1 ¿Qué es la filosofía?



Descargar 0.81 Mb.
Página4/6
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño0.81 Mb.
1   2   3   4   5   6
nto preciso y amplio sobre una materia cualquiera, ésta deja de ser llamada filosofía y se convierte en una ciencia separada. Todo el estudio del cielo, que pertenece hoy a la astronomía, antiguamente era incluido en la filosoa; la gran obra de Newton recibe el nombre de Principios matemáticos de filosofía natural. De manera análoga, el estudio del espíritu humano que era, n recientemente, una parte de la filosoa, se ha separado actualmente de ella y se ha convertido en la ciencia psicológica. Así, la incertidumbre de la filosofía es más aparente que real: los problemas que son susceptibles de una respuesta precisa y amplia se han colocado en las ciencias, mientras que los que no lo hacen, quedan formando el residuo que llamamos filosoa.
Bertrand Russell, Los problemas de la filosoa

7.2 Filosofía y religión



También hay que distinguir entre filosofía y religión. La religión es una creencia subjetiva, basada en la fe, y se funda en una verdad revelada y en unos textos sagrados. En tanto que creencia personal, es muy respetable. Ahora bien, a diferencia de la filosofía, la religión no se basa en el valor único de la razón. Pretende dar respuesta a muchas de las mismas preguntas que interesan a la filosofía –sobre el origen del universo, de la vida y del ser humano, las leyes del comportamiento moral, etc.-, pero la fe choca frontalmente con los valores de la racionalidad propios de la filosofía y la ciencia.

8 ¿Para qué sirve la filosofía?

Empecemos haciendo una aclaración importante. Es verdad que las afirmaciones filosóficas no se pueden contrastar con la realidad a través de ningún experimento. Esto se debe a que la perspectiva en la que se sitúan no lo permite. Ahora bien, esto no quiere decir que no sean racionales. Las afirmaciones filosóficas son racionales en la medida en que se apoyan en argumentos, desde el momento en que quien las mantiene es capaz de dar las razones de por qué piensa de esa determinada manera. No admitir esto supone dejar fuera del ámbito de la racionalidad los temas que más interesan a los seres humanos.

Existe un opinión muy extendida, según la cual, la filosofía carece de utilidad. La clave está en lo que entendemos por utilidad. Si se entiende lo útil como aquello que puede producir un beneficio, como aquello que puede satisfacer una necesidad humana, y se piensa que los seres humanos solo poseemos necesidades materiales, entonces la filosofía carece de utilidad. No sirve para producir coches o lavadoras, ni contribuye a descubrir vacunas que ayuden a prevenir enfermedades. Para estas tareas, solo son útiles las ciencias, o, para ser más precisos, las técnicas que derivan de ellas.

Pero nuestras necesidades no son solo materiales y la filosofía nos es útil para satisfacer algunas de esas necesidades no materiales.

Un ejemplo bastará, para entender esto: uno de los mayores problemas que plantean las ciencias en la actualidad proviene del grado de desarrollo alcanzado, que les lleva, en ocasiones, a intentar orientar la vida humana sin someterse a ninguna instancia distinta a ellas mismas. Con respecto al desarrollo genético, por ejemplo, hay científicos que piensan que el hecho de que técnicamente se pueda hacer algo significa sin más que hay que hacerlo, que si se puede técnicamente, se puede de todas las maneras. Pues bien, la filosofía, al realizar la crítica de los supuestos de las ciencias y reflexionar sobre su método de trabajo y sobre el tipo de conocimiento que proporcionan, es la única que puede impedir que cada una de ellas, desde su parcela, intente organizar la vida de los seres humanos.



La persona que no tiene ninguna inquietud filosófica va por la vida prisionera de los prejuicios que derivan del sentido común, de las creencias habituales de su tiempo y de su país y de las que se han desarrollado en su espíritu sin la cooperación ni el consentimiento de su razón.

La filosoa, aunque incapaz de decirnos con certeza cuál es la verdadera respuesta a las dudas que suscita, es capaz de sugerir diversas posibilidades que ampan nuestros conocimientos y nos liberan de la tiranía de la costumbre. La filosofía debe ser estudiada, no por las respuestas concretas a los problemas que plantea, ya que, en general, ninguna respuesta precisa puede ser considerada como verdadera, sino más bien por el valor mismo de los problemas; porque estos problemas ampan nuestra concepción de las cosas que son posibles, enriquecen nuestra imaginación intelectual y disminuyen la seguridad dogmática que cierra el espíritu de investigación.
Bertrand Russell, Los problemas de la filosoa

En definitiva, la filosofía, entendida como actividad reflexiva, posee una doble utilidad social y personal.



Podríamos decir que es vital aprender a filosofar. Filosofar quiere decir aquí: argumentar con rigor, clarificar conceptos y captar relaciones, tener sentido crítico, ser capaz de encontrar alternativas, saber dialogar, defendiendo razones. A como en un contexto físicamente agresivo es bueno estar dotado de técnicas de defensa personal, en un contexto ideológicamente agresivo es conveniente estar bien equipado con recursos o técnicas intelectuales de defensa. Tales cnicas tendrían que ser conocidas por todos los ciudadanos, puesto que todos ellos se hallan sometidos a presiones y a tentaciones ideológicas. Se ha de aprender a desenmascarar las tentaciones y a resistirlas intelectualmente, es decir, a examinar las consecuencias y a elaborar alternativas. En un mundo en el cual muchos se erigen en expertos tutores de los otros, en el cual la opinión pública tiene una función adoctrinadora y la publicidad pretende comprar voluntades con un seductor y engañoso lenguaje, la filosofía es muy poca cosa, si no llega a ser un eficiente equipo intelectual de defensa personal.

Ahora bien, cabría preguntarse: ¿necesitamos del filósofo profesional para lograr esto? ¿No es algo que debe hacer cada uno por su cuenta?



Para responder a esta pregunta, vamos a recurrir a las opiniones de dos ilustres filósofos: Immanuel Kant (s. XVIII) y Karl Popper (s. XX). Como filósofo ilustrado, Kant considera que nadie puede pensar por otro, pero, al mismo tiempo, cree que hay que enseñar a pensar -que no es lo mismo que enseñar qué es lo que debemos pensar. Popper, por su parte, aunque reconoce que la filosofía es una tarea que incumbe a todos, considera que ciertos temas requieren un estudio complejo, un debate experto y a ello algunos dedican su esfuerzo, con el interés de orientar a la humanidad:

Todos los hombres y todas las mujeres son filósofos, o se podría decir que si ellos no son conscientes de tener problemas filosóficos tienen, en cualquier caso, prejuicios filosóficos. La mayoría de estos prejuicios son teorías que los humanos inconscientemente dan por hechas o que han absorbido de su ambiente intelectual o de la tradición.

Como no muchas de estas teorías se sostienen conscientemente, constituyen prejuicios en el sentido que se sostienen sin un examen crítico, incluso teniendo en cuenta que pueden ser muy importantes para las acciones prácticas de la gente y para toda su vida.

Una justificación de la existencia de la filosofía profesional está en el hecho de que los hombres necesitan que haya alguien que examine críticamente estas teorías tan extendidas e influyentes.

Por tanto, podríamos concluir diciendo que es bueno e incluso necesario que alguien nos enseñe a pensar, a pensar bien o mejor; pero no a pensar concretamente esto o lo otro, sino a pensar a secas, a ejercitarnos en la tarea de reflexionar acerca del mundo que nos rodea y acerca de nosotros mismos. Y ese alguien puede ser el filósofo profesional. Luego, como consecuencia del ejercicio del pensamiento, acabaremos defendiendo una postura u otra respecto a los diversos temas. Pero ese es ya asunto de cada uno de nosotros, no del filósofo profesional.

9 ACTIVIDADES



  1. Buscar los mitos de Prometeo y Pandora

Comentario para la actividad:
Los mitos de Prometeo y Pandora explican el origen de la humanidad y la aparición del mal en el mundo. Prometeo, benefactor de la humanidad, comprueba que los animales estaban más armónicamente provistos que los hombres (desnudos, descalzos y desarmados). A fin de equiparlos mejor, robó a Zeus el fuego, recurso que hace posible la habilidad cnica, y se lo dio a los humanos. De este modo, estos adquirirían las artes útiles a la vida. Pero Zeus, temiendo que los humanos llegaran a ser demasiado fuertes y sabios, se enfurec por el don que Prometeo les había otorgado, y, a cambio, creó un regalo portador de desgracias: Pandora, la primera mujer. A Pandora le fue dada una jarra llena de males, los males que afligen la vida de los hombres (el relato bíblico de Adán y Eva contiene las mismas connotaciones en los roles masculino y femenino).

Los mitos tienen poder explicativo. Constituyen el inicio de un proceso intelectual. Prometeo y Pandora pueden simbolizar las dos caras de la situación humana: el bueno y positivo -que todos tenemos-, y las inevitables contrariedades que nos acompañan. El mito, creado en una sociedad de creciente machismo, puso en la mujer el origen del mal. El progreso intelectual llevará a cuestionarse esta explicación interesada.

El logos o discurso racional pretende explicar que la naturaleza está sometida a sus propias leyes necesarias y no depende de la voluntad de los dioses. Estudiándola, hallaremos respuesta a lo que antes explicábamos con el mito.




  1. Actividad sobre el paso del mito al logos

Comentario:



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad