434-cas-2007 sala de lo penal de la corte suprema de justicia



Descargar 34.01 Kb.
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño34.01 Kb.

434-CAS-2007
SALA DE LO PENAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: San Salvador, a las ocho horas con treinta minutos del día catorce de marzo del año dos mil once.
Los anteriores recursos de Casación han sido interpuestos, el primer por la Licenciada Silvia Del Carmen Parducci Abrego, en calidad de Agente Auxiliar del señor Fiscal General de la República impugnando la sentencia absolutoria a favor de los imputados Oscar René Arteaga Escamilla, Edwin Ernesto Hernández, José Mauricio Ramos Menjívar, Juan Carlos Quintanilla Ramos y Mario Obed Retana Peraza y el segundo, por el Licenciado Iván Prieto Valladares, en calidad de Defensor Particular del imputado Oscar René Arteaga Escamilla, contra la sentencia condenatoria, pronunciada por el Tribunal de Sentencia de Zacatecoluca, a las quince horas con cuarenta y cinco minutos del día quince de junio del año dos mil siete, por el delito de EXTORSIÓN, Art. 214 Pn., en perjuicio de la víctima denominada "FRANKLIN".

Habiéndose cumplido con todas las formalidades exigidas para la interposición de los recursos, previstas en los Arts. 406, 407, 421, 422 y 423 y 427 Pr. Pn. ADMÍTASE.

LEÍDO EL PROCESO; Y,

CONSIDERANDO:



I)Que mediante la sentencia dictada a las quince horas con cuarenta y cinco minutos del día quince de junio del año dos mil siete, el Tribunal de Sentencia de Zacatecoluca, resolvió lo siguiente:'"... POR LO TANTO: Con base en las consideraciones y a los artículos 2, 11, 12, 13, 14, 15, 172 y 181, de la Constitución de la República; 1, 2, 3, 4, 5, 17, 32, 33, 45, 46, 58, 63, 114, 115, 116, 214 y 345, del Código Penal; 1, 2, 3, 4, 5, 9, 10, 12 N° 1, 13 N° 9, 15, 20, con relación al 26 y al 28, 42, 43, 45 N° 3 literal "b", 53 N° 6 y 11, 130, 162, del 324 al 332, 336, del 338 al 342, del 345 al 354, del 356 al 359, 360, 361, 444, 448, 449 y 450, del Código Procesal Penal; y 43 de la Ley Penitenciaria; POR UNANIMIDAD EN TODO LO PLANTEADO, DELIBERADO Y VOTADO, SEGÚN LO PRESCRIBEN LOS ARTÍCULOS 356 Y 357 DEL CÓDIGO PROCESAL PENAL, EN NOMBRE DE LA REPÚBLICA DE EL SALVADOR, ESTE TRIBUNAL DE SENTENCIA FALLA: DECLÁRASE a OSCAR RENÉ ARTEAGA ESCAMILLA, de generales referidas al inicio de esta sentencia, PENALMENTE RESPONSABLE por el delito de EXTORSIÓN (Art. 214 Pn), en perjuicio de la víctima denominada "FRANKLIN". En consecuencia, CONDÉNASELE a la pena de DIEZ AÑOS DE PRISIÓN FORMAL; asimismo, se le condena por igual período, a la pena accesoria de inhabilitación absoluta en lo que se refiere a la pérdida de los derechos de ciudadano y a la capacidad para obtener toda clase de cargo o empleo público …”

II) Con relación a los dos recursos que se enuncian en el preámbulo cabe aclarar que, este Tribunal de Casación resolverá en primer lugar el presentado por la Licenciada Silvia del Carmen Parducci Abrego, Agente Auxiliar del señor Fiscal General de la República; y posteriormente, el del Licenciado Iván Prieto Valladares. Ahora bien, con relación al recurso de la Licenciada Parducci Abrego, se advierte que, ésta invoca un sólo motivo, por medio del cual sostiene: "... La errónea aplicación de la Sana Crítica en la valoración de la prueba, prevista en los Arts. 130, 162, 356 No. 4, del Código Procesal Penal. La aparente fundamentación de la sentencia fue deducida del testimonio de […], la cual a criterio de la representación (Sic) determinó un vicio que concluyó en un fallo absolutorio basado en una errónea aplicación de la sana crítica en la valoración de la prueba, por cuanto no se utilizaron correctamente las reglas de la psicología, pues no se toma en cuenta la situación mental del testigo, al momento de declarar éste mostró seguridad y expresó lo que el grupo de imputados realizó, no valorando el actuar de los procesados en su conjunto al final determinante para que el tribunal concluyera que "sólo se encontraban en el lugar, nada más", no fueron utilizadas correctamente las reglas de la experiencia, por cuanto el tribunal le merece crédito el dicho de […] cuando manifiesta que en la captura de los imputados participan éste junto con otros agentes policiales y éste en su deposición claramente manifiesta que los otros imputados se acercaron y rodearon el vehículo en el que éste se conducía al momento de la entrega del dinero, y que el imputado Arteaga Escamilla, no llegó sólo con esa finalidad, ya que expresa que las llamadas telefónicas que recibió le decía el sujeto que llamaba que iban estar otros cuidando la zona, lo que se deduce que todo el grupo era conocedor de la situación que iba darse y no era un caso fortuito estar en el lugar del hecho que fue en el momento que los capturaron, realizando el tribunal una valoración subjetiva de los hechos, sin analizar el contexto del resto de elementos de prueba ni las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que ocurre la flagrancia. Efectivamente, en ninguna parte de la valoración que el tribunal hizo existe un análisis objetivo de lo que el agente captor expresó y presenció de manera directa, pues lo que hace el tribunal es ubicarse en la posición del declarante y explicar lo que ellos hubiesen percibido en el lugar, sustituyen la percepción del declarante en un lugar, tiempo y circunstancias que desconocen personalmente, lo cual es violatorio del sistema de valoración de la prueba diseñado en el Código Procesal Penal. En resumen, según el tribunal los hechos establecidos son que el delito de Extorsión fue cometido únicamente por el enjuiciado Oscar René Arteaga Escamilla, no así el resto de personas de quienes sólo se estableció que se encontraban en ese lugar, nada más, sin embargo, no invoca la fuente probatoria que le ha dado sustento a tal afirmación. Es más, la sentencia impugnada carece de fundamentación probatoria descriptiva, (Sic) puesto que únicamente se dedica a enumerar los medios de prueba considerados, pero sin describir lo médular de su contenido y la valoración que hace el tribunal del mismo, circunstancia que por sí torna insuficiente la fundamentación al generar la imposibilidad de verificar en la sentencia misma ...".

Por otra parte, el Licenciado Iván Prieto Valladares, en su recurso de casación alegó lo siguiente: "... Que no se estableció de forma clara y sin lugar a dudas la participación del imputado en los hechos que se le atribuyen. La sentencia ha inobservado los Arts. 11 y 12 de la Constitución Política, relacionados con los Arts. 4 y 5 del Código Procesal Penal, bajo el Principio de Presunción de Inocencia, ya que al analizar los motivos que tuvieron los juzgadores para dar un veredicto de condena sólo se limitaron a manifestar que, con lo dicho por el testigo […], en el sentido de decir que fue el señor Arteaga a quien le entregó el paquete, basta para llegar al convencimiento como para dictar una sentencia condenatoria en contra del imputado, situación que es contradictoria con el resultado de la reconstrucción de los hechos y con lo declarado en vista pública por los testigos de descargo, de lo que se deduce claramente que la supuesta entrega del paquete jamás ocurrió y que al condenado lo detuvieron en circunstancias muy diferentes a las relacionadas por los agentes captores, ya que a criterio de la defensa y de todos los principios de la prueba, lo dicho por los testigos de descargo perfectamente es creíble y además fuera de todo vicio, ya que no sólo en la vista pública, lo han manifestado sino también en entrevistas tomadas en sede fiscal, y en la reconstrucción de los hechos, testigos que sin ningún interés han declarado, ya que a ellos les consta lo sucedido, por lo que considera el impetrante que, el tribunal de sentencia no valoró conforme a derecho corresponde el testimonio de los testigos de descargo, y que aquel supuesto marcado interés de parte de los testigos de descargo en ningún momento se puso de manifiesto en la Vista Pública, por lo que es totalmente procedente valorar y darle credibilidad a los testigos de descargo. Además, el impetrante manifestó que, la sentencia de mérito no cumple con los requisitos de motivación, pues no es expresa, ya que el tribunal sentenciador se limitó únicamente lo que ellos llaman de que se denotó la objetividad e imparcialidad y que a la luz de la lógica, y que no requerían mayor análisis para acreditarle el suficiente valor probatorio al testigo de cargo (Sic), el cual con lo manifestado se podía apreciar que éste mintió a todas luces en la vista pública al relatar cómo sucedieron los hechos. Asimismo, el recurrente expresó, que el tribunal omitió la prueba en virtud de los principios de la verdad real y de inviolabilidad de la defensa y contradicción, el juez debe de servirse de las pruebas recibidas en el debate para fundamentar su fallo, prueba de la cual ellos consideraron prescindir su valoración, ya que lo dicho por ellos no era relevante como fue la prueba testimonial de Flor de los Ángeles Escobar, y el señor Leónidas Joaquín Rivera Alvarenga. También expresa que no fue valorada la prueba documental que consistía en la reconstrucción del hecho; y por último, dijo el impugnante que, la motivación debe ser lógica, en lo relativo de la prueba (Sic) y determinada de los hechos demostrados por ellas; es decir la lógica, psicología y experiencia común, por lo que la defensa considera que con las pruebas presentadas por la fiscalía ésta no logra demostrar la participación del imputado ... ".

III) Al contestar el emplazamiento, el Licenciado Ricardo Alcides Portillo Marroquín, en su calidad de defensor particular, expresó lo siguiente: " ... El suscrito defensor considera que la sentencia dictada por el Tribunal de Sentencia de Zacatecoluca, ha sido dictada apegada a Derecho; ya que la Representación Fiscal, durante la fase de instrucción no logró romper el estado de inocencia del imputado Edwin Ernesto Hernández, puesto que no se comprobó fehacientemente la participación delincuencial del condenado en el delito por el cual fue acusado, al no haberse individualizado la participación del imputado en el delito que se le atribuyó ...".

IV) CONSIDERACIONES DE ESTE TRIBUNAL:

Del primer libelo impugnaticio se desprende que, la impetrante Parducci Abrego, ha recurrido de la sentencia de mérito esencialmente porque, los jueces del Tribunal A-quo hicieron una errónea aplicación de la sana crítica en la valoración de la prueba, pues no tomaron en cuenta la situación mental del testigo […], ya que al momento de declarar éste mostró seguridad y expresó lo que el grupo de imputados realizó, no valorando el actuar de los procesados en su conjunto final.

Ahora bien, esta Sala después de estudiar y analizar el referido recurso advierte que tal como consta en autos, dichos jueces sí valoraron la declaración del testigo agente […], destacado en Zacatecoluca en la Unidad Antiextorsiones de la Policía Nacional Civil, sin embargo, le restaron valor probatorio a tal declaración, en lo relativo a la participación de los demás imputados en el hecho que se les acusó y al respecto expresaron lo siguiente: "... Con esta declaración y concatenada con otra prueba que más adelante se relacionará queda clara la participación de Oscar René Arteaga Escamilla, pues fue éste quien directamente se dirigió a requerir el paquete conteniendo el dinero exigido mediante amenazas a la víctima y recibiéndolo materialmente, acción directa inequívocamente relacionada con el delito de Extorsión (...) Respecto del resto de enjuiciados, este testigo refiere que presenció que los mismos rodearon el vehículo en el que llegó al lugar, quienes fueron capturados inmediatamente después de que el primero recibiera el paquete conteniendo el dinero; es por ello que con este testimonio puede concluirse que en el operativo estos últimos fueron efectivamente detenidos posiblemente involucrados en el hecho, pero no aparece ninguna otra circunstancia, aparte de rodear el vehículo, de lo cual pueda colegirse que todos estaban concertados; que como se ha apuntado supra sabía en consecuencia que se realizaría la entrega del dinero, que por esa razón se avocó al lugar a retirarlo y se reafirma asimismo la conclusión dicha supra que los otros enjuiciados efectivamente estaban inmediatos en el lugar del hecho a la hora en que ocurrió, situación que lógicamente resultaba sospechosa, pues se puede advertir que de algún modo estaban relacionados en los hechos con Oscar René Arteaga Escamilla, por realizar acciones sospechosas; lo cierto es que esta última es una conclusión algo forzada puesto que el acta no resulta muy clara a ese respecto, de modo que con ello no puede reforzarse una conclusión que para tenerla establecida ya debía estar robustamente perfilada, respecto a que éstos sabían lo que ocurría; del acta no puede extraerse un tan solo elemento objetivo al respecto, más que una circunstancia de presencia, pero ninguna otra acción objetiva que así ayudara a confirmarlo, por lo que persiste la duda de que sus acciones fueran parte de la comisión del delito de Extorsión ...". De conformidad con lo anteriormente expuesto, se estima que, el tribunal A-quo valoró en forma integral la prueba que se ofreció durante la respectiva Vista Pública, ya que el mismo tribunal sentenciador concluyó que el dicho del testigo […] fue coherente y seguro a la hora de dar su declaración, respecto a la participación en el hecho por parte del imputado Arteaga Escamilla. Con relación a lo anterior este Tribunal, considera, tal como en forma reiterada se ha sostenido que el tribunal del juicio es libre en la valoración y selección de las pruebas que han de fundamentar su convencimiento, y en la determinación de los hechos que con ellas se demuestren, de ahí que la elección de las pruebas, mientras no sea ilegítima o ilógica, le pertenece a las atribuciones del juez de instancia, por lo que no es procedente acceder a su pretensión recursiva.

Asimismo, el Licenciado Iván Prieto Valladares, en su recurso expresó que, no se estableció de forma clara y sin lugar a dudas la participación del imputado en los hechos que se le atribuyeron; que el tribunal sentenciador no valoró conforme a derecho las declaraciones de los testigos de descargo.

Respecto a lo planteado por el referido impugnante, en lo relativo que no se estableció en forma clara la participación delincuencia) del mencionado imputado, se advierte que la afirmación del recurrente carece de fundamento, pues en la sentencia de mérito se enuncia claramente que, es con base en el dicho del testigo de cargo, de quien el tribunal afirma que declaró en fauna categórica y contundente, que se tuvo por establecida la existencia del delito y la participación delincuencia) del ahora condenado, en el mismo, constatándose que en la respectiva fundamentación no se observan razonamientos defectuosos o insuficientes, tal como lo sostiene el impetrante.

Por otra parte, el recurrente expresa que, el sentenciador no valoró las declaraciones de los testigos de descargo, al respecto este Tribunal advierte que, de la sentencia de mérito se desprende, que los juzgadores sí valoraron el material probatorio de descargo que se ofertó durante la respectiva vista pública, expresando con razones lógicas, coherentes y sistemáticas los motivos que tuvieron para brindarle o denegarle el valor probatorio al mismo, lo cual resulta ser suficiente para controlar el iter lógico de la sentencia que nos ocupa y determinar que no existe el reclamo ofertado por dicho recurrente.



Con base en las razones anteriormente expuestas, consideramos que los argumentos esgrimidos por los impetrantes no tienen el efecto dirimente para anular el fallo visto en casación, en consecuencia no es procedente acceder a la pretensión realizada por cada uno de los impetrantes, manteniéndose incólume el fallo que nos ocupa.

POR TANTO: Con base en las razones antes expuestas, disposiciones legales citadas y Arts. 357, 421, 422 y 427 Pr. Pn., en nombre de la República de El Salvador, esta Sala RESUELVE:

A) NO HA LUGAR A CASAR LA SENTENCIA DE MÉRITO IMPUGNADA, por el recurso alegado por la recurrente Licenciada Silvia Del Carmen Parducci Abrego en calidad de Agente Auxiliar del Fiscal General de la República.

B) NO HA LUGAR A CASAR LA SENTENCIA DE MÉRITO IMPUGNADA, por el recurso alegado por el impetrante Licenciado Iván Prieto Valladares en su carácter de defensor particular.

C) Vuelva el proceso al tribunal de origen para los efectos legales consiguientes.
Notifíquese.
R. M. FORTÍN-----M. TREJO--------GUZMÁN U. D. C.------ILEGIBLE--------RUBRICADAS.
Catálogo: DocumentosBoveda -> DOC
DOC -> 75-p-137 CÁmara de la cuarta sección del centro
DOC -> Vistos en apelación de la sentencia definitiva condenatoria
DOC -> ConmutacióN de la pena de siete años de prisión, impuesta a mdl
DOC -> Cámara segunda de lo penal de la primera sección del centro; San Salvador
DOC -> Se ha tramitado en contra de la imputada roxana marisol m. D. V
DOC -> Ts-204-2016. Tribunal de sentencia, san francisco gotera, departamento de morazan
DOC -> Ac tribunal segundo de sentencia de san salvador
DOC -> Tribunal segundo de sentencia: San Salvador, a las catorce horas del día cuatro de marzo de dos mil dieciséis
DOC -> Hurto agravado continuado tipificado y sancionado en el Articulo 07, 208 N° en relación con el 42 y 72 del Código Penal, en perjuicio patrimonial de la Universidad Modular Abierta –uma, represtada legalmente por el Licenciado M. A. C. M
DOC -> Agresión Sexual en Menor e Incapaz Continuada


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad