previo o programa en el que colaboren bibliotecarios y técnicos de la construcción.


  1. PLANIFICACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN DE EDIFICIOS




  • PROGRAMA DE NECESIDADES


Objetivos (Metcalf)
Los objetivos son:
1) Es el mejor camino para determinar las necesidades;

2) Proporciona una oportunidad para indicar a las autoridades académicas y administrativas las necesidades físicas y demás necesidades, para su aprobación; y

3) Es la base para que el arquitecto realice un edificio satisfactorio.
Requisitos (Thompson)
Resulta fundamental que el director realice este programa. Es evidente que se podrá conseguir pese a ello menos de lo que se necesita, pero nunca más. El programa es una declaración preliminar de los requisitos de la biblioteca que expone las exigencias técnicas y de espacio. En concreto, se indicará al arquitecto:


    • Información básica:

Lo básico es determinar:


1) Tipo de servicios a proporcionar (préstamo, estudio)

2) Fondos bibliográficos a albergar

3) Número de usuarios que se espera y de personal bibliotecario con sus requisitos de necesidades

4) Instalaciones auxiliares.




    • Indicación de las dimensiones

La dimensión de la biblioteca se expresa en dos componentes: espacio para libros y puestos de lectura. Como guía de ocupación espacial el UGC británico recomienda: para 1000 volúmenes : 4,7 m2 (en LA) y 2,1 m2 (Compactus) ; y para puestos de lectura 2,3 m2 por puesto. Rebiun establece como mínimos: 1m2 por usuario y 1 punto de lectura cada 5 usuarios.




  • DISEÑO E INSTALACIONES




    • Proyecto del arquitecto

A partir de las necesidades expresadas, el arquitecto elabora un proyecto. Hay que cerciorarse de que el arquitecto ha comprendido la filosofía del programa para no arrepentirse más tarde, sería útil que el arquitecto tuviese ya experiencia en construcción de bibliotecas. El arquitecto Faulkner-Brown realizó un decálogo de principios a satisfacer: la bca debe ser “flexible, compacta (reducir distancias para los usuarios), accesible externa e internamente), extensible (que permita el crecimiento sin inconvenientes), variada (en la instalación de los libros y los lectores), organizada (agrupando libros y lectores), confortable, constante en su medio ambiente (para facilitar la conservación de los documentos), segura y económica (en construcción y mantenimiento”. Si los bocetos son aceptados por el bibliotecario, viene la última fase.




    • Establecimiento de especificaciones concretas e Instalaciones

Supone gran cantidad de trabajo pues hay que hacer un seguimiento constante, y los temas a tratar no tienen fin. Resulta esencial interesar a todo el personal de la biblioteca. Se concretarán aquí las instalaciones: Instalaciones eléctricas, redes de comunicación, puntos de acceso, controles ambientales y bióticos, temas de seguridad en incendios y robos, calefacción.


La infraestructura informática merece especial atención. Al diseñar el espacio hay que pensar desde el principio en ella. Debe ser una infraestructura accesible, Planificación, organización espacial y equipamiento de las bibliotecas universitarias diversa y homogénea (de forma que puedan ofrecerse servicios iguales en toda la superficie). La obsolescencia de hard, soft y comunicaciones tendrán efectos determinantes sobre las infraestructuras, lo que es un problema para su diseño.
Como mínimo, las instalaciones deben cubrir las expectativas de los servicios electrónicos que da la bca de hoy (acceso a opacs, redes de cdrom, internet). El elemento de mayor planificación es el cableado, por lo que se procurará que su instalación sea extensa y ampliable, pues hay que tener en cuenta que los equipos

podrán interconectar distintas topologías de red (LAN, WAN) y que puede aumentar su interoperatividad mediante repetidores, puestes, encaminadores y pasarelas.


Por tanto, la red local debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

1) tipo de cableado: trenzado, coaxial, fibra;

2) hardware de commutación: transceptores, tarjetas de conexión, repetidores;

3) equipos a conectar: pcs, terminales

4) tipología de la red. Por último, es recomendable instalar SAIs, respetar las distancias mínimas para evitar interferencias, evitar la luz solar en los equipos y tener suelo antiestático.



  1. ORGANIZACIÓN ESPACIAL Y PRINCIPIOS BÁSICOS DE CONSTRUCCIÓN




  • LAS BUS HISTÓRICAS

Las BUs históricas eran monumentales: altas salas de lectura y depósitos de muchas filas. Tenían una funcionalidad fija que hoy no puede mantenerse, puesto que lo que se pretende es una construcción multifuncional.




  • EL MÓDULO UNIFORME: FIFOOT, METCALF Y LOS NEORROMÁNTICOS

El principio básico es la aplicación de un módulo uniforme, con un diseño rectangular del edificio y de cada área: es lo que algunos han llamado la transición del neogótico a la caja de zapatos.


1. Fifoot, E. (University library buildings : a librarian’s coments, 1968) dice que actualmente se necesitan espacios multifuncionales, sin muros de carga interiores. Todo el edificio debe soportar cargas de depósito, y en todas partes debe haber luz y ventilación.
2. Keyes Metcalf (Planning academic and research library buildings, 1965) dice que la flexibilidad se logra mejor con una concepción modular, de manera que el edifico es soportado por columnas a intervalos rectangulares regulares determinados por cuatro columnas, lo que se conoce como bahías. El edificio

modular consta de bahías idénticas que pueden cumplir funciones de sala de lectura, depósito u oficinas. Este diseño permite un uso para casi todo sin grandes ni caras modificaciones, pese a algunos inconvenientes derivados de Planificación, organización espacial y equipamiento de las bibliotecas universitarias la molestia y obstrucciones que generan las columnas. Las medidas del

módulo las sitúa Lodewicks en 7 m. entre crujías y 2,44 de alto.
3. La flexibilidad exige también normas uniformes de iluminación, ventilación y pavimentación que permitan la intercambiabilidad. La iluminación debe ser uniforme, sin contrastes marcados. Y para una adecuada ventilación debe haber aire acondicionado so pena de una mala conservación de los

documentos.


4. A fines de los 70 y comienzos de los 80 hubo voces contrarias a esta uniformidad, que fueron criticadas por quienes veían en ello un posicionamiento neorromántico que haría peligrar el funcionalismo de las

bibliotecas construidas tras la 2ª Guerra Mundial. El principio que se mantiene es la comodidad e informalidad atractiva orientada al lector (lo grandes almacenes no son neogóticos, son funcionales)




  • SITUACIÓN, ORIENTACIÓN Y ACCESO

Debe situarse lo más céntrica con posible y próxima a transportes públicos. La orientación más idónea es al sur para lectores y al norte para el depósito, y el acceso debe ser único, independiente, fácil y atractivo.




  • DISTRIBUCIÓN ESPACIAL POR ÁREAS




    • Área de entrada

Tiene una función de orientación y distribución hacia las demás dependencias. Debe ser atractiva y tener una señalización clara, por lo que debe contener el directorio de la bca. Conviene que tenga dos zonas: 1) zona fuera del control antihurtos (información general, guardarropas, lavabos, teléfonos); y 2) zona dentro del control antihurtos (Vestíbulos, mostradores de préstamo, catálogos, opacs, expositores de novedades, escaleras y ascensores).




    • Área de servicios públicos

Está formada por un conjunto de zonas, entre las que destacan:

1) Información, que según el tamaño de la bca estará unida o separada de la zona de préstamo;

2) Préstamo, que estará dentro de la zona controlada, con espacio suficiente para depositar libros devueltos, acceso fácil al depósito y cerca de los opacs;


3) IB y acceso al documento, tendrá estanterías de acceso directo para las obras de referencia, puestos de consulta para estas obras, puestos para consultar catálogos en línea o cdrom y acceso a Internet, y al menos un punto de servicio con personal profesional;
4) Salas de lectura. Constituida por las salas de libre acceso y la hemeroteca, donde se agruparán las revistas en curso. La hemeroteca será un área o piso aparte y puede situarse una oficina de personal para su gestión. Hay que indicar para cada área o piso los volúmenes. y puestos de lectura que habrá. La mejor forma de distribuir estantes y lectores es colocar estanterías en varios bloques en medio de la sala y poner puestos de lectura a su alrededor, dejando espacio suficiente para que los lectores no se molesten entre sí;
5) Salas especiales: Salas de Estudio en grupo aisladas para evitar ruidos, Sala de Investigadores (la zona de investigadores colabora eficazmente al desarrollo de políticas de centralización, y contará con cubículos de estudio y conexiones para ordenadores), Mediateca, Cartoteca, Sala para Consulta de Tesis y libros del PI (Préstamo Interbibliotecario), y Salas multiusos (conferencias, exposiciones, formación). La colocación de estas colecciones especiales en área aparte permite limitar el acceso e instalar sistemas de alarma.


    • Área técnica

Es la zona para el tratamiento de la información y debe estar separada de las zonas de servicio público. Las zonas son: Dirección y Secretaría, Administración, Adquisiciones, Proceso Técnico, Tratamiento Físico de los documentos (tejuelado, sellado...). Además, deberá haber espacios comunes para el personal: sala de reunión, sala de formación, almacén de material de oficina, vestuarios, taquillas, aseos, local para el servicio de matenimiento y limpieza. Deberá tener en cuenta la legislación laboral relativa a condiciones de trabajo en relación con la seguridad, iluminación acústica, etc. Suele estar alrededor del vestíbulo principal, tras el

mostrador de préstamo o en conexión con el área de entrega del material.


    • Área de depósito

El modelo tradicional separa depósito y lectura, el actual las integra, y también introduce personal de atención en las salas de lectura de las distintas secciones.


El depósito estará en la planta baja o sótano, tendrá estantes compactos y dispondrá de pocos puestos de lectura. Deberá haber espacio para conservar documentos antiguos, anticuados o poco consultados y para la conservación de materiales especiales. Hay que tener en cuenta las condiciones adecuadas de temperatura, humedad, aire...para la correcta conservación de los materiales, así como las normas de carga para las

estanterías compactas.





  1. MOBILIARIO Y EQUIPAMIENTO: MEMORIA DE NECESIDADES.

Cuando las obras están avanzadas, hay que elaborar una Memoria de necesidades de equipamiento que debe tener en cuenta:


1. Mobiliario: Mesas, sillas, estanterías, armarios, archivaroes para material especial, mobiliario auxiliar, secciones especiales (cartoteca, mediateca)
2. Equipos: Informáticos, reprografía, antirrobo, microfilmación etc.
3. Señalización: La elección de estos elementos debe estar en manos del bibliotecario y no del arquitecto.
Para realizar estos informes existe bibliografía especializada: Libro de proyectos de Blume, con un excelente capítulo de Godfrey Thompson y la obra de Metzcalf de planeamientos bibliotecarios, así como publicaciones de la IFLA, ACRL y ALA.
El resultado final deberá ser un edificio funcional, ambiental, atractivo y agradable.


  1. PRINCIPALES PROBLEMAS EN LAS INSTALACIONES DE LAS BUS

En general, las instalaciones de las BUs españolas son insuficientes. La masificación ha agravado aún más esta situación. Los problemas más evidentes son:




  • ESCASEZ DE ESPACIOS (NI EL 10% DE LOS ALUMNOS)

En salas de lectura, préstamo, depósito y áreas de trabajo del personal. El RD 557/91 de Creación de Universidades estableció que las BUs debía albergar al menos un 10% de los alumnos previstos. Esto no se cumple. No se han previsto tampoco las necesidades de alumnos de primer y segundo ciclo, investigadores,

docentes, etc. El hecho ya se apuntaba en el Informe sobre situación de las Bus dependientes del MEC de Miranda y Taladriz del 88.


  • DEPÓSITOS

Las BUs necesitan albergar colecciones históricas que son memoria de la ciencia, y estar al día en publicaciones para investigación. Ello satura los depósitos, salvo cuando se pueden instalar Compactus que permiten triplicar la capacidad, pero que no son prácticos para LA.



No siempre está bien resuelta la conexión entre las distintas zonas. Personal y proveedores deben utilizar muchas veces las salas de lectura.




  • CONSECUENCIAS DE LA FALTA DE ESPACIO

La escasez lleva a incluir en la sala de lectura: préstamo, reprografía, IB, etc, provocando ruidos y ocasionando colas en zonas que deberían de ser silenciosas. Falta de señalización. Falta de accessos a minusvalidos, Inexistencia de almacenes.



    1. FORMACION DE USUARIOS EN BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS. ESTUDIOS DE USUARIOS.


VER 1.16 MCU (GENERAL)
INTERNET PARA ESTUDIOS DE USUARIOS.--> a ver si me vale esto: es un estudio de dos bibliotecas univ. De argentina y nueva zelanda
ESTUDIOS DE USUARIOS.
La aplicación de los estudios de usuarios en los centros de información facilita la toma de decisiones por la importante ayuda que supone el conocimiento de los destinatarios de su actuación. Posibilitan, además, la aplicación de diferentes técnicas del márketing y de la gestión de la calidad total que facilitarán la mejor prestación del servicio. Para ello es fundamental ver los estudios de usuarios en dos contextos diferenciados, pero, a la vez, relacionados. Por una parte, en la planificación de un servicio o de un producto a partir de los estudios de las demandas y necesidades de información de las diferentes tipologías de usuarios reales potenciales; y, por otra, dentro de la evaluación de los servicios o productos que presta la biblioteca, a partir del conocimiento del grado de satisfacción de los usuarios.
Así, el estudio de usuarios ayuda bastante a conocer el grado de satisfacción del usuario, el comportamiento y las necesidades de información, las dificultades en la búsqueda documental, en fin todo lo relacionado con los propósitos de servicio de la Biblioteca, para que de esta manera, se pueda planear y proyectar servicios que respondan a requerimientos de información.
Según Bellofatto, A y Carsen, T., los objetivos de las encuestas de satisfacción de usuarios se encuadran en la Gestión de Calidad Total (GCT) que, según la norma ISO 9000-1987, implica, para cualquier organización:
1) Conseguir y mantener la calidad del producto o servicio, de tal forma que se satisfagan plenamente las necesidades implícitas o explícitas del cliente;
2) Ofrecer a su propia dirección la confianza de que se obtiene y mantiene la calidad deseada;
3) Ofrecer al cliente la confianza de que se está obteniendo, o que será conseguida, la calidad deseada en un producto suministrado o en un servicio prestado.
Además se obtiene: conocimiento del mercado; conocimiento y normalización de los procesos de trabajo; implantación de métodos objetivos de medición; mejora de la gestión interna de las organizaciones.
Los estudios de satisfacción de usuarios implican diversas actividades, tales como la elaboración de cuestionarios y entrevistas directas y la creación de grupos de estudios sobre los usuarios. Se analizan, usualmente, aspectos como: condiciones ambientales de los centros, horarios de apertura, utilización de determinados productos o servicios ofrecidos, y cualquier otro planteamiento considerado por el usuario como elemento de satisfacción a sus necesidades.
Para encarar estos trabajos se pueden establecer algunas definiciones básicas como:
Usuario de información: todos los beneficiarios potenciales de una unidad o sistema de información, se trate de individuos, empresas, organismos oficiales o entidades que necesitan utilizar información científica o técnica para la toma de decisiones y se lo debería considerar un elemento integral del sistema y no como un elemento ajeno al proceso de planeamiento, operación y diseño del sistema de información. Antes bien, interactúa con los demás componentes del sistema y del medio ambiente en el cual funciona, tanto proceda de fuera de la organización o pertenezca a otras áreas de ésta. Ofrece elementos indispensables para la definición de las políticas de entrega de servicios, para adoptar las metodologías y determinar los tipos de productos y servicios que el sistema debe ofrecerle y por ende de su calidad.
Cuestionario: conjunto de preguntas ordenadas según ciertos criterios con el fin de averiguar las características, actitudes o conductas de una población dada. Puede ser estructurado o no estructurado según el diseño de sus preguntas, es decir, con opciones preestablecidas (estructurado o cerrado) o de respuesta libre (no estructurado o abierto).
Encuesta: Es un estudio científicamente dirigido a través del cual se reúnen datos siguiendo un plan definido que se presentan en forma estadística.
• En determinados estudios se establecen variables independientes como determinados diseños de cuestionario empleados para el estudio de satisfacción de usuarios. De acuerdo a cómo éstos se modifiquen –tanto cualitativa como cuantitativamente- se obtendrán determinadas respuestas, las cuales sugerirán modificaciones a implementar en el sistema de calidad de la biblioteca.
Satisfacción de usuarios/clientes: Esta es uno de los pilares de la teoría de GCT y de ella depende el éxito de la empresa y de los que la componen. Se supone que se consigue la fidelidad del cliente con la empresa o sus productos cuando aquél esté completamente satisfecho con la calidad de los productos y servicios que se le ofrecen. Se identifican como elementos conducentes a la fidelidad del cliente: fiabilidad, seguridad, tangibilidad, empatía y buena predisposición con la que se le brindan los productos o servicios. La literatura sobre GCT coincide en que la empresa debe conocer en detalle las necesidades y demandas del cliente. Por otra parte, surge la necesidad de las empresas de autoevaluar el modo en que ofrecen dichos productos y/o servicios. Esto es válido no sólo para empresas comerciales sino también para instituciones servicios públicos y educativos. En el ámbito universitario, la satisfacción del estudiante con los servicios académicos y con la infraestructura que se le ofrece ayuda a atraer nuevos estudiantes. En este contexto, la biblioteca aparece como un servicio más que debe evaluarse para asegurar la fidelidad de los alumnos (clientes de la universidad).
Estudios de satisfacción de usuarios: Son considerados una de las claves del sistema de calidad en la organización. Proporciona elementos que permiten tomar decisiones al determinar lo que se denomina necesidades de información y las demandas planteadas al servicio. Las primeras se refieren a las que existen en forma latente en la comunidad de usuarios y no son planteadas explícitamente, mientras que las segundas se refieren a aquellas necesidades que son expresadas ante el servicio de información con la intención de ser atendidas en forma oportuna que, en el caso de las bibliotecas, se tratará de: servicios al público, cobertura de colecciones, tipo de información requeridas o ajustes en los procesos seguidos para ofrecer los servicios. Estos estudios presentan características diferentes según su ámbito de aplicación y deben tomar en cuenta el contexto local en el que son implementados.

    1. CONSERVACION Y RESTAURACION DEL FONDO DOCUMENTAL. POLITICAS DE PRESERVACION EN UN ENTORNO DIGITAL Y ELECTRONICO.


VER 1.18 MCU


    1. GESTION DE LA COLECCIÓN EN BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS. SELECCIÓN Y ADQUISICION DE FONDOS DOCUMENTALES. CRITERIOS PARA SU FORMACION, MANTENIMIENTO Y EVALUACION.


http://alfama.sim.ucm.es/buc/documentos/Contribuciones/etardon.htm

Eugenio Tardón


  1. MARCO GENERAL DE LA GESTIÓN DE COLECCIONES

    • CONCEPTO DE COLECCIÓN

    • CONCEPTO DE GESTIÓN DE COLECCIÓN

    • PUNTO DE PARTIDA DE LA GESTIÓN DE COLECCIONES

    • TIPOS DE FONDOS QUE DEBE TENER UNA BU

  1. PROGRAMA DE DESARROLLO DE LA COLECCIÓN (PDC)

    • CARACTERÍSTICAS DEL PDC

    • ELEMENTOS DEL PGC

  1. SELECCIÓN

    • DEFINICIÓN Y OBJETIVO

    • AGENTES QUE REALIZAN LA TAREA : BIBLIOTECARIOS Y PROFESORES

    • PRINCIPIOS Y POLÍTICAS DE SELECCIÓN

    • EXPURGO PARA RENOVAR Y ACTUALIZAR LA COLECCIÓN

    • FUENTES PARA LA SELECCIÓN

  1. ADQUISICIÓN

    • DEFINICIÓN DE ADQUISICIÓN

    • TIPOS DE ADQUISICIÓN

    • AUTOMATIZACIÓN DE ADQUISICIONES

  1. POLÍTICAS DE ADQUISICIONES Y EVALUACIÓN DE COLECCIONES

    • EVALUACIÓN DE COLECCIONES: DEFINICIÓN DE MOSHER Y FINALIDADES

    • MÉTODOS CUANTITATIVOS (O FÓRMULAS) Y CUALITATIVOS

    • MÉTODOS DE EVALUACIÓN POR EL USO: Razones para evaluar el uso

    • EVALUACIÓN DE COLECCIONES DE REVISTAS

    • EVALUACIÓN DE LA SECCIÓN DE ADQUISICIONES

  1. MARCO GENERAL DE LA GESTIÓN DE COLECCIONES




  • CONCEPTO DE COLECCIÓN

La colección o fondo bibliográfico es el conjunto de materiales bibliotecarios que la biblioteca pone a disposición de los usuarios. La formación y el desarrollo de la colección es imprescindible para ofrecer servicios, y como señala Thomson, en las prioridades de la biblioteca las colecciones están antes que el personal, los servicios y las instalaciones, pues cualquier deficiencia puede subsanarse con el tiempo, salvo no adquirir los documentos cuando están disponibles. Con todo, el entorno electrónico modificará la configuración de las colecciones.




  • CONCEPTO DE GESTIÓN DE COLECCIÓN

Concepto que comporta tareas de: planificación, financiación y evaluación y uso; y de formación, selección y adquisición (desarrollo de colección).




  • PUNTO DE PARTIDA DE LA GESTIÓN DE COLECCIONES




    • Histórico: Ranganathan.


Libros son para usar (accesibilidad y coste-eficacia: cuesta menos si más uso). Cada lector su libro (pertinencia colección a necesidad usuarios). Cada libro su lector (conocer planes estudio). Tiempo lector vale (eficacia colección y gestión). Biblioteca organismo vivo (debe seguir a su institución).


    • Principio actual de la gestión de colecciones.

Los principios actuales son: 1) Adecuación de las colecciones a las necesidades de los usuarios y de las instituciones y organismos que las mantienen. 2) Imposibilidad de mantener las colecciones totalmente pertinentes a las necesidades de los usuarios en virtud de la ley de rendimientos decrecientes (Lancaster). 3) Recortes presupuestarios, subida de precios de las publicaciones, nuevos soportes y necesidad de reinversiones en automatización. 4) Prioridad del acceso frente a la colección.




    • Consecuencias.

1) Progresivo abandono de la gestión de colecciones basadas en políticas que pretenden adelantarse a las necesidades de los usuarios.


2) Emergencia de un nuevo modelo de biblioteca: la ciberteca (Bauwens, M.: “The emergence of the cybrarian: a new organizational model for corporate libraries”) que penetra en el ámbito universitario. Se basa en el abandono y mantenimiento de la colección local y se centra en difundir información obtenida de bases de datos y en suministrar los documentos pertinentes a los usuarios justo en el momento de la petición. Se consiguen importantes ahorros de personal y espacio físico.
3) No es un modelo a exportar a las BUs en su totalidad, pues entre los objetivos de éstas se encuentra el mantenimiento de colecciones que representen la oferta informativa existente y la salvaguarda del patrimonio. Pero el principio de selección y adquisición just in time penetra en las políticas de adquisiciones a la hora de seleccionar materiales, tendiéndose a comprar sólo aquello que vaya a ser utilizado.


    • Bases para actuar

Es necesario establecer como bases de actuación: 1) Políticas de selección y adquisición orientadas al usuario; 2) Políticas de acceso para garantizar el uso, mediante: espacio para rentabilizar la inversión (con una sala adecuada a la imagen de la biblioteca que queremos dar), una colección muy actualizada y bien distribuida; 3) Una política de circulación con distintas modalidades de préstamo; 4) una Política de conservación y expurgo, que determina lo que es necesario restaurar por su valor bibliográfico o compromisos cooperativos, y los que se expurga por estar deteriorado o anticuado; y 5) una Política de evaluación que: analice el uso de la colección, sobre todo de las publicaciones periódicas para justificar la renovación de suscripciones; y recoja indicadores cuantitativos (estadísticas) o cualitativos (encuestas) para conocer la adecuación y el uso de la colección.





  • TIPOS DE FONDOS QUE DEBE TENER UNA BU

La colección no es algo homogéneo, hay partes o colecciones dentro de ella que dependen del tipo de biblioteca, y el tipo de usuarios al que se dirigen:


1) Básicos para el aprendizaje: Manuales, bibliografía básica recomendada, revistas básicas;
2) Referencia y consulta: Directorios, enciclopedia, diccionarios, bibliografías, catálogos;
3) Básicos para el personal docente;
4) Fondo para investigación: Tesis, WP, revistas especializadas, informes, bases de datos;
5) Colecciones de interés para institución: Locales, fondo editorial Universitario y P Docente.



  1. PROGRAMA DE DESARROLLO DE LA COLECCIÓN (PDC)




  • CARACTERÍSTICAS DEL PDC

El PDC debe:


1) Definir la amplitud de la colección y planificar su futuro: formatos y material.
2) Dar consistencia así a la selección y expurgo.

3) Identificar áreas de adquisición cooperativa.


4) Ser instrumento de evaluación frente a otras colecciones.


  • ELEMENTOS DEL PGC (Programa de Gestión de la Colección)




    • Introducción general: Propósito, a quién se dirige, historia de la colección y acuerdos de cooperación del PDC.




    • PDC: Describir aspectos que trascienden las materias: formatos, colecciones especiales, compras caras, publicaciones oficiales, procedimientos de adquisición.




    • Análisis detallado de las materias de la colección: métodos: Describe con profundidad las materias. Pueden usarse dos métodos:

1) Conspectus, que compara la colección propia con otras. El principio es la LC (Library of Congreso) u otra clasificación;


2) Dividir en grandes descriptores o programas académicos, consiste en informar para cada área de: a) Cobertura: lenguas, áreas geográficas y cronológicas admitidas o no y fecha publicaciones. b) Tipo material incluido y no. c) Materia de la clasificación equivalente en biblioteca.
3) Responsable colección


  1. SELECCIÓN




  • DEFINICIÓN Y OBJETIVO

Es el proceso por el cual se decide qué documentos añadir a la colección.




  • AGENTES QUE REALIZAN LA TAREA : BIBLIOTECARIOS Y PROFESORES

Los agentes que la realizan en las BUs son los profesores y los bibliotecarios, que deben intentar equilibrar la



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos