Autor: Oscar Ramón López Carrillo. 1 Resumen



Descargar 63.29 Kb.
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño63.29 Kb.

Título de la ponencia:

Construir, reconstruir y deconstruir la participación política. El caso del movimiento #Yosoy132 de la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

Autor: Oscar Ramón López Carrillo.1

Resumen:

En la presente ponencia hacemos énfasis en el accionar político de un sujeto social en específico: el movimiento #YoSoy132. En este trabajo evidenciaremos al lector cuáles fueron las características de este sujeto social; discutiremos el por qué consideramos que con su novedosa práctica reconstruyó el concepto tradicional de participación política; y por último daremos nuestras reflexiones provisionales sobre este movimiento social.



Descriptores de la ponencia:

Participación política, Movimientos sociales, Redes sociales (virtuales).

Introducción.

Como hemos advertido en el resumen de esta ponencia, en ésta pretendemos discutir acerca de la participación política de un movimiento social en específico; hablamos del movimiento #YoSoy132 que se gestó y desarrolló en México.2 Asimismo, referimos que aunque una parte del contenido de esta ponencia pertenece a un producto mucho mayor; hablamos de la elaboración de una tesis para optar por el grado de Maestro en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara, Jalisco; el lector, también, encontrará nuevas discusiones y nuevas reflexiones en torno a la práctica política de nuestro sujeto social investigado. Digamos en un tono más relajado que estamos revisitando un lugar ya conocido.

Hacer una contextualización sobre el surgimiento de nuestro sujeto social nos llevaría por sí misma una ponencia entera, por lo que ocuparemos estas páginas para hacerlo de la manera más breve y concisa.3 De esta manera, hemos considerado distribuir este trabajo en tres segmentos; en el primero, haremos énfasis en las características y en los factores sociales que permitieron que el movimiento #YoSoy132 surgiera y pudiera desarrollarse. En el segundo, haremos énfasis en los conceptos tradicionales de participación política y en el por qué creemos que los sujetos que integraron este movimiento lo reconstruyeron y deconstruyeron con su novedosa práctica. Y por último, en el tercer segmento, evidenciaremos nuestras conclusiones finales (o más bien provisionales) sobre el accionar de este sujeto social.

Una vez que hemos advertido al lector sobre la estructura de esta ponencia, daremos inicio a esta.



Y la efervescencia llegó a México. El surgimiento y las características del movimiento #YoSoy132.

La irrupción del movimiento #YoSoy132 obedece a la “lógica” que han mantenido, por lo menos durante el siglo XXI, los movimientos sociales. Es decir, que pese a las diferencias estructurales (socio-económicas y culturales) que existen entre lo que se conoció como “La primavera árabe”, el movimiento de “Los Indignados” y el movimiento “#YoSoy132”, los tres sujetos sociales tienen algunos matices que nos permiten visualizarlos desde un mismo posicionamiento analítico; primero, hablamos del uso intensivo y extensivo de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC)4 entre las cuales se encuentran el uso de las plataformas digitales, de redes sociales virtuales y la creación de FreeSoftware; segundo, el que estos movimientos o irrupciones se conformaron en el espacio virtual, es decir que surgieron en la Internet, pero que encontraron legitimidad en la calle (Castells, 2013); y tercero, que fueron acompañados de una serie de protestas y manifestaciones masivas, las cuales frecuentemente tuvieron un tenor de violencia por parte del Estado hacia los manifestantes; tomando como ejemplo, los cientos de muertos en el norte de África durante el 2010 y 2011, los desalojos en la puerta del sol acontecidos en Madrid en Mayo del 2011 y lo acontecido el primero de diciembre del año 2012 en diversas ciudades de México debido a la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como presidente de la nación. 5

Aparte de las características a las que ya hemos hecho énfasis en el apartado anterior, el movimiento #YoSoy132 contó con una serie de características propias que consideramos menester desarrollar bajo el supuesto de que el lector no esté sumergido o enterado sobre este sujeto social. La primera es que este movimiento surge en plena campaña electoral. La segunda de ellas es que pese a que era (¿es?) un movimiento integrado en su mayoría por la población joven y estudiante, no era propiamente un movimiento estudiantil (Marcial, 2015). La tercera consiste en sus vindicaciones o consignas, es decir, que pese a que contaba con dos en específico: “Evitar que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) volviera al poder ejecutivo” y “La democratización de los medios de comunicación convencionales”, con el paso del tiempo del tiempo se fueron articulando otras vindicaciones. La última de estas características consiste en la dinámica “horizontal-vertical” que existió entre el movimiento nacional (así se adjudicaban los comités que habían surgido en el centro del país) y las sucursales (nombre que hemos brindado a los comités que surgieron en “provincia”). A continuación desarrollaremos las cuatro características.

Como advertíamos en el párrafo anterior, el movimiento #YoSoy132 nace en plena campaña electoral. Aunque fue bautizado como tal a los días posteriores de haber surgido, podemos marcar como fecha de inicio o de irrupción el 11 de mayo del año 2012 con la visita del, entonces, candidato a la presidencia de la república mexicana por el PRI Enrique Peña Nieto al “Foro del buen ciudadano”, el cual fue auspiciado por la Universidad Iberoamericana. Lo que se pensó que sería una visita cómoda y de rutina, desencadenó un movimiento que tuvo como primera consigna o vindicación evitar que él llegase al poder ejecutivo.

La segunda característica ha generado cierto debate en torno a la clasificación en la que podemos posicionar al movimiento #YoSoy132. Si partimos de los postulados clásicos, en composición nuestro sujeto social investigado, por lo menos en su fase de irrupción, puede entrar en la clasificación de movimiento estudiantil (Vaquero, 2002), pero existen dos características que nos hacen pensar que nuestro sujeto social sobrepasó dicha categoría; la primera, conforme el pasó el tiempo, la composición del movimiento fue tornándose más heterogénea; segundo, a diferencia de otros movimientos estudiantiles, éste no abogaba por la gratuidad de la educación o por la autonomía de la Universidad, consignas clásicas de este tipo de movimientos (Marcial, 2015). No es fortuito que el #YoSoy132 haya surgido en una de las instituciones educativas elite en México; lo que a la larga, también, puso en tensión la cercanía o solidaridad con otros movimientos, colectivos o sujetos sociales; cuestión que debatiremos a mayor detalle en segmentos posteriores.6

Las dos consignas a las que hemos hecho referencia, y que conforman la tercera característica del movimiento #YoSoy132, dieron, por decirlo de cierta manera, agenda y forma a la acción colectiva del mismo. Una vez que Enrique Peña Nieto es electo presidente de la republica mexicana el 1 de julio del año 2012, los integrantes de los diversos colectivos que se formaron tanto en el capital como en las diversas ciudades del país comenzaron una campaña que tenía como finalidad la “democratización de los medios de comunicación”. Haciendo un esfuerzo por unir la tercera y la cuarta característica de este movimiento social, la última de éstas radicó en el surgimiento de sucursales, tanto en el centro de la república como en la provincia, lo que complicó que se pudiese hablar de un solo o único movimiento #YoSoy132; si no que había docenas de colectivos que utilizaban el nombre de este sujeto social. Asimismo, y como especificábamos con anterioridad, cada colectivo contaba con necesidades y vindicaciones propias. Al tornarse más heterogénea la composición del movimiento, éste también tuvo que reacomodar consignas y vindicaciones para que se adaptaran a las necesidades de los sujetos que conformaban esos colectivos en ciertas ciudades.7

En el siguiente segmento haremos énfasis en la práctica política del movimiento #YoSoy132. Cómo construyó, reconstruyó y deconstruyó el concepto de la participación política convencional.

Los jóvenes y el uso de las redes sociales (virtuales) y el performance: construir, reconstruir y deconstruir la participación política.

En el presente segmento haremos énfasis en las formas de participación política que utilizaron los integrantes de los diversos comités que conformaron al movimiento #YoSoy132. Haremos énfasis en el porqué creemos que construyeron, reconstruyeron y deconstruyeron el concepto tradicional de participación política.

Consideramos que una de las concepciones más utilizadas y debatidas al seno de las ciencias sociales y políticas es la construida por Bobbio y Matteucci (1982:355) para su “Diccionario de política”. Este par de politólogos italianos exponen que:

“(…) en la terminología corriente de la ciencia política el término ‘participación política’ se utiliza para designar una serie de actividades: el acto de la votación, la militancia en un partido político, la participación en manifestaciones, la contribución a una cierta agrupación política, la discusión de asuntos públicos, la participación en un comicio o en una reunión electoral, el apoyo dado a determinado candidato en el curso de una campaña electoral, la presión ejercida hacia un dirigente político, la difusión de información pública”.

Si bien, debemos de hacer hincapié en que el concepto “participación política” puede tener un carácter polisémico (Campos, 2003).8 Consideramos que es necesario analizar que en la anterior exposición sobresalen las cuestiones formales, institucionales y convencionales; hablamos de visualizar a las elecciones como el acto máximo de la democracia; la participación o militancia en grupos o partidos políticos; y la emblemática, y cada vez más desdibujada, figura y presencia del político profesional.

En incontables ocasiones nosotros hemos hecho énfasis en que la novedosa práctica política de los sujetos que conforman (¿conformaron?) al movimiento #YoSoy132 ha roto con esta cuestión o concepción tradicional de la participación política. La primera cuestión se la adjudicamos al performance en las marchas, mítines, manifestaciones y demás formas de acción colectiva que se han ejecutado durante la existencia del #YoSoy132 y la segunda cuestión, y es en la que profundizaremos un poco más, a la intensiva y extensiva utilización de las TIC.

Sí bien, el movimiento #YoSoy132 no fue el primer movimiento que utilizó las ventajas que otorgan la Internet y el uso de las TIC (rapidez en el intercambio de información, capacidad de reacción inmediata ante lo que acontece en otras latitudes, etc);9 cabe mencionar que esto fue algo que estuvo presente desde la propia irrupción del movimiento y durante todo su desarrollo. El que 131 estudiantes de la IBERO mostraran sus credenciales en un video que se “colgó” en la plataforma YouTube,10 es una nueva forma de decir “existimos y no somos lo que piensas”. Es romper con la tradición, es romper con lo convencional, es trasgredir lo establecido. Es hablar en un idioma que no entienden los políticos profesionales.

Algunos críticos del movimiento adjudicaban la “poca” capacidad de agencia de los sujetos que conformaron al #YoSoy132 y al movimiento mismo; la progresiva caída en torno a la convocatoria y la poca o escaza capacidad de conexión que tuvieron con algunos colectivos de otro corte posterior a las elecciones del año 2012, fueron también motivo de crítica por parte de algunos científicos sociales. Hubo incluso algunos, como Petersen (2015), quienes se han referido al #YoSoy132 como “un movimiento sin agenda”. Nosotros partimos de un postulado diferente, diremos al igual que muchos que han estudiado los movimientos sociales del Siglo XXI, como Castells (2013) o Alonso (2013), que el movimiento #YoSoy132, y la serie de movimientos que le antecedieron y a los cuales que ya hemos hecho énfasis con anterioridad, han roto, en parte, con la lógica epistémica desde la que los estudiamos; es decir, que contrario a los movimientos que surgieron en la década de los setentas en México y Latinoamérica (por lo regular movimientos guerrilleros), los movimientos del siglo XXI no buscan un cambio radical mediante la imposición de un “programa rígido”, incluso podemos considerar que pueden estar ausentes de una “agenda” o irla conformando con el paso del tiempo y mediante su accionar colectivo (López, 2014a).11 Así como pretenden alejarse de las cuestiones institucionales de la política, solamente en muy contados casos se instituyen como un partido político nuevo12; partiendo de una metáfora neo-zapatista, estos sujetos pretenden avanzar mientras van construyendo el camino. Digamos, en voz de Melucci (2002), que estos movimientos buscan penetrar más en la intimidad y la vida cotidiana de los sujetos que los conforman que el derrumbamiento del Estado mismo o la participación en las cuestiones formales de la política institucional.

Consideramos que una de las principales aportaciones de nuestro extenuante trabajo de investigación sobre este movimiento social consiste en la formulación de un concepto de participación política que parte del propio discurso de los sujetos que integraron al #YoSoy132. Ante la pregunta: “Para ti, ¿qué es la participación política?” y entrando en diálogo con estos sujetos, nosotros podemos argumentar que para ellos “la participación política” es “(…) toda acción cotidiana, la cual puede tener un posicionamiento en contra o a favor de algo, que se enmarca dentro de un espacio público, ya sea éste virtual o físico. Asimismo, estas acciones pueden estar enmarcadas dentro de los aspectos convencionales o institucionales o fuera de los mismos” (López, 2014: 181).13

Es por lo expuesto en el párrafo anterior que consideramos que los integrantes del movimiento #YoSoy132 mediante el uso intensivo de las TIC y el performance en sus manifestaciones, mítines y tomas públicas reconstruyeron y deconstruyeron el concepto tradicional de la participación política, alejándolo de las concepciones tradicionales que exponían autores como Bobbio y Matteucci (1982); quienes ponían acento en las cuestiones formales de la política como: la militancia en un partido político, el determinismo electoral y la figura del político profesional.

En el siguiente segmento evidenciaremos nuestras conclusiones inconclusas. Daremos cuenta de nuestras reflexiones ´provisionales acerca de la participación política del movimiento #YoSoy132.

Avanzar sin concluir. El movimiento #YoSoy132 a la distancia.

En México existe un grupo de rock muy popular llamado Jaguares, ellos en una canción que lleva por título “Fin” expresan la siguiente línea: “Fin, todo tiene un fin, menos el fuego de tus ojos”.14 Quisiéramos partir de esta metáfora para dar nuestras conclusiones provisionales sobre el accionar del movimiento #YoSoy132.

Mucho se ha discutido acerca de las dinámicas cíclicas o del proceso “irrupción-declive” en los movimientos sociales. Autores como Tilly (2009) o Tarrow (1994) han dado cuenta de esto con anterioridad. Los movimientos sociales surgen y desaparecen; pueden volver a emerger si es que las condiciones sociales lo permiten; algunos otros pueden continuar con su accionar aunque éste se irá tornando más tenue conforme pase el tiempo o pueden quedar solamente en la memoria de los que participaron en ellos, en los cientos de páginas de periódicos o tesis de grado de personas y sujetos que los reportaron-estudiaron o en los confines de la Internet. Todo tiene un fin. Aunque a ciencia cierta no sabemos si podemos hablar del fin del movimiento #YoSoy132.

A tres años de la aparición del movimiento #YoSoy132, éste ya no es un gran titular de prensa, los medios masivos de comunicación ya no tratan de contrariarlo, ya no es un Hashtag o una tendencia en redes sociales (virtuales) como Twitter, Facebook o Google +, cada vez son menos los videos que se suben a la plataforma Youtube y que tienen como título a este sujeto social o su accionar. Ya no representan una espina clavada en el talón para los gobernantes y partidos políticos en el poder. Y contrario a lo que apostábamos en trabajos pasados, no representaron un factor decisivo en las elecciones intermedias efectuadas en nuestro país el 7 de junio del 2015 (López, 2014a).

Analizando a detalle y por la comunicación que tenemos con estos sujetos, ya son pocos los colectivos que siguen actuando como #YoSoy132. Salvo los que provenían de instituciones elite, como los que formaron en la Ibero y en el ITESO, los autodenominados como “#SomosMásDe131”,15 es muy probable que fuera de estos, exista muy poca actividad por parte de otros sujetos o colectivos que se organizaban bajo el nombre del “Ciento Treinta y Dos”. Más esto no representa para nada la desarticulación de la participación política de los jóvenes y de la sociedad civil mexicana en general.16

No es que las condiciones sociales en México hayan cambiado, no es que los jóvenes hayan aceptado ya y sin rechistar a Enrique Peña Nieto como Presidente, no es que se hayan democratizado ya los medios de comunicación convencionales; si no que surgió otro hecho en México que hizo que los jóvenes, los estudiantes y la sociedad civil organizada volvieran a salir a la calle a manifestarse. A gritar lo que les duele. Este hecho deplorable al que hacemos alusión es la desaparición de los 43 estudiantes de la normal rural Isidro Burgos en la comunidad de Ayotzinapa, en el municipio de Iguala, en el Estado de Guerrero. En el ya cotidianamente violento México.

La desaparición de estos estudiantes provocó que los pocos colectivos que quedaban activos del #YoSoy132, utilizaran sus fuerzas para protestar contra este hecho. Cientos de miles de sujetos que fueron del “Ciento treinta y dos” ahora son de Ayotzinapa. En esta etapa de la protesta y la lucha popular en México: #TodosSomosAyotzinapa es la vindicación a seguir. Es el Hashtag en Twitter; “Vivos se los llevaron, vivos los queremos” y “Fue el Estado” se convirtieron en las nuevas consignas a gritar en las manifestaciones y es lo que se visualiza en los muros físicos y virtuales.

Fin, todo tiene un fin. Menos el fuego de tus ojos”, y el fuego en los ojos de los jóvenes es la protesta, la manifestación, la toma de espacios públicos y virtuales y la propagación viral en la Internet. Contrario a lo que se pudiera pensar, los jóvenes en México no están cansados, ahora ya no son “Ciento treinta y dos”, si no cientos de miles que están en contra del estado de las cosas en nuestra nación. Cientos de miles que se han dado cuenta de la ausencia del Estado de derecho y de la creciente violencia que desde hace un par de sexenios impera en nuestro país. Porque también ésta es una de las dinámicas de los movimientos sociales. El declive de un movimiento para que otro pueda surgir. Cerraremos esta ponencia con un extracto de un comunicado que efectuó el Comandante Moisés y que tenía como destinatarios a los padres de los 43 desaparecidos; tan cruel como real expone:

“(…) Hagan de cuenta que son 100 los que ahora los acompañan en sus demandas. De esos 100, 50 los cambiaran por la moda que esté a la vuelta del calendario. De los 50 que queden, 30 compraran el olvido que ya ahora se oferta en pagos en pequeños abonos y se dirá que ustedes ya no existen, que no hicieron nada, que fueron una farsa para distraer de otras cosas, que fueron un invento del gobierno para que tal partido o tal personaje político no avanzara. De los 20 que queden, 19 se correrán despavoridos al primer vidrio roto, porque las victimas de Ayotzinapa, de Sonora, de Coahuila, de cualquier geografía, se quedan en los medios de comunicación solo un momento y pueden elegir no ver, no escuchar, no leer, darle vuelta a la página, cambiando de canal o de estación, pero un vidrio roto es, en cambio, una profecía. Y entonces de los cien, verán que solamente queda uno, una, unoa”. 17

Bibliografía.

Alonso, Jorge. (2013). Repensar los movimientos sociales. México: CIESAS.

Bobbio, N. y Matteucci, N. (1982). Diccionario de política. España: Siglo XXI.

Campos, C. G. (2003). La participación ciudadana en las políticas públicas: una reflexión ciudadana. En J. Chávez (Ed.), Participación social: retos y perspectivas. (pp.75-90). México: Plaza y Valdez.

Castells, Manuel. (2009). La era de la información II. México: Siglo XXI.

Castells, Manuel. (2013). Enredados por la libertad. Conferencia impartida en el marco de la “Cátedra Jorge Alonso” acontecida en la Universidad del Valle de México.

Desinformémonos. (2012). #YoSoy132: voces del movimiento. México: Bola de cristal.

Galeana, S. y Sainz, V. J. (2003). La participación y la gestión social. En J. Chávez (Ed.), Participación social: retos y perspectivas. (pp.75-90). México: Plaza y Valdez.

Galindo, Jesús. (2013). #Yosoy132: la primera erupción visible. México: Global Talent University Press.

López, Oscar. (2014-a). Transgresores de la convencionalidad: la participación política del movimiento #YoSoy132 de la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Tesis para optar el grado de Maestro en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara.

López, Oscar. (2014-b). La participación política del movimiento #YoSoy132 de la ciudad de Guadalajara, Jalisco. De las redes sociales (virtuales) a la calle. Una (des) obligada contextualización. En Unidad Sociológica, 1 (2), 11-19.

López, Oscar. (2015). Los movimientos sociales contemporáneos en la segunda década del siglo XXI y el uso de las Tecnologías de la información y la comunicación como práctica política. De las primavera(s) indignada(s) al #YoSoy132. En Vínculos, en proceso de impresión.

López, Oscar. (2015b). Del ya me canse al “vivos se los llevaron, vivos los queremos”. De La indignación a la movilización. Las manifestaciones (físicas y virtuales) en torno a la desaparición de los 43 estudiantes de la normal rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, México. Ponencia presentada en las XI jornadas de Sociología en la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Disponible en el siguiente link: http://jornadasdesociologia2015.sociales.uba.ar/wp-content/uploads/ponencias/598_470.pdf.

Marcial, Rogelio. (2015). Juventudes en Movimiento: #YoSoy132 y #TodosSomosAyotzinapa. Conferencia impartida en el coloquio: “Movimientos emergentes y nuevos escenarios político-sociales” acontecida en el Colegio de Jalisco.

Melucci, Alberto. (2002). Acción colectiva, vida cotidiana y democracia. México: Colegio de México.

Petersen, Germán. (2015). Movimientos sin agendas y agendas sin movimientos. Conferencia impartida en el coloquio: “Movimientos emergentes y nuevos escenarios político-sociales” acontecida en el Colegio de Jalisco.

Tarrow, Sidney. (1994). El poder en movimiento: los movimientos sociales, la acción colectiva y la política. España: Alianza Editorial.

Tilly, Charles y Wood, Lesley. (2009). Los movimientos sociales 1768-2008: de sus orígenes al Facebook. España: Editorial Crítica.



Vaquero, C. (2002). Movimiento estudiantil y cambios políticos en la España actual. La influencia del cambio en la época de la acción colectiva estudiantil. En R.M. Marugan, F.D. Jaime (Eds), Utopías y realidades: los movimientos sociales. (pp. 133-202). México: Editorial del Valle de México.

Recursos electrónicos:

  • “131 jóvenes de la IBERO”. En https://www.youtube.com/watch?v=P7XbocXsFkI. [Recuperado el 2 de julio del año 2015].

  • “Mensaje del comandante insurgente Moisés a los padres de los 43 normalistas desaparecidos”. En http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/11/15/palabras-de-la-comandancia-general-del-ezln-en-voz-del-subcomandante-insurgente-moises-al-terminar-el-acto-con-la-caravana-de-familiares-de-desaparecidos-y-estudiantes-de-ayotzinapa-en-el-caracol-d/. [Recuperado el 7 de julio del año 2015].

  • “Página del colectivo #SomosMásDe131”. En http://www.masde131.com/. [Recuperado el 7 de julio del año 2015].

  • “Video oficial de la canción Fin del grupo Jaguares”. En https://www.youtube.com/watch?v=kX_tHtst44I. [Recuperado el 07 de Julio del año 2015].



1 Licenciado en psicología, Maestro en Ciencias Sociales y candidato a Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara, Jalisco, México. Miembro del Padrón de Jóvenes Investigadores de la Universidad Autónoma de México (UNAM). Email de contacto: estratec2013@gmail.com y psic.lopez@hotmail.es.

2 Hacemos esta aclaración debido a que al igual que lo sucedido con otros movimientos sociales que han surgido en el Siglo XXI; el movimiento #YoSoy132 logró gestar sucursales en diversas partes del planeta. Ya no hablamos solamente de las regionalizaciones que se dieron en el seno del movimiento, por ejemplo, #YoSoy132GDL o #YoSoy132Guerrero, sino en otras ciudades de habla hispana como lo sucedido con el #YoSoy132Madrid o en regiones en donde la presencia de mexicanos o latinoamericanos es amplia como lo acontecido con el #YoSoy132LosAngeles.

3 Recomendamos una serie de textos que pueden ayudarnos a ampliar nuestro espectro analítico sobre el movimiento #YoSoy132 y que además hacen énfasis en su surgimiento. El primero de ellos es “#YoSoy132: voces del movimiento” del colectivo Desinformémonos (2012); el segundo es “#YoSoy132: la primera erupción visible” del filósofo mexicano Jesús Galindo (2013); y el tercero es un artículo de nuestra autoría que fue publicado para la revista argentina Unidad Sociológica y que llevó por título: “La participación política del movimiento #YoSoy132 de la ciudad de Guadalajara, Jalisco: de las redes sociales (virtuales) a la calle, una (des) obligada contextualización” (2014b).

4 Desde este momento y por cuestiones de economía en el texto usaremos la abreviación “TIC” cada vez que hagamos referencia a las Tecnologías de la Información y de la Comunicación.

5 Al término de esta ponencia aun se encontraba en imprenta un artículo que lleva por título “Los movimientos sociales contemporáneos en el siglo XXI y el uso de las Tecnologías de la Información y la comunicación como práctica política: de la(s) primavera(s) indignada(s) al #YoSoy132”. En éste hacemos una descripción detallada de las diferencias y similitudes existentes entre “La primavera árabe”, “Los indignados” y el “YoSoy132”. Saldrá para la revista mexicana “Vínculos” auspiciada por la Universidad de Guadalajara. Se sugiere su lectura.

6 Otra de las principales dificultades del movimiento radicó en la división del mismo en ciertos momentos de su desarrollo; por ejemplo, los alumnos de la IBERO o del Instituto de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) conformaban el colectivo #SomosMásDe131, mientras que los integrantes de la universidad pública o miembros de la sociedad civil conformaban los colectivos #YoSoy132. Aunque comúnmente actuaban a la par, ambos sostenían una relación autónoma en torno a sus actividades y “agenda”.

7 Por ejemplo el #YoSoy132 que surgió en Guadalajara, junto a las dos vindicaciones principales, también, abogaban por la “democratización de la Universidad de Guadalajara”, por los derechos de los indígenas Wixarikas y por la defensa de algunos pueblos como Temacapulín, entre otras tantas vindicaciones o luchas locales.

8 Por supuesto que existen otras muchas definiciones de participación política, pero por cuestiones de economía en el texto hemos considerado pertinente utilizar únicamente la que nos ofrecen Bobbio y Matteucci (1982). Por otro lado, este mismo carácter polisémico al que hace referencia Campos (2003), puede ser evidenciado en las concepciones de autores como Galeana y Sainz (2003), quienes nos ofrecen una interesante, pero complicada, comparativa entre el concepto de participación política, participación social, participación ciudadana y participación comunitaria. No es éste el espacio suficiente e idóneo para meternos a detalle en cada una de ellas.

9 Manuel Castells (1999) en su segundo tomo de “La era de información” adjudica este título al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Le nombra como la primera “Guerrilla comunicacional” y uno de los primeros, si no es que el primer movimiento social, en utilizar las tecnologías que se estaban gestado o popularizando por esa época (el año 1994): en específico el uso de computadoras y el acceso a Internet.

10 Dicho video puede verse en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=P7XbocXsFkI.

11 Consideramos que es necesario hacer cierto matiz en torno a lo que definimos como un “programa rígido”. Si bien, tanto el #YoSoy132 como su antecesor inmediato “Los Indignados”, tuvieron manifiestos que dejaban clara la postura de los sujetos que integraban a ambos movimientos. Estos no son plenamente pliegos petitorios o planes de acción o ruta. Les hemos entrecomillado, porque estos se iban modificando conforme se modificaba el propio accionar de los sujetos sociales. Eran todo menos una imposición. Flexible es la palabra ideal para denominar a estos programas o manifiestos.

12 Actualmente nos encontramos elaborando una tesis doctoral sobre este proceso. El proceso “movimiento social-partido político”. En este trabajo abordaremos el ejemplo de tres sujetos sociales en específico: Los Partidos piratas, el Partido X y Los Wikipartidos. Los tres tuvieron como germen un movimiento social y actualmente son una fuerza política que existe en diversas partes del globo terráqueo.

13 Al principio de esta ponencia advertíamos que algunos contenidos de este texto nos referían a un trabajo más extenso; una tesis para optar el grado de Maestro en Ciencias Sociales. Ocuparemos esta nota a pie para aclarar el cómo logramos formular esta concepción de participación política. Para ello utilizamos como herramienta metodológica la entrevista profunda semi-estructurada y recolectamos el discurso de 16 sujetos que conformaron al movimiento en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, México, en diversas etapas del mismo (hubo quien lo integró sólo por algunos meses, otros solamente fueron fundadores y otros aún continúan participando en él).

14 Esta canción forma parte de su segunda producción discográfica: “Bajo el Azul de tu misterio” del año 1999. El video oficial de la canción puede verse en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=kX_tHtst44I.

15 Estos mantienen activa una página web donde continuamente suben información relacionada con su accionar y el de otros colectivos: http://www.masde131.com/.

16 Nosotros hemos desarrollado una ponencia para las XI Jornadas de Sociología que se efectuarán en la Universidad de Buenos Aires que tiene como sujeto social de estudio al movimiento social que se generó a partir de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas. Lleva por título: Del #YaMeCansé al “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”. De la Indignación a la movilización: las manifestaciones (físicas y virtuales) en torno a la desaparición de los 43 estudiantes de la normal rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, México (López, 2015b). Se sugiere su lectura bajo el supuesto de que el lector esté interesado en conocer el contexto y la acción colectiva del movimiento #TodosSomosAyotzinapa. Se puede encontrar en el siguiente link: http://jornadasdesociologia2015.sociales.uba.ar/wp-content/uploads/ponencias/598_470.pdf.

17 El comunicado completo puede leerse en el siguiente link: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/11/15/palabras-de-la-comandancia-general-del-ezln-en-voz-del-subcomandante-insurgente-moises-al-terminar-el-acto-con-la-caravana-de-familiares-de-desaparecidos-y-estudiantes-de-ayotzinapa-en-el-caracol-d/. Éste data del 15 de noviembre del año 2014, en un encuentro que hubo entre la caravana de los padres de los 43 normalistas desaparecidos y la comandancia del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en el caracol de Oventik, en el Estado de Chiapas.

Catálogo: acta -> 2015 -> GT-19
2015 -> Congreso alas costa rica 2015
2015 -> La práctica pedagógica y la construcción de la subjetividad en el contexto de la escuela marginal urbana
2015 -> Responsable: Neftalí Secundino Sánchez
2015 -> Mobbing: el arte de provocar emociones negativas colectivas en contra de blancos particulares
2015 -> La violencia de género invisible: el Acoso Sexual Callejero
2015 -> Orientación disciplinar y representación de profesores y estudiantes de Magíster en cc. Ss, respecto su noción disciplinar en la Universidad de Chile y Pontifica Universidad Católica de Chile
2015 -> El cambio en el sistema de admisión de la Universidad Nacional de Colombia: un estudio de caso de la Facultad de Ciencias Humanas Brayan Alexis Rubio Fonseca
GT-19 -> Los sectores medios y su papel en los movimientos sociales Caso Perú
GT-19 -> Formarse y transformarse en la lucha social: ambientalismo costarricense y subjetividad política en la primera década del siglo XXI
GT-19 -> Autonomía Colectiva y radio Ciudadana


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad