1-la teoría conductista y el aprendizaje



Descargar 238.94 Kb.
Página1/8
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño238.94 Kb.
Vistas397
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8

Universidad de Integración de las Américas

Seminario temático III: Estrategias de Enseñanza y Aprendizaje



Unidad I



1-LA TEORÍA CONDUCTISTA Y EL APRENDIZAJE.
El estudio sobre el conductismo se desarrolló en el siglo XX en los EE.UU a partir de los trabajos de Skinner y Bandura, quienes toman como antecedente las teorías sobre el condicionamiento clásico propuesta por Pavlov en la antigua Rusia y las teorías de Thorndike, en EE.UU, quien generalizó sus estudios sobre el aprendizaje de los animales al aprendizaje humano.

Los conductistas definen el aprendizaje como una modificación relativamente permanente de la conducta observable, en término de experiencia o práctica.

El aprendizaje de los alumnos depende de los estímulos que da el docente los cuales deben realizarse en el momento oportuno para obtener así las modificaciones conductuales deseadas asegurar el logro de los objetivos propuestos. Un estímulo es un acontecimiento u objeto que puede percibirse o experimentarse gracias a uno o más de uno de los sentidos.


Evolución de la teoría estímulo-respuesta
La explicación del aprendizaje por parte de los defensores de la teoría estímulo-respuesta, tiene una interesante historia. En 1927 Iván Pavlov, describía como se podía utilizar un estímulo- (sonar campana), para lograr que los perros manifestaran, como respuesta, una respuesta tan poco usual como la salivación. En los años 30 los psicólogos experimentales acudieron con frecuencia a encerrar animales en jaulas para estudiar como se comportaban de acuerdo a diversas situaciones a que se les sometía. Gracias a ellos se descubrieron muchos de los principios básicos referentes a las relaciones entre estímulos y respuestas, principios que más tarde, demostraron su utilidad para modificar la conducta humana. En los años 60, varios psicólogos clínicos y escolares empezaron a emplear técnicas de estímulo-respuesta en centros de salud mental, en clínicas, en aulas.

En los años 70, estas técnicas fueron aceptadas por su valor preventivo y eficacia en el tratamiento y en la corrección de problemas de conductas.


El condicionamiento clásico (Pavlov)





Él: comida (estímulo condicionado))) incondicionado


Repetir





El condicionamiento clásico es el proceso por el que se logra que una conducta, que originalmente se producía a continuación de un acontecimiento, se produzca a continuación de un acontecimiento diferente.

El paradigma de condicionamiento clásico ha sido utilizado, en un sentido más amplio como marco de referencia de cualquier situación de aprendizaje que implique la sustitución de un estímulo por otro, sea o no la respuesta original una respuesta incondicional. La siguiente actividad escolar se sirve del condicionamiento clásico o sustitución de estímulos. Un profesor del primer ciclo de enseñanza primaria muestra una cartulina con el dibujo de una hoja de planta y pregunta: ¿Qué es esto? Es probable que un niño conteste: “Una hoja de planta”. Una vez que el niño ha identificado correctamente diferentes tipos de hojas de planta, el profesor puede empezar a enseñar las palabras que designan a las hojas. Así puede mostrarle una tarjeta en la que aparezca escrita la palabra hoja y preguntar: ¿Sabes qué palabra es ésta? Si el niño no logra dar la contestación correcta, el profesor le enseña una hoja de planta y logra de esa forma que el niño responda “hoja”. Después de repetidos ensayos, juegos y ejercicios que supongan el uso de tarjetas y de hojas de planta, el profesor solo le mostrará al niño las tarjetas y obtendrá las mismas contestaciones que recibía antes, al presentar la cartulina con dibujos de hoja de planta. Este ejemplo es una muestra de cómo un niño aprende las palabras que designan las hojas mediante la sustitución de estímulos o condicionamiento clásico, en un sentido amplio del término. En la figura 1.1 se muestran los tres pasos básicos que siguen en el proceso de condicionamiento clásico. El paso 1 consiste en la asociación del estímulo original (cartulina con el dibujo de la hoja) y la respuesta original (el nombre de la hoja). El paso 2 supone la asociación del estímulo original (cartulina con el dibujo de la hoja) y un estímulo sustitutorio (tarjeta) con la respuesta original (la palabra hoja). El paso 3 implica la asociación del estímulo sustitutorio (tarjeta con la palabra hoja) con la respuesta original (nombre de la hoja).
En el paso 2 de la figura 1.1, se puede considerar que la respuesta está sufriendo un proceso de modificación. Al principio es probable que el niño preste mayor atención a la cartulina con dibujo de la hoja que a la tarjeta. Al objeto de conseguir lo contrario, es importante que el profesor presente primero la tarjeta, haga a continuación una breve pausa y muestre después la cartulina, así hasta que consiga la respuesta correcta al presentar solamente la tarjeta. Con repetido emparejamiento de la tarjeta con la cartulina con el dibujo de la hoja aumenta la atención que el niño presta a aquella y finalmente, se alcanza el paso 3. El número de repeticiones necesaria del paso 2 dependerá de edad o del nivel de desarrollo evolutivo del sujeto, así como de la complejidad de la tarea.




Estímulo 1

Lleva a

Hoja



Estímulo 1+ Estímulo2

Hoja

Paso 1

Paso 2

Lleva a

Hoja



Estímulo 2

Hoja

Lleva a

Paso 3

Hoja



Hoja




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos